Review Dell XPS 15 9500 (2020)

El portátil Dell XPS 15 es probablemente la serie de portátiles Windows más famosa y versátil de la última década, con permiso de las Surface de Microsoft, y más allá de lo que suponen los MacBooks de Apple fuera del ecosistema Windows. 

La edición de este año del XPS 15 que se corresponde con la numeración 9500, es una excelente alternativa al MacBook Pro 16, con el aliciente de que tendrás un portátil tremendamente potente que es mucho mejor con los juegos. En la mayoría de los aspectos es casi impecable.

La calidad de construcción se mantiene, la pantalla es excelente, el rendimiento es bueno, funciona de forma silenciosa para trabajos de oficina, y los altavoces ahora reciben una de las notas más altas en cuanto a calidad de lo que puedes encontrar en un portátil Windows.

Hay dos cuestiones a considerar y dos quejas menores. Como todas las máquinas XPS, la Dell XPS 15 2020 es bastante cara. Su teclado nos ha resultado algo superficial, aunque es excelente en otros aspectos. Además, la implementación de HDR es mala y la cámara web bastante pobre.

Es evidente que no puede tener todo perfecto, pero para muchos, el Dell XPS 15 es el mejor ordenador portátil jamás fabricado para correr con sistema operativo Windows. 

Diseño y calidad de construcción

En lo que respecta a diseño y materiales, Dell se mantiene fiel a los principios de la gama XPS, algo que le ha funcionado muy bien a lo largo de los años. No se ha visto influenciado por la popularidad de otras marcas y ha mantenido las preferencias de sus usuarios. 

El Dell XPS 15 en negro utiliza un compuesto de plástico reforzado con una capa de fibra de carbono tejida que lo hace tremendamente ligero y resistsente. La versión Frost White de Dell, aún no disponible, cambia la fibra de carbono por vidrio tejido. 

En cualquier caso, independientemente de la elección preferida para los acabados, la calidad es sorprendente. Su tapa y base son rígidas y no se doblan ante una ligera presión, como sucede en muchos equipo con una gran pantalla. 

Dell logra superar los límites de lo que supone adquirir un portátil con panel de 15 pulgadas. Ya en la generación anterior se redujeron los marcos de la pantalla en sus laterales, pero permaneciendo el de la parte inferior. En la edición de 2020 los biseles reducidos son en los cuatro lados. 

El peso del XPS 15 nuevo es de 1,83 kg y aumenta a 2,05 kg con la batería extendida de 86 Wh. Es evidente que no se trata de un portátil ligero y liviano, pero al menos puedes llevarlo cómodamente en la mochila a diario. 

En el caso de que desees algo más compacto, siempre puedes optar por la versión Dell XPS 13.

Dell ha optado por mantener la cámara web en su lugar habitual, como en algunos portátiles de corte delgado. Todavía se encuentra en el borde negro superior de la pantalla, una ubicación que a priori parece más natural para el enfoque en videoconferencias frente a mostrar la papada. 

No obstante, no hay espacio para un sensor o lente particularmente bueno, por lo que terminas manejando una cámara de 720p bastante mediocre. Su imagen es blanda, como en la mayoría de los portátiles con Windows. Considera guardar algo de efectivo para una cámara web adicional. 

Teclado y trackpad

Comprobamos como toda la gama Dell XPS ha experimentado una evolución en sus teclados, siguiendo los pasos dados por Apple en sus MacBook para hacer que sean más profundos, pero a menudo, con resultados dispares. 

El XPS 15 de Dell no tiene un teclado superficial, pero sigue transmitiendo unas sensaciones que no llegan a estar a la altura del ThinkPad Carbon X1 Gen 7. De hecho, si pudiéramos cambiar algo del XPS 15, probablemente el teclado sería uno de los elementos. 

Eso no quita que la respuesta de las teclas sea satisfactoria con buena definición, permitiendo alcanzar elevadas velocidades de escritura a la vez que garantiza un uso silencioso. 

El hecho de prescindir de teclado numérico en un portátil de 15 pulgadas hace que contemos con un tamaño generoso de las mismas, además de mantener el tamaño completo en la de ‘Intro’, ‘Shift’, ‘Bloqueo de Mayúsculas’ o la de ‘Ctrl’. 

Con respecto al área touchpad, su área es de las más grandes que encontrarás en un portátil, con el fin de facilitar el despliegue de los gestos con los dedos a la hora de interactuar con el sistema operativo. 

El típico clic que aplicamos para emular al ratón es silencioso, con acciones bien definidas y sin falsas respuestas fruto del uso que hacen algunas marcas de elementos de baja calidad en este punto de control. 

Pantalla y altavoces

El uso de una pantalla OLED es una de las características más destacadas de la última generación del XPS 15. Esa ya no es una opción en la XPS 15 2020, pero la pantalla LCD 4K Ultra HD + (3840 x 2400) de alta definición es un reemplazo sorprendentemente bueno.

Se trata de un panel táctil con relación de aspecto de 16:10 con protección Gorilla Glass 6 y un acabado brillante. Como tal, es reflectante, pero la Dell XPS 15 tiene un revestimiento antirreflejos que resulta ser bastante eficaz, al menos al trabajar desde casa. 

Añade a esto el brillo máximo que puede manejar, de 514 nits, y tendrás un ordenador portátil que te permite trabajar al aire libre sin tener que entrecerrar los ojos por el astigmatismo. Esta es una pantalla muy brillante.

La gama de color también es extremadamente vibrante para tratarse de un panel LCD, y nos alegra enormemente ver como Dell incorpora una aplicación que te permite modificar su calibración. Usa el color nativo de calibre completo, que se ve con mayor viveza de lo habitual. 

Dell PremierColor te permite manejar siete perfiles, incluidos sRGB, Adobe RGB y DCI-P3. Seleccione sRGB si deseas algo parecido a lo de tu último ordenador portátil. La configuración predeterminada es similar a Adobe RGB, con rojos y azules animados.

Otra aplicación, CinemaColor, ofrece modos para películas, deportes, uso nocturno y animación. Pero recomiendo seguir con los modos PremierColor, especialmente porque puedes establecer diferentes gamas para aplicaciones concretas. 

Ayudados por nuestro colorímetro Datacolor SpyderX Pro descubrimos que el Dell XPS 15 9500 cubre el 100 % de sRGB y el 99,9 % de Adobe RGB. La cobertura DCI-P3 es más baja, del 93,4 %, pero la pantalla puede reproducir tonos de color fuera de los tres estándares.

Su volumen de gama representa el 171, el 118 y el 121 % de sRGB, Adobe RGB y DCI-P3 respectivamente, lo cual es excelente para cualquier pantalla de portátil, y mucho menos para una LCD.

Una pantalla LCD estándar nunca alcanzará los niveles de contraste de una OLED debido a su retroiluminación universal, pero las cifras del Dell XPS 15 también son geniales aquí. Medimos 1100: 1 a 120 cd / m, subiendo a 1541: 1 con el brillo al máximo. Esto sugiere que los niveles de negro se mantienen bajo control incluso a 514 cd / m. 

Con esta configuración puede que notes negros ligeramente elevados en una habitación oscura, pero el Dell XPS 15 sigue viéndose francamente brillante en todos sus modos. 

El Dell XPS 15 también es compatible con HDR 400 y tiene la certificación Dolby Vision. No alcanzamos el mismo tipo de resultados HDR que el ofrecido por un televisor OLED de 2000 nit, por lo que el HDR aquí es muy básico y sin destacar especialmente.

A grandes rasgos, el video se ve mejor con la función HDR de Windows desactivada. Esta es también una pantalla de frecuencia de actualización estándar de 60Hz, no del tipo "más rápido" que se usa en algunos portátiles para juegos o smartphone. 

Lo que cabe destacar del Dell XPS 15 2020 es el apartado de altavoces. Quedan ubicados a derecha e izquierda del teclado, y se inspiran en el MacBook Pro 16, alcanzando resultados en tonos graves y agudos francamente buenos.

Estos altavoces ofrecen una salida similar a la de un altavoz Bluetooth decente. Hay graves reales, con una salida real en el rango de 80-100Hz, medios convincentes y agudos bastante limpios y claros. 

Hay portátiles para juegos que pesan el doble de peso y suenan terriblemente peor en comparación con el Dell XPS 15. Tampoco vibra mucho la pared sonora. Prueba a colocar las palmas de la mano sobre el soporte del teclado y apenas sentirás un ligero zumbido. Dell hace un gran trabajo aquí. 

Especificaciones y rendimiento

Nuestro modelo XPS 15 de pruebas cuenta con una configuración de nivel medio, y es una buena opción para elegir, ya que obtienes gráficos discretos y la pantalla UHD + de alta especificación sin el coste vertiginoso de optar por un procesador Core i9.

Tiene un Intel Core i7-10750H de décima generación con 32GB RAM, 1TB de almacenamiento SSD NVMe y una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1650 Ti. La mayoría de las observaciones se harán extensibles a la mayoría de los modelos Dell XPS 15.

Y es que el Dell XPS 15 es, en su mayor parte, lo que siempre ha sido. Un portátil con más estilo que la mayoría de estaciones de trabajo móviles, que además, cuenta con la potencia necesaria para abordar trabajos intensivos como pueda ser la edición de video.

Su CPU de la serie H tiene una potencia mucho mayor que la de bajo voltaje que verás en portátiles más delgados y livianos. El principal compromiso para el tamaño relativamente ajustado del XPS 15 es lo eficiente que se muestra su sistema de disipación de calor.

Los puertos de entrada de aire se encuentran en la parte inferior y el aire caliente sale por la parte posterior. Para evitar que los ventiladores giren más fuerte de lo que deberían, con el consiguiente ruido, debes asegurarte de que haya espacio y apoye bien el XPS 15 sobre una superficie horizontal.

Ten en cuenta que estos equipos con tanto rendimiento son poco proclives para trabajar con ellos tendidos en la cama, sobre las rodillas o en alfombras. Necesitan de una superficie plana que permita disipar bien el calor al no llevar procesadores de bajo voltaje. 

El sistema de enfriamiento del XPS 15 parece trabajar bien. Comprobamos como apoyado en el escritorio, es silencioso y los ventiladores zumban a bajas resoluciones, a pesar de llevar en su interior un procesador de 6 núcleos similar al de los PC de sobremesa. 

Tuvimos que procesar y exportar un videoclip de 10 minutos con resolución de 5,3 K durante las pruebas para conseguir que la CPU trabajase al máximo. Con Geekbench 5 conseguimos una puntuación de 6531 y con PCMark 10 la cifra de 5049. 

Como muestran las gráficas, el XPS 15 (2020) supera en rendimiento al ThinkPad X1 Carbon de Lenovo ya que los valores de éste se mantuvieron en un índice de 3842 con PCMark, lo que significa casi un 25 % menos al tener una CPU de bajo voltaje. 

Como mencionábamos en el titular, el Dell XPS 15 también es un portátil válido para entornos de juegos. Su gráfica Nvidia GTX 1650 Ti no es la elección favorita de los entusiastas al no poder manejar Ray Tracing, título que es compatible con la GTX 1660 Ti Max Q mejorada.

No obstante, su rendimiento a una resolución de 1080p es adecuado con los juegos más recientes, por lo que puede ser un sistema muy válido para simultanear el trabajo diario con algunas horas de ocio, con apenas añadir algún accesorio de control. 

Wolfenstein: Youngblood se ejecuta a un promedio de 42 fps en graficos Ultra, o 60 fps en Medio. Far Cry 5: New Dawn se ejecuta a 43 fps en Ultra, 52 fps en gráficos normales. Wolfenstein se quejó de la falta de memoria de video en los gráficos Ultra, pero funcionó bien a 1080p.

Sin embargo, como era de esperar, la Dell XPS 15 9500 no está hecho para juegos 4K. El cambio a la resolución nativa resulta ser un desastre, con velocidades de fps que a menudo se quedan en una sola cifra. 

En el apartado de conectividad, también es posible que necesites un adaptador para periféricos, ya que el XPS 15 solo tiene tres puertos USB C, de los cuales, dos de ellos son Thunderbolt 3, mientras que el otro es uno tipo USB 3.1 algo más lento. 

La buena noticia es que en la caja de compra obtienes con tu equipo un hub USB con adaptador de USB A y HDMI. También hay una ranura de tarjetas SD de tamaño completo, además de un conector para auriculares. 

Duración de la batería

El Dell XPS 15 analizado tiene una batería de 86 Wh. Es una celda grande, pero de menor capacidad que la de 100 Wh presente en el último MacBook Pro 16. Aquí es donde podrías beneficiarte si decides obtener el XPS 15 de 1080p en lugar de la pantalla UHD +. 

Dell dice que el modelo de pantalla de gama baja dura hasta 24 horas cuando se realizan trabajos básicos de oficina, o casi 17 horas si estás consumiendo contenido de Netflix en modo streaming.

Esto se reduce a 13 horas 46 minutos en las aplicaciones de Office u 8 horas y 27 minutos de transmisión de Netflix si optas por la modalidad de visión en UHD+.

Según la prueba de batería de PCMark 10, nuestro UHD + XPS 15 dura 9 horas 2 minutos de trabajos de oficina variados con visualización a 120 nits. También se traduce en 8 horas y 28 minutos cuando se reproduce una película desde el SSD a 120 nits de brillo (41 % en este caso).

Si el objetivo de Dell era proporcionar suficiente energía para un día completo de trabajos de oficina básicos, debemos puntualizar que es todo un éxito. Sin embargo, debes valorar la apuesta por la reducción a 1080p si no vas a hacer uso de la calidad superior. 

Precio

El Dell XPS 15 tiene un precio inicial de 1.699 €, pero el modelo de nivel de entrada de Dell no tiene gráficos GTX 1650 Ti dedicados, con lo que depende del chipset integrado en su CPU Intel Core i5 de nivel inferior.

Sin duda, es un punto de partida del XPS 15 que hace posible que muchos usuarios puedan optar por este equipo en una configuración más asequible en cuanto a rendimiento, proporcionando un buen equilibrio de precio y especificaciones.

No obstante, si por algo se caracteriza Dell es por la enorme variedad que ofrece en sus configuraciones, con posibilidad de modificar procesador (ahora de décima generación), cantidad de RAM, tarjeta gráfica, almacenamiento de hasta 2 TB y pantalla LCD. 

Las versiones de pantalla 4K con acabado antirreflectante y 500 nits comienzan en los 2.599 €. Dell dice que los modelos 1080p de gama baja tienen un brillo similar de 500 nits, pero dudamos que tengan el mismo rendimiento de color extremo que el aquí analizado.

El salto a un procesador Core i9 es, como era de esperar, caro. Pagarás como mínimo 2.709 € por su configuración más asequible sin contar con una pantalla de especificación alta. El modelo más caro alcanza la cifra de los 3.508,99 €, más barato que muchos MacBook Pro 16. 

Veredicto

El Dell XPS 15 es una portátil excelente en la mayoría de los aspectos. Excelente rendimiento, un trackpad enorme, altavoces de calidad, batería de larga duración y una tarjeta gráfica lo suficientemente potente como para jugar a juegos recientes a 1080p. 

Es un portátil que también podrás llevar a todas partes cómodamente en una mochila, prescindiendo del cargador al garantizar su uso durante largas jornadas de trabajo. Compra una versión de pantalla UHD+ a 2400p y obtendrás un panel rico en color.

Un teclado un poco más profundo estaría bien, y la pantalla merece una mejor aplicación de HDR que la que hemos podido ver aquí. Pero las mejoras de 2020 hacen de esta la mejor alternativa de Windows a la altura del portátil MacBook Pro 16 más potente de Apple.

Especificaciones

  • Pantalla de 15,6 pulgadas UHD+ InfinityEdge
  • Resolución de 3840 x 2400 píxeles y 500 nits
  • Cristal Gorilla Glass 6 de extremo a extremo del panel
  • Procesador Intel Core i7-10750H de 10ª generación a 4,5 GHz
  • 32 GB de memoria RAM (2 módulos de 16 GB)
  • Unidad de estado sólido M2 PCIe NVMe de 512 GB
  • Gráfica Nvidia GeForce GTX 1650 Ti con 4 GB GDDR6
  • Batería de 56 Wh o 86 Wh
  • Cámara HD a 720p y 30 fps
  • Altavoces cuádruples con dos woofers de 2,5 W
  • 2 Puertos Thunderbolt 3, DisplayPort, lector de tarjetas SD y mini-jack
  • Sistema Operativo Windows 10 Home 64 bits
  • Dimensiones de 344,72 x 230,14 x 18 mm
  • Peso de 2,05 kg

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo