Review Huawei Mate 30 Pro

El gigante tecnológico chino Huawei ha anunciado su última joya de la corona con componentes internos de primer nivel, una cámara cuádruple imbatible y un diseño intrigante con una nueva pantalla 'Horizon' con bordes redondeados. 

Eso sí, el Huawei Mate 30 Pro llega sin los servicios de Google Play a bordo. ¿Hay un lugar para el Huawei Mate 30 Pro entre sus competidores, más allá del mercado de China? ¿Te comprarías este terminal? Este es nuestro veredicto final.

Precio y disponibilidad

Bien podría decirse que el mayor interrogante de la serie Mate 30, en el instante de su lanzamiento, era el sistema operativo con el que saldría y si los teléfonos verían la luz más allá del mercado de China.

Parece que, hasta que la compañía encuentre una forma de eludir el mandato judicial impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, la marca estaría tratando de ganar tiempo para poder comercializarlo con acceso pleno a todos los servicios. 

Es por este motivo por el que seguimos esperando su comercialización en Europa y en otros países fuera de China. Otros dispositivos que fueron anunciados junto al Mate 30 Pro, como el reloj inteligente Watch GT 2, o los auriculares Freebuds 3, ya se encuentran a la venta. 

Esto no ha impedido que seamos conscientes del precio final de los modelos, con el  Mate 30 Pro presentando un precio de 1.099 € con una configuración de 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno, y la variante 5G con un precio superior de 100 € más. 

El precio de la edición especial de Huawei Mate 30 RS Porsche Design alcanza los 2.095 €  con sus 12 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento, pero tampoco conocemos detalles de para cuando estará prevista su comercialización final.

Diseño y configuración

El teléfono en sí es la combinación premium de vidrio y metal, pero las cosas son un poco diferentes en comparación con los buques insignia anteriores de la marca, incluso frente a la conocidísima familia P30. 

La nueva pantalla OLED Horizon del teléfono, con un tamaño de 6,53 pulgadas, abarca todo el frontal y los laterales del móvil, de manera que incluso los botones físicos situados en el lateral han sido sustituidos por un nuevo sistema táctil de manera que al presionar sobre la zona angulada es posible manejar el volumen. 

También puedes personalizar la posición virtual de los botones con los que interactúas, ya sean los que se corresponden con los controles de volumen, como los pertenecientes al pulsador de la cámara. 

Al no tratarse de botones físicos, también destaca el hecho de que puedas hacer un uso ambidiestro de ellos, ubicándolos virtualmente donde más te apetezca o en el lateral que te resulte más cómodo para su manejo. 

Según las experiencias iniciales con esta función, puede resultar un poco impredecible saber dónde debes registrar el toque, pero cuando lo haces, el teléfono vibra ligeramente antes de que aparezcan en pantalla los controles deseados. 

Debes saber además que la zona sensible al tacto permanece activa incluso cuando la pantalla del teléfono está apagada, lo que significa que puedes ajustar el volumen a ciegas mientras escuchas música, podcast u otras experiencias de solo audio. 

La retroiluminación háptica también es agradable, con clics satisfactorios que se muestran al deslizar el dedo por los  bordes redondeados de la pantalla mientras deslizas tu dedo hacia arriba o hacia abajo.

El panel en sí ofrece buenos acabados, mejorando la apariencia de las pantallas cada vez más avanzadas de Huawei, aunque cuando ves contenidos de frente, existe cierto efecto visual de desvanecimiento apreciable en los bordes más curvados de la pantalla. 

Estos son más apreciables cuando el contenido de la pantalla muestra fondo blanco. El resto del tiempo, puede pasar desapercibido. La densidad de píxeles no parece tan buena como la del mate 20 Pro de 2018, pero es probable que te guste más la apariencia del Mate actual. 

El panel OLED presenta una visibilidad exterior muy satisfactoria, con excelentes ángulos de visión y colores muy vivos (ayudado por el modo de pantalla 'vivid' en la configuración de la pantalla), y soporte para definir color DCI-P3, HDR10 y cualquier personalización. 

Las características adicionales como 'Tono natural' imitan la tecnología de visualización ‘True Tone’ de Apple, en un esfuerzo por garantizar una representación de color constante en pantalla frente a lo que pueda variar con la iluminación ambiental. 

El Mate más cuadrado

Mirando más allá de la pantalla de aspectos de diseño, el Mate 30 Pro tiene una apariencia mucho más cuadrada que cualquier otro teléfono Huawei, al menos en lo que se refiere a la memoria histórica más reciente 

Así, se asemeja bastante a la relación de aspecto de pantalla que exhiben sus competidores como los dispositivos Galaxy S10 y Note 10 de Samsung, o incluso los iPhone 11 Pro de Apple. 

Si bien su relación de aspecto es poco ortodoxa con una cifra de 18,4:9, el Mate 30 Pro asume una silueta más corta frente a su predecesor, manteniendo el aspecto de terminal delgado y con un porcentaje del 94% de relación pantalla y cuerpo, dotándolo de una apariencia vanguardista. 

No falta la presencia de la muesca o notch central, la cual permite que el teléfono mantenga la certificación completa IP68 ante polvo y agua, aspecto que no sería posible si decidiese hacer desaparecer la muesca a cambio de una cámara tipo Pop-up desplegable. 

En lo que a calidad se refiere, la cámara selfie frontal es de 32 Mp, emparejada con un sensor 3D ToF situada en la pequeña barra superior de la pantalla para permitir capturar aspectos de profundidad o usarlo con el desbloqueo facial 3D. 

Esta tecnología, implementada por vez primera en el modelo Mate 20 Pro, ha demostrado funcionar de manera rápida y eficiente, por lo que esta segunda generación promete mejorar lo presente, incluso en condiciones de escasa luminosidad. 

Si bien la pantalla Horizon ha sido implementada gracias a que Huawei ha eliminado la botonera física para controlar el volumen, no todos los botones hardware han desaparecido en este último Mate, pues apreciamos el botón rojo de encendido y activación del terminal. 

En lo que al conjunto de cámaras se refiere, el Mate 30 Pro mantiene la disposición en forma circular de sus cuatro cámaras que ya popularizó su predecesor Mate 20 Pro, mostrando un círculo perfecto que está rodeado por un anillo concéntrico de vidrio texturizado que Huawei denomina ‘anillo de halo’. 

Con ello, la marca evoca a las cámaras Leica clásicas, aunque nosotros hemos encontrado un símil en otro gran teléfono de unos años atrás, como es el caso del Nokia Lumia 1020 que tecnológicamente triunfó por ofrecen en aquel instante 41 megapíxeles. 

Nuevas sensaciones

En lo que respecta a EMUI 10, hemos comprobado mejoras prometedoras especialmente en lo que se refiere a interacciones con el terminal y experiencia de uso, con un modo oscuro de pantalla para todo el sistema y ajustes adicionales más avanzados bajo la capa de personalización. 

La navegación por gestos a través de la nueva experiencia de usuario de EMUI 10 se siente natural y cómoda, ayudada por el hecho de que Huawei todavía ha logrado agregar una ligera curva en la parte posterior del vidrio del teléfono.

La experiencia manejando el software (que corre sobre Android 10) es una forma refinada y elegante de las versiones anteriores de Huawei. De hecho, esta versión 10 incorpora una paleta de colores más suave, animaciones más complejas y un diseño de interfaz más limpio. 

Colectivamente, los esfuerzos de Huawei parecen merecer la pena ahora que EMUI es intrusivo. Otras mejoras como la pantalla siempre activa ‘always-on’, o la interfaz en modo oscuro en una pantalla OLED hacen que merezca la pena la actualización. 

Otras interacciones como el uso del modo ‘Knuckle’ o nudillo han mejorado. Si en el pasado era mejor evitarlo pues era incómodo de manejar y duplicaba acciones, con la nueva  disposición del Mate 30 Pro, se vuelven mucho más útiles y no te decepcionarán. 

OK Google, ¿dónde estás?

Como ya hemos avanzado, a pesar de que Android continúa siendo el sistema operativo subyacente que alimenta estos nuevos teléfonos inteligentes, Google Play Services está ausente, lo que significa que no hay App dedicada de YouTube, Gmail, Maps y Play Store. 

Huawei espera que los usuarios puedan encontrar en su tienda App Gallery las alternativas necesarias para complementar esta experiencia, pero parece que esto le pasará factura en determinados mercados, más allá de las fronteras de China, donde las alternativas a Google están a la orden del día. 

Tras dos meses desde su lanzamiento, ha habido rayos de esperanza de poder encontrar una solución, así como el poder instalar estas aplicaciones por una puerta trasera. Sin embargo, éstas han sido cerradas sin alternativas actuales para no dejar a los usuarios expuestos a riesgos de seguridad. 

Las implicaciones de lanzar un dispositivo de alta gama como el Mate 30 Pro en mercados donde Play Store es un elemento esencial, son graves. Independientemente de si los usuarios son conscientes de la ausencia de ellos antes o después de la compra, el tema es que podría enojar a muchas personas. 

Durante este período, Huawei ha tratado de resistir y ganar tiempo hasta que se logre algún acuerdo con el gobierno de los EE. UU., pero con la resolución actual en vigor, a la compañía no le queda otra que continuar con su roadmap de lanzamiento de productos.  

Un poder superior

Saltando del software al hardware, el Mate 30 Pro es el primer dispositivo de la compañía que utiliza su nuevo chipset Kirin 990. Además del módem 5G integrado opcional (los competidores dependen de chipset modem de terceros). 

El SoC de 7 nm (sistema en chip) incluye varios subsistemas para manejar todo, desde el procesamiento de video 4K HDR, hasta tareas de IA, pasando también por la gestión almacenamiento más rápida y eficiente (UFS 3.0). Todo con un consumo eficiente de energía. 

Desde el punto de vista del rendimiento, el Mate 30 Pro, con su Kirin 990 y sus 8 GB de RAM, ofrece una verdadera revolución. En el benchmarking artificial, se queda atrás de los gustos del nuevo Asus ROG Phone 2 y el OnePlus 7T en pruebas gráficas, pero solo ligeramente. Estos incorporan el chip Snapdragon 855 Plus centrado en los juegos.  

Batería generosa y carga rápida e inalámbrica

Usando la configuración de energía predeterminada y el modo oscuro del sistema EMUI 10, el Huawei Mate 30 Pro demuestra su gran valía afrontando un día completo de uso intenso, que incluye períodos prolongados de juegos y transmisión de video, consumiendo aproximadamente el 66% de su carga. 

La batería de 4500 mAh es, sin duda, una de las más grandes dentro del ecosistema de teléfonos premium del mercado y si la acompañas con la tecnología de carga rápida, que además es inalámbrica, conviertes al terminal en uno de los más avanzados en este apartado. 

Y es que trabaja justo con las mismas velocidades de 40 W Super Charge que se encuentran en el P30 Pro, esas que hacen posible que en tan solo 30 minutos eleves la capacidad de la batería de 0 al 66% de carga. 

Esto significa que Huawei puede tomar prestada la consigna icónica de OnePlus de "el poder de un día en media hora" , siempre basándonos en nuestras pruebas y tiempos de uso. Una carga completa demora tan solo 70 minutos, lo cual sigue siendo impresionante. 

También está la cuestión de la carga inalámbrica mejorada (hasta 27 W) y la carga inalámbrica inversa superior (una característica introducida en el mercado en el modelo predecesor Mate 20 Pro, y que muy pocos le han emulado).

Si buscas un teléfono que dure y se cargue rápido, el Mate 30 Pro te ofrecerá lo que necesitas. 

Cuatro ojos mejor que dos

Los resultados del modo cámara realmente prometen en base a este plantel de especificaciones, con sensores de 40 Mp duales a disposición del usuario para la mayoría de capturas automáticas, la lente de 27 mm primaria con un focal de f/1,6 de apertura y el estabilizador óptico de imagen OIS junto con una lente ultra gran angular de 18 mm con una f/1,8 apertura.

Para añadir más leña al fuego, hay un sensor de teleobjetivo de 8 megapíxeles y 80 mm, nuevamente con OIS, así como un módulo de detección de profundidad 3D para ayudar con la detección de bordes y el efecto bokeh tanto en imágenes fijas como en video, algo sobre lo que Huawei incidió en diversas ocasiones. 

Los resultados de las imágenes capturadas son suaves, gracias a la estabilización asistida que es ofrecida por la IA del terminal. También está el disparo ultra lento de 7680 fps, que supera al modo de cámara super lenta de Sony de 960 fps. 

La captura de imágenes es francamente prometedora. En términos generales, las capturas se ven fantásticas, con todo tipo de detalles, buen rango dinámico, contraste, estabilidad y todo lo que puedas desear. 

Un aspecto a tener en cuenta es que el procesamiento de imágenes asistido por AI de Huawei está habilitado de forma predeterminada y tiene el mal hábito de saturar y sobrecalentar las tomas, por lo que sugerimos desactivar esta función desde el principio.

Contamos con la opción de disparar en modo RAW cuando usas el modo Pro, lo que garantiza algunos modos de disparo más creativos. Sin duda alguna Huawei está haciendo las cosas francamente bien cuando se trata de disposición de cámaras.

El disparo con poca luz también es un tema que está de actualidad, para capturar el mayor número  de detalles y parece que el Mate 30 Pro permanece en la cima en este apartado, junto con su predecesor P30 Pro.

El modo de disparo nocturno estándar conserva una cantidad impresionante de color y detalles en los bordes, al tiempo que mantiene el grano y el ruido al mínimo. Dicho esto, usarlo en escenarios oscuros con algunas fuentes de luz puede no resultar apropiado. 

A pesar de su alta resolución, el rendimiento y el rango dinámico de la cámara frontal en situaciones de poca luminosidad parece pasarle algo de factura, con resultados mucho más débiles de lo que esperaríamos en un dispositivo de este calibre. 

Veredicto 

El Mate 30 Pro de Huawei es sorprendentemente potente sobre el papel con un nuevo enfoque centrado en las posibilidades de vídeo que parte del uso de un conjunto de cámaras que resulta ser un movimiento inteligente por parte de la compañía. 

En lugar de solo aprovechar las capacidades zoom del P30 Pro, algo que han hecho otras marcas, el teléfono tiene potencial suficiente para superar a cualquier otro teléfono inteligente del momento en muchas situaciones. 

A pesar de los planes de la compañía de comercializar el teléfono en los mercados de todo el mundo, la ausencia de los servicios de Google Play frena en seco cualquier posibilidad de éxito del nuevo Mate 30 Pro. 

También afecta a los planes anunciados por el propio Richard Yu para incentivar a los desarrolladores a construir aplicaciones para App Gallery, la tienda de aplicaciones de Huawei.

Así pues, dos excelentes telefonos Huawei que se unen al todopoderoso Huawei P30 Pro, así como a la generación anterior Mate 20 Pro. Ambas series todavía conservan esos importantes servicios de Google Play, los cuales, no podrás encontrar en los nuevos. 

Echa un vistazo a nuestras reviews realizadas al Huawei P30 Pro, así como a toda la gama de los mejores móviles de Huawei del momento.

Huawei Mate 30 Pro: Especificaciones

  • Pantalla de 6,53 pulgadas y resolución de 2400 x 1176 píxeles
  • Relación de aspecto: 18,4: 9. Pantalla OLED Horizon
  • Sistema operativo: EMUI 10 sobre Android 10 (sin Google Play)
  • Procesador: Kirin 990 con módem 5G integrado (opcional)
  • Cámaras: 40 Mp (principal), 40 Mp SuperSensing (ultra gran angular), 8 Mp teleobjetivo (3x), profundidad 3D
  • Seguridad: desbloqueo facial 3D, sensor de huellas dactilares en pantalla
  • Protección: certificación IP68
  • Batería: 4500 mAh con carga por cable a 40 W SuperCharge (27 W SuperCharge inalámbrico), además de carga inalámbrica inversa
  • Colores en acabados: verde esmeralda, plata espacial, púrpura, negro, verde bosque (cuero), naranja (cuero).
  • Peso: 198 gramos 

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo