Review del Pixel 3 XL: precio, especificaciones y diseño

¿Merece la pena comprar el Google Pixel 3 XL?

El Google Pixel 3 XL es uno de los smartphones que más filtraciones ha tenido, es decir, se sabía prácticamente todo lo que el teléfono iba a ser desde antes de su lanzamiento.

El Pixel 3 XL es un dispositivo eficaz y bastante interesante. Este modelo engloba más que ningún otro hasta la fecha lo que la compañía está tratando de lograr con un smartphone.

Las cámaras ofrecen nuevas herramientas y el software Android Pie encaja a la perfección con este dispositivo. El respaldo de vidrio se suma a la sensación de tener entre las manos un teléfono premium (y al precio).

A pesar del controvertido diseño del notch, Google ha elegido jugar sin arriesgar demasiado. Mismo diseño, mismo software y misma cámara (con algunos trucos nuevos). No hay revolución en este nuevo modelo Pixel 3 XL.

Review del Google Pixel 3 XL

Aunque el Google Pixel 3 XL ha sido el secreto peor guardado, sigue habiendo razones para entusiasmarse ahora que por fin es oficial.

El mayor de los dos nuevos teléfonos Pixel 3 anunciado en eventos en Nueva York y Londres tiene un notch notablemente grande en la parte superior de su gran pantalla de 6,3 pulgadas.

Este notch resultó algo extraño al principio dado que el Pixel 3 más pequeño no tiene muesca y tiene las mismas cámaras duales que el XL.

Nos pusimos manos a la obra en el evento de lanzamiento para ver por qué Google tomó tales decisiones de diseño y para ver si de alguna manera mejoraba la excelente cámara trasera, que sigue siendo única.

Disponibilidad y precio del Google Pixel 3 XL

El Google Pixel 3 XL puede ya comprarse en España en la Google Store. Dependiendo del almacenamiento que elijas el precio variará. Si eliges 64 GB de memoria tendrás que pagar 949 €, pero si prefieres aumentar a 128 GB te costará 1.049 €.

Diseño y el nuevo notch

Así es, el Google Pixel 3 XL ha incorporado un gran notch. Es bastante grande y profundo en comparación con el notch estrecho y poco profundo del Huawei P20 Pro o la del iPhone XS.

Puede que haya quien prefiera prescindir del notch, pero a nosotras no nos ha molestado. El notch del 3 XL es prácticamente del mismo tamaño que el del 2 XL, pero tiene una pantalla más grande y una cámara adicional.

La parte posterior del teléfono es similar a la de las generaciones anteriores, pero por primera vez admite la carga inalámbrica y, a pesar de ser mate, todo es de cristal.

Sigue pareciendo (lo es) un teléfono fuerte y de primera calidad, además, el acabado es impresionante. La parte superior de la parte trasera es de cristal liso y alberga una sola cámara trasera y un solo flash.

El teléfono está disponible en tres colores: Negro, Blanco y Casi rosa, no existe una edición 'panda' como la del año pasado.

Los modelos blanco y rosa tienen botones de encendido verde y naranja en contraste respectivamente, mientras que el negro permanece totalmente negro.

El notch permite que el teléfono tenga altavoces frontales dobles como el Pixel de última generación, con un altavoz más ancho en la parte inferior del teléfono. Google dijo que son un 40 % más potentes y nítidos que los del Pixel 2.

También hay un logotipo G y un sensor de huellas dactilares, pero no un conector para auriculares (aunque viene un adaptador en la caja con el teléfono).

Pantalla mejorada

Sin duda el Google Pixel 3 XL es un smartphone muy original. Google continúa haciendo uso de un diseño ligero, fusionando hardware y software de una forma muy acertada.

Las combinaciones de bloques de colores disponibles están a un mundo de distancia de los austeros diseños de Apple, Huawei e incluso OnePlus.

Después de los problemas que el Pixel 2 XL tuvo con su pantalla (o al menos para aquellos que afirmaron que los colores estaban mal calibrados), la pantalla del 3 XL arrasa con todo. Se ve nítida, con una buena calibración de color y ángulos de visión.

Existe además la posibilidad de adaptar el color para asegurar que satisface a todos los públicos. Todo esto en un teléfono con el chip Snapdragon 845 de Qualcomm.

Cuando probamos el teléfono lo encontramos mucho más sensible, con una mejora notable de la háptica y el motor de vibración.

Cámara de una lente que sorprende

Los smartphones Pixel 2 son considerados los teléfonos móviles con las mejores cámaras traseras a pesar de tener una única lente. El Pixel 3 XL intenta superarlo con el milagroso post-procesamiento de Google.

Mientras que los teléfonos con dos o tres lentes intentan capturar más detalles durante la toma, el Pixel elige capturar varias capas de información de imagen con una sola lente y luego utilizar el software para procesar la mejor imagen posible después de haber hecho la foto. Y esto funciona estupendamente bien.

Una nueva función llamada ‘Top Shot’ te ayuda automáticamente a seleccionar la mejor fotografía de una ráfaga de fotos para que puedas elegir la que más te gusta.

A esto se le suma el ‘Super Res Zoom’, donde un algoritmo selecciona un marco de zoom en una foto que has tomado, y el ‘Night Sight’, donde el dispositivo aumenta la luz en caso de que sea necesario. Esta última modalidad está llegando a los teléfonos Pixel más antiguos también.

Las cámaras de doble cara frontal son una opción interesante, ya que permiten la selección de gran angular y la detección de múltiples caras para mantener a todo el mundo enfocado. Aparte de esto no hay ninguna ventaja inmediata de tener dos lentes.

También encontrarás el enfoque automático, la capacidad de cambiar el punto focal de las fotos en modo vertical y el almacenamiento ilimitado de fotos de Google.

Software

Los píxeles más antiguos y el Sony Xperia XZ3 ya tienen Android 9 Pie, por lo que, obviamente, el Pixel 3 XL viene con él instalado.

Google te hace usar el nuevo sistema de navegación basado en gestos de forma predeterminada. Puede tomarte un poco de tiempo acostumbrarte si llevas años acostumbrada a los tres botones de navegación de Android.

Una característica incorporada que hasta ahora sólo estaba disponible como versión beta en los Pixels más antiguos es el Digital Wellbeing (algo así como Bienestar Digital). Esta función te permite establecer límites para controlar tu adicción al teléfono.

Google hizo una gran presentación explicando cómo su software continúa mejorando con el tiempo. Muestra de ello son sus servicios en la nube o el traductor de Google (aunque es cierto que otros teléfonos pueden ejecutar aplicaciones y servicios de Google también).

No hay que obviar que el Pixel 3 XL, sin embargo, está más estrechamente entrelazado en el sistema operativo, dado que es un teléfono de Google.

¿En qué se diferencia el XL?

Aparte de una batería más potente y una pantalla más grande, no hay mucha diferencia en el XL. Por ello, a no ser que la pantalla sea primordial para ti, pensamos que no es necesario pagar más, ya que su hermano pequeño, el Google Pixel 3, tiene el mismo software y las mismas cámaras. Incluso está disponible en los mismos tres colores.

Veredicto

Aunque todavía no nos ha dado tiempo de utilizar mucho el teléfono, estamos entusiasmadas con el Pixel 3 XL a pesar del gran notch antiguo. Es un teléfono con una sensación mucho más premium en persona que en imágenes, y algunas de las mejoras de la cámara deberían consolidar su lugar como el mejor smartphone snapper de todos los tiempos.

Su diseño no es para todos, pero si lo prefieres, tienes el modelo más pequeño, el Pixel 3. Lo que Google está intentando con el 3 XL es mostrar al mundo su idea exacta de cómo software y hardware Android debe trabajar juntos.

Puede que obtengas más funciones con otros teléfonos con conectores de auriculares y almacenamiento ampliable, pero si deseas el teléfono Android más puro y auténtico, el Google Pixel 3 XL es tu mejor opción.

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo