Review del Motorola One Zoom

Motorola nos presentó sus dos nuevos modelos de teléfono en el evento IFA que tuvo lugar este septiembre. El primero de ellos, un gama media-baja con unas especificaciones muy decentes, y un precio todavía mejor. 

El moto e6 Plus (así se llama el modelo de gama baja) nos gustó por la durabilidad de su batería, su rendimiento y su buena relación calidad-precio. 

El segundo de los teléfonos que Motorola presentó (y del que hablaremos en este artículo) es el Motorola One Zoom, un nuevo integrante de la familia One, conocida por integrar el sistema operativo Android One, que acompaña a los modelos One Action y One Vision. 

El One Zoom, como podrás intuir por su nombre, llama la atención por la configuración cuádruple de sus cámaras, de las cuales destaca la dedicada al teleobjetivo. 

Motorola pretende con este nuevo teléfono adentrarse en el mercado de los gama media premium, y lo cierto es que no sale mal parado. Hemos podido pasar bastante tiempo con el Motorolo One Zoom para contarte si realmente merece la pena. 

A continuación te hablamos más a fondo de sus cámaras, su diseño, especificaciones y rendimiento para que puedas conocer tan a fondo como nosotras el nuevo One Zoom de Motorola. 

Precio y disponibilidad

El Motorola One Zoom puede comprarse por 429 € en la página web oficial de Motorola España. En México puede comprarse también en la web de la empresa por 10.999 pesos mexicanos. 

Está disponible con una única cantidad de gigas: 4 GB de RAM y 128 GB de memoria de almacenamiento. Sí que podrás elegir el acabado en tres colores diferentes: morado boreal, bronze o gris techno. 

Si decides comprar el Motorola One Zoom en Amazon, este vendrá con aplicaciones dedicadas a Alexa instaladas de fábrica. 

Diseño y calidad de construcción

Lo cierto es que el Motorola One Zoom tiene un diseño algo arriesgado: te gusta o no te gusta, no existen los términos medios. Se diferencia de la tendencia que últimamente hemos visto en smartphones de este año de acabados nacarados con degradados en los que quedan marcadas las huellas de nuestros dedos. 

En su lugar, nos encontramos con un acabado de cristal, pero con un recubrimiento mate (¡no se quedan las huellas marcadas!). Llama la atención enseguida la configuración de cuatro cámaras ubicada en la parte central superior en una estructura sobresaliente con forma rectangular. 

Si eres de los que utilizan el teléfono sobre una superficie lisa (por ejemplo la mesa de la oficina), debes saber que la estructura de las cámaras sobresale demasiado como para que el teléfono quede plano sobre la mesa. 

No obstante, al probarlo con la funda transparente que viene incluida con la compra del Motorola One Zoom, se alisa bastante la cubierta trasera del teléfono, si esto es algo que realmente te importe. 

Debajo de las cámaras vemos el logo de Motorola que en realidad es un LED que se enciende para anunciarnos de notificaciones. Nos ha resultado muy práctico cuando tenemos el móvil en silencio, pero queremos seguir recibiendo notificaciones. Si te llaman, el LED parpadeará avisándote de la llamada. 

Los bordes son curvados, algo bastante característico de los teléfonos Motorola y que en nuestra opinión, le da un toque bastante elegante a este terminal de gama media.

Para escribir este artículo hemos utilizado el modelo gris techno, que en realidad es un gris bastante oscuro casi negro. Los otros dos colores, que sí que pudimos ver en el evento de lanzamiento en IFA, nos parecen también bastante originales y elegantes al mismo tiempo. 

Los únicos botones que sobresalen en el One Zoom los encontramos en el lateral derecho. Nos referimos al botón de encendido (con textura rugosa) y los botones de subir y bajar el volumen. 

Es en la parte inferior donde, como en casi todos los teléfonos, encontramos la entrada de carga, en este caso USB-C, y otra entrada para auriculares de 3,5 mm que nos complace ver. 

Por último, el borde superior es el que alberga la bandejita para dos tarjetas SIM (o tarjeta micro SD), además del altavoz. 

Características y especificaciones

En cuanto al rendimiento podemos decir que esperábamos algo más. Nos encontramos con un procesador Snapdragon 675, un chip que se lanzó hace ya un año y que tiene varios sustitutos más nuevos y potentes. 

No obstante, recordamos que estamos ante un gama media, por lo que podemos dar por válida la opción Snapdragon 675, un chip que por otro lado siempre ha funcionado bien. 

Hemos notado al usarlo que se calienta con bastante rapidez, aunque no estemos utilizando aplicaciones muy exigentes. Esto es algo que se ha mejorado bastante gracias a procesadores más nuevos, y también algo que incrementa nuestra decepción ante el 675.   

Nos pasa un poco lo mismo con las capacidades del One Zoom; los 4 GB de RAM se perciben como algo anticuados, ahora que encontramos teléfonos con 6 y 8 gigas de RAM. Pensamos que los 4 del One Zoom podrían quedarse anticuados dentro de poco. 

Aún así los 4 GB, junto con el sistema operativo Android One (del que hablamos más adelante), son una buena combinación que dará la potencia suficiente al teléfono, al menos a fecha de hoy. 

Hemos sometido al One Zoom a pruebas de rendimiento y los resultados obtenidos no han sido malos. Queda por encima del Nokia 7.2, un teléfono también de gama media (299 €) con un procesador algo más flojo, pero también muy recomendable. 

Queda también muy igualado al Motorola One Action (279 €), dispositivo perteneciente a la misma familia One de Motorola. Este modelo fue un intento de Morotola de integrar una cámara de acción en un smartphone. 

Por otro lado, nos gustaría compararlo en términos de rendimiento con el Xiaomi Mi 9T (329 €), ya que a pesar de costar casi 100 euros menos ofrece un rendimiento bastante más potente. 

Como conclusión respecto al rendimiento, podemos decir que rinde bien y que los resultados obtenidos en nuestras pruebas son más que aceptables para un gama media como es el Motorola One Zoom. 

Pantalla

Si empezamos por las partes negativas de la pantalla podemos afirmar que Motorola todavía tiene trabajo pendiente respecto a los biseles, todavía se ven demasiado gruesos, sobre todo la parte de la barbilla y el marco superior. 

Esto llama aún más la atención al saber que estamos ante un panel AMOLED, conocido por ser más flexible que los LCD, lo que da la posibilidad a los fabricantes de afinar los biseles. 

El notch en forma de gota se encuentra en la parte central del borde superior de la pantalla alojando la cámara selfie de la que hablaremos más adelante. 

Aunque nos consta que ese notch evitando que la pantalla sea infinita molesta a muchos y muchas usuarias, sobre todo a la hora de ver vídeos, a nosotras nos ha sido fácil acostumbrarnos a su existencia. 

Los ángulos de visión también podrían mejorarse, aunque esto es algo que solo percibirás si más de dos personas quieren ver la pantalla del One Zoom al mismo tiempo desde dos ángulos diferentes (obviamente no puede ser exactamente desde el mismo ángulo). 

Y el brillo máximo en exteriores, es también algo en lo que muchos smartphone suelen fallar, en este caso según nuestras pruebas realizadas en interiores el One Zoom alcanza un brillo de 441,05 nits. 

Al probarlo en exteriores con luz natural hemos podido ver correctamente la pantalla, aunque cabe mencionarse que nos encontrábamos en Londres en el momento de realizar la prueba (ciudad conocida por sus pocos días soleados). 

Tras haber mencionado los puntos más flojos de la pantalla, pasemos a hablar de todos sus puntos positivos. Quédate con la sensación de que el One Zoom tiene una muy buena pantalla, ya que todavía cuesta ver AMOLED Full HD+ (108x2340) en móviles de gama media. 

Otro punto a favor de la pantalla del One Zoom es su aprovechamiento del 84,6 %, una muy buena cifra. La pantalla AMOLED Full HD+ es de 6,39 pulgadas, con el mismo formato de 19:9 que vemos en casi todos los móviles. 

Al mismo tiempo, nos encontramos ante un buen contraste con colores detallados y una calibración correcta. El sistema operativo Android One da algunas opciones (bastante básicas) para calibrar la pantalla en sus ajustes internos según tus preferencias. 

Lo último que nos gustaría destacar de la pantalla del One Zoom es lo rápido que responde al tacto, es decir, su latencia óptima. Cuando hemos utilizado aplicaciones para escribir, hemos podido comprobar su rapidez, algo que será muy útil también para jugar a juegos cuyos controles sean táctiles. 

Cámaras

Empecemos por lo básico, es decir, las especificaciones sobre papel. Si miramos a la configuración cuádruple trasera, nos encontramos con cuatro lentes diferentes: 

  • Un sensor principal de 48MP, capaz de sacar fotos de 12MP con Pixel Binning. 
  • Un teleobjetivo de 8MP de tres aumentos y con OIS (estabilización)
  • Un gran angular de 16MP
  • Un sensor de profundidad de 5MP (para conseguir el efecto bokeh)

Antes de enseñarte nuestras pruebas con la cámara, cabe destacar que el procesador en las imágenes del One Zoom es bastante bueno y el HDR, aunque no es tan perfecto como nos gustaría, sí que es capaz de cumplir con su función bastante bien, como puedes ver en la galería de fotos de más abajo. 

Al abrir la app de la cámara nos encontramos con gran variedad de modalidades dentro de cada uno de los modos. Por ejemplo, en el ‘modo retrato’, podrás elegir el grado de difuminado del fondo y el tipo de filtro que deseas que tenga la imagen (en caso de que quieras uno). 

Aunque puede que a veces la separación del sujeto respecto al fondo se vea algo artificial, podemos decir que para ser un smartphone de gama media los resultados a la hora de separar al sujeto del fondo son buenos. 

Como puedes ver en el ejemplo, cuando llevamos el difuminado al máximo (recuerda que puedes regularlo a tu antojo), el efecto queda bastante artificial. 

Algo que nos ha encantado es el ‘modo recorte’. Como mostramos en el vídeo, te permite capturar a un sujeto sin fondo para poder ubicarlo después donde desees. Esta herramienta es genial para montajes fotográficos (aunque obviamente no conseguirás resultados tan profesionales como con Photoshop, sí que viene bien para un apaño rápido). 

El modo ‘visión nocturna’ es el que nos permite tomar fotos de calidad en ambientes en los que no hay muy buenas condiciones de luz. Sin embargo, según nuestra experiencia las fotos en modo normal también toman muy buenas fotos con poca luz, incluso mejores que las del modo noche. 

Lo cierto es que se consigue un resultado bastante óptimo. En nuestro caso, hicimos fotos dentro de una caja cubiertas con un abrigo, es decir, apenas había luz en la escena. A continuación puedes ver las fotos tomadas en estas condiciones con el One Zoom, en ‘modo normal’ y en ‘modo nocturno’. 

Modo nocturno activado:

Modo nocturno desactivado:

Hemos hecho la misma foto con otro teléfono (Honor 20 Pro) en modo normal, para que puedas apreciar las condiciones de poca luz que se daban en la escena. 

Un botón al lado del pulsador te permite cambiar entre el ‘modo estándar’, el ‘teleobjetivo’ y el ‘ángulo panorámico’. Aunque sabemos que es difícil conseguir colores exactos tomados con tres lentes diferentes, debemos afirmar que Motorola lo ha hecho bastante bien a la hora de calibrar los colores. 

Modo estándar: 

Recordamos que el teleobjetivo viene acompañado de tecnología OIS que, como seguramente sabes, hace que el sensor de la cámara se mueva hacia el lado opuesto de tu mano para conseguir estabilizar la imagen y que no se mueva, esto es muy útil con zoom ya que cuanto más zoom haces más se ve temblar la mano. 

Teleobjetivo:

Panorámica:

Como puedes ver, en los tres casos anteriores, las fotos muestran muchos detalles, la imagen se ve nítida y perfilada con muchos contrastes y sombras. 

Por otro lado, aunque no tenga una lente macro dedicada, consigue hacer buenas fotos desde cerca, sacando detalles y nitidez como puedes ver en el ejemplo. 

La interfaz de la app de la cámara es bastante simple, aunque cuenta con todos los modos mencionados. Hay que dirigirse al icono que aparece al lado del icono con forma de cámara para acceder a los distintos modos, mientras que en la parte de arriba encontramos las opciones de ‘HDR’, ‘Flash’, ‘temporizador’, etc. 

La cámara selfie o cámara delantera se compone de una lente de 25MP con apertura f/2.0 y tecnología Quad Pixel, una función que permite a la cámara captar mucha más luz en condiciones de poca luz como interiores, de noche o días más nublados. 

Es una tecnología que también integra la lente principal delantera, y seguramente es el motivo por el que las fotos en ‘modo normal’ y en condiciones de poca luz sacan tan buenos resultados. 

El modo selfie te permite personalizar algunos ajustes, además de seleccionar modo belleza de forma manual o de forma automática. El modo manual al máximo, como suele suceder, nos ha resultado bastante artificial. 

En el ‘modo retrato’ con la cámara delantera obtenemos resultados bastante óptimos en cuanto a la separación del sujeto fotografiado del fondo. No es una separación perfectamente precisa, pero sí que es bastante buena para un móvil de gama media. 

En cuanto al vídeo, estamos ante unas características bastante estándar (lo que no quiere decir que sean malas): 4K de resolución hasta 30 fps. Puede que esperáramos una estabilización mejor, sobre todo teniendo en cuenta que las lentes traseras disponen de tecnología OIS. 

Conectividad y audio

En términos de conectividad cabe destacar la entrada para auriculares de 3,5 mm, algo que como seguramente sabes, está poco a poco desapareciendo de los últimos modelos de smartphone. 

Sin embargo, a nosotras nos complace que exista la posibilidad de poder conectar tus auriculares con entrada jack si así lo deseas. Otra función que está desapareciendo, pero que la gama baja-media mantiene es la función Radio FM (y a nosotras nos encanta).

A diferencia de la mayoría de smartphones, el altavoz del One Zoom se encuentra en la parte superior del dispositivo. Una vez más nos sorprendemos, esta vez cuando utilizamos el One Zoom para reproducir música. ¡Se escucha genial!

Hemos escuchado varias canciones de Rosalía, su voz se escucha clara y con detalles en sus notas más agudas (cuando canta flamenco a capella por ejemplo), y los graves se escuchan sorprendentemente contundentes. Nos ha encantado escuchar reggaeton a máximo volumen (se escucha muy fuerte) con el One Zoom. 

Sí que detectamos una ligera distorsión cuando está al máximo, aunque seguramente rara vez querrás llevar el altavoz del One Zoom hasta el extremo. 

Como conclusión en el apartado de audio nos quedamos con que el One Zoom posee uno de los mejores altavoces que hemos podido presenciar en un gama media a fecha de hoy.

Batería

En términos de batería el Motorola One Zoom queda muy bien parado. Sobre papel sabes que tiene una batería de 4000 mAh que te permitirá utilizar el teléfono durante todo el día sin necesidad de cargarlo. 

Puede incluso que si no le das un uso demasiado exhaustivo, es decir, si no estás jugando a videojuegos continuamente o reproduciendo vídeos con el brillo al máximo, la batería te dure más de un día. 

Hemos sometido el One Zoom a nuestras pruebas de batería y ha conseguido aguantar 12 horas y 58 minutos con la pantalla encendida, lo que quiere decir que en tu día a día duraría incluso más. Este resultado sitúa al One Zoom como uno de los mejores en nuestro ránking, siendo superado por dos minutos por el Vivo Nex 3 y superando en dos minutos al Asus ROG Phone 2. 

La rapidez de carga también es muy buena: 48W que te permitirán cargar el teléfono de forma muy rápida. En nuestro caso, el One Zoom cargó 23 % en 15 minutos, 60 % en 45 minutos y se cargó por completo en 1 hora y 45 minutos. 

Software

El Motorola One Zoom viene con el sistema operativo Android 9.0 Pie personalizado con la capa Android One que, personalmente, nos ha encantado. Ofrece una interfaz sencilla y muy intuitiva (prácticamente igual a la del Pixel de Google). 

Motorola introduce pequeños cambios en la interfaz y en los ajustes del teléfono como iconos personalizados y un bloatware en el que se han sabido incluir todas las aplicaciones necesarias: ‘Google’, ‘Fotos’, ‘Ajustes’, etc. 

Lo cierto es que Android 9 ofrece una interfaz prácticamente impecable y, en nuestra opinión, Motorola ha sabido añadir su toque personal sin invisibilizar todo lo bueno que ofrece Android 9. 

Por otro lado, Motorola ha incluido una app llamada ‘Moto’, que te explica varias de las funciones y herramientas que ofrece el sistema operativo. Las funciones recogidas en ‘Acciones Moto’ tienen relación con los gestos que te permitirán manejar el teléfono.. 

Por ejemplo, podrás abrir la cámara girando el teléfono dos veces con rapidez, encender la linterna agitando dos veces de arriba abajo a tocar la pantalla con tres dedos para realizar una captura de pantalla (esta última nos ha parecido especialmente práctica). 

Motorola ha sabido prestar atención a las necesidades de los usuarios con todas estas nuevas funciones integradas en Android One. Nos ha gustado mucho la opción de navegar con un solo botón, algo muy práctico cuando estás usando el smartphone en el transporte público o cuando solo puedes utilizar una mano. 

Cabe mencionar que podrás elegir tú misma cuáles de estas funciones deseas activar y cuáles prefieres obviar, solo tendrás que deslizar para activar o desactivar cada una de las opciones en la lista de acciones. 

Las funciones de ‘pantalla atenta’ y ‘pantalla interactiva’ son tal vez las que más han llamado nuestra atención. Si activas ‘pantalla interactiva’ podrás interactuar con notificaciones sin que tengas que desbloquear la pantalla, y si activas ‘pantalla atenta’ conseguirás mantener la pantalla activa si detecta un rostro mirándola. 

Por último, debes saber que si compras el One Zoom en Amazon podrás disfrutar de las funciones de Alexa que vendrán preinstaladas de fábrica. 

Especificaciones técnicas

  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 675 octa core con Adreno 608
  • RAM: 4 GB
  • Memoria de almacenamiento: 128 GB
  • Cámara trasera: 48MP Quad Pixel Technology f/1.7, OIS, PDAF / 16MP gran angular 117º FOV, 8MP telefoto con zoom 3x OIS / 8MP telefoto con zoom 3x OIS / 5MP sensor de profundidad, flash LED dual
  • Cámara delantera: 25MP, f/2.0 Quad Pixel Technology
  • Sistema operativo: Android 9.0 Pie (Motorola One)
  • Batería: 4.000 mAh carga rápida TurboPower
  • Conectividad: wifi / WLAN 802.11a/b/g/n/ac / Bluetooth 5.0, GPS A-GPS
  • USB Tipo C
  • NFC
  • Radio FM
  • Jack 3,5 mm
  • Lector de huellas en pantalla
  • Alexa (versión Amazon)
  • Dual SIM
  • Dimensiones: 75x158x8,8 mm
  • Peso: 190 gramos

Veredicto

El Motorola One Zoom es un buen teléfono de gama media con muchos puntos a su favor. Nos ha gustado su cámara cuádruple (teniendo en cuenta su precio), de la que destaca el teleobjetivo OIS. 

También nos ha encantado ver que mantiene entrada para auriculares de 3,5 mm sin haber tenido que disminuir batería con carga rápida. 

Por otro lado, el sistema operativo con el toque de Android One nos encanta, todos los detalles que aporta Motorola y las ‘acciones moto’, nos han resultado de lo más prácticas durante nuestro tiempo con el One Zoom. 

No obstante Motorola lo tiene difícil en un mercado en el que cada vez la gama media se supera más y más, y en este caso, ha falla con el procesador Snapdragon 675. Mentiríamos si dijéramos que no esperábamos un  procesador 7XX. 

Aún así nuestro veredicto final tras probar el Motorola One Zoom es muy positivo. Un buen terminal, con cámaras, rendimiento, pantalla y herramientas mucho más que decentes. 

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo