Review LG V60 ThinQ 5G

La estrategia de lanzamiento de teléfonos inteligentes de LG parece últimamente un tanto confusa. Decimos esto debido a que sus teléfonos no suelen seguir un ciclo o patrón de lanzamiento coherente que nos permita tener referencias.

Decimos esto porque el recién llegado V60 es un teléfono francamente bueno. Nos gusta por aspectos clave como su personalidad y la diferenciación frente a sus homólogos Galaxy S20 de Samsung o el OnePlus 8 Pro. Esos teléfonos apuntan a diferentes objetivos finales.

Si aceptamos que el V60 es un dispositivo con características excepcionales y de nicho, compensa el hecho de que, sobre el papel, otros teléfonos puedan llegar a ser mejores. La clave es que el V60 permite hacer cosas que no encontrarás en ningún otro.  

La duración de la batería del V60, los controles manuales de la cámara, así como el audio todavía en la modalidad de cable son algunos de los aspectos en los que el terminal de LG supera a cualquier otra propuesta de una marca contrincante. 

Es un terminal que necesitas tener entre las manos para poder apreciar todas sus bondades, con la premisa de que no se trata de un teléfono inteligente que será aprovechado por la gran mayoría de usuarios. Tiene un target un tanto específico. 

El accesorio de doble pantalla (excelente bajo nuestra opinión) es prueba de ello. Aunque algunos puedan dudar de su eficiencia, no cabe duda de que te permite utilizarla cuando verdaderamente la necesites, o bien, prescindir de ella si no es necesario. 

Uso y manejo

Tras la llegada del V50, LG parece haber aprendido de sus errores al mejorar considerablemente su diseño allí donde era necesario. Los marcos se han reducido considerablemente y los bordes presentan acabados en aluminio mucho más vistosos. 

Físicamente, vuelve a aparecer una pequeña protuberancia asociada al conjunto de sus cámaras principales, algo que tenía el V40 pero que se solucionó con el V50. Su vuelta está justificada si la calidad de las cámaras mejora como hemos podido corroborar. 

Es evidente que se trata de un teléfono grande en tamaño. Cuenta con una pantalla OLED de nada menos que 6,8 pulgada planteadas en un chasis que es más ancho y grueso que la del Galaxy S20 Ultra, aunque el recubrimiento oleofóbico es bastante efectivo. 

Esto hace que el teléfono V60 sea un terminal para manejar con ambas manos aunque lo utilices sin la pantalla secundaria. Un marco delgado se extiende alrededor del borde de la pantalla plana con una pequeña muesca semicircular para admitir la cámara frontal selfie

La calidad de construcción es de primer nivel en el V60, a lo que hay que añadir el cumplimiento de la certificación IP68 y la clasificación oficial MIL-STD-810G que vienen a corroborar su robustez ante trabajos en exteriores. 

Como viene sucediendo con los dispositivos LG, la reacción háptica en este modelo es excelente, además de que se carga a través de modo rápido Quick Charge 4 de 25 W mediante cable, además de que admite carga lente de forma inalámbrica. 

Pantalla por duplicado

Si resulta que los móviles de gran tamaño no son un problema para tí, comprobarás que el V60 cuenta con uno de los mejores paneles OLED que LG haya puesto hasta ahora en un teléfono inteligente.

Si observas las especificaciones con detenimiento, comprobarás que la pantalla no dispone de frecuencia de actualización de 90 Hz o 120 Hz o algo similar. En este sentido, LG se adhiere a los 60 Hz pero, sinceramente, se ve espectacularmente bien. 

Hemos usado el OnePlus 7T Pro y el S20 Ultra de Samsung y debemos admitir que son pantallas sorprendentes debido a sus frecuencias de actualización más altas. Pero el LG aquí está bien calibrado en reproducción del color y nitidez, a pesar de llegar a 1080p.

También hemos podido probar el V60 con su paquete Dual Screen, que es físicamente diferente de los estuches similares hechos para el V50 y el G8X. Hace que un teléfono inteligente ya enorme, sea aún más grande como para llevarlo en el bolsillo. 

Pero es el peaje que hay que estar dispuesto a pagar a cambio de poder trabajar de una forma más cómoda y versátil. Para cargar el teléfono cuando está en el estuche, LG incluye un adaptador de magnético de paso que no debes perder para alimentar a ambas. 

Con este accesorio, añadimos una pantalla idéntica de 1080p que duplica el tamaño de  pantalla del V60 e incluso tiene una muesca falsa para mantener la visualización de contenidos visualmente simétricas. 

No es un símil de los teléfonos plegables como puedan ser el Galaxy Fold o el Motorola Razr. La esencia del V60 es dotar al dispositivo de una doble pantalla y no de adoptar una pantalla de mayor tamaño, como persiguen los modelos aquí mencionados. 

De esta forma, aunque podrás ver algunas aplicaciones usando ambas pantallas con la bisagra de por medio, no es esta la finalidad. LG pretende llevar a la práctica la multitarea para que puedas utilizar diversas aplicaciones al unísono, cada una abierta en su panel. 

La pantalla dual del V60 permite ejecutar dos aplicaciones verticales una al lado de la otra. Funciona francamente bien, con el añadido de que el conector USB-C de la carcasa se conecta al teléfono para alimentar también a la segunda pantalla. 

LG ha evolucionado el desarrollo de aplicaciones bajo Android hasta el punto de que si abres Gmail a pantalla completa puede llegar a verse mal y cortada. Sin embargo, si cambias al modo panorámico de configuración, la pantalla inferior se convierte en un mini teclado con la pantalla superior completa para la visión. 

Todavía hay muchas aplicaciones que requieren de desarrollo adicional y sin características de este tipo que lo aprovechen, pero en aquellas en las que se ha trabajado, la solución funciona francamente bien. 

Por ejemplo, hemos utilizado la doble pantalla para situaciones en las que tienes que leer artículos en una de ellas con el navegador, mientras que en la otra manejas una red social. es algo interesante que sin duda alguna, te permitirá ser más productivo. 

Otro truco bajo la manga que se guarda LG con el V60 es que ofrece soporte de lápiz óptico, aunque LG apenas lo menciona asociado a la comercialización del teléfono. Ambas pantallas  son compatibles con los lápices Wacom, así como con el lápiz activo de LG.

Así pues, la nota destacada aquí es que el LG V60 es una alternativa seria a lo que actualmente solo puedes hacer con el Galaxy Note de Samsung. 

También admite un modo de escritorio que no pudimos probar, pero que en teoría podrás conectarlo a una gran pantalla ayudado por un cable USB-C para trabajar de forma cómoda con accesorios como teclado y ratón. 

Claves en el rendimiento

Tanto el V40 como el V50 disponían de pantallas principales de mayor resolución que hacen que el V60 parezca una degradación, pero la realidad es que hay que tener en cuenta más matices. Las altas frecuencias en las pantallas son auténticas devoradoras de la batería.

LG ha optado por incluir en su nuevo V60 una batería de 5.000 mAh con un panel de 60 Hz y calidad 1080p, de manera que logra el equilibrio perfecto para que estos factores no perjudiquen en exceso la autonomía que puede ofrecer el terminal. 

Llega a ser incluso suficiente como para poder alimentar a la pantalla principal y dual. En nuestras pruebas de batería con Geekbench 4 y el brillo de la pantalla fijado a 120 cdm2, el teléfono duró 11 horas y 45 minutos en comparación con las 8 horas y 20 minutos del S20 Ultra. 

Mientras que la mayoría de teléfonos buque insignia de hoy en día con baterías extra grandes parecen ir apurados para cubrir el uso normal de un día, en el caso del V60 esto es diferente debido a la combinación de pantalla y batería. 

Desde el punto de vista económico, también hay que tener en cuenta que el V60 presenta un precio de 799 dólares frente a los 1.399 dólares que cuesta el modelo S20 Ultra, con el aliciente de que tiene el mismo chip Snapdragon 855 con módem X55 5G. 

Aquí hay que añadir que no es compatible con 5G multibanda de AT&T y T-Mobile y se limita a las bandas más lentas de menos de 6 GHz. 

Lo que es evidente es que a efectos de rendimiento, el móvil es sobresaliente y el teléfono vuela con su interfaz y cualquier aplicación que le eches. El almacenamiento expandible de 128 GB también debería ser suficiente para la mayoría de las personas. 

Puede que algunos usuarios lleguen a pensar que 8 GB de RAM son limitados frente a otros modelos con 10 o incluso 12 GB, pero LG ha configurado bien el teléfono al equilibrar las decisiones de componentes internos y hardware. 

El sensor de huellas dactilares integrado en pantalla del V60 es óptico y funciona francamente bien a menos que tengas las manos mojadas. Parece mucho más eficiente que el retardo que en ocasiones originan los sensores ultrasónicos de la serie S20 de Samsung. 

Otros extras del V60

LG continúa produciendo unos de los mejores teléfonos del mercado en lo que a audio se refiere, manteniendo la conexión por cable. El V60 tiene un conector para auriculares de 3,5 mm con un Quad DAC, un componente que en los DAC independientes supone unos 200 € extra. 

El V60 produjo el mejor audio con cable que hemos podido escuchar en un teléfono al alternar el Hi-Fi Quad DAC y otra opción de software llamada 'LG 3D Sound Engine'. Este último agrega efectos de sonido 3D a través de cuatro preajustes, aunque preferimos la calidad del DAC.

Mejorarás las transmisiones de Spotify, en comparación con el audio estándar con cable o Bluetooth, siempre que utilices calidades superiores en formato FLAC. También hay servicios como Deezer Hi-Fi de alta calidad que te permitirán sacar el máximo partido. 

Los altavoces estéreo ubicados en la parte superior e inferior del dispositivo también están bien ajustados en tono y volumen para ver contenidos multimedia, algo que aprovecharas con las llamadas con altavoz. 

Cámaras de referencia

Aunque el V60 ya ha sido criticado por reducir sus tres cámaras del anterior modelo a solo dos (aquí no hay teleobjetivo para el zoom óptico), a cambio obtienes una unidad principal de 64 MP y f / 1.8 con OIS (estabilización de imagen óptica), y ultra gran angular de 13 MP y focal f / 1.9. 

Las imágenes del sensor principal son muy buenas si las capturas a plena luz del día, al utilizar un procesado de 4 por 4 píxeles para ofrecer fotos de 16 MP con reproducción precisa del color y un rango dinámico decente. A continuación, una foto capturada con el sensor principal.

Activamos el HDR automático y rápidamente comprobamos que es una gran decisión. Los resultados se vuelven más temblorosos con situaciones de baja luminosidad, y la configuración del modo noche, no es comparable a lo conseguido con los móviles Google o Huawei.

Es de agradecer el sensor ultra gran angular, aunque las diferencias de temperatura de color entre ésta lente y la principal son sustanciales. Tendrás que jugar con los ajustes del V60 para obtener cierta coherencia entre los dos. La frontal de 10 MP no es nada especial.

Si deseas hacer zoom con el V60, hay un zoom digital pasable que funciona recortando imágenes capturadas por el sensor principal de 64 MP. Es una solución, pero no esperes grandes cosas si las comparas con el impresionante zoom de 100x del Galaxy S20 Ultra. Abajo, foto capturada con zoom a 10x. 

La aplicación de la cámara de LG entra en modo manual. Este no es realmente un teléfono que recomendaría a las personas que desean el mejor modo automático, pero es excelente si sabes lo que haces con los modos de disparo que ofrece. 

Lo mismo ocurre con el video manual: el V60 puede grabar a calidad de 8K, aunque no podría decir qué es tan bueno en realidad. No teníamos una pantalla compatible en el momento de la prueba, por lo que no podemos confirmar los resultados. 

Algo destacable de la aplicación de la cámara es que tiene una vista previa que funciona a gran velocidad, notablemente más rápido que muchos otros teléfonos, lo que permite comprobar los fotogramas como si se tuvieras una cámara reflex en tus manos. A continuación, manejando el modo macro del LG V60. 

En definitiva, los resultados de las imágenes que obtendrás con este V60 están por detrás de los Pixel de Google y la serie P y Mate de Huawei. Habrá quien prefiera la paleta de colores más real que ofrece LG, frente a la saturación excesiva que lleva a cabo Samsung. 

Android y la experiencia de uso

La capa UX 9.0 que LG aplica sobre Android 10 en su V60 es sin duda alguna la mejor que haya hecho hasta el momento la compañía, aunque esto impedirá que puedas aplicar actualizaciones a corto plazo. 

Realmente ofrece una buena estética, la cual no difiere en gran medida de las versiones originales que Google y OnePlus envían, sin importar lo que algunos críticos te digan. No obstante, el cajón de aplicaciones sigue siendo un tanto frágil. 

Al añadir nuevas aplicaciones que son descargadas, simplemente se unen al final de la lista. Ningún otro cajón de aplicaciones popular en Android se comporta de esta manera, y sorprende como LG lo mantiene en un modelo de alta gama como es el V60.

Curiosamente, la interfaz de usuario no te permitirá ajustar el brillo de la pantalla si está configurada en modo automático. Si el brillo automático estuviese bien calibrado, tal vez no importaría, pero es demasiado agresivo, por lo que tuvimos que apagarlo y cambiarlo manualmente manualmente. 

Tampoco disponemos de una función de desbloqueo facial de ninguna forma, lo cual es una mala práctica en un buque insignia de 2020.

Precio y disponibilidad

LG solo vende oficialmente este teléfono en EE. UU., al menos por el momento. Y solo a través de los operadores estadounidenses AT&T , Verizon y T-Mobile. El precio que la compañía ha fijado para el V60 ThinQ 5G es de 799 dólares.

Si optas por adquirirlo junto con el accesorio de pantalla dual, el precio se eleva a los 899 dólares. Así pues, incluso si optas por adquirirlo con él, estarás barajando precios muy inferiores a los buque insignia de las grandes marcas, como OnePlus, Samsung o Huawei. 

Actualmente no puedes comprarlo desbloqueado. Es de esperar que que esto cambie con el tiempo, pero por ahora, este es un teléfono cuyo éxito se ve obstaculizado por su disponibilidad.

Veredicto

LG V60 es uno de los teléfonos favoritos de los últimos dos años. Es demasiado grande, pero es encomiable la manera que tiene de poder simultanear el uso de una sola pantalla, o bien, la doble cuando lo precises. 

Con una duración de batería sobresaliente, excelente audio y un estuche de pantalla dual que no es nada cara, te fascinará su diversas formas y modos de uso. Ni siquiera creo que la pantalla de 1080p a 60Hz sea un factor negativo al no incidir en el consumo de batería. 

El V60 solo está disponible a través de operadores de telefonía móvil de EE. UU., lo que limita de forma significativa la posibilidad de compra, al menos por el momento. LG tiene sus razones para seguir con esta estrategia y habrá que esperar para el mercado libre.

Especificaciones

  • Pantalla P-OLED de 6,8 pulgadas HD (1080 x 2460), 20.5: 9 
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 865 octa-core con 5G
  • 8 GB de RAM 
  • 128/256 GB de almacenamiento interno ampliable (hasta 2 TB)
  • Cámara principal de 64 MP f / 1,8, OIS
  • Cámara ultra gran angular de 13 MP f / 1,9 
  • Sensor ToF
  • Cámara frontal selfie de 10 MP f / 1,9
  • Escáner de huellas digitales (en pantalla)
  • Wi-Fi de doble banda 11ac, Bluetooth 5.1 y 5G
  • GPS, NFC y SIM simple / dual-nano
  • Conector USB-C y mini-jack
  • Batería de 5000 mAh con carga rápida 4.0 e inalámbrica
  • Android 10 con LG UX 9.0
  • Dimensiones sde 169,3 x 77,6 x 8,9 mm
  • Peso de 214 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo