Review Google Nest Mini

El nuevo Nest Mini ya se encuentra a la venta en la Store de Google a un precio de venta recomendado de 59 €. Lo encontrarás con dos acabados diferentes en tiza o gris claro y carbón vegetal. De manera adicional, también puedes adquirirlo en MediaMarkt, El Corte Inglés, PC Componentes y otras grandes superficies.

El tejido empleado en sus acabados es resistente y fabricado con botellas de plástico recicladas. Por el momento, Google mantiene a la venta su anterior modelo Google Home Mini al mismo precio de 59 € y con cuatro acabados en tiza, carbón vegetal, coral y aguamarina. Sin embargo, ya hemos visto como podrás encontrarlo a precios reducidos.

Review Google Nest Mini: análisis completo

Esta nueva versión llega con la premisa de repetir el éxito cosechado por su predecesor Google Home Mini. Partiendo de este hecho, Google ha optado por mantener el formato y diseño hasta el punto de que a simple vista no encontrarás diferencias entre ambos modelos.  

Estéticamente hablando, el Nest Mini llega con una menor variedad de colores que el Home Mini dado que solo lo encontrarás con dos tonos. De hecho, el cambio más evidente está en su base al contemplar una pequeña hendidura que permite montar el Nest Mini en la pared de tu casa, como si se tratara de un cuadro. 

Ten en cuenta que el Nest Mini es comercializado con un cable de 1,5 metros de longitud con un puerto USB Tipo C en un extremo y el adaptador de corriente en el otro. De esta manera, la fijación a la pared siempre estará supeditada a la proximidad de una toma de corriente si no quieres adquirir otra cable por separado. 

La fabricación del dispositivo es más sostenible al haberse empleado hasta un 35 % de material de plástico reciclado, mientras que la malla que lo cubre procede de botellas de plástico recicladas. 

Dicho esto, el cambio más sustancial se encuentra en su interior, bajo el chasis. Google ha modificado los indicadores LED del Mini, añadiendo dos en el costado del dispositivo para resaltar los controles de volumen que son táctiles. 

El resto parece ser igual, con cuatro indicadores LED en su parte superior que permiten identificar cuando el asistente se encuentra activo, un conmutador que sirve para silenciar el micrófono, y el tamaño y factor de forma que puede emular al de una piedra. 

Especificaciones y características de sonido

Como continuación de los cambios que experimentarás con el Nest Mini, decir que en su interior reside un nuevo chip de aprendizaje automático. Esto se traduce en que en teoría mejora la potencia de procesamiento del dispositivo, reconociendo los comandos de voz más rápido y manejando las consultas en menor tiempo. 

Nos resulta difícil poder evaluar este aspecto, dado que las diferencias son mínimas, aunque ciertamente, el Nest Mini parece más ágil que su antecesor, pero solo si los usas a la par. De lo contrario, no apreciarás latencia alguna en ninguno de ellos, con lo que el rendimiento no parece clave.

También llegan novedades en la calidad del sonido del dispositivo. De hecho, hay una nueva configuración de amplificador y altavoces que Google dice que permite que el Nest Mini suene más fuerte y mejor, con una respuesta que es más apreciable al manejar los graves.

Si el Home Mini original ya sonaba bastante bien para el tamaño compacto que presenta, el nuevo consigue mejorar nuestra percepción, aunque ya de por sí existía poco margen de mejora si físicamente no las dimensiones son las mismas para incluir el altavoz.

Estas mejoras parecen hacer posible que el sistema suene más fuerte y equilibrado y nos atrevemos a afirmar que ningún otro altavoz de este tamaño consigue optimizar el sonido de forma tan eficiente.

Manejo e interacción

Google ha añadido un tercer micrófono que en teoría ayuda al Nest Mini a captar mejor tu voz cuando realizas cualquier consulta. Son buenas noticias para todo aquel que haya tenido que repetir comandos o mensajes al interactuar con cualquiera de los asistentes de voz del mercado. 

Recordemos en este punto que Voice Match admite la voz de hasta seis usuarios diferentes, lo que permite que cada uno pueda tener su propio servicio de música predeterminado, controlar su biblioteca o solicitar que se reproduzcan vídeos de YouTube de sus canales. Cada voz debe estar vinculada a una cuenta de Google. 

A la hora de manejarlo, la tecnología de sonda incorporada realiza una gran labor a la hora de detectar tu mano cuando la aproximas al Mini para tocarlo, iluminando los LED con anticipación para guiarte con los controles táctiles. Son pequeños detalles que lo hacen grande. 

 

Este panel táctil que se habilita en la superficie del dispositivo permite regular el volumen o incluso saber cuándo está activo o silenciado el altavoz. Cabe destacar en este punto que no tenemos conector mini-jack de 3,5 milímetros para habilitar una salida de auriculares. 

La conectividad es otro de los apartados que ha mejorado, puesto que a la conexión inalámbrica wifi de tipo 802.11ac, ahora se le une Bluetooth 5.0, mejorando la gestión del mismo y la cobertura con cualquier otro dispositivo de la casa. 

El Nes Mini parece definitivamente se siente un poco más ágil y receptivo que la generación anterior, pero no cambia las reglas del juego. Desde una perspectiva de privacidad, todo sigue igual, dado que las grabaciones siguen cargándose en los servidores de Google. 

Quizá lo más interesante sea el despliegue de poder crear grupos de altavoces sobre la marcha y mover música de un altavoz a otro dispositivo a través de comandos de voz, algo que podrás emular en todos tus dispositivos. 

También es posible usar múltiples dispositivos Home o Nest como intercomunicadores, asignando a cada dispositivo su nombre o ubicación, en lugar de simplemente reproducir la música en todos los lugares de la casa. 

También detectamos que Google ha renovado los sonidos del dispositivo. Hay una configuración nueva de amplificador y altavoz que suena más fuerte y más clara en general, con una mejora particular en la respuesta ofrecida por los graves. La compañía afirma que se incrementaron un 40%, algo que te resultará difícil apreciar. 

El tercer micrófono añadido por Google ayuda a capturar tu voz en peores condiciones, lo cual son buenas noticias para aquellos que dispongan de un hogar amplio o lo utilicen en una casa amplia tipo entorno rural. La tecnología de sonda incorporada detectará tu mano cuando te acerques para tocarlo, activando los LED con anticipación. 

Veredicto

Para todo aquel que ya disponga de un modelo Google Home Mini es difícil encontrar argumentos de venta suficientes que puedan justificar la nueva compra o reemplazo. A esto hay que añadir que llega con el mismo precio que la generación anterior de 59 €. 

La calidad de audio del nuevo Nest Mini mejora, así como la velocidad de respuesta según el feedback de Google, pero la experiencia de uso que tiene el anterior modelo ya es lo suficientemente fluida como para que este aspecto llegue a ser determinante. 

Francamente, parece que la compañía busca posicionar a este producto como el asistente de voz de gama de entrada que la mayoría de usuarios acabarán adoptando para sus hogares. No  será el único, pero sí permitirá desplegarlo en una habitación o sala de estar. 

Poco a poco Google, al igual que Amazon, amplía el ecosistema de dispositivos para el hogar digital y sin duda, estos productos de precio económico ofrecen mucho a cambio de su coste. No dispones de pantalla para interaccionar como sucede con el Nest Hub, pero cuesta la mitad de precio que los 99 € del Google Home

Especificaciones

  • Precio de 59 €
  • Asistente de voz Google Assistant
  • Reconocimiento de voz con interruptor de silencio de micrófono
  • Controles táctiles
  • Conectividad wifi 802.11ac y Bluetooth 5.1
  • Compatible con Android e iOS
  • Chromecast y Chromecast Audio incorporados
  • Adaptador de corriente y cable Micro USB de 1,5 metros
  • Posibilidad de fijar a la pared

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo