Review del Nokia 8.3 5G

El Nokia 8.3 5G se presentó inicialmente como el primer teléfono inteligente 5G de Nokia en marzo de 2020, pero el gigante de los teléfonos inteligentes ha tardado meses en comenzar a comercializarlo. 

De esta forma, el terminal fue innovador a principios de año, pero desde entonces, hemos visto revelaciones de gran repercusión como el OnePlus Nord, el Pixel 4A o incluso el iPhone SE dentro de esta gama. Entonces, ¿Es el Nokia 8.3 5G todavía competitivo en la gama media? 

Con una pantalla grande, cámaras diseñadas por Zeiss y una batería que dura todo el día, ciertamente hay mucho que nos gusta del Nokia 8.3 5G, pero no es la experiencia perfecta para un teléfono inteligente. 

Diseño nórdico llamativo

Partimos del hecho de que el Nokia 8.3 5G no es radicalmente diferente en diseño a otros modelos Nokia de los últimos años, pero eso no es algo malo. Con su diseño de teléfono nórdico, el Nokia 8.3 5G es simplista a la vez que brinda una sensación más premium del teléfono. 

La parte trasera del teléfono llama la atención, con su respaldo de vidrio protegido por 3D Gorilla Glass de Corning, que se suma a la sensación premium a la vez que mantiene el efecto de refracción de la luz.  

La compañía ha intentado recrear el efecto de la aurora boreal en la parte posterior del teléfono inteligente. No es tan impresionante como ver el efecto en directo y en persona, pero la refracción de la luz es única y llamativa, con un efecto diferente cada vez que mueves el terminal.

Nokia elimina en esta ocasión la presencia de la huella dactilar de su parte trasera central, pero aún así encontrarás una unidad de cámara circular que sobresale de la superficie del terminal. Los acabados son más atractivos que en generaciones anteriores. 

El Nokia 8.3 5G tiene un puerto USB-C para la carga, un conector de auriculares de 3,5 mm, botón de encendido en el lateral con escáner de huellas integrado y la inclusión de un botón dedicado para lanzar el asistente de Google. 

Discrepamos de que sea necesario ofrecer un botón dedicado para dicho fin, más si no se trata de un modelo de Pixel de Google, con el aliciente de que no podrás reasignar el uso que hagas del botón, por ejemplo, para poder abrir la función de cámara. 

Pantalla

Partimos de que es un móvil con pantalla grande. En concreto, con diagonal de 6,81 pulgadas, lo que lo hace más grande incluso que el iPhone 12 Pro Max. La relación de aspecto es de 20:9 con lo que es algo más fácil de manejar con una sola mano. 

No obstante, es una pantalla casi sin marcos, con una resolución FullHD+ de 2400 x 1080 píxeles y la tecnología PureDisplay de Nokia. Es un punto fuerte, con visualización vibrante y una reproducción del color precisa. 

Los teléfonos Nokia han tenido durante años la tecnología exclusiva para modificar el tono de color a través de la aplicación de ‘Configuración’. Aunque no es tan efectiva como la frecuencia de refresco de pantalla que ahora tienen muchos, es una  buena implementación. 

Aprobado en rendimiento 

Bajo el capó del Nokia 8.3 5G encontramos el procesador Snapdragon 765G de Qualcomm junto a una cantidad de 6 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento. También lo encontrarás en configuración de 8 y 128 GB respectivamente, según la variante. Contamos con lector de microSD para la ampliación. 

Aunque no se trata del más avanzado Snapdragon 865 o 865+, presentes en los móviles buque insignia de 2020, hemos visto que el 765G no deja de ser un gran procesador en teléfonos como el OnePlus Nord, el Motorola Edge, o el recién llegado OnePlus 8T. 

Consulta el artículo sobre los 10 mejores smartphone del año.

Este chip también proporciona de serie la conectividad 5G y compatibilidad con las modalidades NSA / SA y DSS 5G. No debería entonces sorprendernos que funcione sin problemas en cualquier zona geográfica. 

Esta potencia le otorga rendimiento suficiente para grabar vídeo 4K, jugar a un juego rápido de tipo Call of Duty Mobile, o llevar a cabo diversas tareas de forma simultánea. Nokia confía en sus capacidades al incluir un editor de vídeo para imágenes en 4K que funciona muy bien. 

Esto lo corroboran algunos de nuestros puntos de referencia tomados de las pruebas benchmark, donde comprobamos que no es un nivel buque insignia, pero ciertamente es suficiente para que el uso que hagan del mismo la inmensa mayoría de usuarios. 

Autonomía

La duración de la batería es un área en el que Nokia suele sobresalir por regla general, y eso no parece cambiar en el nuevo modelo Nokia 8.3 5G, que tiene una capacidad de 4.500 mAh con un tamaño decente que te permitirá afrontar un día completo de uso. 

No tiene la potencia suficiente como para durar más allá de dos días completos de uso antes de recargarla, pero son buenos tiempos. Ciertamente tendrás mayor tiempo de uso que el que pueda tener un usuario con un iPhone SE de precio similar. 

Cuando llega el momento de cargar, el soporte de carga rápida de 18 W del Nokia 8.3 5G ayuda a hacerlo rápidamente. Logramos alcanzar el 34 % de carga en poco más de media hora utilizando el cargador suministrado por Nokia, algo que está lejos de lo que ofrecen los teléfonos OnePlus o Realme. 

Tampoco hay carga inalámbrica disponible, pero eso no es una sorpresa en este rango de precios: prácticamente solo el iPhone SE ofrece carga inalámbrica a un precio de menos de 500 €. 

Cuando se trata de conectividad, con el Nokia 8.3 5G obtienes conectividad celular 5G junto con Bluetooth 5.0, Wi-Fi 802.11 a / b / g / n / ac y compatibilidad NFC para usar junto a aplicaciones de pago como Google Pay.

Fotografía

Ya hemos mencionado las bondades de la pantalla del Nokia 8.3 5G, pero el enfoque real aquí está en la configuración de la cámara. La estrella del espectáculo es un sensor Zeiss Optics de 64 MP, completo con una apertura de f / 1.89. 

No es la primera vez que Nokia se asocia con Zeiss en las cámaras de los teléfonos inteligentes, pero esta es una mejora notable en la lente que se presenta en modelos como los que ya vimos en años anteriores, el Nokia 9 PureView (ver review). 

Las fotos tomadas por la cámara principal son precisas y con gran viveza en los colores, además de garantizar una exposición uniforme. También hay detalles notables en las áreas sombreadas. 

Es lo suficientemente rápido para garantizar una buena experiencia en el hecho de apuntar y disparar, aunque el HDR tarda una fracción de segundo en procesarse, y eso puede convertirse en una imagen fantasma si estás tomando una foto de un sujeto que se mueve muy rápido. 

Aún así, cuando se usa de forma apropiada, el HDR que se ofrece mejora significativamente el rango dinámico de las fotos, capturando detalles tanto en áreas claras como en aquellas más oscuras y con menos luminosidad.

Algo similar ocurre con la cámara ultra gran angular secundaria de 12 MP y 120 grados. Aunque no es tan capaz como la principal, el efecto de gran angular es impresionante y no hay una distorsión notable a diferencia de algunos competidores a este precio. 

Las fotos son igual de vivas y todavía hay un gran nivel de definición. También encontrarás una lente macro de 2 MP para tomar imágenes de primer plano a 4 cm de distancia, y un sensor de profundidad de 2 MP para ayudar a mejorar la precisión de capturas en modo Retrato. 

Si bien, este último tiene un beneficio discutible, la macro de 2 MP, como las de casi todos los móviles de rango medio, juega un papel insignificante en la configuración de la cámara, con una disminución notable en la calidad frente al resto de sensores. 

También se pueden capturar fotografías con poca luz, gracias a los dotes de 2,8 μm en el sensor principal, y hace un trabajo sorprendentemente decente. 

No está al mismo nivel que el que encontrarás en el Pixel 5 o iPhone 12 Pro Max, pero captura bastante bien los entornos con poca iluminación; solo debes asegurarte de permanecer quieto durante los instantes que se lleva a cabo la captura. 

Dale la vuelta al teléfono y encontrarás una cámara perforada integrada en la pantalla. Es una lente diseñada por Zeiss de 24 MP, y ciertamente es lo suficientemente detallada como para tomar selfies e incluso hacer vlogs a vídeo a 2K @ 60fps, una resolución que no ofrecen las lentes en la parte trasera. 

Vídeo de calidad profesional

Con una oferta de cámaras principales de tan alta calidad, no sorprende que Nokia haya invertido en la oferta de video del Nokia 8.3 5G. Además de los modos de video estándar disponibles (4K @ 30fps), Nokia incluyó el software Cinema Capture y Editor de Zeiss. 

El modo de cámara de cine te permite capturar video a 21: 9 usando las lentes principal o ultra ancha, al igual que las películas de Hollywood, e incluso tienes la opción de grabar en formato H-Log para capturar un rango dinámico más amplio. 

Funciona bien, puesto que destaca por el hecho de poder capturar más detalles en áreas más oscuras en comparación con un clip que no es de H-log, pero los beneficios de las áreas brillantes son mínimos.

El editor te permite editar los colores del video, así como agregar efectos anamórficos y destellos de luz azul al estilo de una película, para ayudar a agregar un aspecto profesional a los videos grabados con el teléfono.

Con respecto al estabilizador EIS que ofrece el Nokia 8.3 5G, aunque no está estabilizado ópticamente, el teléfono hace un trabajo impresionante al estabilizar el video usando la inteligencia artificial, brindando una toma más suave en diferentes entornos. 

No está libre de vibraciones, con el temblor ocasional al filmar mientras caminas, pero ciertamente es suave y estable en la mayor parte del tiempo, algo que no ocurre con otros móviles de esta gama.  

Si estás interesado en la fotografía o la videografía, pero no puedes pagar por lo que cuesta el Sony Xperia 1 II de gama alta con sus modos profesionales de fotografía y video, el Nokia 8.3 5G es una alternativa mucho más económica y capaz.

Software Android puro

Nokia se enorgullece de ofrecer la experiencia Android One, una versión de Android libre con muy pocos ajustes en la interfaz de usuario. Es esencialmente Android de serie, aunque de momento Android 10, en lugar del más novedoso Android 11. 

Nokia garantiza dos años de actualizaciones del sistema operativo y tres años de actualizaciones de seguridad mensuales, lo que es un factor que se agradece en un mundo donde los Android tienden a obtener una única actualización del sistema operativo. Si acaso.

El software está limpio y, aparte de los ajustes necesarios en la interfaz de usuario de la cámara para el modo de disparo Cinema, te costará distinguir las diferencias en los resultados entre este y un Google Pixel. 

Es un cambio refrescante frente a otras alternativas del mercado como EMUI, OxygenOS y otras máscaras de Android, y la falta de bloatware siempre es bienvenida.

Hay algunos errores en la actualidad, incluido un error que enciende la pantalla cuando el teléfono está en tu oído durante una llamada, lo que resulta que puedas llevar a cabo errores de pulsación en pantalla, pero es algo solucionable con una actualización.

Precio y dónde comprar

Nokia ya tiene a la venta en nuestro país el nuevo modelo, con un precio recomendado de 499 € para el modelo con 6 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento.

Si optas por adquirirlo con operador, Vodafone ha sido el primero en anunciarlo con acabado en color noche polar a un precio de 579 € para la misma configuración. En el caso de que optes por el superior de 8 GB y 128 GB de almacenamiento, el precio se sitúa en los 649 €. 

La gama media de smartphone es un mercado tremendamente competitivo en estos momentos, con el Nokia 8.3 5G llegando en un momento en el que imperan otros como el impresionante OnePlus Nord con su pantalla AMOLED de 120 Hz, o el mismísimo iPhone SE y su tecnología de impermeabilización y carga inalámbrica.   

Lecturas relacionadas: 

Especial sobre los mejores móviles baratos de gama media

Especial sobre Los mejores móviles baratos 5G 5G

Veredicto

Aunque no tiene la mejor tecnología de pantalla o el último procesador insignia, el Nokia 8.3 5G es un teléfono inteligente de gama media extremadamente atractivo, especialmente aquellos con un don especial para la fotografía y la videografía en particular. 

Su conjunto de cámaras traseras es fascinante, con una gran pantalla FHD + de 6,81 pulgadas y una versión limpia y pura del sistema operativo Android 10, pero son las cámaras Zeiss las que realmente reciben nuestra atención.

El sensor principal de 64 MP diseñado por Zeiss es una gran mejora con respecto a otras implementaciones recientes de Zeiss dentro de la gama Nokia, ya que produce fotos detalladas y bien equilibradas, y el FOV de 120 grados del ultra ancho de 12 MP ofrece un ángulo espectacular.

Si eso no es suficiente, el Nokia 8.3 5G ofrece un modo de video Cinema dedicado que te permite grabar hasta 4K a 30 fps en formato 21: 9 con capacidades H-Log opcionales y otros efectos visuales para ayudar a mejorar la calidad general de los videos. 

Lamentablemente, no hay OIS, pero el EIS se encuentra entre los más estables que hemos visto últimamente en teléfonos inteligentes de gama media.

Combina esto con dos años de actualizaciones del sistema operativo Android y la duración de la batería para todo el día, y obtendrás un excelente teléfono inteligente con 5G. Lástima que de momento, te resulte complicado comprarlo en nuestro país. 

Especificaciones

  • Pantalla LCD FHD + de 6,81 pulgadas (1080 x 2400)
  • Protección Gorilla Glass con protección 3D
  • Chip Qualcomm Snapdragon 765G
  • Configuración de 6 u 8 GB de RAM
  • Almacenamiento de 64 o 128 GB con microSD
  • Cámaras traseras:
    • Óptica Zeiss 64Mp f / 1.89, 
    • Ultra gran angular de 120 grados 12 MP y f.2.2, 
    • Lente macro de 2 MP
    • Sensor de profundidad de 2 MP
    • Cámara frontal Zeiss Optics de 24 Mp y f / 2.0
  • Graba vídeo de cine a 4K a 30 fps a 21: 9 y grabación H-Log
  • Batería de 4.500 mAh con carga rápida de 18 W
  • Android 10 puro
  • Conectividad 5G y Bluetooth 5.0
  • Wi-Fi 802.11 a / b / g / n / ac y NFC
  • Dimensiones de 171,90 x 78,56 x 8,99 mm
  • Peso de 220 gramos 

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo