Review del Google Pixel 5

Google ha ampliado su familia de móviles Pixel con la llegada de los nuevos Pixel 5 y Pixel 4a 5G, ambos compatibles con la conectividad 5G y con la premisa de corregir ciertos errores que fueron detectados en su anterior modelo Pixel 4. 

A groso modo, vemos como el nuevo Pixel 5 deja atrás la tecnología experimental Motion Sense, cambia su cámara secundaria de teleobjetivo por un sensor ultra gran angular más coherente, y duplica la capacidad de su batería para que el teléfono tenga más autonomía. 

Aunque esta serie de cambios puedan parecer un tanto obvios, el Pixel 5 supone un cambio de estrategia para Google en lo que se refiere a fabricación de teléfonos inteligentes, apuntando hacia un futuro en el que prima la usabilidad y no tanto competir en prestaciones. 

Diseño y calidad de construcción

Los más llamativo del Pixel 5 en lo que se refiere a diseño tiene que ver con su tamaño compacto y sus acabados. Aunque puedan parecer materiales de plástico, estos hacen que se aligere hasta pesar solo 151 gramos, muy por debajo de la media para su tamaño de pantalla. 

Es justo decir que en los últimos años no ha habido ningún buen teléfono pequeño y compacto dentro de la familia Android, salvo contadas excepciones. La mayoría de los fabricantes se han centrado en ofrecer pantallas cada vez más grandes con capacidades multimedia. 

Esto ha ido en contra de lo que todos conocemos como portabilidad, ligereza, facilidad de uso y manejabilidad para poderlo usar con una sola mano. El Pixel 5 con su pantalla de 6 pulgadas se consolida dentro de nuestra lista de los mejores teléfonos compactos. 

Su marco es uniforme en todos los laterales de la pantalla hasta el punto de que tienen el mismo grosor a lo largo de los cuatro bordes de la pantalla, cuando por regla general, el bisel inferior tiene una zona más gruesa. 

Aporta un equilibrio general que se ve respaldado por el escaso grosor de solo 8 mm, con laterales redondeados en su parte trasera que hacen que parezca más fino todavía de lo que realmente es. 

Google ha revestido las partes internas del Pixel 5 con aluminio reciclado, al tiempo que conserva el material de plástico que lo hace más ligero y que permite que puedas utilizar la carga inalámbrica de forma óptima. Aquí en su parte central sigue presente el detector de huellas dactilares. 

Aquí cabe puntualizar que el sensor de desbloqueo parece ser más sensible y rápido que el desbloqueo facial del Pixel 4, así como los sensores de huellas dactilares que suelen integrarse en pantalla. 

A la hora de elegir acabados, tenemos solo dos opciones posibles, ya sea en negro o en verde, ambos ligeramente salpicados. El botón de encendido también ha sido modificado por uno cromado que ayuda a poder del Pixel 4a 5G con botón blanco. 

Pantalla y sonido

Ya hemos mencionado que su panel es de 6 pulgadas, más grande en comparación con el Pixel 4 del pasado año, sin volverse mucho más ancho en la mano dado que la relación de aspecto es 19,5: 9 para ofrecer una proporción más alta y delgada. 

Continúa siendo una oferta de panel OLED con tonos agradables y nítidos que cumple con la especificación HDR10+, frecuencia de refresco de 90 Hz y resolución de FullHD+. Esta frecuencia es adaptativa por lo que automáticamente usa la más apropiada en función de la aplicación. 

El brillo máximo, en líneas generales, comprobamos que podría ser más alto e intenso, aunque no tendrás problema alguno en visualizar los contenidos a plena luz del día y con el sol incidiendo sobre la pantalla del Pixel 5. 

Tienes la opción de cambiar entre diversos perfiles de colores, jugando con diferentes tonalidades y temperatura de color en la pantalla que por la noche te ayudará a reducir considerablemente la fatiga visual. 

Respecto al audio, el Pixel 5 prescinde de conector mini jack. Tampoco tenemos en la caja adaptador de 3,5 mm a USB C, por lo que tendrás que usar un modelo inalámbrico o algunos heredados de otro teléfono que hayas tenido previamente. 

Sin un altavoz que podamos apreciar a la vista, el Pixel 5 parece que deja el sonido a expensas de un altavoz situado debajo de la pantalla y efectivamente funciona bien en las llamadas con modo manos libres, pero no tanto para escuchar música. 

A pesar de la promesa de sonido estéreo, el perfil de sonido general carece de fuerza o claridad, especialmente cuando tratas de elevar el volumen de sonido que en lugar de mejorar hace que se pierda fidelidad. 

Software y funciones

Android 11 es la última versión del sistema operativo de Google y como tal, el nuevo Pixel 5 sirve para poder lucirlo en su máxima expresión. Se mejora la interacción en determinados entornos como pueda ser manejando Google Duo o Google Recorder, con una función de grabadora que permite editar las pistas de audio antes de transcribirlas. 

Otras como Hold For Me, la función automática de retención de llamadas impulsada por Google Duplex, suena prometedora aunque no está disponible más allá de Estados Unidos y parece que no llegará a tu teléfono Pixel, al menos en esta edición. 

Pero son realmente los pequeños ajustes los que elevan la experiencia de uso del software en el Pixel 5. Es el caso de poder realizar capturas de pantalla o capturar información para ser utilizada en otras apps con solo deslizar el dedo hacia arriba. 

Google ha logrado mejorar ciertas funciones sin dejar de lado la experiencia de usuario limpia que muchos echamos de menos al tener en nuestras manos otros terminales Android que no sean modelos Pixel. 

Cámaras

La oferta de teléfonos Pixel ha crecido para poder afianzar las posibilidades de la fotografía computacional en los teléfonos inteligentes a medida que pasan los años, algo que podemos reafirmar que sigue mejorando con cada nueva generación. 

El sensor principal del Pixel 5 es el Sony IMX363 de 12,2 MP, la misma unidad utilizada por la serie Pixel 4 e incluso la serie Pixel 3 anterior; es un componente antiguo que se mantiene en uso solo por lo que los ingenieros de Google han logrado en el lado del software y el procesamiento de imágenes.

Este año, está acompañado por un sensor ultra gran angular de 16 MP, que tiene un campo de visión de 107 grados; no tan ancho como sus competidores (el sensor ultra ancho del iPhone 12 ofrece 120 grados, por ejemplo) pero sigue siendo una excelente manera de ampliar el encuadre. 

Y es que la mayor actualización no es tanto la decisión de cambiar el objetivo de telefoto del Pixel 4 por este nuevo gran angular, sino el hecho de que Google haya ampliado las funciones destacadas como el Modo Noche para funcionar en todos los sensores del Pixel 5. 

También se ha añadido iluminación virtual en el modo Retrato, una multitud de nuevas opciones centradas en la estabilización de vídeo y la capacidad de alcanzar un máximo de grabación de 4K a 60 fps frente a los 4K a 30 fps que admite el Pixel 4. 

A pesar de que Google ha abandonado el uso del chip dedicado Pixel Neural Core, en las pruebas realizadas, comprobamos que el Pixel 5 pudo capturar y procesar fotos en modo retrato tan rápido como el Pixel 4 del año pasado, o más rápido aún.

En cuanto a la calidad de imagen, hemos obtenido un resultado muy similar a los Pixel del año pasado. Recorta y verás algunas variaciones en la nitidez, el rango dinámico y los colores, con imágenes del Pixel 5 más nítidas, dinámicamente más amplias y una fracción más frías en esos tres aspectos. 

En definitiva, si las comparamos con los resultados del Pixel del pasado año, vemos como las diferencias son mínimas y es cuestión de preferencias y gustos de cada uno, más que una mejora empírica. 

La calidad del video parece mejorada, gracias a la opción de esa mayor velocidad en el manejo de fps, así como a la estabilización particular aplicada a cada modo de uso. Sin embargo, conviene familiarizarse con cada modalidad para alcanzar los mejores resultados. 

La estabilización estándar está activada de forma predeterminada y por lo que demuestra, entra en funcionamiento a la primera de cambio, simplemente con tratar de grabar una escena cuando vas caminando por la calle. 

Puedes desactivar la estabilización de imagen, aunque no hay una necesidad real. Además, estarías desactivando la estabilización de imagen electrónica, mientras que el conocido como OIS o estabilización óptica de imagen, permanecería encendido.

El procesamiento HDR también se ha mejorado gracias a un conjunto de funciones que se han añadido, además de la nueva suite de edición que permite llevar a cabo una corrección posterior a la captura de la fotografía. 

La otra característica destacada es la iluminación de retrato virtual, la cual te permite agregar una luz virtual para que los detalles de la cara del sujeto tengan mayor información y definición. 

Rendimiento

Google siempre ha tratado de implementar el chip más potente de Qualcomm en sus teléfonos Pixel, debido en parte a que los lanzamientos de nuevos modelos llegaban justo un mes después de que el fabricante de chips anunciase sus nuevos procesadores. 

Con la llegada del Snapdragon 855+ y 865+ todo esto ha cambiado, de manera que los tiempos se han acortado. Es por ello que Google ha optado por incluir en su nuevo Pixel 5 el procesador de la serie 700, el Snapdragon 765G 5G.

Es cierto que el Snapdragon 765G que impulsa el Pixel 5 es lo mejor que la serie 700 tiene para ofrecer, y tiene además una ventaja sobre la serie 800 actual cuando se trata de seguir ofreciendo conectividad 5G a la par que mantiene un precio más asequible. 

El 765G tiene un módem 5G integrado, mientras que el 865 aún se basa en una unidad independiente. Esto significa una mayor eficiencia energética, pero el 765G también ha demostrado ser un procesador excelente por derecho propio

Es el mismo chip que se encuentra en teléfonos de primera categoría como el Nokia 8.3 5G, el Vivo X50 Pro , o los más recientes OnePlus Nord o OnePlus 8T.

En el uso en el mundo real, el Pixel 5 se maneja como cabría esperar en cualquier otro teléfono buque insignia y, junto con el software Android 11 y los 8 GB de RAM (la mayor cantidad de cualquier Pixel hasta ahora), lo convierte en uno de los más limpios y con mayor capacidad de respuesta.

A decir verdad, los números ofrecidos por nuestros benchnmark, centrados en el rendimiento, no reflejan el rendimiento que el teléfono ofrece en el mundo real, con el aliciente de que los teléfonos con Android 11 están dando cifras más bajas que con Android 10 aún llevando un hardware similar. 

Como tal, hemos llegado a la conclusión de que las aplicaciones de evaluación con Android 11 requieren de una mejor optimización. El Pixel 5 ofrece un excelente rendimiento en el mundo real y se adapta bien tanto al apartado de juegos, como a la multitarea o la fotografía.

Batería

El Pixel 4 fue un teléfono Android prometedor pero que como contrapartida, ofrecía una de las peores duraciones de batería que recordamos asociada a su autonomía. Fue un problema causado fundamentalmente por la pequeña celda de 2.800 mAh. 

De esta forma, a Google le ha resultado sencillo mejorar estas cifras al optar por una batería de mayor capacidad que ahora alcanza los 4080 mAh, acompañado de una carga rápida que se queda en los 18 W, pero que también admite carga inalámbrica de 12 W con modo inverso. 

En las pruebas de referencia de la batería, el Pixel 5 ofrece números prometedores, con una duración de 12,5 horas en condiciones artificiales. Trasladado al mundo real, el teléfono demuestra ser mucho más conservador, con un promedio de 5 horas de tiempo de pantalla encendida por carga. 

Android 11 en el Pixel 5 también presenta la función Extreme Battery Saver (que llegará a los dispositivos Pixel más antiguos en el futuro). Si la tienes activada, puedes limitar el uso que hacen ciertas aplicaciones de la batería para de alguna manera, garantizarte mayor autonomía. 

Google promete con orgullo hasta 48 horas de uso con este modo, pero eso es algo que otros teléfonos son capaces de hacer durante el uso normal, por lo que no sería una faceta que ensalzaríamos del Pixel 5.

Precio y disponibilidad

El Google Pixel 5 sale a la venta a un precio recomendado de 699 dólares. No está disponible en España, lo que significa que solo podemos fijarnos en el precio oficial de otros mercados europeos. En Alemania cuesta 613,15 €, mientras que en Francia está a 629 €.

El precio es algo inferior al del Pixel 4, que comenzaba en los 759 € por el modelo estándar y subía hasta 899 € en el caso del modelo Pixel 4 XL. Cabe recordar que este año no hay versión Pixel 5 XL y también solo llega con una opción de memoria y almacenamiento. 

Veredicto

Google Pixel 5 elimina algunas de las funciones más experimentales de la serie para ofrecer una experiencia de teléfono inteligente más enfocada en el software que pueda servir de ejemplo para otras marcas de las cualidades que ofrece Android como plataforma.

El hardware no es competitivo en el mismo grado que las ofertas de Oppo, OnePlus o Realme, pero eso no impide que el Pixel 5 sea mejor en el conjunto de sus funciones y no tanto centrándonos en el área hardware.

Este dispositivo es un todoterreno fiable, una gran compra a largo plazo, tanto en términos de soporte de software, como en base al hecho de que la infraestructura 5G continúa mejorando, 

En definitiva, un excelente teléfono pequeño y compacto con Android con calidad suficiente en sus cámaras como para recibir nuestra aprobación. Google se ha dado cuenta de que no puede competir en prestaciones hardware, pero sí en ofrecer el terminal Android más equilibrado del mercado. 

Especificaciones

  • Pantalla OLED Full HD + (2340 x 1080) de 6 pulgadas y 19,5: 9 a 90 Hz
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 765G
  • 8 GB de RAM
  • Almacenamiento de 128 GB (no ampliable)
  • Conjunto de cámaras: 
    • Cámara principal de 12,2 MP con OIS + EIS
    • Cámara ultra ancha de 16 MP con 107 ° FoV
    • Cámara frontal perforada de 8 MP
  • Altavoces estéreo
  • Cuerpo de aluminio reciclado
  • Corning Gorilla Glass 6
  • Certificado IP68
  • Sistema operativo Android 11
  • Batería de 4.080 mAh
  • Carga rápida de 18 W
  • Carga inalámbrica de 12 W + carga inalámbrica inversa
  • Dimensiones de 144,7 x 70,4 x 8 mm
  • Peso de 151 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo