Review del LG Velvet

Los lanzamientos de LG en los últimos meses, en lo que a smartphone se refiere, no parecen haber tenido un ritmo intenso y constante, lo cual no quiere decir que la compañía surcoreana no haya estado ocupada en el desarrollo de nuevos terminales.

Prueba de ello es el que aquí te mostramos, el LG Velvet, un modelo que vamos a ver si ofrece todo lo necesario para competir como un buque insignia en una gama de precios más asequible de lo habitual y donde hoy en día, resulta muy difícil destacar. 

Y es que el Velvet es sin duda alguna, un paso adelante para LG en muchos aspectos, particularmente en lo que se refiere a diseño y en el manejo de la doble pantalla DualScreen, la cual dota al terminal de un elemento interesante y diferenciador. 

Diseño y calidad de construcción

El diseño parece un elemento clave en la gama alta, y el Velvet no decepciona con acabados pulidos y redondeados que devuelven a la marca el lugar que parecía haber perdido a lo largo del último año. 

No es que la gama anterior de LG fuese fea, pero en líneas generales, la competencia parecía moverse más rápido y anticiparse a las innovaciones. En el Velvet, el metal se vuelve extremadamente delgado a lo largo de los lados y el vidrio curvado aparece en la frontal y la trasera. 

De esta forma, contamos con una elegante pieza de ingeniería con una disposición de cámaras en forma de gotas de agua donde tan solo la lente principal sobresale ligeramente de la superficie, exhibiendo las demás bien integradas en su trasera. 

También es resistente al agua con certificación IP68, lo que le encumbra a un espectro de usuarios más profesionales y exigentes que usan su smartphone en todas partes sin miedo a que el agua les pueda aguar la fiesta, nunca mejor dicho. 

El teléfono es alargado y alto, debido a la relación de aspecto 20,5:9 algo que está siendo impulsado en el mercado. A pesar de que tengas manos razonablemente grandes, te resultará casi imposible estirar el pulgar hasta el tercio superior de la pantalla de 6,8 pulgadas. 

Está claro que LG ha seguido un perfil más de moda con el Velvet, con un diseño minimalista, acabado premium y con colores llamativos y agradables, como es caso del blanco aurora o el verde oliva. 

Pantalla doble

Si adherimos al Velvet la doble pantalla DualScreen es fácil comprobar como la configuración es muy similar a la del modelo LG V60 ThinQ 5G, el cual también tuvimos la oportunidad de analizar en su momento.

El móvil se inserta fácilmente en la carcasa y como arte de magia, aparecen dos pantallas de teléfono, una al lado de la otra, con las que poder manejar la multitarea. Aunque no entra dentro de la categoría de teléfono plegable como el Galaxy Fold o el Huawei Mate Xs, es funcional. 

Lo cierto es que este estuche convierte al Velvet en una especie de dispositivo al estilo de la consola portátil Nintendo DS con su estuche de plástico con bisagras que puedes hacer girar 360 grados. Es una gran solución para escribir en una y que la mano no se interponga en la pantalla. 

DualScreen añade además una pequeña pantalla mono de 2,1 pulgadas en la parte frontal delantera que ofrece información destacable, como la hora, la fecha, las notificaciones y la información de la batería. Es bastante útil, pero no podrás interactuar con ella. 

El principal beneficio es poder ejecutar dos aplicaciones, una al lado de la otra, facilitando la multitarea y el despliegue de las aplicaciones a pantalla completa, una al lado de la otra para poder consultar información mientras trabajas en algún proyecto. 

LG también proporciona una carpeta de accesos directos para iniciar una aplicación diferente en cada pantalla y poder crear tus propias combinaciones. Un menú emergente en la pantalla principal te permite seleccionar varias funciones DualScreen como mover una aplicación a la otra pantalla o apagar una.

La doble pantalla DualScreen también posee una cámara frontal a modo de muesca, de forma que ambas coinciden en localización, proporcionando cierta simetría a la hora de abrir aplicaciones y que tengan correlación en ambas pantallas. 

LG proporciona software para que puedas colocar un controlador virtual en la pantalla inferior mientras dedicas la superior al juego real. Esto hace que jugar a títulos como Asphalt 9 sea mucho más fácil y puedas asignar botones a los mandos. 

El Velvet se conecta a la carcasa DualScreen a través de un puerto USB-C, de manera que para cargar su batería mientras estás conectado requiere del uso de un adaptador magnético que proporciona el espacio suficiente para enchufar un cable. Es ingenioso pero corres el riesgo de perderlo. 

Por suerte, el Velvet también soporta la carga inalámbrica, aunque no podrás hacer uso de ella si tienes la segunda pantalla adicional conectada al teléfono principal. Además, su velocidad de carga es lenta al soportar la modalidad de tan solo 9 W frente a otros más avanzados que superan los 40 W. 

LG incluye un navegador personalizado que muestra cómo las dos pantalla pueden trabajar de manera conjunta. Por ejemplo, hacer doble clic en un enlace abrirá la página en la otra pantalla, manteniendo la ventana actual. 

También podrás ejecutar aplicaciones de Google como Chrome, YouTube, Gmail, Maps y Photos en modo de vista panorámica. Esto tiene que estar activado en aplicaciones individuales en el menú de configuración y te permite configurar las pantalla como si fueran una sola. 

No obstante, como ya mencionamos en la review del V60, la gran bisagra del medio hace que el contenido visualizado no tenga mucha continuidad y se pierda la experiencia que puedas tener con otros modelos de móviles con pantalla plegable. 

De hecho, aparecieron ciertos problemas con Google Maps, que para verlo correctamente, tuvimos que poner el punto de origen en una de las pantallas para verlo correctamente. En la imagen puede observarse mejor el resultado de los mapas mostrados a pantalla completa. 

Aunque LG sigue avanzando en lo que se refiere a adaptación de aplicaciones y mejoras en la gestión de la visualización, estamos seguros de que la compañía tiene recorrido de mejora para aprovechar la combinación de DualScreen con sus teléfonos premium. 

Pantalla principal

Volviendo a la pantalla principal del Velvet, hay que reconocer que es demasiado alta para nuestro gusto, a pesar de los bordes curvados que ofrecen otro punto de vista. Eso sí, su pantalla OLED se muestra con un excelente contraste y gama de colores. 

Pero no podemos obviar que se trata de una pantalla con una frecuencia de refresco de 60 Hz, cuando en otros modelos del mercado puedes llegar a encontrar dispositivos que alcanzan los 90 Hz o los 120 Hz a un precio similar o inferior. 

Los 90 Hz ofrecen una experiencia de visualización y manejo mucho más fluída, pero pensamos que el Velvet no va dirigido a este tipo de usuarios, sino que se centra en garantizar otra serie de extras y ventajas. 

Esto no quita que la visualización en el Velvet sea extremadamente nítida con la opción de usar Full HD+ combinada con un estándar de 60 Hz que es bueno y positivo para mantener una duración de batería más aceptable. 

No debemos pasar por alto que el Velvet, como sucede con el V60, dispone del escáner de huellas digitales óptico integrado en la pantalla, el cual funciona bien y sin problemas, aunque encontrarás en otros smartphone una más ágil velocidad de respuesta. 

Especificaciones y rendimiento

Con el fin de lograr posicionar al Velvet en una gama de precios más asequible, LG ha evitado incluir los procesadores de la serie 800 de nivel superior de Qualcomm en favor de optar por el rango 700 más económicos. 

De esta forma, el Velvet tiene un Snapdragon 765G con conectividad 5G que es lo que verdaderamente cuenta si estás pensando en adquirir un teléfono pensando en el futuro más inmediato. 

A efectos de rendimiento, se encuentra dentro de los rangos más que aceptables, acompañado además de 128 GB de almacenamiento y de 6 u 8 GB de memoria RAM. De forma adicional, disponemos también de ranura para tarjetas microSD. 

En general, es bastante bueno y potente como para manejar sobradamente la doble pantalla. Sin embargo, si lo que buscas es potencia, echa un vistazo al Galaxy S20 de Samsung, o bien, al OnePlus 8 con los últimos procesadores de Qualcomm. 

Los resultados de referencia que se muestran a continuación están comparados con terminales de primera línea, lo que te da una idea de que si compras el Velvet estarás apostando por un terminal solvente en líneas generales. 

Cámaras

Como ya mencionamos anteriormente, nos gusta la ubicación y forma de presentar las lentes, aunque a la hora de la verdad, hemos comprobado que ninguna se muestra de manera sorprendente en base a los resultados obtenidos. 

Aunque hay tres, uno es un sensor de profundidad, por lo que los que cuentas son el principal de 48 MP con una opción ultra ancha de 8 MP, una combinación en la que LG estaba trabajando mucho antes de que los rivales comenzaran a agregar mayores angulares.

La de 48 MP permite obtener algunas fotos con una buena cantidad de detalles y colores vibrantes. Ten en cuenta que, al igual que otros teléfonos con sensores de alta resolución, en realidad está generando una imagen de 12 MP. 

Puedes capturar imágenes de resolución completa de 48 MP si lo deseas para obtener detalles adicionales, pero no merece la pena el espacio de almacenamiento adicional y la caída que se produce dentro del rango dinámico.

En ciertas circunstancias, preferimos tener una cámara ultra gran angular que una con telefoto, y es lo que sucede aquí, con unos acabados de calidad bastante sorprendentes. El acceso a la aplicación no es tan intuitivo como en otros modelos.

No disponemos de funcionalidad de una lente macro, pero con la cámara principal es posible capturar primeros planos bastante decentes aunque no llega a cubrir todo el espectro y detalle que te permitiría un sensor dedicado. 

La poca luz y la noche no son el fuerte del terminal Velvet, pero los resultados tampoco son tan malos. Es el modo retrato, posiblemente el modo más importante para muchos usuarios, el que tiene todavía margen de mejora.

Detectamos que la cámara selfie mucho más impresionante, con excelentes resultados tanto en modo normal como en modo retrato. Aunque este último no es perfecto, el Velvet hizo un buen trabajo recortando alrededor del cabello, donde otros no son capaces de procesarlo. 

Manejando vídeo, el Velvet puede disparar a 4K en 30 fps, o bien, optar por la opción de 1080p a 60 fps. No hay estabilización óptica de imagen, pero el software hace un gran trabajo al eliminar el movimiento y las sacudidas de nuestras manos. 

El modo panorámico es más complicado, pero tampoco se comporta mal. En general, la calidad es buena con muchos detalles y colores precisos a 4K, además de producir poco ruido. 

Duración de la batería

Como ya hemos mencionado, la elección de especificaciones de LG se centra en garantizar una gran autonomía al terminal Velvet, a pesar de que tenga que prescindir de aspectos como una alta frecuencia de actualización de pantalla. 

El Velvet tiene una batería de 4300 mAh y puede superar con creces el uso diario para el usuario promedio. Por supuesto, aplícalo a los juegos, especialmente con DualScreen, y tendrás que recargar la batería mucho antes. 

LG ofrece una carga rápida razonable de 25 W, pero puede llegar al 31% de su capacidad en apenas media hora. En lo que se refiere a la carga inalámbrica, está soportada, pero apenas podrás cargar a una media de 9 W. 

Precio y dónde comprar

A estas alturas te preguntarás, ¿cuánto cuesta el LG Velvet? Pues bien, la compañía lo comercializa a un precio recomendado de 699 €, actualmente asociado a una promoción mediante la cual recibes de forma gratuita los auriculares inalámbricos Ear Buds HBS-FN6. 

La configuración que obtienes por este precio de entrada es la de menor cantidad de RAM (6 GB) y 128 GB de almacenamiento. Para nuestras pruebas, la compañía nos envió el modelo con acabados en blanco con conectividad 5G. 

Veredicto

No resulta fácil emitir un veredicto final del LG Velvet, ya que enamorará a los que buscan una segunda pantalla puntualmente, pero sin tener que cargar con ambas a todas partes, con lo que supone a nivel de peso y grosor. 

¿Te preocupa tener las mejores especificaciones y rendimiento? Bien pues el LG Velvet no es para ti teniendo en cuenta la falta de extras como una pantalla de 90 Hz, una cámara con telefoto, un procesador insignia y otras cosas que estés buscando.

¿Buscas un teléfono elegante y premium más barato que la mayoría de los buque insignia? Tal vez el Velvet te llame la atención, pero si no eres un entusiasta de LG, entonces hay muchos rivales con mucho que ofrecer, muchos de los cuales tienen precios más bajos. 

Para mí, todo se reduce a si te lleva o no la idea de la DualScreen, a pesar de sus defectos. Si es así, y podemos reducirnos a un pequeño número de compradores potenciales ahora, entonces el Velvet es una gran opción, con un precio para la segunda pantalla bastante bajo.

Especificaciones

  • Procesador P-OLED de 6,8 pulgadas HD (1080 x 2460)
  • Chip Qualcomm Snapdragon 765G de ocho núcleos
  • RAM de 6 u 8 GB
  • Almacenamiento de 128 GB y microSD
  • Cámara principal de 48 MP f/1,8 
  • Cámara ultra gran angular de 8 MP f/2,2 
  • Sensor de profundidad de 5 MP
  • Cámara selfie de 16 MP f/1,9
  • Escáner de huellas digitales (en pantalla)
  • Conectividad Wi-Fi de doble banda 11ac y Bluetooth 5.1
  • GPS, NFC y 5G
  • SIM simple / dual-nano
  • USB-C, altavoces y toma de auriculares
  • Certificación IP68
  • Batería de 4300 mAh
  • Carga rápida de 25W e inalámbrica de 9 W
  • Sistema operativo Android 10
  • Dimensiones de 167 x 74 x 7,9 mm
  • Peso de 180 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo