Review del Moto G Pro

El lápiz óptico en un smartphone siempre ha sido una característica destacable especialmente en la era de los dispositivos Palm OS y Symbian. Con el tiempo y la llegada de las pantallas táctiles, su uso se fue difuminando. 

Aunque actualmente la oferta es muy limitada, reduciéndose a la gama Galaxy Note de Samsung y algún que otro modelo de LG, la combinación del iPad y el Apple Pencil hacen que muchos usuarios se interesen por este tipo de terminales. 

Definitivamente, parece haber nuevamente mercado en este tipo de dispositivos, y más si como es el caso del móvil de Motorola que aquí analizamos, su precio se acerca más a lo que los usuarios están dispuestos a pagar en un teléfono de gama media. 

¿Qué entendemos por ‘Pro’?

Motorola ha querido etiquetar a este modelo con la palabra ‘Pro’ dentro de la gama Moto G que la compañía lleva comercializando durante años. Según la hoja de especificaciones y frente a otros modelos de la serie Moto G de 2020 la palabra hace referencia a ‘productividad’ y no tanto a ‘profesional’.

De hecho, la compañía habría optado por renombrar el terminal para el mercado americano, donde desde hace meses se comercializa con el nombre de Moto G Stylus, un adjetivo más adecuado que no se ha mantenido para el resto del mundo. 

Aspecto similar a la serie Moto G

Físicamente, el Moto G Pro mantiene la estética consistente a la que nos tiene acostumbrados la marca, en lo que se refiere a disposición de las cámaras traseras y acabados. Basta con echar un vistazo a los Moto G8 y Moto G8 Plus de 2020. 

Colócalos junto a ellos y verás pocos detalles que te permitan identificarlos, salvo el color de fondo de cada uno de ellos. Las pantallas de 6,4 pulgadas tienen una cámara frontal perforada en la parte superior izquierda, además de emplear sensor de huellas en la trasera, junto al logotipo de la empresa. 

El lápiz digital da la nota

Sin embargo, oculta en la parte inferior derecha del terminal, encontrarás el lápiz el cual se desliza cuidadosamente de su marco, con un formato que favorece el uso de los usuarios diestros y no tanto de los zurdos. 

Presenta un acabado y color que combinan con el Mystic Índigo que presenta el terminal que recibimos de prueba, lo cual ofrece un aspecto más profesional frente al hecho de limitarse a ser de metal. 

Sin duda, es una grata sorpresa considerando que tanto el Apple Pencil, como el S Pen de Samsung, son predominantemente de plástico, para lo que hay una razón obvia. Estos tienen botones con funciones inteligentes, algo de lo que carece el de Lenovo. 

Esto significa además que no interpreta gestos en el aire, controles de inclinación,  diferentes niveles de presión en pantalla, o la posibilidad de reemplazar la punta de presión. Así pues, se convierte en una herramienta de escritura resistente. 

Quédate con la idea de que a pesar de su reducido tamaño, su sección transversal ovalada permite que se adapte muy bien a la mano. Aunque probablemente su uso sea puntual sin largas horas de manejo, se siente cómodo para desempeñar gestos de escritura. 

El resto del teléfono

El G Pro viene con una funda de silicona tipo TPU transparente y flexible que a menos que las odies, te permitirá proteger la trasera del terminal así como la aparición de rasguños fruto del paso del tiempo.

El teléfono tiene marcos no muy pronunciados alrededor de la pantalla, con una parte posterior redondeada para facilitar el agarre y manejo. Un sensor de huellas dactilares montado en la parte central te permitirá acceder al teléfono de forma inmediata. 

Sonido y pantalla

Junto al puerto USB-C que permite su carga, el G Pro también mantiene un conector para auriculares de 3,5 mm, que probablemente atraerá a aquellos que aún no están listos para dar el salto a los auriculares inalámbricos.

A diferencia de las ofertas asequibles más antiguas, el G Pro no requiere de auriculares con cable para que funcione su radio FM integrada (aunque ayuda) y, como una extensión de las ofertas de software de Motorola, encontrarás Moto Audio en el cajón de aplicaciones.

Esto te brinda perfiles de audio sintonizados con Dolby, adecuados para escenarios como 'Película', 'Música' y 'Juego', entre los que puedes alternar, según el contexto.

Funciona a través de los propios altavoces del teléfono, altavoces y auriculares conectados de forma remota; otorgándole un perfil de audio optimizado con un toque o la opción de personalizar el sonido con un nivel impresionante de granularidad. 

Vale la pena señalar que el teléfono incluye un par de altavoces estéreo que, aunque no hacen temblar la tierra (emiten un sonido bastante plano durante la reproducción de música) son una buena inclusión en un dispositivo tan asequible. 

En lo que a la pantalla se refiere, mencionar que es LCD Full HD + IPS de 6,4 pulgadas y ofrece una área generosa de visualización sobre la que trabajar cuando estés utilizando tu lápiz óptico, resaltando colores agradables y un brillo general sólido. 

Sin embargo, los tonos resultan un poco fríos de forma predeterminada, lo que podrás modificar fácilmente mediante el uso de la función Luz nocturna (destinada a reducir la fatiga visual durante la noche / visualización con poca luz) como sustituto de los controles de temperatura de color.

El contraste y el brillo también se ven afectados en el momento en que la pantalla se ve fuera de ángulo; rara vez es un problema cuando se usa el teléfono normalmente, pero es destacable al colocar al G Pro sobre una mesa para escribir notas con el lápiz óptico.

Software junto a Android One

El Moto G Pro es un dispositivo basado en Android One, lo que significa que luce la ya excelente versión Motorola en Android 10, pero también viene con las aplicaciones rápidas de la marca, además de actualizaciones y software de seguridad de Google.

Moto Audio es solo un aspecto de los diversos ajustes y adiciones de software de Motorola; ninguno de los cuales hace que la experiencia del usuario se sienta desordenada. Encontrarás una gran cantidad de gestos prácticos, llamados Acciones Moto. 

Los controles multimedia adaptables en pantalla con Moto Display siempre son destacables, además de Moto Gametime para controlar las notificaciones y aplicaciones mientras llevas a cabo partidas de juegos. 

Luego están las funciones específicas del lápiz óptico, que podrían describirse como 'barebones'. Motorola tiene los fundamentos correctos, con acceso rápido a la aplicación Moto Notes tirando del lápiz para anotar algo cuando el teléfono está bloqueado. 

También encontrarás un práctico menú de accesos directos personalizables con espacio para hasta cuatro acciones y / o aplicaciones de acceso rápido.

Una alteración sutil de Gboard es que tiene un campo de entrada de escritura a mano para usar con el lápiz. Mejor aún, el reconocimiento de escritura a mano no es sorprendente, aunque evidentemente no reemplazará al uso habitual que hagas para introducir texto en un móvil de 2020.

A decir verdad, Motorola podría haber explotado más aún la inclusión del lápiz para que realmente valiera la pena su inclusión; adiciones que podrían haber sido impulsadas por software de Moto Actions. 

Rendimiento

En cuanto a la experiencia más amplia del teléfono, Motorola se ha asegurado de que el G Pro se comporte de forma consistente en el uso diario. No ofrecerá una capacidad de respuesta ultrarrápida como sí tiene el Moto Edge, pero será suficiente para la mayoría.

El hardware humilde generalmente da como resultado una longevidad respetable y el G Pro tiene un gran desempeño en este sentido, registrando una autonomía en nuestras pruebas de más de 11 horas utilizando PCMark. 

También es compatible con la carga rápida de 15 W, que demora alrededor de dos horas en reponer completamente la celda de 4000 mAh del teléfono; los hay con capacidades superiores, pero para el rendimiento general del teléfono, es una cifra más que satisfactoria. 

Fotografías y vídeo

Destacan gratamente las capacidades del sensor principal de 48 MP del G Pro. El rango dinámico está por encima de lo que esperaría en un teléfono a este precio y con luz natural, se pueden encontrar tanto colores como bokeh de calidad en la mayoría de las tomas.

Es interesante comparar las capacidades macro del sensor principal con el sensor de macro de 2 MP dedicado del teléfono. Puedes acercarte mucho más a tu sujeto con este último, que tiene valor, pero el procesamiento de la imagen y la degradación en la calidad es demasiado severo para mi gusto. 

Prueba a capturar una toma con el sensor principal desde más atrás y acerca el zoom después, lo que te permitirá comprobar que obtienes una mejor foto.

La visión nocturna hace que las escenas que de otro modo no se puedan usar, sean dignas de Instagram, mientras que las funciones más avanzadas como Spot Color y Group Selfie son extras que te proporcionarán dosis de diversión incluso si es poco probable que las uses.

En cuanto al sensor ultra gran angular de 16 MP, es extraño que no haya una forma específica de cambiar a él cuando se toman imágenes fijas, pero la capacidad de grabar vídeos a 1080p con gran angular mientras se sostiene el teléfono en vertical es una característica bienvenida.

Precio y disponibilidad

El precio oficial del nuevo Moto G Pro es de 299 € como oferta de lanzamiento, dado que el oficial parece que estará situado en los 329 € con la configuración que llega de 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento, ampliables mediante microSD. 

Es un precio razonable dentro de los modelos de smartphone que se basan en el procesador Snapdragon 665, más si tenemos en cuenta los extras como el lápiz digital, la batería de 4.000 mAh, así como el hecho de estar basado en sistema operativo Android One. 

Veredicto

Por el precio que presenta el Moto G Pro, obtendrás un dispositivo asequible bastante completo, con un diseño agradable, funcionamiento diario funcional y experiencia de uso destacable y amigable.

Motorola podría haber hecho más con la inclusión del lápiz óptico, pero sinceramente, satisface las necesidades más básicas de cualquiera dentro de este nicho de mercado, donde principalmente usarás el lápiz para tomar notas rápidas a mano y poco más.

En un sentido, el Moto G Pro no tiene rival dado que las alternativas más obvias recaen en la familia Galaxy Note 20 de Samsung a precios que triplican el aquí presentado por este terminal. 

Finalmente, en tí queda la decisión. Por este precio encontrarás otros modelos en el mercado, como es el caso del Realme 6 Pro (ver review), con mejor calidad de pantalla y grandes resultados en fotografía. Ahora bien, no dispondrás de lápiz de anotación. 

Especificaciones

  • Pantalla LCD Full HD + IPS 'Max Vision' de 6,4 pulgadas 
  • Relación de aspecto 19,17: 9
  • Chip SoC Qualcomm Snapdragon 665
  • 4 GB de RAM
  • Almacenamiento de 128 GB con microSD de hasta 512 GB
  • Cámaras: 
    • 48 MP de principal
    • 16 MP ultra gran angular
    • 2 MP macro en cámara frontal
    • 16 MP (perforada)
  • Batería de 4000mAh
  • Carga rápida TurboPower de 15 W
  • Android 10 (Android One)
  • Altavoces estéreo duales
  • Sensor de huellas dactilares trasero
  • Marco de aluminio serie 6000
  • USB-C y toma de auriculares de 3,5 mm
  • Bluetooth 5.0 y NFC
  • Colores: Mystic Indigo
  • Dimensiones de 158,55 × 75,8 × 9,2 mm
  • Peso de 192 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo