Review del Moto G8

De manos de Motorola, Lenovo ha sido un jugador destacado dentro del mercado de los teléfonos inteligentes de bajo presupuesto durante mucho tiempo, pero ¿puede la compañía seguir compitiendo con las apuestas de marcas como Xiaomi o Realme?

Atrás ha quedado la era dorada de la serie Moto G con un modelo estándar, otra opción Play aún más barata y un modelo Plus para aquellos que deseaban una pantalla más grande. También hay versiones Power con las que se refuerza la duración de la batería.

Y es que la gama G8 de 2020 es aún más compleja que en las ediciones anteriores, con la introducción nueva del modelo Power Lite. Hay mucho por entender, con el aliciente de que todos los teléfonos fueron anunciados por separado y en distintas fechas según zona geográfica. 

El que aquí abordamos es el Moto G8 normal, que debería ser una mejora del excelente Moto G7, todo un terminal cinco estrellas que supo enseñar al resto de marcas fabricantes el camino a seguir en lo que se refiere a un smartphone económico de gama de entrada. 

Diseño y construcción

Como veremos a continuación, la marca parece dar aquí un paso hacia adelante y dos hacia atrás. Si el G7 llegó a ser uno de nuestros teléfonos favoritos en diseño dentro de su gama de precio, el G8 no ha evolucionado como debería en el área de bajo presupuesto. 

Con un grosor de 9 mm, es 1 mm más grueso que el G7 (sus motivos tendrás), además de que la disposición de las cámaras traseras alineadas a la izquierda, tampoco ayudan a mantener una línea elegante y premium

También resulta grande, como la mayoría de los teléfonos actuales. De hecho, es más grande que el G7 Plus y más pesado, con casi 190 gramos en total. Esto no impide que el Moto G8 sea similar a rivales como el Realme 6. 

Bien es verdad que en la gama Realme existe una parte trasera de plástico, pero ahora con acabados diferentes que lo hacen más resistente para lo que apenas hace falta usar funda. Aquí el Moto G8 parece haberse estancado frente a sus rivales. 

Motorola ha movido el módulo de las cámaras a los laterales, manteniendo el escáner de huellas digitales en la parte posterior (el cual funciona bien todavía). En la parte delantera, una muesca en forma de lágrima ha sido reemplazada por una cámara perforada en pantalla en el lado izquierdo. 

Puedes comprarlo con acabados en Pearl White o Neon Blue, el que aquí mostramos en las fotos, y la caja incluye la típica funda de silicona con la que proteger el terminal desde el primer instante de uso. 

Además del conector USB C para la carga de su batería, se mantiene el de auriculares mini-jack. A pesar de que no existe una clasificación IP que garantice resistencia a líquidos y polvo, debes saber que el G8 tiene revestimiento repelente al agua. 

Rendimiento

Como sucede con el Moto G8 Power, ambos teléfonos vienen con el chipset Snapdragon 665 de rango medio, acompañados de 4 GB de memoria RAM. No es nada del otro mundo, pero te permitirá poder manejar las aplicaciones típicas de mensajería y redes sociales. 

Frente a lo que ofrecen otras marcas, no hay mayor variedad de componentes aquí, de manera que no puedes optar por un Moto G8 con mayor RAM o que su almacenamiento supere los 64 GB. Afortunadamente, contamos con ranura microSD para poder ampliarla. 

La gráfica de rendimientos Adreno 610 nos permite contemplar cómo las mejoras frente a la anterior generación Moto G7 son notables, especialmente en gráficos como GFX T-Rex donde se aprecia una gran diferencia en ratios de fps. 

Sin embargo, a la hora de compararse con modelos de otras marcas como el Realme 6 o el Oppo A5 2020, el G8 sale perjudicado. Bien es verdad que es algo más barato que los comentados, pero cuesta justificar la escasa diferencia de precio con los valores inferiores obtenidos. 

Las especificaciones nos confirman avances interesantes como el uso de bluetooth 5.0, pero el G8 carece de NFC con lo que no será posible asociar nuestras tarjetas bancarias al móvil para poder llevar a cabo pagos móviles, tan útiles en los tiempos que corren.

Pantalla

Como hemos indicado, el cambio más notable frente al G7 es la sustitución de la muesca central presentada en forma de lágrima de su cámara selfie, por la nueva perforada en pantalla y desplazada al lado izquierdo del mismo. 

Ahora su pantalla es de 6,4 pulgadas (más grande incluso que la del G7 Plus) sin mejorar en la relación de pantalla y cuerpo del terminal. Maneja un panel de visualización IPS con una resolución HD+ de 1560 x 720 píxeles y una relación de aspecto de 19:9. 

Para su tamaño, no deja de ser un móvil con un aspecto alargado que favorece la visualización de contenidos multimedia de servicios de vídeo en streaming, pero que no está pensado para llevar cómodamente en un bolsillo por sus largas dimensiones. 

Los colores mostrados por la pantalla son buenos y se ofrece una cantidad de brillo decente, aunque siempre deseamos más para aquellas situaciones en las que la luz solar incide directamente sobre la pantalla del terminal. 

En este apartado, la competencia aprieta. Es el caso del Realme 6, que por un precio muy similar (19 € más), es capaz de ofrecer una pantalla con resolución más alta con una frecuencia de actualización más suave de 90 Hz frente a los 60 Hz del Moto G8. Puedes leer también nuestra review del Realme 6 Pro.

Duración de batería

Puede que sea uno de los escasos puntos fuertes del G8, con una batería de 4.000 mAh que hace que el terminal ofrezca buenos tiempos de uso frente a sus rivales, gestionando muy bien el consumo de energía. 

Y es que el G8 está pensado para que te pueda durar varios días encendido haciendo un uso ligero del mismo, con el aliciente de la personalización de software que hace que puedas tener la hora visualizada en pantalla o activas las acciones Moto. 

La carga rápida es una bendición en estos momentos y es algo en lo que nos fijamos al adquirir un nuevo terminal. El G8 no puede competir con sus rivales aquí con solo 10 W, lejos de los 30 W ofrecidos por el Realme 6. Esto hace que con 30 minutos de carga solo obtengamos una carga del 28 % de su capacidad.

Cámaras

Cuando se trata de cámaras de teléfonos inteligentes, parece que algunas marcas están optando por ofrecer el mayor número de megapíxeles posibles o el mayor zoom, mientras que otros tratan de aglutinar el mayor número posible de lentes. 

A veces, la finalidad es poder ofrecer una completa combinación de todos ellos, pero rara vez es algo que veamos en el mercado de móviles de bajo presupuesto. Aquí, Motorola ha seguido la ruta de más lentes y realmente, desearíamos que hubiera menos e hicieran mejor trabajo. 

Aquí te mostramos un resumen rápido de las cámaras del Moto G8: 

  • Principal de 16 MP - f/1,7, enfoque automático dual
  • Ultra gran angular de 8 MP - f/2,2, 118 °
  • Macro de 2 MP - f/2,2
  • Selfie de 8 MP - f/2,0

La cámara principal es la que mejor trabaja, produciendo fotos coloridas y con grandes detalles cuya calidad sería inimaginable en una gama de teléfono barato. La calidad disminuye cuando estamos en interiores o situaciones de baja luminosidad. 

El Moto G8 ofrece infinidad de modos de cámara entre los que se incluye el retrato (control de desenfoque), el cual es bueno la mayor parte del tiempo, pero carece de modo nocturno. A pesar de tener PDAF y enfoque automático con láser, cuesta encontrar el punto de enfoque. 

Resulta útil disponer en esta gama de opción de lente ultra gran angular y el Moto G8 está alineado con otros modelos. Su calidad no es tan buena como la de la cámara principal, pero logra encajar dentro del marco grandes ángulos de visualización. 

Como ya nos ha acostumbrado Motorola, el G8 agrega una lente específica para situaciones macro de 2 MP la cual entra en acción a cortas distancias de forma que allí donde la principal no es capaz de enfocar, la macro lo hace al instante. 

En lo que respecta a la cámara para selfies frontal, puede brindar imágenes razonables de calidad, aunque es un poco impredecible, por lo que para obtener buenos resultados te verás en la necesidad de disparar varias veces y quedarte con la mejor. 

Como le sucede al Moto G8 Power, puede grabar videos en calidad HD a 60 fps o 4K a 30 fps, junto con el modo de cámara lenta de hasta 240 fps. Probamos algunas escenas a 4K y la calidad es muy buena con colores intensos y grandes detalles, a pesar de la falta de estabilización. 

Software y personalización

El software siempre ha sido un área sólida para Motorola y todavía sigue siéndolo. Si no estás tan seguro de lo que ofrecen los rivales chinos como Realme o Xiaomi, obtener un Moto G8 puede ser una gran elección. 

Las experiencias o acciones Moto permiten usar gestos naturales para navegar por el teléfonos o activar el modo linterna con sacudirlo, algo que ninguna otra marca ha sabido emular así. También el modo de Pantalla Moto permite consultar notificaciones rápidas sin desbloquear el terminal.

Motorola mantiene la sencillez con Android 10, la última versión de Google. Significa que está obteniendo una interfaz limpia como los teléfonos Pixel sin que Motorola añada apps molestas o que no usarás nunca. 

Precio y venta

Ya es posible adquirir el Moto G8 en España a un precio recomendado de 199 €. Sin embargo, existen buenas ofertas por la red que te permitirán ahorrarte un dinero sustancial. En Amazon, el modelo aquí probado con acabados en Neon Blue está actualmente a 169 €. 

Si te interesa esta gama de teléfonos inteligentes, no debes perderte nuestro especial sobre los mejores móviles baratos que puedes adquirir este año. 

Veredicto final

Puede que el Moto G8 resulte ser algo más barato que su predecesor, pero prefiero que el precio se mantenga igual y se conserve la calidad. Se han perdido varios aspectos, incluida una cubierta posterior de vidrio, una carga más rápida y una pantalla de mayor resolución. 

Además, el wifi se ha mantenido y aunque el Bluetooth ahora es 5.0, seguimos sin contar en esta gama de precios con el ansiado NFC para materializar los pagos móviles. Ahora, el Moto G8 es más grande, más grueso y pesado. 

Podría estar más en línea con los rivales en algunos aspectos, es decir, el diseño, pero Motorola está siendo superado por dispositivos como el Realme 6 y su pantalla con frecuencia de actualización de 90 Hz que hace que la visualización sea sorprendente. 

Su punto fuerte sigue siendo la autonomía en comparación a sus rivales, a pesar de carecer de una carga rápida mejorada. Si las acciones Moto son tu pasión, puede que sea el gran motivo para mantenerte fiel a la marca. 

Especificaciones

  • Colores: azul neón o blanco perla
  • Panel IPS de 6,4 pulgadas y relación de aspecto 19:9
  • Resolución HD+ de 1560 × 720 píxeles
  • Procesador: Octa-core Qualcomm Snapdragon 665
  • Memoria: 4 GB de RAM
  • Almacenamiento: 64 GB con soporte para microSD de hasta 512 GB
  • Cámaras: 16 MP principal, 8 MP ultra gran angular, 2 MP macro, 8 MP frontal
  • Conectividad: Wi-Fi, Bluetooth 5.0, USB-C (sin NFC)
  • Audio: conector para auriculares de 3.5 mm, altavoz mono, radio FM
  • Sensor de huellas dactilares trasero
  • Batería: 4000 mAh con carga de 10 W TurboPower
  • Sistema operativo: Android 10
  • Dimensiones: 161 × 75,8 × 8,95 mm
  • Peso: 188 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo