Sony suele llevar a cabo dos grandes lanzamientos a lo largo del año en los que presenta nuevos buque insignia de la marca. Prueba de ello es lo realizado este pasado año en el que lanzó el modelo Xperia 1 durante la celebración del MWC.

Posteriormente, ya a comienzos del mes de septiembre, Sony lanzó el Xperia 5 (versión compacta del Xperia 1) coincidiendo con la celebración de la feria IFA 2019, otra de las grandes citas tecnológicas del año.

Así, no sería nada extraño que el Xperia 2 fuera presentado el próximo mes de febrero en el marco de la celebración del MWC de 2020.

El Xperia 1 está actualmente a la venta a un precio recomendado de 949 € y todo apunta a que el nuevo Xperia 2 se mantendrá en este margen de precios, aunque puede variar según la configuración. También es probable que el Xperia 20 de gama media, sucesor del Xperia 10, sea lanzado junto al Xperia 2. 

Nuevas funciones del Sony Xperia 2

Curiosamente, y a diferencia de lo que sucede con otros teléfonos móviles de la competencia, no existe mucha filtración sobre lo que podría traernos el nuevo Xperia 2 de Sony. 

A principios de verano, Pocket Now informó sobre una numeración de j8210 j8010 que dejaba entrever ciertas novedades respecto al j8110, que se corresponde con el actual Xperia 1.

En concreto y según los informes, ambos teléfonos tendrían en común el apartado de conectividad con el soporte de conexiones 5G. En lo que se refiere a tamaños de pantalla, el j8210 vendría con una Full-HD de 1920 x 1080 píxeles, mientras que el j8010 contaría con panel 4K y resolución de 3840 x 1644 píxeles, coincidiendo con los valores del Xperia 1.

También en la web y en @OnLeaks hemos podido ver ciertos renderizados de los terminales en asociación con CashKaro, que han sido utilizados para ilustrar este artículo. Desde entonces, han aparecido nuevas animaciones en diversas cuentas de Twitter. 

Las fuentes también apuntan a que el Xperia 2 conservaría el conjunto de cámara con triple lente, pero moviéndola a una nueva posición que quedaría situada en la parte superior izquierda, reduciendo el tamaño de la pantalla de las 6,5 a las 6,1 pulgadas. 

Esto nos dejaría un terminal con un reducido marco y dimensiones de tan solo 158 x 68 x 8,3 mm, unos 9 mm más corto que lo que es actualmente el Xperia 1. Esta alargada pantalla puede resultar muy útil al usarse en vertical, ya que permite usar dos apps al mismo tiempo. 

Parece evidente que el diseño alargado no será del agrado de todo el mundo, pero Sony reconoce aquí que no puede hacer teléfonos que agraden a todo el mundo, ya que opta por ofrecer una experiencia diferenciadora frente a sus competidores.