Review Lenovo Yoga C740

Si te gusta la idea de poder utilizar un equipo portátil como el que tenemos entre manos, de diferentes modos, ya sea como portátil, tablet o a modo de equipo de presentación, el Yoga C740 es todo un ejemplo de lo que deben ofrecer los considerados equipos 2 en 1. 

Se trata de un portátil híbrido con generosa pantalla de 14 pulgadas que está pensado para hacer un uso diario del mismo con gran área de visualización y sin que sus gramos de peso extra, logren alterar la movilidad que demandamos a un portátil que llevarás a todas partes. 

Precio

Actualmente, puedes adquirir el Yoga C740 en la web oficial de Lenovo a un precio recomendado de 999 € en el caso de la configuración más básica, puesto que la marca comercializa actualmente tres modelos diferentes que difieren en CPU, RAM o unidad de disco. 

Es una gama de portátiles dirigida al mercado de consumo, tras lo cual toda la serie se comercializa asociada a la versión de Windows 10 Home de 64 bits. También sus pantallas son LED Full-HD antirreflejos de 15,6 pulgadas y con resolución de 1920 x 1080 píxeles. 

El modelo superior cuenta con el procesador Intel Core i7 10510U de décima generación, además de gráficos integrados Intel UHD, lo que eleva su precio hasta los 1.199 € según la oferta web que se encuentra en promoción (HotPromo)

Diseño y calidad de construcción

El diseño del C740 es francamente elegante. El chasis de aluminio del C740 le otorga un aspecto premium con el modelo que analizados mostrando los acabados en color Mica (tono dorado), el cual también está disponible en gris acero. 

Este Yoga también está equipado con una bisagra francamente sólida y resistente que permite que puedas adoptar diversas formas de uso en base a que puede girar sobre sí misma hasta los 360 grados. 

Su pantalla ancha es bastante sorprendente, y aunque los bordes delgados pueden aprovechar más si cabe su grosor, están bien aprovechados. Ya en la parte superior localizamos un obturador físico de cámara web TrueBlock extremadamente discreto. 

Las teclas del teclado retroiluminado son delicadas, anchas, poco profundas y curvas para adaptarse a tus falanges lo mejor posible. Escribir es agradable y silencioso.

En lo que respecta a las teclas del equipo, son lo suficientemente anchas como para agradar a aquellos usuarios con dedos grandes. También dispone de teclas de tamaño completo, como es el caso de la tecla de ‘retorno’. 

Al tratarse de un portátil con este tamaño de pantalla, hay espacio suficiente para albergar un teclado numérico de lo más útil si eres de los que habitualmente trabaja con hojas de cálculo introduciendo y modificando datos. 

La escritura con este tipo de teclados resulta de lo más agradable, con escaso recorrido de las teclas y un sistema que apenas presenta ruido si eres de los que utiliza el portátil a altas horas de la noche en una habitación compartida. 

En cuanto al touchpad o zona táctil, es bastante generosa, además de presentarlo de forma alineada al teclado y la barra espaciadora con el fin de facilitar la escritura a los usuarios. Ya en la parte derecha, localizamos el sensor de huellas dactilar para desbloquear el equipo. 

Y es que el C740 pesa 1,88 kilogramos de peso, lo cual no resulta ser una cifra especialmente elevada si la comparamos con el promedio de peso de un portátil de características similares. 

Como los pequeños detalles también suman, el lápiz digital Active Pen incluido con el portátil, dispone de un adaptador que te permitirá introducirlo en un puerto USB con el fin de evitar que se pueda perder o te lo dejes olvidado en algún lugar. 

Calidad de pantalla y sonido

El modelo Yoga C740 que hemos probado cuenta con una pantalla táctil de 15,6 pulgadas, además de panel Full-HD con una limitada resolución de 1920 x 1080 píxeles. Es una cifra que se nos antoja algo escasa si eres de los que prefiere contar con escritorios amplios. 

Los marcos delgados que se encuentran alrededor de sus bordes pueden mejorarse, pero a su favor cabe destacar que están bien aprovechados. El bisel de la parte superior es aprovechado para integrar la webcam frontal, una posición acorde para cumplir con su finalidad. 

No apreciarás reflejos indeseables procedentes del panel del Yoga C740, ya que se encuentra recubierto por un filtro antirreflectante que impide que puedas recibir reflejos indeseables en determinadas circunstancias, como pueda ser trabajando en una oficina. 

De hecho, su panel IPS ofrece amplios ángulos de visión gracias a la coletilla de Dolby Vision, un estándar HDR dinámico que proporciona colores vivos y niveles de negros profundos cuando resulta que ves contenido compatible. 

No menos importante es el hecho de que la pantalla también admite entrada táctil, tanto con tu dedo, como con el lápiz lápiz óptico Active Pen que es proporcionado con el equipo, y que puede ser utilizado para navegar, dibujar o escribir y corregir documentos. 

 Otra área de interés es la calidad de sonido que pueden ofrecer. Los altavoces del Yoga C740 son compatibles con Dolby Atmos, adecuados para garantizar cierta potencia sonora sin distorsionar al utilizar los niveles más altos de audio.

Si te preguntas dónde están ubicados, cabe decir que solo son apreciables cuando el C740 está plegado, ya que Lenovo opta por una ubicación más discreta en lugar de ubicarlos en los laterales de su teclado, algo que hubiera restado tamaño a las teclas. 

Especificaciones y rendimiento

La configuración del Yoga C740 que hemos tenido oportunidad de probar, es la más alta de la gama, con el procesador Intel Core i7-10510U de décima generación con cuatro núcleos y velocidad de reloj a 1,8 GHz. 

La cantidad de memoria RAM que le acompaña es de 8 GB, ampliable hasta los 16, mientras que la unidad de almacenamiento es una SSD M2 de 512 GB con el fin de acelerar los procesos al iniciar Windows 10 Home. 

Sometimos el Yoga C740 a las pruebas benchmaks de herramientas como el PC Mark 10, lo cual nos permitió verificar que su rendimiento general ofrece un índice de 4429. Se aprecia la décima generación del chip, superando a otros equipos similares como el HP Envy 13 o el Swift 5 de Acer. 

En lo que respecta a los gráficos integrados, logra salvar los muebles con un valor de 4526 en la prueba de 3DMark, un resultado ligeramente más bajo que los 5461 ofrecidos por el Acer Swift 5 con un chip Intel UHD Graphics muy similar. 

No hay posibilidad de adquirirlo con tarjeta gráfica dedicada, por lo que no pretendas usar el equipo en entornos de edición de vídeo, renderizado o incluso tratamiento fotográfico avanzado. La reproducción y soporte de juegos también será algo básica. 

En la gráfica siguiente, puedes observar de manera muy visual toda una serie de valores de rendimiento ofrecidos por parte del Yoga C740 frente a sus inmediatos competidores, incluyendo la prueba de Geekbench con single-core y multi-core

Conectividad y puertos

En relación a los puertos de conexión, algo que dice mucho de los portátiles que ahora tienden a limitar su conectividad, cabe decir que el Yoga C740 ofrece un par de conectores USB-C 3.1 Gen1, así como otros dos puertos USB-A para poder conectar pendrives.

Un conector mini-jack comparte la doble funcionalidad de entrada de micrófono y salida de auriculares, con el fin de poder gestionarlo por software según tus necesidades. Y hasta aquí, todo lo que se refiere a conectores, con el botón de encendido ubicado en un lateral. 

La conectividad viene dada en forma de Wifi 6 (11ac), así como Bluetooth 5.0 mejorado para optimizar las conexiones con dispositivos como auriculares inalámbricos. 

Autonomía y carga

Como hemos visto, el Yoga C740 no brilla especialmente en el apartado de gráficos, pero a cambio, el hecho de utilizar un chip de gráficos integrados le permite optimizar el consumo de energía para ofrecer largas jornadas de trabajo. 

Así lo demuestra nuestra prueba de reproducción de vídeo constante con la que el equipo 2 en 1 logró superar las 12 horas y 26 minutos de reproducción antes de agotarse por completo. Es un gran resultado, como es posible apreciar también en la gráfica de benchmarks

Poco más que añadir, salvo el hecho de que con apenas 30 minutos de carga consigas alcanzar una capacidad de carga del portátil del 28%. O el hecho de que puedas cargar tu móvil ayudado por el puerto USB C correspondiente, incluso aunque el equipo esté apagado. 

Veredicto

Como ya hemos visto, el Yoga C740 es un portátil convertible 2 en 1 muy bien compensado que ofrece un equilibrio perfecto entre precio y rendimiento, sin dejar de lado aspectos clave como son el diseño. Es lo suficientemente flexible y resistente como para usarlo en cualquiera de sus modalidades. 

Apreciamos la disposición de su teclado, la posición de las teclas y el tamaño de su trackpad; la velocidad de respuesta es rápida y permite llevar a cabo un control avanzado de la interfaz de Windows y de las aplicaciones instaladas. un control efectivo del mouse. 

Su pantalla con acabado mate permite eliminar prácticamente los reflejos indeseados al trabajar con luz artificial, además de que los marcos y biseles no son especialmente exagerados. 

Utilizada como tableta, tan solo le pediríamos al equipo algo menos de peso, puesto que una vez que superas los 1,5 kilogramos de peso, te cuesta mantener el equipo sujeto con una sola mano. 

Por lo demás, tenemos entre manos un portátil que ronda los 1.000 €. Su rendimiento en entornos multitarea es suficiente, al que tan solo podríamos pedirle algo más de suficiencia en gráficos, algo para lo que tendrás que optar por otra gama Yoga de nivel superior, como puedan ser los Yoga C900 Serie. 

Especificaciones

  • Procesador Intel Core i7-10510U a 1,80 GHz 
  • Gráficos Intel UHD
  • Sistema operativo Windows 10 Home 64
  • Pantalla de 15,6 pulgadas 
  • Panel IPS con resolución FullHD 1920x1080 y acabados mate
  • RAM de 8 GB
  • Almacenamiento de 512GB SSD M.2
  • Lector de huellas digitales, Active Pen
  • Puertos: 2x USB-A 3.1, 2x USB Type-C 3.1, conector para auriculares
  • Conectividad: Bluetooth 5.0, Wi-Fi 6
  • Batería: 65 W
  • Peso: 1,8 kg 

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo