Review LG G8X ThinQ: Primeras impresiones

LG ya ha lanzado este año dos teléfonos emblemáticos, el G8 y el V50, por lo que quizás sea apropiado que el tercero, el G8X ThinQ, tome prestado lo mejor de ambos para ofrecer un terminal competitivo en la gama alta y que añada algunos aspectos diferenciadores.

De hecho, el LG G8X ThinQ con pantalla dual toma prestado su nombre del modelo G8, con la funcionalidad del complemento de la segunda pantalla del V50, combinando en ambos casos las mejores especificaciones de ambos. Conseguimos pasar algo de tiempo con el terminal durante el anuncio de IFA y aquí está nuestra valoración.

Precio y disponibilidad

Como suele suceder en ocasiones con los móviles de LG, no todos los que son anunciados a nivel mundial llegan a estar disponibles en nuestro país, pero por lo que nos comentaros los directivos de la compañía, todo parece indicar que el LG G8X ThinQ llegará a España antes de finales de año.

De hecho, LG no ha querido desvelar el precio aproximado que podría tener el terminal. Sin embargo, a juzgar por el LG G8 y el V50, todo apunta a que el G8X podría quedar posicionado en la parte alta de los móviles premium, al menos en lo que respecta a precio. La novedad de la doble pantalla habrá que pagarla. 

Pantalla dual 2.0

Como sucedió con el V50, la característica más destacada que vemos en el G8X es el uso de la doble pantalla que permite tener otra perspectiva del contenido a visualizar. Esta también es táctil y funcional y, a nivel de diseño, puede plegarse como hacemos habitualmente con un portátil. 

Cabe destacar que esta no es exactamente la misma pantalla dual que vimos a principios de este año, ya que LG ha incluido algunas actualizaciones y mejoras que solucionan algunos de los mayores fallos de la primera iteración y deberían ayudar a convencer a los detractores a que este factor de forma es novedoso.

La pantalla OLED de 6,4 pulgadas (en comparación con 6,2 pulgadas) ahora tiene el mismo tamaño que el teléfono principal, lo que hace que mover las ventanas entre ambos sea algo más natural. Lo que está claro es que, una vez más, la calidad de las pantalla no está a la par, observando ligeras variaciones en el color y el brillo mientras saltas de una a otra.

Más importante aún es la nueva 'bisagra FreeStop' de 360 ​​grados, un nombre sofisticado para referirse a una función simple: te permitirá descansar la pantalla dual screen en cualquier ángulo, al igual que un portátil convertible, algo esencial en el diseño. Recordemos que anteriormente solo permitía que la pantalla descansase al estar paralela a la principal.

Así, el recuento total de las pantallas se incrementa a tres si tenemos en cuenta también el panel OLED de 2,1 pulgadas situado en la parte frontal, en el que se muestra la hora, fecha y alguna que otra notificación personalizada, evitando el hecho de tener que abrir la pantalla dual cada vez que desees comprobar WhatsApp, por ejemplo. 

Otra apreciación es que el teléfono se conecta a la pantalla dual utilizando conexión USB C mediante un conector magnético. Esto indica que mientras tengas la pantalla dual activa, tendrás que cargarla a través de un adaptador o base específica. Por lo demás, te deja acceso a la toma de auriculares, algo importante que también mantiene. 

En lo que se refiere al uso que puedes hacer de la doble pantalla, cabe destacar que puedes tener abierto el correo en la principal y utilizar la secundaria para manejar el teclado virtual visualizado en pantalla, ganando área de visualización.

Del mismo modo, también puedes tener en una de ellas la biblioteca de imágenes de tu galería de fotos para pulsar sobre cualquiera de ellas y que esta se muestre en la otra pantalla. 

También podrás ver una película o serie en una de ellas, mientras que en la otra navegas por la web buscando información o simplemente respondes a un mensaje. Compaginar el calendario con el correo electrónico también te permitirá agendar contenidos. 

Por lo que hemos podido comprobar, LG ha trabajado esta experiencia en el entorno Android para que el mayor número de aplicaciones puedan ser aprovechadas. En caso contrario, siempre es posible ignorar la pantalla dual por completo y considerar al G8X como una única pantalla. 

Estéticamente, es muy similar a los otros dos buque insignia de la marca, exhibiendo una delgada pizarra de vidrio y metal que resulta atractiva y funcional. Está perfectamente alineada y con acabados que no podemos ponerle ninguna pega. 

Sistema fotográfico

La única cámara selfie presente es de 32 Mp y se encuentra integrada en la muesca o gota de agua en forma de lágrima (reflejada de manera confusa en la pantalla dual para obtener simetría, a pesar de que esa pantalla no incluye cámara alguna). Ya en la parte posterior, encontrarás dos lentes sin sobresalir del cuerpo del teléfono, ofreciendo otro toque personal de LG frente a lo habitual de los competidores. 

Esas dos cámaras traseras son de 12 Mp y 13 Mp respectivamente, con la última una lente gran angular, y la lente principal que mantiene la estabilización de imagen 'extrema' propia de LG para la grabación de vídeos, junto con la opción de grabar imágenes 4K en modo timelapse y una cámara de acción AI que ajusta la velocidad del obturador.

El panel OLED FHD + de 6,4 pulgadas se ve francamente bien, algo habitual en un teléfono LG con un nuevo modo nocturno que proporciona ajuste gamma para aclarar escenas oscuras en video o juegos y que alivia teóricamente la fatiga visual. 

La compañía también ofrece un escáner de huellas digitales integrado en la pantalla, el cual no tuvimos oportunidad de probar su velocidad de respuesta. 

Otras especificaciones

Las especificaciones principales son las que encontramos en cualquier móvil tope de gama, como es: procesador Snapdragon 855 (pero no el nuevo 855+) y 6 GB de RAM combinados con 128 GB de almacenamiento. Una batería de 4.000 mAh se nos antoja necesaria para alimentar la doble pantalla e impedir que la autonomía del terminal quede en entredicho. 

El soporte de carga rápida así como la carga inalámbrica deberían ser factores que ayuden a aliviar el consumo de energía que el terminal hace de la energía, mientras que la resistencia al agua y al polvo admite certificación IP68. 

Como complemento, LG también contempla la certificación de prueba de caída militar MIL-STD-810G lo que significa que el G8X debería ser uno de los dispositivos Android más resistentes que puedes encontrar en el mercado. 

LG siempre se preocupa por garantizar la mejor experiencia sonora, algo que no olvida en este modelo. Garantiza de serie un conector para auriculares y altavoces estéreo, con un chip Quad DAC Hi-Fi de 32 bits.

También vale la pena señalar lo que el G8X no tiene. Este no es un teléfono 5G, algo con lo que sí contaba el modelo V50, que a día de hoy, continúa siendo el único teléfono 5G de la marca que podrás comprar. Tampoco encontrarás los trucos de detección de manos y controles Air Motion que llegaron con el G8 normal.

Por último, el G8X viene con UX 9.0, la última versión de su capa de personalización de Android, la que previsiblemente llegará pronto al resto de teléfonos recientes de la marca. 

Trae tipos de letra mejorados, un modo nocturno y mejores formas de uso para manejar el móvil con una sola mano, pero no cambia radicalmente la experiencia del software LG, a nuestro parecer, bastante mejorable frente a otras marcas y a los estándares OEM de Android. 

Veredicto

El LG G8X ThinQ es un buque insignia que intenta diferenciarse de lo que hasta ahora ha sido la norma en los teléfonos Android de 2019, dejando a un lado los modelos con pantalla plegable.

Cuenta para ello con unas especificaciones bastante decentes que te permitirán abordar cualquier tarea que se precie en tu día a día. La doble pantalla ofrece un plus de funcionalidad en determinados escenarios, aunque siempre es mejorable.

El uso de un panel más grande, la mejor bisagra y la tercera pantalla de notificación frontal corrigen casi todos los puntos débiles del diseño original, lo que garantiza que la compañía continúa evolucionando este concepto en favor de los usuarios. 

Puede que el futuro de los teléfonos móviles pase por el uso de los modelos con pantalla plegable, pero hasta que veámos que esto se hace realidad, el G8X ThinQ demuestra lo que es posible conseguir con un móvil con una segunda pantalla. 

Especificaciones

  • Sistema operativo Android 9.0 Pie
  • Pantalla FHD + OLED de 6,4 pulgadas y ratio 19,5: 9 
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 855 de ocho núcleos
  • 6 GB de RAM y 128 GB 
  • Ranura microSD
  • Cámara trasera de 12MP con lente gran angular de 13MP
  • Cámara selfie de 32MP
  • Escáner de huellas digitales en pantalla
  • GPS, NFC, Bluetooth 5.0 y 4G LTE
  • USB-C
  • Certificación IP68 resistente al agua y al polvo
  • Batería de 4000 mAh
  • Dimensiones de 159 x 76 x 8,4 mm
  • Peso de 192 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo