Review del Realme 6i

Es evidente que con la nueva familia Realme 6 (ver comparativa de modelos), la compañía pretende poner toda la carne en el asador, dado que es el rango de precios que, a priori, más ventas va acaparar en 2020 y Realme no quiere quedarse fuera. 

Sus precios varían entre los 179 € del Realme 6i aquí analizado y los 329 € del Realme 6 Pro, con el Realme 6 a medio camino entre ambos a un precio de 229 € y una gran variedad de configuraciones diferentes entre las que elegir, ya sea por RAM o almacenamiento.

Económicamente, por debajo del 6i todavía encuentras el Realme C3 de 139 € y el Realme 5i de 159 €, pero con diferencias notables. De hecho, nos atreveríamos a decir que el Realme 6i es el único que llega a ofrecer una batería de 5.000 mAh en esta gama económica de precios. 

Diseño y calidades

Físicamente las dimensiones de los tres modelos que pertenecen a la serie 6 son muy similares en este sentido, puesto que el tamaño de pantalla es el mismo en todos ellos de 6,5 pulgadas. 

Puedes adquirirlos en blanco crema (el aquí analizado), o en té verde, con acabados de plástico en policarbonato y rayas verticales que le otorgan cierto efecto de realce del teléfono en lugar de optar por un color plano. 

También el peso es muy similar. Sin llegar a superar los 199 gramos, hay que reconocer que no son de los más ligeros del mercado. El grosor es algo considerable, todos ellos de 8,9 mm, debido a la forma de implementar el conjunto de cámaras, que sobresale notablemente de su trasera. 

Los materiales para sus acabados están en la línea de poder afrontar bien el paso del tiempo, con una trasera de plástico pulido de color blanco crema o té verde que hace que el agarre del 6i tenga cierto grip, además de evitar la aparición de huellas dactilares. 

A diferencia del Realme 6 y Realme 6 Pro que cuentan con sensor de huellas dactilar lateral situados sobre el botón de activación de pantalla, el 6i mantiene todavía el sensor en la parte central de su trasera, ubicación que favorece su uso con el dedo índice de una manera natural. 

Ya en el lateral izquierdo junto a la doble botonera de volumen, detectamos una ranura de tarjetas para albergar doble SIM y la bandeja de tarjetas microSD, con posibilidad de utilizar todas ellas a la vez sin tener que prescindir de alguna de estas opciones. 

Llama la atención como este modelo de gama de entrada ya dispone de conector de tipo USB C, algo que elogiamos. Algunos otros fabricantes todavía lanzan al mercado teléfonos dentro de esta gama con conector micro USB con el fin de ahorrarse algo de dinero. 

Pantalla y sonido

La pantalla de 6,5 pulgadas es el apartado que más recortes sufre frente a su modelo superior Realme 6, por lo que si lo tuyo es ver series desde el móvil, te diríamos que te rasques el bolsillo y optes por el modelo superior, lo que te supondrá solo 40 € más. 

El aquí comentado 6i tan solo soporta una resolución HD+ de 1600 x 720 píxeles con niveles de brillo aceptables en situaciones normales, pero a la que le pasa factura si tienes que leer la pantalla cuando incide la luz solar a plena luz del día. 

Tampoco los ángulos de visión del panel son todo lo amplios que desearíamos ver en un móvil. La cámara frontal cuelga en forma de gota de agua en la parte central de la pantalla, una alternativa menos satisfactoria que las perforadas, pero válida para esta gama. 

En lo que a audio se refiere, la gran noticia es que dispones de conector mini-jack de 3,5 mm para usar unos auriculares estándar. Dispone además de RadioFM pero sin emisor de IR, algo a lo que otras marcas como Xiaomi parecen mantenerse fieles. 

Cuatro cámaras con concesiones

Partimos del hecho de que se trata de un teléfono económico, lo cual no impide que puedas obtener buenos resultados de sus cámaras, especialmente si basas tus capturas en la principal de 48 MP y con buenas condiciones de iluminación, como puedan ser exteriores. 

Los colores muestran una gran viveza e intensidad, y aunque buscamos situaciones de gran exposición para poner a prueba al sensor, conseguimos buenos enfoque de imágenes sin que la imagen llegue a quemar a la primera de cambio. 

Las fotos en modo noche son con las que peor resultados obtuvimos de manera que tendrás que probar diferentes formas y modos de captura para obtener un resultado que te satisfaga. 

Con la lente macro de 2 MP y apertura f/2,4 también es posible recoger buenos detalles. Pero no esperes que al ampliar la escena o hacer recortes de zonas, sigas teniendo una fotografía de gran calidad, ya que el ruido enseguida se hace visible. 

La cámara de gran angular te permitirá ampliar la escena de forma considerable hasta unos 119 grados para recoger mayor información. Dentro de la gama económica, tener esta opción es interesante, puesto que te permitirá subir fotos con otra perspectiva a tus redes sociales, con un aceptable valor HDR. 

Por su parte, la interfaz de la cámara permite saltar rápidamente entre dos modos de zoom diferentes de x2 y x5, de manera que puedas emular el funcionamiento que ofrecería una lente con teleobjetivo. El resultado aquí es poder aplicar un zoom digital aceptable. 

La cámara frontal para selfies nos sorprendió gratamente en los resultados, con un modo retrato al que podrás aplicar en vivo ciertos efectos especiales como el hecho de agrandar ojos, reducir nariz, ajustar mentón, o incluso reducir cara. Una pulsación sobre ‘Natural’ te permite resetear los ajustes rápidamente. 

Este tipo de sensores de calidad justa, dependen muy mucho de tener una buena iluminación y condiciones de luz. Un selfie realizado en interiores sacó a relucir ciertas carencias que no habíamos encontrado con la fotografía en el exterior.

Con respecto a los vídeos, tenemos calidad 1080p a 30 fps con un estabilizador de imagen que deja mucho que desear. A pesar de mantener la mano lo más firme y estática posible, las escenas al ser reproducidas posteriormente, vibraban con facilidad. 

Rendimiento y gráficos

El mensaje aquí de Realme es que aunque se trata de un móvil económico de gama de entrada, no deja de lado a los amantes de los juegos en el móvil, garantizando que ofrece rendimiento suficiente para los títulos exigentes.

Y es que aunque su procesador no es un Snapdragon de Qualcomm (opta por integrar el octa-core Helio G80 de MediaTek) sus 2 GHz de velocidad y la gráfica Mali G-52 parecen estar a la altura de las circunstancias, como es posible observar en la gráfica benchmark

Destacar aquí que nuestras pruebas las hemos llevado a cabo con la configuración que dispone de 4 GB de memoria RAM y 128 GB. Conviene tenerlo en cuenta dado que existe otra edición inferior con 3 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, menos recomendable. 

Autonomía

El apartado de batería es sin duda uno de los puntos fuertes del Realme 6i y uno de los motivos principales por los que deberías optar por él si lo que te preocupa en tu día a día es tener autonomía suficiente por el uso intenso que le das a tu móvil. 

Con una capacidad más que suficiente de hasta 5.000 mAh, y el hecho de que su pantalla no soporta resoluciones altas (se queda en calidad 720p), la eficiencia energética es alta y no hay consumos desmesurados que puedan estar asociados a sus componentes.

Esto hace que con las pruebas de batería de GeekBench obtuvieramos una alta puntuación de 5980, con un tiempo de 9 horas y 58 minutos, unos tiempos que trasladados a la vida real harán que puedas llegar a superar los dos días de uso en condiciones normales y sin problema alguno. 

La carga rápida del 6i es de 18 W de tipo Vooc Flash Charge. No es equiparable a los tiempos manejados por los modelos superiores que llegan a admitir hasta 65 W (es el caso del Realme X50 Pro) pero sí te permite alcanzar el 50 % de carga en 72 minutos y la carga completa en 2 horas y media. 

Software con Realme UI

Es evidente que en esta nueva remesa de móviles Realme del año 2020, la capa de personalización Realme UI que corre sobre Android 10 ha mejorado enteros al ser más ligera y liviana estéticamente y con pocas aplicaciones que tener que descartar tras su puesta en marcha.

La interfaz va fluida a pesar de no tratarse de un smartphone con prestaciones avanzadas, sin apenas presentar retardos notables al saltar entre aplicaciones o moverte por los ajustes del sistema. Con el navegador, al hacer scroll, puede que notes cierta falta de respuesta, pero nada destacable. 

Realme va por buen camino al incluir un espacio de juegos, introducir el modo noche en la visualización, y en definitiva, poco a poco emular aspectos que otros como Xiaomi o OnePlus ya estaban llevando a cabo. 

Precios y configuraciones

El precio oficial del modelo Realme 6i aquí analizado con 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento asciende a 179 €, con lo que si encuentras el de menos cantidad de memoria RAM es probable que su precio sea inferior, aunque no te lo recomendamos. 

Son 20 € más que el modelo Realme 5i de 159 €, y sin duda alguna, solo por el extra que aporta su gran batería merece la pena la inversión. De hecho, nos atreveríamos a decir que el Realme 6i es el único que te brinda 5.000 mAh a un precio tan sumamente económico. 

Veredicto final

Como hemos visto, su hermano mayor Realme 6 es mucho lo que ofrece por apenas 40 € más, especialmente si lo que realmente te importa es el apartado de la pantalla, con una calidad FHD+ y frecuencia de refresco de 90 Hz, algo impensable hace unos meses en este rango de precios.

Sin embargo, el perfil de usuario para el Realme 6i parece estar dirigido a todos aquellos a los que les vale con una calidad de pantalla HD+ sin grandes pretensiones, para obtener a cambio todo el beneficio de una una autonomía sorprendente que hará que te olvides de la carga durante días. 

No debemos olvidar que frente a otros modelos de la competencia dentro de este rango de precios, como pueda ser el Redmi Note 9s, el Realme 6i sí dispone de tecnología NFC para poder llevar a cabo pagos móviles entre otras opciones. 

Somos muy fan de esta tecnología, especialmente en esta época en la que vivimos en la que los pagos sin contacto han subido considerablemente en detrimento de tener que usar monedas o billetes en establecimientos. 

Especificaciones

  • Pantalla de 6,5 pulgadas y calidad HD+ a 1600 x 720
  • Procesador MediaTek Helio G80
  • Gráficos Mali G-52
  • Memoria RAM de 3 y 4 GB
  • Almacenamiento de 64 y 128 GB
  • Cámaras:
    • Cámara principal de 48 MP (f/1,8) 
    • Ultra gran angular de 8 MP (f/2,3) 
    • Macro de 2 MP (f/2,4)
    • Lente monocromo (f/2,4)
    • Frontal o selfie de 16 MP y (f/2.0)
  • Triple bandeja para Dual SIM y microSD
  • Conectividad wifi 802.11b/g/n, bluetooth 5.0 y NFC
  • Lector de huella dactilar en parte trasera
  • Batería de 5.000 mAh con carga rápida de 18 W
  • Dimensiones de 164,4 x 75,4 x 9 mm
  • Peso de 199 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo