Potencia en estado puro: Review del portátil Asus ZenBook Pro Duo

Asus tiende normalmente a sorprendernos de forma positiva con todos sus portátiles, y en este caso no ha sido diferente: el Asus ZenBook Pro Duo pretende convertirse, según la empresa, en “el futuro de los portátiles” gracias a sus dos pantallas 4K. Este ha sido sin duda alguna un modelo que ha captado nuestra atención por su originalidad. 

Estamos ante una potencia y calidades sorprendentes: una pantalla principal OLED 4K, una GPU RTX 2060 con hasta 32 GB de RAM y un Core i9, no podemos negar que las especificaciones son de primerísima calidad. 

La pantalla secundaria integrada en el cuerpo principal, justo encima del teclado, nos dice que el ZenBook Pro Duo está diseñado para realizar tareas creativas de gran intensidad, así como para la multitarea. 

Eso sí, esta original segunda pantalla requiere de algunos sacrificios. El resultado final te fascinará o te decepcionará, con el ZenBook Pro Duo no existen las tintas medias. 

Hablemos de sus dos pantallas

Así es, empezaré hablando del elemento que más destaca en el Asus ZenBook Pro Duo: su pantalla doble. No puedo negar que es el elemento que llamó la atención y me llevó a estar redactando esta review ahora mismo, ¿será realmente útil esa doble pantalla tan atractiva?

Tal vez el origen de esta idea se encuentre en la barra táctil del MacBook Pro o en el ScreenPad de Asus que reemplazaba al clásico trackpad convirtiéndose en una pequeña pantalla táctil. 

Con el ZenBook Pro Duo, Asus lleva el concepto de la ScreenPad al siguiente nivel, convirtiéndolo en una pantalla 4K integrada en el cuerpo del portátil justo encima del teclado. 

¿Piensas que es un sinsentido? Puede que tengas razón. Una vez más, dependerá del uso que vayas a darle al portátil. En mi caso, debo reconocer que me sorprendo a veces extrañando esa segunda pantalla cuando uso otro portátil. Aunque al principio pensé lo mismo que seguramente muchos (“¿es realmente útil?”), en seguida me acostumbré a ella.

La pantalla inferior se extiende a lo largo de la mitad del cuerpo del portátil, empezando por el borde de la pantalla principal y bajando hasta el borde superior del teclado y el trackpad que en este caso quedan ligeramente aplastados hacia el borde. 

En términos de especificaciones, estamos ante un panel LCD IPS de 14 pulgadas con una relación de aspecto de 3840 x 1100 - por lo que es casi la mitad del tamaño del panel OLED principal, que es de 15,6 pulgadas y 3840 x 2160. 

Asus promociona la pantalla secundaria como 4K, lo que no es técnicamente cierto, pero es preciso en los aspectos que cuentan: tiene la misma densidad de píxeles que el panel superior, por lo que no hay incómodos cambios de resolución entre los dos paneles, algo que se aprecia. 

Volvamos a fijarnos en un detalle ya mencionado: mientras que el panel superior es OLED, la pantalla secundaria es solo un LCD. Este es un sacrificio que seguramente fue necesario por el costo de las pantallas OLED (seguramente no querrías que el portátil fuera todavía más caro). 

Si te fijas en los detalles, podrás notar que la segunda pantalla es más tenue y menos rica en detalles, incluso con el brillo aumentado al máximo. Además, la pantalla inferior tiene un acabado en mate que contrasta con el acabado brillante de la pantalla superior. No obstante, enseguida me acostumbré al contraste de estos dos acabados, aunque la diferencia siempre está presente. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la pantalla grande será la que uses la mayor parte del tiempo, por ello es este panel principal el que cuenta con las mejores especificaciones, sobre todo si te dedicas al diseño o cualquier otra profesión creativa. 

La pantalla grande cubre el 100 % de la gama de colores tanto en sRGB como en AdobeRGB, mientras que el panel inferior baja al 97 % y 78 % respectivamente - lo suficiente para que siga teniendo un buen aspecto, pero no lo suficiente para llevar a cabo un trabajo de edición completo, para el que realmente no está diseñada (tampoco es necesario).

Desde la perspectiva del software, me encuentro ante un muy buen funcionamiento. En casi todo. Debo reconocer que me encontré a mi misma torpemente intentando deslizar el puntero de pantalla a pantalla por el borde inferior sin éxito alguno (esto hubiera sido ideal). Enseguida descubrí que para pasar de una pantalla a otra tenía que deslizar el ratón por el borde derecho de la pantalla superior. De este modo, aparece en la pantalla inferior. 

Puedes ajustar hasta tres ventanas de aplicaciones diferentes en el panel inferior una al lado de la otra, arrastrándolas para adaptarlas a cualquier multitarea que estés realizando, ya sea mantener el explorador de archivos abierto mientras trabajas en un proyecto, consultar Google Maps y un calendario mientras reservas hoteles en la pantalla principal, o simplemente ejecutar Spotify, WhatsApp Web o YouTube mientras sigues con tu trabajo en la parte de arriba (culpable). 

Podrás cambiar rápidamente de una aplicación a otra sobre la marcha, establecer atajos de aplicaciones para abrir algunos programas directamente a la segunda pantalla y guardar ciertas combinaciones de programas, lo que le permite acceder rápidamente a sus configuraciones favoritas.

Si prefieres concentrarte en una tarea a la vez, también es una opción. Puedes dejar que un programa se extienda por ambas pantallas, lo cual es ideal para los programadores/as que necesiten trabajar de forma vertical (en este caso tendrán dos pantallas verticales), o aplicaciones creativas complejas en las que puedes mover ciertos controles hasta la pantalla inferior, manteniendo la línea de tiempo del proyecto en la pantalla inferior mientras editas el vídeo.

Casi me olvido de mencionar que ambas pantallas son táctiles. Puedes usar la pantalla inferior para subir, bajar y deslizar la pantalla superior, casi como si fuera un trackpad, pero sin poder ver el puntero, lo que dificulta un poco las cosas. 

Entonces, ¿merece realmente la pena la doble pantalla? Como he repetido ya varias veces, si eres un profesional creativo o programadora, sí. Si eres usuario medio, como yo, no sacarás mucho partido a esta funcionalidad (aunque es cierto que es genial poder arrastrar las distracciones a una pantalla secundaria). 

Por otro lado, si eres un usuario medio acostumbrado a trabajar con múltiples monitores en la oficina y necesitas una experiencia similar también en casa, el Pro Duo puede resultarte atractivo, siempre y cuando puedas soportar el impacto que la segunda pantalla tiene en el resto del diseño del portátil.

Diseño: robustez ante todo

Así es, la increíble segunda pantalla no nos iba a salir gratis. Además de pagar mucho por ella, han sido necesarios algunos sacrificios, sobre todo en el diseño. Y lo entiendo: no es fácil encajar una pantalla de 14 pulgadas en el cuerpo de un portátil. 

Sin embargo, Asus ha hecho un buen trabajo con un mínimo de biseles alrededor de la pantalla. Además, no hay mucho espacio desperdiciado: en su mayoría solo una fina barra negra que ostenta el logo de ZenBook entre la pantalla y el teclado.

Pero en otro sentido, ese es exactamente el problema: sin espacio desperdiciado tampoco hay espacio libre, haciendo que todo el diseño quede inevitablemente algo apretado. 

Sí que hay un teclado de tamaño completo, pero el trackpad ha tenido que desplazarse a la derecha del mismo, apretado en la esquina, y doblando como un teclado numérico gracias a las tiras de LED que puedes activar para ilustrar las teclas numéricas (algo bastante ingenioso, la verdad).

Casi no hay espacio sin usar en el cuerpo principal, lo que significa que no hay ningún sitio donde descansar las manos mientras escribes. Pero Asus está en todo, ya que por ello también incluye un reposamanos desmontable que hace que sea mucho más cómodo escribir. 

Esto quiere decir que tendrás que llevarlo contigo a cualquier sitio para poder usar cómodamente el portátil. Te darás cuenta enseguida de que el Pro Duo es difícil de usar en un espacio reducido. No es el portátil más cómodo para apoyarlo en tus piernas o para transportarlo de un sitio a otro. 

Por otro lado, el teclado es muy cómodo de usar, la sensación es muy satisfactoria. Las teclas tienen un buen tamaño y una cómoda distancia de 1,4 mm entre sí. El trackpad también es genial, rápidamente me acostumbré a tenerlo en un lado en vez de en la parte inferior. 

Algo que también tengo que mencionar, aunque seguramente ya habrás intuido: el Pro Duo es robusto. Esto se debe a sus especificaciones de gama alta y a su doble pantalla, todo ello sumando 2,5 kg de peso, es decir, estamos ante un ultrabook que no es tan ultrabook como pretende ser. 

Obviamente, la portabilidad seguramente no es el requisito que los creativos y profesionales busquen ya que estos necesitarán trabajar cómodamente desde sus mesas de trabajo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen otros modelos de portátiles para creativos que ofrecen un rendimiento similar y una estructura más delgada al mismo tiempo (por ejemplo marcas como Apple o Dell). 

Una ventaja del peso es que deja espacio para muchos puertos, aunque el potencial se siente un poco desperdiciado. Dispone de dos puertos USB de tamaño completo, un USB-C y un HDMI, junto con un puerto de alimentación dedicado. 

Lamentablemente, Asus aún no se ha subido al carro de la carga USB-C. Aún así, es extraño que ni siquiera haya una ranura para tarjetas MicroSD, y mucho menos una SD completa, mientras que limitarlo a una sola ranura USB-C y no tener ethernet significa que seguramente tengas que cargar un dongle de todos modos.

Como es habitual en los portátiles Asus actuales, el sonido lo proporciona Harmon/Kardon, aunque lo encontré inesperadamente algo flojo. El tono del audio es fuerte, con un perfil de sonido equilibrado, pero el volumen máximo es en realidad un poco más bajo de lo que hubiera esperado.

El diseño de la bisagra del Asus ErgoLift regresa, apuntalando naturalmente la base del cuerpo hacia arriba en un ligero ángulo - ideal tanto para refrescar como para escribir cómodamente. 

Está disponible en acabado azul oscuro ("Celestial Blue") con un mínimo de detalles, con el logo de Asus y su acabado de círculo concéntrico ligeramente desplazado sobre el cuerpo de aluminio.

Especificaciones: potencia en toda regla

Recapitulemos: es algo robusto y su segunda pantalla (en su mayoría) funciona, pero ¿qué hay del rendimiento del portátil?, ¿es tan bueno como prometen sus especificaciones?

La respuesta es clara: sí. El rendimiento es impecable, apto para la multitarea y para las tareas más exigentes. No se cuelga y responde con una rapidez que da gusto. 

En nuestro caso hemos revisado el modelo con especificaciones más altas, es decir,  un Core i9-9980HK respaldado por 32GB de RAM, que son más que suficientes para cualquier trabajo exigente. 

Al pasarlo por nuestras pruebas de benchmarking, los resultados fueron los siguientes: 

Como puedes comprobar, el Asus ZenBook Pro Duo destaca con creces. Solo lo supera ligeramente el Alienware Area 51M de Dell, que puede comprarse por un precio que inicia en los 2.628,74 € con especificaciones más básicas. Obviamente, este modelo no dispone de la doble pantalla del ZenBook, y el precio del Dell se eleva demasiado si quieres obtener el modelo que iguale las especificaciones del Asus ZenBook Pro Duo. 

Ahora bien, no todo es perfecto en este sentido. El potentísimo Asus ZenBook Pro Duo falla en algo muy necesario en un portátil: la duración de su batería. Tanta potencia no es fácil de mantener, lo que lleva al portátil a agotarse tras tres o cuatro horas de uso continuo y con tareas bastante básicas (Chrome y Spotify). 

Esto nos vuelve a recordar que este portátil parece estar más pensado para usarse en un escritorio u oficina. Es un portátil de trabajo para profesionales creativos a los que no les importará tener el cargador cerca en todo momento. 

La potencia de enfriamiento es seguramente otro de los motivos que lleva a agotar la batería del portátil enseguida. Al mismo tiempo, nos encanta que el portátil no se caliente en ningún momento, gracias a los respiraderos en la parte lateral del chasis que expulsan el aire caliente casi continuamente (no hacen absolutamente ningún ruido). 

Si está leyendo esto algún o alguna gamer, seguramente esté pensando que ante tanta potencia y tan buena refrigeración, este podría ser un portátil óptimo para los videojuegos. En este sentido, a su favor tienen el RTX 2060 y en su contra la falta de potencia para alimentar la pantalla 4K a una velocidad de cuadro respetable (aunque si bajas la calidad a 1080p esto debería solucionarse). 

La desventaja es que es difícil aprovechar al máximo la segunda pantalla mientras se está jugando. Puedes dejar Twitch, YouTube u otras aplicaciones abiertas en la pantalla inferior, pero debido a la forma en que Windows maneja los juegos a pantalla completa, terminarás minimizando la ventana del juego en el momento en que toques cualquier otra cosa. 

Una nota final: además de las opciones de conectividad inalámbrica habituales, también incluye compatibilidad con wifi 6. No todos los enrutadores sacarán el máximo provecho de la nueva tecnología, pero en las condiciones adecuadas debería ayudarte a conseguir velocidades de conexión notablemente más rápidas.

Precio y disponibilidad

No, como habrás podido imaginar, el ZenBook Pro Duo puede ser de todo menos barato. Actualmente solo hemos encontrado disponible el modelo con 512 GB de memoria de almacenamiento y siete núcleos, aunque el modelo que hemos tenido oportunidad de probar dispone de 1 TB de memoria interna además de nueve núcleos. 

Actualmente, puedes comprar el Asus ZenBook Pro Duo en alguna de las siguientes tiendas: 

  • El Corte Inglés: modelo i7, 32 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento por 2.999 €. 
  • Fnac: modelo i7, 32 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento por 2.849,91 €. 
  • Amazon España: modelo i7, 32 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento por 2.849,91 €.

Si eres un usuario o usuaria media, seguramente los precios que acabamos de mostrarte te parezcan una locura. Sin embargo, un o una profesional podrá valorar mejor las especificaciones top que ofrece el ZenBook Pro Duo. Será este segundo tipo de usuario/a el que sí que esté dispuesto/a a pagar el precio por las mejores especificaciones. 

En la tienda online de Asus el dispositivo no está disponible, aunque si encontramos la versión estándar del Asus ZenBook (no es la versión Pro y sus especificaciones son diferentes, es decir, es otro modelo). Este puedes comprarlo por 1.499 € en Asus

Este modelo más “barato”, tiene más o menos el mismo diseño, aunque la pantalla es de 14 pulgadas y la RAM de 16 GB. También se reduce la alta definición de la pantalla y a una GPU MX250.

Veredicto

Para entenderlo, hay que probarlo. El ZenBook Pro Duo puede ser o no ser el futuro de los portátiles, tal y como Asus afirma, pero lo que sí que es es un portátil ultra potente con unas especificaciones estupendas. 

La pantalla doble, el principal atractivo de este portátil, te resultará útil si eres profesional creativo, si eres programador/as o si estás acostumbrado a la multitarea. Lo mismo sucede con las super potentes especificaciones. 

No cabe duda que el portátil está pensado para entornos profesionales: es muy poco portátil y su batería no dura mucho, así que no querrás moverlo de la mesa en la mayoría de los casos. 

Si realmente vas a sacarle partido a la doble pantalla y a toda su potencia, entonces puede convertirse en un portátil muy fácil de amar. 

Especificaciones

  • Windows 10
  • Pantalla táctil OLED 4K de 15,6 pulgadas (3840 x 2160)
  • Pantalla táctil ScreenPad Plus de 14 pulgadas con LCD de 4K (3840 x 1100)
  • Procesador Intel Core i7-9750H o Core i9-9980HK de octava generación
  • GPU Nvidia GeForce RTX 2060
  • 16/32 GB de RAM
  • 512GB/1TB SSD
  • 2x USB-A 3.1
  • 1x USB-C 3.1
  • 1x HDMI
  • 1x 3.5mm para auriculares
  • Wifi 6
  • Bluetooth 5.0
  • Webcam con infrarrojos con Windows Hello
  • Teclado chiclet de tamaño completo, retroiluminado
  • Numpad incorporado en el touchpad
  • Sistema de audio de Harman Kardon
  • 359x246x24mm
  • 2,5 kg.

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo