Review Microsoft Surface Pro 6

Microsoft Surface Pro 6: Análisis completo

Podríamos comenzar este análisis quejándonos de que la última tablet de Microsoft no ha cambiado en nada el diseño de generaciones anteriores y que básicamente es lo mismo que años atrás pero con un procesador mejorado y nuevos acabados en negro.

Y eso sería totalmente justo, la verdad.

También podríamos lamentarnos de que ya no haya puerto USB tipo C o Thunderbolt y que carezca de innovación. Pero como dice el viejo refrán muy usado por los ingleses, ‘si no está roto, no lo arregles’ (If it ain't broken, don't fix it).

Estos parecen ser los planes de Microsoft en esta generación. A parte del hecho de que sería conveniente tener un puerto USB-C o dos, el Surface Pro 6 continúa siendo una de las mejores tabletas con Windows 10 del mercado.

Surface Pro 6: Precio y disponibilidad

Como ha sucedido con generaciones anteriores, la Surface Pro 6 ofrece la posibilidad de elegir la velocidad del procesador, el almacenamiento y la memoria RAM, de manera que varía su precio final con modelos que parten de un precio de 1.049 €.

Los precios aumentan de manera significativa cuando eliges el tope de gama con procesador Core i7, 16 GB de memoria RAM y 512 GB de almacenamiento. En nuestro caso, analizamos el que viene con Windows 10 Pro en lugar del Home y cuesta 100 € más.

Esto ha provocado que la generación anterior conocida como Surface Pro (2017) haya sufrido una rebaja de precios considerable, con lo que es otra opción a tener en cuenta si no buscas lo último en rendimiento.

Este 15 y 16 de julio se celebra el Amazon Prime Day. Con él podrás aprovecharte de las mejores ofertas en portátiles como este Microsoft Surface Pro 6 por 999,99 €.

Surface Pro 6: Características y diseño

Dado que nada ha cambiado externamente, no encontrarás diferencias a simple vista entre el nuevo modelo y los anteriores. Incluso el nuevo acabado en negro no es del todo nuevo, ya que las dos primeras generaciones estuvieron disponibles con este acabado.

Hablando de acabados, sus materiales siguen recogiendo las huellas de nuestros dedos al entrar en contacto con él, aunque en menor medida que las primeras versiones. También su teclado a modo de funda y el lápiz digital son opcionales, dado que no vienen de serie.

La pantalla de la Surface Pro 6 es de 12,3 pulgadas con una relación de aspecto de 3:2 y una resolución de 2736 x 1825 píxeles. Es una gran pantalla con excelente nitidez y ángulos de visión gracias a los 400 nits de brillo del panel.

El pie de apoyo puede ajustarse casi en cualquier ángulo posible que desees, incluso si necesitas que la tableta esté casi en posición horizontal sobre el escritorio para dibujar a mano alzada con el lápiz digital.

La apertura de la base o soporte revela un pequeño lector de tarjetas microSD, mientras que el resto de puertos los encontrarás alrededor de sus laterales. En la derecha encontrarás el puerto de alimentación dedicado, un USB 3 y otro mini DisplayPort con control de volumen.

Ya en el lado izquierdo la única salida es la de auriculares de tipo minijack que Microsoft mantiene en su nueva generación, contra todo pronóstico de su desaparición en los smartphone de gama alta.

La calidad de las cámaras no han cambiado manteniendo la frontal con una calidad de 5 Mp que admite Windows Hello para el reconocimiento facial e inicio de sesión automático. La cámara trasera es de 8 Mp con posibilidad de capturar instantáneas en modo HDR.

Ambas pueden grabar vídeo a 1080p, pero en general, la frontal queda limitada a aspectos de videollamada. En cuanto al sonido, sus altavoces son casi invisibles en los paneles frontales, que siguen siendo bastante gruesos para producir una calidad de sonido habitual en las tabletas.

Configuración y rendimiento

Ya en el interior de la Surface Pro 6 es donde encontrarás los mayores cambios. Recibimos para las pruebas el modelo Core i5 sin ventilador para que lo analizáramos. Si lo que necesitas es más potencia, el Core i7 requiere de un ventilador activo para garantizar la temperatura ideal.

El salto de rendimiento es bastante significativo al implementar la octava generación con 4 núcleos de procesador que se convierten en 8 mediante la tecnología Hyper Threading. En el área de gráficos, el poder de la GPU desciende ligeramente al reemplazar el chip Iris Pro por los integrados Intel HD 620.

A efectos de rendimiento, con la herramienta Cinebench obtuvimos una puntuación multiproceso de 576, muy superior a los 392 obtenidos de la Surface Pro 2017, equipada con un Core i7. Es una prueba de potencia computacional donde el extra de hilos de ejecución cuenta mucho.

Es un aumento de un poco menos del 50 %, lo que significa que Microsoft consigue una mejora muy interesante. Con PCMark ponemos a prueba la potencia 3D donde obtuvimos un valor de 3253 ligeramente superior a los 3209 alcanzados por la gama anterior.

Es evidente que su potencial está pensado para ofrecer un mayor rendimiento en tareas de productividad, donde la duración de la batería no debería verse muy afectada. Y así fue, pues los tiempos medios que logramos manejar fueron de 8 horas y media fruto de la mayor eficiencia de energía de esta generación de chips.

Evidentemente, no son los mejores tiempos de autonomía en un dispositivo Ultrabook pero resultan interesantes para la inmensa mayoría. El Spectre x360 de HP logra optimizar estos tiempos para ofrecer una autonomía de casi 13 horas de uso antes de agotarse.

Si dudas entre uno u otro dispositivo, puedes echar un vistazo a esta comparativa donde enfrentamos la Surface Book 2 frente a la Surface Pro.

Sistema operativo y software

En este sentido, existe otro cambio destacable en el software. Mientras que la generación anterior solo venía con Windows 10 Pro, la actual permite elegir entre la mencionada y la de Windows 10 Home.

Salvo que diariamente tengas la necesidad de conectarte al dominio corporativo de tu empresa, no debería haber mayor diferencia, aunque económicamente entre una versión y otra existe una diferencia de 100 €.

Lo que conviene valorar es el paquete Surface Pro 6 Essentials ofrecido por Microsoft con el que puedes llegar a ahorrar hasta 165 €, el cual incluye la funda con teclado, el lápiz digital y Office 365. Puedes reservar el pedido aquí.

Veredicto

Microsoft no ha innovado demasiado en su nueva generación de Surface Pro 6, pero tampoco lo ha hecho en generaciones anteriores. Si lo bueno funciona, para qué cambiar. De hecho, el núcleo interior con la incorporación de los nuevos procesadores es el que sale beneficiado.

Esto supone un incremento de rendimiento significativo, lo que hace que los modelos más baratos sean una opción viable. Es una pena que no encontremos alguna oferta asociada a sus accesorios, como pueda ser su Type Cover o teclado esencial, así como su lápiz digital.

En cualquier caso, la Surface Pro 6 sigue siendo una opción de lo más interesante para aquellos usuarios que demandan una gran movilidad y versatilidad en los modos de uso. De hecho, sus principales rivales no podrán competir en lo que a poder de procesamiento se refiere.  

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo