Review LG G8X ThinQ Dual Screen

LG ya había lanzado previamente dos teléfonos emblemáticos este año, el V50 y el G8X, de manera que el lanzado ahora G8X ThinQ realmente toma prestado algunos aspectos interesantes de ambos modelos para ofrecerlo a un precio más competitivo. 

Así, el LG G8X ThinQ Dual Screen toma prestado el nombre del G8 original y su doble pantalla, y las combina con algunas de las especificaciones más avanzadas del V50 con el fin de ofrecer un terminal equilibrado en infinidad de aspectos, como veremos a continuación. 

Precio y disponibilidad

No todos los teléfonos que la marca coreana presenta a nivel mundial, llegan a estar disponibles en nuestro país. Sin embargo, en el caso del LG G8X ThinQ Dual Screen, la comercialización se ha hecho realidad y ya puedes adquirirlo. 

Su precio de venta recomendado es de 949 €, un precio más económico que lo supone adquirir el modelo LG V50 ThinQ 5G que la tienda online de LG está a 1090,10 € con el regalo de la segunda pantalla y un descuento actual de 223,90 € según la marca. 

Así pues, se posiciona como la opción de móvil LG con doble pantalla más económica comercializada a día de hoy, con el aliciente de que puedes añadirla o prescindir de ella en función de lo que estés haciendo. 

Pantalla dual 2.0

Como sucedió con el V50, la característica más destacada que vemos en el G8X es el uso de la doble pantalla o ‘Dual Screen’ que permite tener otra perspectiva del contenido a visualizar. Es también táctil y funcional y, a nivel de diseño, puede plegarse como hacemos habitualmente con un portátil. 

Cabe destacar que esta no es exactamente la misma pantalla dual que vimos a principios de este año, ya que LG ha incluido algunas actualizaciones y mejoras que solucionan algunos de los mayores fallos de la primera iteración y deberían ayudar a convencer a los detractores a que este factor de forma es novedoso y no una mera novedad.

La pantalla OLED de 6,4 pulgadas (en comparación con 6,2 pulgadas) ahora tiene el mismo tamaño que el teléfono principal, lo que hace que mover las ventanas entre ambos sea algo más natural. La calidad de las pantalla no está a la par, puesto que observamos ligeras variaciones en el color y el brillo mientras saltas de una a otra.

Más importante aún es la nueva 'bisagra freeStop' de 360 ​​grados, un nombre sofisticado para referirse a una función simple: te permitirá descansar la pantalla Dual Screen en cualquier ángulo, al igual que un portátil convertible, algo esencial en el diseño. 

Recordemos que anteriormente solo permitía que la pantalla descansase al estar paralela a la principal, una limitación que LG no ha dudado en corregir rápidamente. 

Así, el recuento total de las pantallas se incrementa a tres si tenemos en cuenta también el panel OLED de 2,1 pulgadas situado en la parte frontal, en el que se muestra la hora, fecha y alguna que otra notificación personalizada. 

De esta forma, evitamos el hecho de tener que abrir la pantalla dual cada vez que desees comprobar WhatsApp, por ejemplo, aunque bien es verdad que esta pequeña pantalla no es táctil para facilitar la interacción.  

Otra apreciación es que el teléfono se conecta a la pantalla dual utilizando conexión USB-C mediante un conector magnético. Esto indica que mientras tengas la pantalla dual activa, tendrás que cargarla a través de un adaptador o base específica. Por lo demás, te deja acceso a la toma de auriculares, algo que mantiene. 

En lo que se refiere al uso que puedes hacer de la doble pantalla, cabe destacar que puedes tener abierto el correo en la principal y utilizar la secundaria para manejar el teclado virtual visualizado en pantalla, ganando área en la visualización.

También podrás ver una película o serie en una de ellas, mientras que en la otra navegas por la web buscando información o simplemente respondes a un mensaje. Compaginar el calendario con el correo electrónico también te permitirá agendar contenidos. 

Por lo que hemos podido comprobar, LG ha trabajado esta experiencia en el entorno Android para que el mayor número de aplicaciones puedan ser aprovechadas. En caso contrario, siempre es posible ignorar la pantalla dual por completo. 

LG está tratando de construir un ecosistema con aplicaciones de terceros, pero es limitado, como podemos comprobar con el navegador web coreano Naver Whale, a pesar de que el software propietario de LG a menudo sorprende con pequeños retoques. 

Prueba de esto es ver cómo puedes tener en una pantalla la biblioteca de imágenes de tu galería de fotos para pulsar sobre cualquiera de ellas y que esta se muestre en la otra pantalla de forma ampliada.

El apartado de juegos es el otro gran beneficiado. La aplicación Gamepad también emula a la del V50, lo que te permite convertir la pantalla principal en un controlador de pantalla táctil o gamepad mientras que la otra visualiza el juego. 

Incluye una amplia variedad de configuraciones diferentes, con el añadido de que ahora permite crear tu propio gamepad personalizado y guardar tu configuración específica para juegos.

Diseño y construcción

No queremos dar a entender que más allá del uso de la doble pantalla, el G8X sea un teléfono del montón, pero probablemente sea justo decir que sin la doble pantalla, el G8X ThinQ no sería un teléfono que pasaría desapercibido entre los de su categoría. 

Estéticamente, es tremendamente similar a los otros dos buques insignia de LG de 2019: una delgada pizarra de vidrio y metal gris que es atractiva y funcional. No es feo, pero ciertamente no es sorprendente. 

Parece un teléfono normal, uno que podría confundirse con cualquier otro del mercado de los lanzados en el último año o dos. Está absolutamente bien, aunque es probable que nadie compre uno en función de su aspecto final.

No hay opciones de color y el teléfono se comercializa con acabados en negro por todas partes. Dispone de un botón de encendido, botones de volumen, un botón dedicado de Google Assistant situado a la izquierda, y un conector para auriculares. 

En la parte posterior del teléfono también impera la simplicidad: un par de logotipos, junto con el módulo de cámara dual (y flash) que están totalmente alineados con el cuerpo, en uno de los pocos toques de diseño en los que LG supera a sus competidores.

Dependiendo de la perspectiva, el G8X se ve un tanto simple o minimalista. No atraerá a los fanáticos de la reciente ola de dispositivos de colores brillantes y estampados, pero por otro lado, atraerá al público más profesional que busca el aspecto más serio. 

Naturalmente, el aspecto cambia ligeramente cuando se añade la pantalla dual. Su grosor se incrementa el doble lo que puede llegar a resultar demasiado grueso. La parte posterior tiene un acabado de plástico texturizado y adherente, mientras que la delantera es algo reflectante. 

Sinceramente, sería mejor que no apareciera el nombre de 'LG Dual Screen'. La pantalla dual todavía permite el acceso a los botones, los altavoces y la toma de auriculares, aunque este último es a través de un pequeño orificio lo que significa que solo caben unos cables de delgados y ninguno en forma de L.

Especificaciones principales y pantalla

En términos de especificaciones principales, el G8X tiene papeletas para competir con los modelos buque insignia de 2019. En el corazón late el chip Snapdragon 855 (pero no el nuevo 855+), acompañado de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

Aún así, eso es más que suficiente para casi cualquier tarea, e incluso se adapta bien a la multitarea de doble pantalla que es el punto interesante de estos teléfonos. Nunca experimentamos ninguna desaceleración con las aplicaciones a ambas pantallas 

Dicho rendimiento se ve confirmado por nuestros resultados de referencia, en los que prácticamente se mantiene firme frente a los teléfonos más punteros del mercado, como se aprecia en la gráfica. 

Nos preocupaba que la batería de 4.000 mAh tuviera dificultades para mantener en funcionamiento todo el día a ambas pantallas, pero en realidad funcionó bien. Incluso usando ambas todo el día nunca llegué a bajar del 50 por ciento de la batería al final del día. 

Eso significa que ofrece el doble de duración de la batería que el Pixel 4 que es más caro y solo alimenta a una pantalla que viene a ser más pequeña. Si elegir el Pixel es injusto, aún es suficiente para hacer de este uno de los mejores teléfonos con batería.

El rendimiento y puntuación de la batería se basa solo en el uso de la pantalla del teléfono como referencia. Mantener la segunda pantalla encendida reduce la valoración una media de 5 horas y 51 minutos, lo que tiene sentido (aún supera al Note 10). 

Puestos a opinar, diríamos que el punto de referencia con las dos pantallas sugiere que mantiene el tipo de forma sorprendente sin que se vea afectado. 

El panel primario OLED FHD + de 6,4 pulgadas luce especialmente bien y la compañía aún ofrece algunas de las mejores pantallas del mercado. Un nuevo modo nocturno proporciona ajuste de gamma para aclarar escenas oscuras en videos o juegos.

Cámaras

La única cámara selfie presente es de 32 MP y se encuentra integrada en la muesca o gota de agua en forma de lágrima (reflejada de manera confusa en la pantalla dual para obtener simetría, a pesar de que esa pantalla no incluye cámara alguna). 

Ya en la parte posterior, encontrarás dos lentes sin sobresalir del cuerpo del teléfono, ofreciendo otro toque personal de LG frente a lo habitual de los competidores que hacen que apoyados sobre la mesa, el terminal no se mantenga estable.  

Esas dos cámaras traseras son de 12 y 13 MP respectivamente, con la última una lente gran angular, y la lente principal que mantiene la estabilización de imagen 'extrema' propia de LG para la grabación de vídeos, junto con la opción de grabar imágenes 4K en modo timelapse y una cámara de acción AI que ajusta la velocidad del obturador.

El gran angular sufre en comparación con otros resultados. Los colores son mucho más vivos, la diferencia es marcada, pero las imágenes están casi completamente desprovistas de detalles y aparentemente demasiado nítidas para compensar. 

Los disparos con el gran angular son mejorable, algo que suponemos que podrá llevarse a cabo mediante una simple actualización de software. Sin embargo, la lente selfie funciona mucho mejor, con sus 32 MP y el modo de agrupación de píxeles. 

También es posible utilizar la segunda pantalla para mostrar un bloque de blancos, con temperatura de color ajustable para iluminar el rostro sutilmente cuando se trata de capturar retratos o selfies. 

Los modos de fotografía adicionales incluyen un retrato que lucha un poco con los contornos del cabello, las opciones de iluminación de estudio y un modo de 'Vista nocturna' que simplemente funciona. 

Finalmente, llegamos al apartado de video. La lente principal contiene lo que ya hemos visto en otros modelos con estabilización de imagen 'extrema' para grabar videos, junto con la opción de capturar imágenes 4K en timelapse y un modo de cámara de acción AI. 

Carga, audio y software

La carga rápida con cable de 18 vatios nos permitió obtener un 37 por ciento de vacío en apenas media hora, con el aliciente de que este modelo es compatible con tecnologías de carga inalámbrica Qi. 

También debemos destacar que el G8X ThinQ es resistente al agua y al polvo IP68 junto con la certificación militar ante posibles caídas MIL-STD-810G lo que implica que el G8X es uno de los dispositivos Android más resistentes. 

LG siempre se ha preocupado por la calidad sonora y esto no es diferente aquí, aunque tampoco hay nada nuevo: un conector para auriculares y altavoces estéreo de serie, con un Quad DAC Hi-Fi de 32 bits que controla el audio. 

Básicamente, si te importa la calidad de audio que ofrece el G8X ThinQ y no tienes claro lo que puede aportar la característica Quad DAC, entonces probablemente no deberías preocuparte por eso, salvo el hecho de que la música se oirá con mayor calidad. 

Finalmente, el G8X llega con la capa de personalización LG UX 9.0, la última versión de su software Android. Entre sus novedades, trae fuentes más gruesas, un modo nocturno y mejores funciones de uso con una sola mano. 

No obstante, no cambia radicalmente la experiencia del software LG, que todavía es bastante llano para los estándares OEM de Android. Insiste en el viejo sistema de navegación de tres botones, sin ninguna opción para descartarlos o permitir gestos. 

Veredicto

Si tienes pensado adquirir el G8X ThinQ sin el accesorio de pantalla dual, entonces el móvil es un buque insignia bastante aburrido dentro de los modelos de 2019: sus especificaciones son decentes pero el diseño un tanto monótono entre los competidores del mercado.

Con la segunda pantalla, la pantalla dual del G8X demuestra que LG podría estar en la línea del futuro. El panel más grande, la mejor bisagra y la pantalla frontal adicional de notificaciones corrigen casi todos los puntos débiles del diseño original que acompañaba al V50.

Simplemente, su potencial radica en los entornos multitarea y de productividad, aspectos ayudados por una brillante duración de la batería.

El conjunto de sus cámaras no es nada sorprendente para el tipo de terminal que tenemos entre manos, especialmente los resultados alcanzados con la lente gran angular que en ocasiones se tornan borrosos. 

Añade aspectos como la carga inalámbrica y la impermeabilización, y el precio final te parecerá menos fuera de lo que común. Puede que no sea tan elegante como un teléfono plegable, pero LG está ofreciendo cosas diferentes frente a sus competidores 

Dado que hasta el momento, tan solo Samsung y Motorola han puesto un teléfono plegable en las manos de los usuarios y por un precio muy superior en ambos casos, el plegado parece estar llamado a ser el futuro, pero hasta entonces, el G8X demuestra que la segunda pantalla tiene su hueco.

Especificaciones LG G8X ThinQ

  • Sistema operativo Android 9.0 Pie
  • Pantalla FHD + OLED de 6,4 pulgadas y ratio 19,5: 9 
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 855 de ocho núcleos
  • 6 GB de RAM y 128 GB 
  • Ranura microSD
  • Cámara trasera de 12MP con lente gran angular de 13MP
  • Cámara selfie de 32MP
  • Escáner de huellas digitales en pantalla
  • GPS, NFC, Bluetooth 5.0 y 4G LTE
  • USB-C
  • Certificación IP68 resistente al agua y al polvo
  • Batería de 4000 mAh
  • Dimensiones de 159 x 76 x 8,4 mm
  • Peso de 192 gramos

Especificaciones LG Dual Screen

  • Pantalla OLED de 6,4 pulgadas FullVision 
  • Resolución de 2340 x 1080 píxeles y 403 ppi
  • Pantalla monocromo para notificaciones de 2,1 pulgadas
  • Conector USB
  • Bisagra con apertura de 360 grados
  • Color Aurora Black
  • Dimensiones de 165,96 x 84,63 x 14,99 mm
  • Peso de 134 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo