Review Google Pixel 4

La gama de terminales Pixel de Google, de gran prestigio entre los usuarios por ofrecer la experiencia Android ‘más pura', poco a poco se ha ganado su prestigio por incrementar la calidad ofrecida por sus cámaras en el apartado fotográfico.  

Sin embargo, un año como este en el que hemos visto un aumento en el recuento de los megapíxeles, lentes de teleobjetivo con zoom extremo y modos nocturnos sorprendentes, ¿qué puede hacer Google para mantenerse en la cima?

Aparentemente, la respuesta parece haber sido hacer lo que Google dijo que nunca haría, como es el hecho de haber colocado una segunda lente. Este es el primero de diversos cambios importantes de hardware que hemos encontrado en el dispositivo. 

Ahora también se han añadido controles de movimiento basados en radar, un desbloqueo facial completamente nuevo, una pantalla de 90 Hz, así como un asistente de voz Google Assistant que ha sido actualizado para mejorar la experiencia de uso con el dispositivo. 

En ese contexto, el Pixel 4 parece curiosamente cauteloso. Por primera vez, presenta un teleobjetivo, pero no alcanzará el zoom de 10x. La lente principal no es ni tan siquiera de 64Mp o 48Mp como ya ofrecen muchos otros modelos. Y sí, Night Sight es mejor que antes, pero no resulta una faceta rompedora. 

Todo lo dicho hasta ahora suena francamente bien y deberían ser factores determinantes para convertir al Pixel 4 en un modelo buque insignia a imitar en este período de finales de 2019 en el que las marcas ya han jugado todas sus cartas.  

Sin embargo, ninguno de los cinco grandes cambios mencionados es tan bueno como debería ser, y una vez que añades el factor de batería, el Pixel 4 normal se convierte en un teléfono difícil de recomendar por sus resultados, como veremos a continuación. 

Precio y disponibilidad

Tanto el Pixel 4 como el Pixel 4 XL más grande fueron lanzados al mercado el pasado 24 de octubre, por lo que ya puedes adquirirlos a través de la tienda oficial de Google. De hecho, puedes comprar desde 759 € el modelo básico con pantalla de 5,7 pulgadas, y desde 899 € el Pixel 4 XL de 6,3 pulgadas.

Ambos modelos llegan con acabados en negro o blanco, a excepción del Pixel 4 normal, que también puedes adquirir una edición especial con trasera en color naranja. El otro apartado es el almacenamiento, disponibles tanto con 64 como con 128 GB, modelo que incrementa su precio 100 €. 

Son precios bastante competitivos, especialmente si se trata del Pixel 4 normal, ya que cuesta 50 € menos que el iPhone 11, el más barato que Apple ha puesto a la venta este año con la misma capacidad de almacenamiento de 64 GB. 

Puestos a comparar, también te puede salir más económico el modelo OnePlus 7T cuyo análisis puedes encontrar aquí, o por un precio similar optar por el Huawei P30 Pro o el Galaxy S10e de Samsung por 759 €. Es así como nos damos cuenta de todo lo que ofrece el nuevo Pixel 4. 

Diseño y construcción: Pixelado

Google ha decidido no reinventar la rueda con el Pixel 4 y mantener todo aquello que ha dado muy buenos resultados. Es por este motivo por el que su diseño resultará bastante familiar a todo aquel que haya usado un Pixel previamente.

En cuanto a los acabados, con colores bastante planos, lo puedes encontrar en negro o blanco, y una edición especial en naranja con un acabado vibrante que se encuentra entre un rosa melocotón, y el naranja neón del que recibe su nombre. 

El modelo negro tiene una parte trasera brillante, mientras que los modelos naranja y blanco usan ambos vidrio tratado, con el fin de crear un efecto que parezca más mate y que repele por completo la aparición de las huellas dactilares. 

Como sucedía en los Pixel 3, el botón de encendido ofrece un destello de color que contrasta con los tonos principales, pero esta vez se apoya en un borde negro mate que se extiende alrededor de los bordes del dispositivo que hacen que resalte más. 

El gran cambio en su frontal, sin duda alguna, es el hecho de eliminar la muesca por completo. Mientras que el Pixel 3 usó un bisel más grande y el Pixel 3 XL tenía una muesca central similar a la de los iPhone, este año ambos modelos son idénticos, salvo por sus dimensiones. 

Google ha optado por mantener el bisel superior con el fin de ocultar la cámara selfie junto a toda una serie de sensores de desbloqueo facial y otros asociados a la funcionalidad de Radar o manejo mediante gestos. 

Dado que 2019 ha sido el año de las cámaras, Google se ha unido a Apple y a otros fabricantes para ofrecer una matriz de cámara cuadrada con la forma de un pixel, formada por las dos lentes, el flash y el sensor de enfoque automático, todo bajo una misma caja negra. 

Debemos admitir que resulta algo extraño el aspecto de la lente única, pero al menos el nuevo diseño mantiene el resto de la parte trasera del teléfono limpia y uniforme, con un pequeño logo de ‘G’ para identificar el teléfono a distancia. 

Es un diseño que a pesar de todo le aporta un aire moderno al terminal a excepción del gran bisel. No a todos les importará, además de que es mejor que la muesca gigante que es tan presente en el Pixel 3 XL. De cualquier modo, los Pixel nunca han sido disruptores en lo que a su aspecto se refiere. 

Conjunto de doble cámara

Si nos centramos en sus cámaras, por primera vez en estos teléfonos, Google ha lanzado una segunda lente de cámara situada en su trasera: un teleobjetivo de 16 Mp, que Google dice que es "aproximadamente Zoom 2x", aunque en realidad se activa cuando presionas la opción de 1,9x.

El Pixel 3 ya ofrecía un zoom digital fenomenal, y ahora con la ayuda de un teleobjetivo, las cosas no han hecho más que mejorar. El teléfono en realidad usa ambas lentes para las tomas con zoom, y te permite usar su conjunto completo de herramientas computacionales con la segunda lente, incluidos los modos ‘Visión Nocturna y Retrato’.

Con una buena iluminación, el teleobjetivo ofrece tomas con zoom asombrosamente nítidas, con imágenes con aspecto natural sin sufrir alteraciones. 

La apertura f/ 2.4 mejorada en el teleobjetivo significa que los colores no siempre son consistentes entre las dos lentes, y las tomas con zoom capturadas en exteriores, ocasionalmente presentan colores más apagados debido al hecho de que la exposición es diferente. 

La lente principal es similar a la del pasado año desde una perspectiva de hardware (12,2 Mp con f / 1,7), pero Google parece haber mejorado el apartado de software, aunque en su mayor parte la calidad de la foto está a la par que la del Pixel 3.

De hecho, presentan un tono similar con una ligera paleta de colores azules. Por un lado, el efecto HDR Plus ahora se aplica al visor y no solo a la toma final, de manera que lo que veas mientras realizas el ajuste de tus fotos, será una aproximación más fiel al resultado final. 

Este efecto ‘Live HDR’ es una de las características más sorprendentes que ayuda a que la cámara del Pixel 4 sea todavía mejor si solo quieres apuntar y disparar y obtener los mejores resultados sin preocuparte por ajustes adicionales. 

Lamentablemente, es algo que no se aplica a los modos de ‘Visión Nocturna o Retrato’, el primero de ellos porque se basa en exposiciones prolongadas, mientras que el segundo porque Google dice que las vistas previas en tiempo real todavía no son muy buenas, aunque podría aparecer la actualización del software por OTA. 

Aún mejor es la modalidad de foto de ‘Doble exposición’ que añade un segundo control deslizante de brillo a la cámara principal. Mientras que uno maneja el brillo general, el otro solo ilumina las sombras y las zonas oscuras, lo que permite modificar el rango dinámico de la exposición de forma simple. 

Te permite variar los niveles de luz en tomas con un alto rango dinámico, ya sea para ajustar las sugerencias del algoritmo, o bien, ajustarlo al extremo para obtener tomas de silueta artísticas desde la aplicación de la cámara principal. 

También tenemos ‘Visión Nocturna’, la joya de la corona de la aplicación de cámara de Google que se ha ajustado sutilmente para mejorar el balance de blancos, aunque el mayor beneficio será el modo de astrofotografía para capturar hasta 15 tomas sucesivas de larga exposición del cielo nocturno en un proceso que te puede llevar hasta 4 minutos. 

Comprobamos que es si vives en una ciudad, te resultará difícil poner a prueba esta faceta con tanta contaminación lumínica. Además, estas exposiciones prolongadas requieren de un trípode o algo donde apoyar el teléfono, ya que las manos no son lo suficientemente estables. 

Hasta aquí hemos mencionado todas las principales novedades asociadas a sus cámaras. Sin embargo, también debemos mencionar lo que no resulta ser tan bueno. Google ha optado por incluir un teleobjetivo en lugar de un gran angular como segundo sensor que acompaña al principal, alegando que es más útil. 

Pues bien, aunque es cierto, no hay motivo alguno por el que haya decidido incluir el teleobjetivo y haya dejado fuera la tercera lente. Además, si el zoom digital del Pixel ya era lo suficientemente bueno, por qué no centrarse en el gran angular..

Así el Pixel no puede aplicar un zoom en una captura de gran angular, o crear el ojo de pez o efectos de macro. Sabemos que es cuestión de gustos, pero es una faceta que sí ofrecen otros grandes móviles del mercado pertenecientes a la gama premium

El año pasado el Pixel 3 y e XL presentaron una segunda lente selfie gran angular, la cual se ha dejado de incluir también en los nuevos Pixel 4. A cambio, la cámara autofoto principal es un poco más ancha de lo normal contemplando 90 grados, similar a la del Pixel 3a lanzado a principios de año. 

Centrándonos en el apartado de vídeo, el Pixel 4 graba a 1080p y 4K, aunque éste último está limitado a la cifra de 30 fps. Google atribuye la elección, tanto al tamaño de los archivos como al hecho de que no consumas todo almacenamiento local del dispositivo. 

Aunque las fotografías capturadas con un smartphone suelen tener mayor relevancia para los usuarios que las secuencias de vídeo, nos quedamos con la sensación de que en este apartado el Pixel 4 se ha estancado y no ha evolucionado como la grabación de vídeo que puede ofrecer el iPhone 11 Pro. Es algo en lo que debería ponerse al día.

Como resultado final, debemos indicar que el Pixel 4 no cuenta con la mejor cámara que un teléfono puede ofrecer. Podría ser la mejor cámara de fotos para tomas estándar, así como cuando se trata de usar el modo telefoto. 

Pero cuando los nuevos iPhone 11 Pro, los nuevos Galaxy de Samsung y los Huawei ofrecen ambas modalidades de sensor, además de una grabación de vídeo amplia y mejorada, cuesta recomendar el Pixel 4 por su faceta fotográfica, a no ser que solo quieras buenos resultados con apuntar y disparar. 

Especificaciones y características

Aunque como hemos destacado con anterioridad, los desarrollos más importantes de los Pixel 4 se centran en la fotografía, otro gran foco por parte de Google se centra en el Asistente de Google, que ahora se integra con el sistema operativo. 

Gracias al nuevo chip Pixel Neural enfocado en la inteligencia artificial, el dispositivo puede desbloquearse o interactuar con cualquier aplicación en tu teléfono, algo que hace francamente rápido. 

Puedes pedirle al asistente de Google algo del tipo ‘muestra a Beyoncé en Instagram’ e inmediatamente se abrirá la aplicación correspondiente y te dirigirá al perfil, de manera que con una simple conversación puedes moverte entre las aplicaciones con la misma rapidez que si usaras tu dedo para desplazarte. 

Google afirma que esto funciona francamente bien, pero es algo que solo podrás utilizar en inglés y no en castellano, por lo que es una ventaja a la que tendremos que esperar a que la compañía haga extensible la novedad a otros idiomas. 

También es posible acceder a Google Assistant con un nuevo gesto táctil, deslizando el dedo desde cualquiera de las esquinas del marco inferior hacia arriba, que se une a la activación por voz de ‘OK Google’, o a la presión aplicada en los laterales (Active Edge). 

Google menciona los gestos son más rápidos y fiables al estar basados en la tecnología Radar, en lugar de valerse de una cámara. Los ejemplos incluyen agitar la mano para omitir canciones o silenciar una alarma, un gesto rápido de la mano que puede activar el desbloqueo facial, o un detector de presencia que apaga la pantalla si no estás a su alrededor.

No todas las aplicaciones van a ser compatibles con los controles de gestos, aunque Spotify al menos lo es, por lo que hay un plan de soporte para desarrollos de terceros. Un brillo tenue de la parte superior de la pantalla te permite saber cuándo se admiten los controles.

Rendimiento

En términos de especificaciones, el Pixel 4 se basa en la inclusión del chipset Snapdragon 855 (nota la diferencia frente al 855+ más nuevo) junto a 6 GB de memoria RAM y opciones de almacenamiento de 64 o 128 GB. 

Teniendo en cuenta que no hay soporte de ranura microSD y el sistema operativo llega a ocupar hasta 13 GB, el modelo de 64 GB podría ser una limitación, pues solo brinda 50 GB de almacenamiento real para todas las aplicaciones que instales. 

Partiendo de que la capacidad de la batería en el Pixel 4 es de tan solo 2800 mAh (un tanto decepcionante si somos sinceros) frente a los 3700 mAh con los que cuenta el Pixel 4 XL y cualquier otro modelo del mercado, nos pone en antecedentes incluso antes de obtener los resultados de las pruebas. Y eso que Google afirma que su tecnología Adaptive Battery ayuda al teléfono a durar todo el día. 

Aún así, las cifras hablan por si solas y las capacidades bajas para el tipo de terminal que tenemos entre manos, vienen a confirmar que Google no debía haber escatimado en este apartado. 

Aunque obtuvimos un resultado medio en nuestra prueba de referencia de batería, en el uso en el mundo real, es casi cómicamente pobre, ya que apenas podrás superar el uso durante un día. Comparado con otros modelos, nos otorgó un valor de 8 horas y 27 minutos, lejos de las 11 horas y 6 minutos que brinda el Pixel 4 XL. 

No exageramos cuando mencionamos que es de los teléfonos con menor autonomía dentro de su rango de los que hemos probado este año, y la razón principal son los escasos 2800 mAh que componen las celdas de su batería. 

Tenemos pensado seguir utilizando el Pixel 4 durante algunas semanas para ver si el software aprende del uso que hago del mismo para optimizar las aplicaciones y mejorar el rendimiento, así como aplicar las actualizaciones que sean desplegadas. 

Sin embargo, siendo sinceros pensamos que el paso del tiempo degradará más si cabe la capacidad de la misma, con lo que los tiempos de autonomía difícilmente mejorarán a lo largo del tiempo, y menos cuando superemos el año de uso. 

Al menos, podemos destacar que Google mantiene el soporte de uso de carga inalámbrica Qi, junto a la modalidad de carga rápida por cable de 18W a través de su puerto USB-C. La carga rápida de la batería permite superar el 48% de capacidad en solo 30 minutos. 

Controles gestuales y Face ID

Google ha seguido los pasos de LG, entre otros, al introducir los controles de gestos manos libres, algo que los fabricantes siguen intentando mejorar pese a que no haya cuajado mucho entre los usuarios, al menos hasta el momento. 

Así, en su mayor parte todavía se limita a las mismas cosas que LG, como agitar la mano para omitir canciones o silenciar una alarma. En su mayor parte funciona bien, pero aún es raro que un control por gestos se sienta más rápido o fácil que interactuar con la pantalla. 

También si sitúas tu Pixel 4 sobre la mesa tras comenzarse a reproducir una canción, accidentalmente puede que llegue a registrar tu mano alejándose del mismo y lo interprete como un deslizamiento para omitir la pista, algo que quizá no querías que sucediera. 

Hay otros aspectos interesantes asociados a la tecnología Radar, pero es menos probable que las notes. Una sirve para detectar tu presencia, de forma que puede apagar la pantalla cuando no estés próximo con el fin de ahorrar batería. Esto funciona bien y es una gran idea. 

Luego está el apartado de desbloqueo facial o Face ID con el apoyo de solicitar un PIN, como ya hiciera Apple en sus iPhone. El tema de controversia aquí es que hemos comprobado que el desbloqueo se produce incluso con los ojos cerrados del propietario, lo que puede conllevar riesgos adicionales.

La compañía ha confirmado días después de su lanzamiento que una actualización del software permitirá englobar este apartado con el fin de incrementar la seguridad, pero no hay fecha para su despliegue. 

Si eres de los que no se fía en absoluto, siempre puedes forzar el  bloqueo del terminal para que solicite el PIN al volver a desbloquearlo. Lo que hemos podido comprobar hasta el momento es que Face ID funciona francamente rápido y desde ángulos que te resultarían imposible de creer. Sin embargo, volver a la opción de PIN no parece del agrado de los usuarios que ya lo ven como si se tratase de un sistema del siglo pasado. 

Pantalla de 90 Hz

Existe otra última novedad importante relacionada con la pantalla, y es que ofrece el soporte de frecuencia de actualización de 90 Hz, aunque es algo que el Pixel 4 maneja dinámicamente para que el teléfono solo active 90 Hz en aplicaciones y contenido que lo admitan y podamos ahorrar batería. 

De esta manera, la mayoría del tiempo los Pixel 4 funcionarán con la pantalla a 60 Hz, con una modalidad que Google ha definido como ‘Smooth Display’. Con él, las animaciones y gráficos aparecen fluidos y sintiendo que la interfaz se mueve rápida. 

La compañía no ha especificado cuando el móvil trabaja a 90 Hz, pero ya hemos descubierto que se activa automáticamente cuando el brillo de la pantalla está por encima del 75% o la luz ambiente es muy brillante. A efectos prácticos, no notarás la transición entre uno u otro modo. 

Sobre el resto de la pantalla cabe destacar que cuenta con panel OLED FHD+ y relación de aspecto de 19:9 en el caso del Pixel 4, y Quad HD+ en el Pixel 4 XL. Esta sería la diferencia más significativa entre ambos modelos, además de las diferencias en la capacidad de su batería. 

Ambos modelos reciben el soporte HDR y ecualizador ambiental. Se trata de una tecnología que fue adoptada en primer lugar en los Nest Hub, la cual permite ajustar el brillo y la temperatura de color para que coincida con las condiciones ambientales, similar a lo que hace True Tone en los dispositivos de Apple. 

Veredicto

El Pixel 4 incluye una gran cantidad de cambios importantes en lo que a hardware se refiere, como son la segunda lente, la pantalla de 90 Hz, el nuevo desbloqueo facial, el sensor de radar y el chip Neural Core. Sin embargo, que no te lleven a engaño pues cada uno conlleva algún tipo de compromiso en el rendimiento o la usabilidad.

Cabe mencionar aspectos como el hecho de que el desbloqueo facial también funcione con los ojos cerrados, algo que Google debía haber trabajado antes de su puesta de largo, y más si cabe si resulta que has eliminado por completo el uso de la huella digital. 

Luego está el apartado de la duración de la batería, sin duda alguna, la peor faceta en un teléfono con este rango de precio, y la razón más importante por la que el Pixel 4 es difícil de recomendar.

Sí, la cámara es francamente buena (siempre y cuando no te interese el video o el uso de una lente de gran angular, de la que prescinde). Muchos teléfonos tienen cámaras igual de buenas y siendo francos, los que salen ganando aquí son las apuestas de competidores como Apple, Samsung o OnePlus. 

Poco llegan a ofrecer los Pixel 4 que no puedas encontrar en otras alternativas del mercado, con compromisos que afectan al diseño, batería, formas de uso y experiencias de manejo que hace que este modelo quede tan solo para los fieles al Android puro.  

Google Pixel 4: Especificaciones

  • Pantalla OLED de 5,7 pulgadas y 444 dpi
  • Resolución FullHD+ a 90 Hz de frecuencia y Gorilla Glass 5
  • Sistema operativo Android 10
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 855 de ocho núcleos
  • GPU Adreno 640 y Pixel Neural Core
  • 6 GB de RAM
  • Almacenamiento de 64 GB / 128 GB. No admite microSD
  • Cámara trasera de 12,2Mp y f/1.7 con estabilización óptica de imagen
  • Cámara teleobjetivo de 16Mp f/2.4,  con detección de fase y estabilización óptica de imagen Cámara frontal de 8Mp (f / 2.0 90 °)
  • Video trasero: 720p @ 240fps , 1080p @ 120fps , 4K @ 30fps
  • Video frontal: 1080p a 30 fps
  • Desbloqueo facial y borde activo
  • Impermeabilización IP68 y altavoces estéreo
  • Nano SIM, Wifi 802.11ac 2x2 MIMO, Bluetooth 5.0 y NFC
  • Conectividad USB-C 3.1
  • Batería 2800mAh
  • Carga rápida por cable de 18 W. Carga inalámbrica Qi
  • Dimensiones de 68,8 x 147 x 8,2 mm
  • Peso de 162g

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo