Como muchos recordarán, la presentación oficial del Pixel 4a llevada a cabo a principios de año, se hizo esperar toda una eternidad para los más fieles a Google. Meses después, finalmente se ha hecho realidad y ya tenemos aquí al nuevo Pixel 4a con conectividad 5G, acompañado del Pixel  5.

El Pixel 4a normal demostró tener grandes dotes, por lo que un sucesor con capacidad 5G parece una actualización más que interesante para muchos. No solo incorpora conectividad 5G, sino que además, trae otras novedades a tener en cuenta por apenas 100 € de diferencia de precio con respecto a su antecesor. 

¿Cuál es la fecha de venta del Pixel 4a 5G?

El Pixel 4a estándar salió a la venta en los EE. UU. el pasado 20 de agosto y ahora es posible reservarlo en España a un precio recomendado de 389 €, con envío gratuito una vez que esté disponible antes de su fecha de lanzamiento prevista para el 1 de octubre. 

Google dice que esto se debe en gran parte a los problemas de la cadena de suministro causados ​​por la COVID-19. De esta forma, la marca sigue comercializando sus modelos predecesores como el Pixel 3a a un precio de 399 €, así como los Pixel 4 y Pixel 4 XL a precios de 759 € y 899 € respectivamente.

Ahora que ya han sido presentados estos dos nuevos modelos Pixel 4a 5G y Pixel 5, Google añade a su catálogo dos nuevos modelos que inicialmente no estarán a la venta en nuestro país. A diferencia de Francia, para la que ya hay precios confirmados en euros,  España se queda fuera de la primera remesa de países en los que se comercializarán. 

¿Cuánto costarán el Pixel 4a 5G y el Pixel 5?

Mucho antes de que se anunciara la fecha de lanzamiento, Google decidió desvelar el precio estadounidense para el 4a 5G con el siguiente mensaje:

"Este otoño, tendremos dos dispositivos más de los que hablar: el Pixel 4a (5G), a partir de 499 dólares , y el Pixel 5".

De esta forma, se ha confirmado que el precio final recomendado para el Pixel 4a 5G es de 499 € lo que confirma que es 110 € más caro que su hermano menor Pixel 4a normal que cuesta 389 €. De esta forma, si todavía dudas entre uno u otro modelo, a largo plazo te interesará la apuesta del modelo 4a 5G si quieres un móvil para los próximos 2 o 3 años.  

La configuración para el precio de 499 € se corresponde con 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento, con un tamaño de pantalla que difiere ligeramente del Pixel 4a (de 5,8 pulgadas) para pasar a ser un poco más grande de 6,2 pulgadas. En este sentido, la del Pixel 5 ahora es de 6 pulgadas con resolución FullHD+ a 2340 x 1080 píxeles.

¿Cuáles son las especificaciones del Pixel 4a 5G?

El resumen de especificaciones del nuevo modelo Pixel 4a 5G son las siguientes:

  • Pantalla OLED de 6,3 pulgadas y 60Hz
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 765G y GPU Adreno 620
  • 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento
  • Cámara principal de 12,2MP (Sony IMX363)
  • Lente gran angular de 16 MP con zoom 0.5x
  • Cámara frontal para selfies Sony IMX355 de 8 MP
  • Conectividad 5G LTE, Wifi ac y Bluetooth 5.0
  • Batería de 3.800 mAh
  • Carga rápida de 18 W
  • Escáner físico de huellas dactilares en la parte posterior
  • Toma de auriculares de 3,5 mm

De esta  forma, el Pixel 4a 5G estaría compartiendo el mismo procesador Snapdragon 765G con el modelo Pixel 5, además de mantener el mismo conjunto de cámaras traseras y frontal para cubrir el espectro de la fotografía y el vídeo. No así, otros aspectos como la batería donde los 3800 mAh del Pixel 4a 5G no son equiparables a los 4.080 mAh del Pixel 5.

¿Qué diferencias hay con el Pixel 5?

A efectos de diseño, el nuevo Pixel 5 tiene un diseño de aluminio en su parte trasera donde los acabados del Pixel 4a y 4a 5G son de policarbonato. Todos ellos comparten la característica de ser resistentes al agua y al polvo con la certificación IP68, pero el Pixel 5 tiene 3 micrófonos para el audio, frente a los dos de la serie 4a.

La diferencia de precio también se hace palpable en otras áreas de la configuración. Todos ellos llevan el procesador Snapdragon 765G con chip de gráficos Adreno 620. Sin embargo, los 6 GB de memoria RAM de tipo LPDDR4 de los Pixel 4a y 4z 5G se convierten en 8 GB de RAM en el Pixel 5, un pequeño extra que le sentará bien a Android 11. 

La relación de aspecto de las pantallas de los Pixel coincide con un ratio de 19,5:9. Google ha optado por mantenerla en todos ellos, aunque lo que varía notablemente es que el nuevo Pixel 5 ya aporta una tasa de refresco de pantalla mejorada de 90 Hz, mientras que la serie 4 de los Pixel se queda en la tradicional de 60 Hz. 

Visto esto, nos damos cuenta de que los problemas ocasionados por la COVID-19 en la fabricación y cadena de suministro de los Pixel 4a parecen haberle pasado factura a Google. Las diferencias de precios ahora son mínimas y la venta en nuestro  país no ha llegado a producirse.

Pocos serán los usuarios que sigan optando por la compra del Pixel 4a (a la venta desde el pasado mes de agosto), ante la llegada de los sucesores Pixel 4a 5G y Pixel 5, ambos modelos con conectividad 5G  de serie entre muchas otras novedades.

Una vez más, vemos como el espacio de tiempo transcurrido desde que un dispositivo es presentado y éste llega a estar a la venta en dicho país, es un tiempo perdido durante el cual, se pierden grandes oportunidades de venta. La competencia aprieta y la obsolescencia programada acorta los plazos.