Review del portátil Microsoft Surface Pro 8

Han transcurrido más de 10 años desde que Microsoft lanzase al mercado su primer equipo Surface y, con el paso del tiempo, la compañía ha sabido evolucionar el producto para cubrir las necesidades de los usuarios, manteniendo la esencia y ADN del dispositivo 2 en 1. 

De este modo, el último en llegar ha sido el Surface Pro 8, que llega con mejoras en diseño como son los biseles mucho más pequeños, una pantalla más grande de 120 Hz, mayor duración de batería y rendimiento acorde a la última generación de procesadores. 

Veamos a continuación si todas estas novedades son suficientes para justificar el alto precio que cuesta el dispositivo, especialmente cuando tratas de adquirirlo con todos los accesorios como la funda con teclado, y el lápiz digital Surface Pen. 

Diseño y calidad

  • Pantalla más grande en mismo tamaño
  • Mejoras en las videollamadas
  • Sin incluir puertos USB A

La calidad de construcción que muestra el equipo Surface Pro 8 con materiales de aleación de magnesio, no solo hacen que el equipo se sienta ligero cuando lo tienes entre tus manos, sino que además, lo dota de unos acabados francamente premium

El acabado mate del modelo que hemos probado ofrece un gran agarre, además de que evita la presencia de huellas dactilares fruto del contacto. No obstante, puedes adquirir el Surface Pro 8 tanto en color platino, como grafito, agregando el teclado Signature con su funda en colores muy variados.

Microsoft Surface Pro 8 diseño

El pie de apoyo o atril mantiene la versatilidad ofrecida en los últimos años, garantizando un amplio espectro de posiciones de casi 180º para poder utilizarlo con un ligero ángulo de inclinación a modo de portátil, o bien, abatir del todo la pantalla para facilitar la escritura con el lápiz digital. 

Justo debajo también encontrarás el acceso al SSD extraíble que Microsoft mantiene, aunque tan solo está disponible en los modelos de 128 y 256 GB, lo que es todo un extra para admitir ampliaciones con el paso del tiempo. Ya lo quisieran los seguidores de equipos de Apple. 

Microsoft Surface Pro 8 diseño bisagra

Como decíamos, los bordes son mucho más delgados, lo que nos permite poder contar con una pantalla más grande de 13 pulgadas en las mismas dimensiones que ediciones anteriores. Esto hace que parezca que tienes una tablet muy ligera entre tus manos. 

Ya en los laterales, localizamos el botón de encendido, el control de volumen, el conector de 3,5 mm para los auriculares, así como la estación de acoplamiento para la funda con teclado. 

Microsoft ha optado por quedarse con el conector patentado Surface Connect como el principal método de carga, aunque siempre puedes recurrir como método adicional, a cualquiera de los puertos USB C que presenta el equipo. 

Microsoft Surface Pro 8 apertura

Estos puertos son compatibles con Thunderbolt 4 para garantizar una transferencia de datos rápida. El único inconveniente es que Microsoft parece haber dicho el adiós definitivo al puerto USB A, con lo que tendrás que recurrir a adaptadores si deseas utilizar pendrives.

Pantalla y cámaras

  • Pantalla PixelSense Flow LCD de 13 pulgadas
  • Frecuencia de actualización de 120 Hz
  • Buen conjunto de altavoces

Consciente de que gran parte del éxito de Surface radica en la calidad de la pantalla, Microsoft se ha esmerado en mejorar esta nueva generación, de forma que pasamos de las 12,3 pulgadas que tenía la Surface Pro 7, a las nuevas dimensiones de 13 pulgadas. 

Su relación de aspecto se mantiene en el formato de 3: 2, lo que implica que hay una resolución nativa soportada de 2880 x 1920 píxeles, a pesar de que la tecnología empleada continúa siendo LCD en lugar de OLED con un panel que Microsoft denomina PixelSense Flow. 

Lo más destacado aquí es que al igual que ocurre con el Surface Laptop Studio, el Surface Pro 8 ahora soporte frecuencia de actualización de 120 Hz. Es el primer equipo de Microsoft que supera los 60 Hz y es algo que se nota a la legua. 

Microsoft Surface Pro 8 pantalla PixelView Flow

La experiencia de uso es ahora más receptiva y rápida, algo que se aprecia mucho mejor en este tamaño de pantalla frente a cuando lo hacemos en la pantalla de un móvil de inferior dimensiones. 

Esta frecuencia de actualización dinámica (DRR) es soportada por Windows 11, de manera que los dispositivos pueden ajustar automáticamente la frecuencia de actualización según la situación. Esto sin duda es positivo para preservar la autonomía del equipo. 

A efectos de sonido, el Surface Pro 8 continúa con una distribución de dos altavoces de 2 W cada uno, los cuales producen un audio potente para tratarse de un dispositivo tablet con versión de 2 en 1. 

La compatibilidad con Dolby Atmos permite conseguir un sonido aceptable especialmente cuando necesitas realizar videollamadas. Aún así, todavía disponemos de un puerto mini jack de 3,5 mm para poder usar auriculares a nuestro gusto y preferencia. 

Microsoft Surface Pro 8 manejo

Otro apartado en el que Microsoft ha mejorado es en el de las cámaras, muy positivo si valoramos el uso que hoy en día hacemos de estos equipos para establecer videollamadas. La lente frontal sigue siendo de 5 MP, pero permite manejar imágenes a 1080p. 

Ya en la parte posterior, el Surface Pro 8 cuenta con una cámara trasera de 10 MP, una mejora sustancial frente a los 8 MP del modelo anterior, aunque esto no significa que de la noche a la mañana vayas a utilizarla para hacer fotografías de calidad. 

Con unas buenas condiciones de luminosidad, te resultará fácil conseguir buenos resultados, pero es evidente que la exposición y el rango dinámico son problemas frecuentes. Para lo que resulta suficiente es para el escaneado y manejo de documentos. 

Microsoft Surface Pro 8 cámaras

Accesorios opcionales imprescindibles

  • Adaptabilidad para etiquetar teclas
  • Lápiz Surface Slim Pen 2
  • Teclado Signature con retroiluminación

El aspecto a tener en cuenta a la hora de comprarse un Surface Pro 8 es que todos los accesorios del equipo se venden por separado, como cabía esperar, a pesar de que la funda con teclado Signature es una compra obligada si quieres poder usarlo a modo de portátil. 

A efectos de diseño, ahora el nuevo lápiz Slim Pen 2 dispone de un hueco en el propio teclado Signature Keyboard, de manera que a la vez que recibe la carga para su batería, también permanece adherido magnéticamente, lejos de que puedas dejarlo olvidado en cualquier parte. 

Microsoft Surface Pro 8 carga lápiz digital

Esta versión de lápiz ahora es mucho más plana, lo cual resulta más natural a la hora de dibujar y escribir a mano alzada, junto con un botón físico que se puede usar para acceder rápidamente a herramientas concretas. 

El emparejamiento a través de Bluetooth es automático y sin retardos a la hora de usarlo al instante. Si apoyas la palma de tu mano sobre la pantalla del Surface, el sistema lo interpreta y funciona bien, contemplando hasta 4096 niveles de presión diferentes. 

El tamaño de pantalla de 13 pulgadas se traduce en que a la hora de la verdad, contamos con un teclado generoso a la hora de distribuir las diferentes teclas e incluir el área touchpad. Las teclas retroiluminadas son una clara ventaja frente a sus marcas rivales. 

Microsoft Surface Pro 8 lateral

Como tercer accesorio casi imprescindible, se nos antoja el uso de un ratón inalámbrico Bluetooth que perfectamente puede ser el oficial que plantea Microsoft. Yo lo he probado con el Surface Mouse por aquello de la rueda de desplazamiento, pero si quieres algo más plano y portátil, opta por el clásico Arc.

Microsoft Surface Pro 8 con ratón

Si entre tus trabajos habituales destaca la creación y elaboración de proyectos creativos, es probable que encuentres en el Surface Dial el compañero perfecto para crear de manera más envolvente y natural. 

Especificaciones y rendimiento

  • Procesadores Intel Core de 11ª generación
  • Gráficos GPU integrados
  • SSD extraíble en modelos más económicos

Como cabía esperar, el Pro 8 ha actualizado sus configuraciones para incluir la última gama de procesadores Intel Core de 11ª generación. Así, podrás elegir entre el Core i5-1135G7 y el Core i7-1185G7, junto con gráficos integrados Iris Xe y 16 GB de RAM. 

En nuestro caso, hemos tenido oportunidad de pasar los benchmark con el modelo más avanzado que se encuentra a la venta, de manera que el rendimiento es excelente. Sobresale en todos los aspectos de productividad más habituales y Windows 11 ofrece su máximo esplendor. 

El sistema no es para nada ruidoso, aunque sí notamos que si usas el equipo en modo intenso a la vez que cargas su batería, el calor que desprende su parte posterior comienza a ser notable. 

Tareas como la edición de vídeo, o el retoque de imágenes en formato RAW de gran tamaño, son funciones que puedes abordar con el Surface Pro 8. También si decides emplear el equipo para lanzar juegos de forma esporádica durante tus ratos de ocio. 

Como recogen las cifras benchmark, se trata de uno de los equipos portátiles 2 en 1 más potentes que podrás encontrar si tenemos en cuenta la filosofía de portátil ultraligero separable que cumple con la certificación Intel Evo.

Si echas un vistazo a las configuraciones que comercializa Microsoft, observarás que tienen almacenamiento SSD, aunque el modelo básico está limitado a solo 128 GB. Tanto este modelo como el que tiene 256 GB de capacidad, ofrecen la opción de SSD extraíble para facilitar su ampliación. 

Autonomía y carga

  • Batería de 50,2 Wh
  • Carga de 65 W a través de adaptador incluido
  • Grandes tiempos de autonomía

Según las especificaciones mencionadas por Microsoft, la batería de la Surface Pro 8 es de 50 Wh, lo que significa que su capacidad es superior a la del Surface Pro 7 que se queda en los 43,2 Wh. 

De esta forma, es posible alargar su autonomía en condiciones de uso ligero del equipo hasta las 16 horas según indica el fabricante. Por nuestra parte, comprobamos que las buenas previsiones se cumplen al soportar 12 horas y 39 minutos reproduciendo vídeo en modo bucle y a calidad 720p. 

Para estas pruebas, fijamos la frecuencia de actualización de pantalla en el valor estándar de 60 Hz, con el modo de ahorro de batería totalmente deshabilitado. Por otro lado, el brillo de la pantalla queda establecido en el valor de los 120 nits. 

Microsoft Surface Pro 8 cargador

La lección que debemos sacar aquí es que el portátil te permitirá afrontar una jornada completa de trabajo sin problema alguno, salvo que estés utilizando el dispositivo para afrontar tareas de uso intensivo de CPU como pueda ser la edición de un proyecto de vídeo. 

El producto incluye de serie un cargador de 65 W bastante compacto, con el aliciente de que este adaptador también incorpora un puerto USB A para la carga de cualquier otro dispositivo como pueda ser un smartphone

Microsoft Surface Pro 8 conector USB A

Como referencia de nuestras pruebas, decirte que logramos alcanzar el 18 % de capacidad de carga en los primeros 15 minutos, y el 36 % en la primera media hora. Tras 90 minutos conectado a la corriente eléctrica, la batería del Surface Pro 8 alcanzó el 95 % de su capacidad. 

Sistema operativo y software

  • Operatividad con Windows 11
  • Manejo de modos reposo e hibernación

A pesar de que la review no la hayamos publicado hasta ahora, como sabrás, el equipo Surface Pro 8 fue uno de los primeros dispositivos en llegar al mercado a finales del pasado año con la versión de sistema operativo Windows 11.

Desde su llegada, con las constantes actualizaciones, Microsoft ha resuelto infinidad de problemas asociados a los instantes iniciales del lanzamiento de un nuevo sistema operativo. 

Microsoft Surface Pro 8 manejo lápiz

Si eres de los que no has usado antes Windows 11, deberás tener algo más de paciencia que en ocasiones anteriores para acostumbrarte, a pesar de que los desarrollos recientes sugieren que Microsoft está dando con la tecla apropiada de funciones y novedades más demandadas.

Seguimos sin poder contar con un modo de uso de tableta específico, si lo que quieres es iniciar Windows en este modo desde el primer instante. Esto significa que la entrada táctil todavía resulta menos intuitiva que lo que supone la navegación basada en el uso de ratón y cursor. 

Precio

El precio más económico que encontrarás en el nuevo Surface Pro 8 será de 1.179 € y se corresponde con una configuración de procesador Core i5 con 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento SSD. 

No existe un modelo con procesador Core i3, con lo que los precios finales no han podido reducirse por debajo de la cifra de los 999 €. A medida que incrementas el almacenamiento a 256 GB o 512 GB, los precios se elevan a 1.279 y 1.479 € respectivamente. 

La parte positiva es que como ya hemos comentado anteriormente, Microsoft nos permite ampliar esta opción con el paso del tiempo, gracias a la característica de SSD extraíble en esta gama de Surface Pro. 

El modelo de especificaciones medias que hemos tenido oportunidad de probar tiene un precio de 1.479 € ya que cuenta con el mismo procesador Core i5, pero con 16 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento. 

Recuerda que esto se corresponde al precio de la tableta. Para cualquier otro accesorio como pueda ser la funda con teclado Signature Keyboard, deberás añadirla al carro en el momento de la compra, con un precio extra de 179,99 €. 

Evidentemente, si tenemos en cuenta el precio final del equipo, es posible que muchos se planteen la compra de un portátil completo en lugar de un 2 en 1 como el Surface Pro. No obstante, no tendrás la misma experiencia de uso de uno de los mejores dispositivos jamás creados para usar con Windows 11.

Veredicto

Surface Pro 8 es el dispositivo que muchas personas ansían para desarrollar su trabajo diario, ya sea en tareas personales o profesionales. Microsoft finalmente actualizó su diseño, con una pantalla más grande y biseles más delgados que lo acercan al portátil tradicional.

Su peso es de tan solo 891 gramos, con lo que llevarlo contigo a todas partes no será problema alguno, además de mejorar la experiencia de inmediatez de uso ahora que el despertar de Windows 11 se realiza en tiempo récord.

Cierto es que la pantalla no es OLED, a pesar de lo cual, ésta LCD se ve francamente bien y no notarás diferencia ahora que la frecuencia de actualización se ha incrementado hasta los 120 Hz, mostrando una agilidad sin precedentes en tus desplazamientos.

También el rendimiento de los chips Intel Core de 11.ª generación están a la altura de las circunstancias actuales, a falta de integrar una gráfica dedicada. Otros aspectos destacados son la mejora en las videollamadas con las nuevas cámaras, y la autonomía extendida. 

Especificaciones

  • Pantalla PixelSense Flow LCD de 13 pulgadas
  • Resolución de 2880 x 1920 y ratio 3: 2
  • Frecuencia de actualización de 120 Hz (adaptativa)
  • Procesador Intel Core i5-1135G7 o i7-1185G7
  • Gráficos Intel Iris Xe
  • 8/16/32 GB RAM
  • Almacenamiento SSD de 128 GB/ 256 GB/ 512 GB/ 1 TB
  • Cámaras: Trasera de 10 MP; Frontal de 5 MP con Windows Hello
  • Altavoces estéreo frontales con Dolby Atmos
  • Conectividad Bluetooth 5.1 y wifi 6
  • Conectores: 2 USB C Thunderbolt, mini-jack de 3,5 mm y Surface Connect
  • Cargador de 65 W incluido
  • Batería de 50 Wh
  • Sistema operativo Windows 11 Home
  • Peso de 891 gramos (solo tableta)
  • Dimensiones 287 x 208 x 9,3 mm

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo