Review de la estación de carga HyperX ChargePlay Clutch

De un tiempo a esta parte, HyperX se ha fraguado un gran reconocimiento de marca dentro del ecosistema gaming por su amplia variedad de productos destinados a este sector, como puedan ser teclados, auriculares, memorias y soluciones de almacenamiento.

Es posible que sus soluciones de cargadores hayan pasado más desapercibidas, pero debes saber que dispone de estaciones de carga para smartphones, consolas y sus mandos, e incluso soluciones dobles para el móvil y el reloj o los auriculares, compatibles con el certificado Qi.

El caso que aquí abordamos es el de la estación HyperX ChargePlay Clutch, un sistema dotado de una batería de 6.000 mAh que te permitirá seguir utilizando la Nintendo Switch en tus desplazamientos al poder cargar la consola y los mandos Joy-Con mientras juegas tu partida. 

Diseño y calidades

A decir verdad, la ChargePlay Clutch está bien pensada por parte de los ingenieros de HyperX, dado que es tremendamente modular, con una pieza principal que actúa de estación base de carga con batería integrada, y los dos agarres desmontables para cada Joy-Con. 

La estación central dispone de una palanca en la parte superior que permite introducir la consola Nintendo Switch para acomodarla y asegurarse de que queda bien fijada sobre el conector USB C de carga. Hasta el más pequeño de la casa sabrá cómo proceder.

En la base, la estación dispone de almohadillas de goma para evitar que se escurra al permanecer sobre una mesa o superficie plana. Es lo suficientemente ancha para poder estar en vertical, pero lo natural es desplegar el pie trasero para usar la consola en modo de escritorio. 

El pie de la ChargePlay Clutch, mucho más seguro y estable que el que Nintendo ofrece con su Switch, y que tantos quebraderos de cabeza origina a los usuarios, solo admite una posición de unos 45 grados. 

Resulta un ángulo suficiente, aunque puestos a elegir, HyperX podría haber implementado alguno más para acomodarse mejor a cada circunstancia, como pueda ser usar el equipo en la diminuta mesa de un avión o tren y fijar el mejor ángulo de visualización de la pantalla. 

En cualquier caso, la consola se mantiene estable en la base de carga. Tanto las rejillas de la parte trasera de la Switch, como las ubicadas en la parte superior, están liberadas con el fin de no obstaculizar la ventilación de sus componentes durante su uso.

También queda libre el conector de auriculares, así como la ranura de tarjetas de memoria de los juegos para poder cambiar de título sin tener que desacoplar la Nintendo Switch de la estación de carga. 

Ya en la parte posterior, junto al conector USB-C de carga, encontramos un botón físico que cuando es pulsado nos permite saber el nivel de porcentaje de carga de la batería de la estación mediante 4 indicadores LED. Esto nos permitirá anticiparnos a quedarnos sin carga. 

Un mando completo

Las otras dos piezas adicionales que albergan a los Joy-Con, se valen de unos potentes imanes para adherirse a la estación de carga de forma rápida, asegurándose de que quedan bien fijadas.

De hecho, este imán está pensado para contemplar dos situaciones diferentes. Por un lado, puedes juntar ambos agarres desmontables para formar el típico soporte de un único mando para la Switch (emulando al de Nintendo), y por otro, adherirse a la estación base. 

Nuevamente, el uso de una palanca permite que cada uno de los Joy-Con quede perfectamente acoplado a los mandos, sin posibilidad de que puedan soltarse en medio de una partida y sin que se vean afectados por las vibraciones.

Los agarres tienen en la parte trasera cierto grip que impedirán que se resbalen cuando las manos están algo sudorosas, aunque siempre podría ser mejorable al introducir algún material más rugoso que vaya más allá del plástico con el que están fabricados. 

En cualquier caso, HyperX solventa de forma encomiable las diferentes posibilidades y modos de uso que contempla la Switch, donde radica la esencia de la consola, hasta el punto que tu forma de jugar no se vea afectada al acoplar este nuevo accesorio. 

Autonomía

Una vez que hemos comprobado que la experiencia del juego no se ve afectada por el uso del HyperX ChargePlay Clutch, nos centramos en la otra gran finalidad, que no es otra que garantizar más horas de juego en desplazamientos o lugares sin acceso al enchufe de corriente.

De entrada, la batería está integrada en la base. Suponemos que por motivos de seguridad, no puede ser desmontada de la estación. Eso no quita que puedas cargar su batería en cualquier instante, incluso en los momentos que estás jugando con ella acoplada. 

Hemos comprobado que la batería de 6.000 mAh garantiza 5 horas adicionales de uso de tu Nintendo Switch, de manera que si el porcentaje de batería de tu consola baja del cien por cien, la estación de carga tratará de llevarla de nuevo al 100% de su capacidad. 

Evidentemente, para que los Joy-Con reciban alimentación, también deben estar acoplados a la Switch, ya que es la única forma que tienen de recibir el voltaje. Es decir, si los Joy-Con permanecen acoplados a los mandos desmontables, estos no actúan de carga para ellos. 

Precio y dónde comprar

La estación de carga HyperX ChargePlay Clutch se comercializa a través de PcComponentes a un precio recomendado de 121,59 €. Se incluye un cable USB C para la carga de 1,8 metros de longitud, pero necesitarás el adaptador de corriente AC (no incluido). 

Puntualmente, hemos encontrado la estación de HyperX en oferta en Amazon, pero puede que sea algo puntual que se ha producido durante nuestra review. Comprueba el precio final al que es comercializado. 

Veredicto

En resumidas cuentas, HyperX ofrece a los jugadores de la Nintendo Switch un práctico accesorio con el que no solo podrás extender la vida útil de la batería de tu consola en los desplazamientos, sino que también te permitirá jugar más cómodamente con los Joy-Con. 

El peso extra de 400 gramos puede llegar a ser un problema si manejas tu consola en el aire durante horas sin ayudarte del apoyo que proporciona una mesa, pero como ya sabes, a cambio obtienes hasta 5 horas adicionales de uso y diversión por su alimentación. 

Ten en cuenta que este accesorio no hace funciones de carcasa o funda de protección para tu Switch, a la vez que no podrás utilizar ningún otro mientras mantienes la Switch acoplada a la ChargePlay Clutch. Por lo demás, cumple con las expectativas de autonomía y manejabilidad.

Especificaciones

  • Estación de carga para Nintendo Switch
  • Cable de carga de USB A a USB C de 1,8 metros
  • Batería de 6.000 mAh
  • Agarres Joy-Con desmontables
  • Dimensiones de 114,1 x 273,9 x 40,2 mm
  • Peso de 400 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo