Review Dell XPS 13 (2020): Primeras impresiones

Un nuevo año y otro XPS 13. Dell ha vuelto a revisar la configuración de su portátil ultrabook insignia y más emblemático para dotarlo de novedades que le permitan mantenerse en la cima durante este nuevo año 2020, bajo un diseño muy similar al anterior. 

Con el fin de aclarar este punto, casi todos los cambios que Dell ha llevado a cabo en el modelo 2020 se han hecho a partir de la renovación del convertible 2 en 1 XPS 13 de mediados de 2019, con una pantalla  con relación de aspecto 16:10 sin marcos, procesadores de 10 nm y un bajo consumo de energía. 

En resumidas cuentas, Dell ha mantenido todo lo mejor de la versión anterior y lo ha perfeccionado para mejorarse a sí misma. 

Precio y disponibilidad

En primer lugar las mejores noticias: no tendrás que esperar por su llegada puesto que el nuevo XPS 13 de 2020 ya está a la venta desde el pasado 7 de enero a un precio recomendado de 999 dólares en el caso de la configuración más básica. 

Dell aún no ha confirmado si todas las configuraciones estarán disponibles en función de qué mercado, pero probable que el modelo base disponible en nuestro país contará con 512 GB de almacenamiento y 16 GB de RAM, frente a los 256 GB y 4 GB que es comercializada en Estados Unidos. 

Diseño y calidad de construcción

Ya en las comparativas de portátiles que hemos ofrecido a lo largo del pasado año el XPS 13 se mantuvo entre los mejores modelos y no es de extrañar que este año mantenga el listón bien alto. 

Es evidente que ser uno de los mejores ultrabook de 13 pulgadas no le convierte en el mejor portátil ultraligero, dado que algunos usuarios apostarán por configuraciones más potentes en cuanto a rendimiento. 

También los habrá con un perfil más de juegos que preferirán un tamaño de pantalla más grande o la flexibilidad de contar con un mayor número de puertos. Sin embargo, aquellos que busquen una solución equilibrada y con gran autonomía, verán que el XPS 13 de Dell es una gran elección. 

Y es que el nuevo modelo Dell XPS 13 de 2020 sigue la tónica de ofrecer una mayor pantalla, así como un teclado más grande y amplio a cambio de estar integrado en un cuerpo de portátil más pequeño. ¿Cómo consigue hacer esto Dell?. 

Vayamos paso a paso. El nuevo panel con un ratio de 16:10 aprovecha en mejor medida el bisel inferior de la pantalla (y el logotipo de Dell), dejando una pantalla que no presenta bordes por ninguna de sus partes. 

Tan solo comprobarás que hay una cámara web a lo largo del borde superior, pero básicamente, bien podemos afirmar que tenemos entre manos un portátil con una pantalla que va de borde a borde. 

Su diagonal es de 13,4 pulgadas con la opción de adquirirlo en modo de panel FullHD de 1.920 x 1200 píxeles, o bien, en formato HDR 4K con resolución de 3840 x 2400 píxeles. El panel 4K solo puedes adquirirlo con pantalla táctil, mientras que la variante FHD+ tiene ambas. 

Cada variante de pantalla que hemos comentado cuenta con un brillo bastante respetable de 500 nits, con una cobertura de gama de colores sRGB del 100%. El formato 16:10 le sienta especialmente bien a las pantalla pequeñas de 12 y 13 pulgadas si las usas para ver Netflix. 

Perder el bisel inferior tampoco hace ningún daño. Todo lo contrario, pues suma más área de visualización y dota al portátil de una apariencia más limpia y moderna que lo que habitualmente estamos acostumbrados a ver. 

Otro punto importante llega a la hora de valorar la funcionalidad y ergonomía de su teclado. Al igual que la pantalla, ahora es  casi de borde a borde, lo que deja espacio para integrar teclas más grandes en todos los ámbitos. 

Esto ha hecho posible que Incluso se haya cambiado la fuente: es más delgada y más moderna, con un cambio a minúsculas en las teclas que no son letras. Las teclas de borde a borde son posibles al mover el escáner de huellas digitales a la tecla de encendido.

Es importante destacar que, si bien el tamaño del teclado se inspiró en el XPS convertible, este modelo no usa el teclado divisivo MagLev que usa el modelo; en cambio, se adhiere a las mismas teclas de goma que antes, con un recorrido de 1 mm que es tan cómodo para escribir como siempre.

El resto de cambios aquí son más pequeños. Todo el cuerpo es aproximadamente un 2 por ciento más pequeño, no lo suficiente como para notarlo de un vistazo, pero cada pequeño detalle ayuda. También la zona touchpad es un poco más grande. 

En lo que a conectividad y puertos de conexión se refiere, las opciones son más comedidas. Dispone de dos puertos USB C Thunderbolt 3, con suministro de energía y funcionalidad DisplayPort en lugar de los tres puertos USB del modelo XPS 13 de generación anterior. Mantiene eso sí el lector microSD. 

Los acabados se presentan en material de aluminio anodizado con ciertos detalles de fibra, tanto en negro como en blanco, aunque el modelo blanco ahora presenta biseles negros en lugar de  blancos alrededor de su pantalla. Parece que se mejora la visualización. 

Especificaciones y rendimiento

El otro gran cambio es interno: la adopción de los chips de 10 nm de décima generación Intel Core, garantizan una mayor eficiencia energética y rendimiento mejorado, junto con ese cuerpo un poco más compacto.

Al igual que el pasado año, hay un modelo base i3 disponible, con la opción de escalar a los Intel Core i5 o i7. Hay que señalar que todos estos son chips de cuatro núcleos, ya que Intel aún no ha puesto a disposición versiones de seis núcleos para sus chips de 10 nm. El XPS 13 de finales de 2019 ofrecía chipos de seis núcleos.

Como era de esperar en este tamaño, no hay opción para GPU discretas, por lo que estarás atrapado en la potencia gráfica del chip integrado de Intel, aunque ahora hay la opción entre UHD o el chip gráfico Iris Plus más potente. 

Mientras tanto, la memoria RAM varía de 4 GB 32 GB DDR4, con almacenamiento de 256 GB a 2 TB, todo SSD actualizable al no estar soldado en placa base como sucede con otros modelos del mercado. 

La batería es otro aspecto que como usuarios valoramos muy especialmente en un portátil ultraligero. Dell no ha ofrecido muchas actualizaciones en este sentido, ya que simplemente, mantiene la capacidad del pasado año. 

Le acompaña la misma fuente de alimentación de 52 WHr con la que deberíamos poder abordar sesiones de uso de hasta 10 horas, salvo en aquellos modelos que el equipo tenga que manejar y alimentar un panel de calidad 4K. Aquí habrá diferencias. 

La conectividad presenta también un pequeño salto, natural por su parte, dado que ahora ofrece bluetooth 5.0 y wifi 6, los últimos estándares del mercado. No hay soporte ni versión 5G, aunque Dell si la incluyó en otros modelos como el Latitude 9510. 

Veredicto temprano

A penas tuvimos ocasión de pasar un cuarto de hora con el nuevo Dell XPS 13 de 2020, por lo que es pronto para poder emitir una valoración más profunda. Sin embargo, hemos sido partícipes de que las generaciones de 2018 y 2019 fueron de las mejores de su clase.

Hemos visto como Dell mejora los puntos débiles, aunque nos hubiera gustado la implementación de una batería más grande, aunque es algo que afectaría a las dimensiones finales del equipo. Esperaremos a la review completa para la valoración final en base a su rendimiento. 

Especificaciones

  • Modelo: Dell XPS 13 9300 (2020)
  • Procesador: Intel Core i3-1005G1 de décima generación, i5-1035G1 o i7-1065G7
  • Gráficos: Intel UHD o Iris Plus
  • Pantalla opción 1: 13,4” UltraSharp 4K Ultra HD (3840 x 2400) Infinity Edge HDR 400 táctil
  • Pantalla opción 2: 13,4” Full HD + (1920 x 1200) Infinity Edge táctil o no táctil
  • Memoria: SDRAM de doble canal LPDDR4 de 4GB a 32GB a 3733MHz
  • Almacenamiento: SSD PCIe de 256 / 512GB / 1 o 2TB
  • Batería: 52 Wh
  • Puertos: 2 USB C de tipo Thunderbolt 3 con suministro de energía y DisplayPort con 4 ranuras PCI Express Gen 3
  • Otros: Lector de tarjetas microSD y conector para auriculares
  • Conectividad: Bluetooth 5 y wifi 6
  • Dimensiones: Altura: 296 x 199 x 14.8 -11.6 mm
  • Peso: 1,2 kg

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo