Los países europeos están siendo unos de los más afectados a nivel mundial por la COVID-19. De hecho, el cierre económico y las restricciones sociales han provocado cambios en el comportamiento de compra y en la forma de pagar de los ciudadanos de los países miembros de la Unión Europea. 

Según un reciente estudio realizado por GFK y publicado por Visa, la pandemia ha impulsado la adopción de los pagos digitales en todos los estados miembros, pero muy especialmente en España, donde los ciudadanos han aumentado los pagos contactless en un 45 %. 

De esa forma, el uso del ecommerce también ha crecido un 52 % según el estudio, seis puntos porcentuales por encima de la media del resto de países, contemplando además que un 23 % de usuarios realizaron compras online por primera vez. 

Según este nuevo panorama, la Unión Europea se plantea emitir lo que ha denominado el euro digital. Pero, ¿en qué consiste el euro digital? ¿Cuándo se haría realidad? ¿Cómo me afecta a mí como ciudadano? ¿Qué ventajas tiene?

¿Qué es el euro digital?

El euro digital no es otra cosa que dinero del banco central que estaría disponible en formato digital para su uso en pagos de pequeño importe. De alguna manera, complementaria la oferta actual de efectivo y depósitos mayoristas de los bancos centrales. 

Como recordarás, el 1 de enero de 1999 el euro pasó a ser la moneda oficial de más de 300 millones de europeos. Durante los tres primeros años, fue una moneda que no circulaba y que se utilizaba únicamente a efectos contables en los pagos electrónicos. 

Euro digital

Fue en enero del año 2002 cuando reemplazó a los billetes y monedas nacionales de cada país, como el franco belga, el marco alemán, o la peseta española, a tipos de conversión irrevocables. 

Actualmente, los billetes y monedas en euros tienen curso legal en 19 de los 27 Estados miembros de la Unión Europea, incluidos los departamentos de ultramar y los territorios e islas que forman parte de sus Estados miembros o que tienen un estatuto de asociación con ellos. 

¿Qué ventajas tiene un euro digital?

Los pagos están experimentando cambios profundos y los más de 19 bancos centrales que forman parte de la zona euro tienen un papel fundamental en este proceso. De esta forma, un euro digital sería un símbolo digital del progreso y la integración de Europa.

El euro digital pretende ser un instrumento seguro para que los pagos diarios sean rápidos y fáciles, fomentando los pagos entre minoristas. Combinaría la eficiencia de un instrumento de pago digital, con la seguridad del dinero del banco central. 

El euro digital viene propiciado por una mayor demanda de pagos electrónicos, una disminución en el uso de efectivo, el lanzamiento de medios privados globales de pago, y la amplia aceptación de las monedas digitales de los bancos emitidas por otros bancos centrales.

Su diseño permitiría la interoperabilidad con las soluciones de pago privadas, lo que facilitaría la oferta de productos paneuropeos y servicios adicionales para los consumidores finales. El BCE sería el guardián del euro digital, tanto de los billetes, como del formato digital.

De alguna manera, los ciudadanos podrían dejar de pagar en efectivo, evitando la dependencia de medios de pago digitales emitidos y controlados desde fuera de la zona del euro, para garantizar una estabilidad financiera. Las principales ventajas son: 

  • Complementar el efectivo y los depósitos
  • Crear sinergias con el sector de los pagos
  • Respaldar la digitalización de la economía europea
  • Garantizar el acceso al dinero del banco central
  • Evitar los riesgos de las soluciones de pago no reguladas
  • Prevenir el uso de monedas digitales extranjeras

La protección de la privacidad de los usuarios también sería un aspecto fundamental para que el euro digital contribuya a mantener la confianza en los medios de pago en esta nueva situación en la que el ecommerce y las compras online siguen creciendo. 

¿Cuándo llegará el euro digital?

Desde la Unión Europea todavía no se ha tomado la decisión de emitir el euro digital. Sin embargo, la organización reconoce estar en fase de preparación, desarrollando el concepto, llevando a cabo experimentos prácticos, escuchando las opiniones del público en general y colaborando con los interesados. 

Según palabras de Fabio Panetta, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, “debemos asegurar que nuestra moneda sea adecuada para el futuro. No podemos quedarnos de brazos cruzados”. 

De esta forma, la puesta en marcha del proyecto euro digital está previsto para mediados de este mismo año 2021, con el fin de estar preparados para su posible emisión en el futuro. 

Recientemente, la presidenta del Banco Central Europeo Christine Lagarde, afirmaba que “el proceso de implantación llevará tiempo, aunque previsiblemente no más de cinco años para que en la Unión Europea estemos usando el euro digital”. 

¿Qué diferencia hay entre el euro digital y las criptomonedas?

Las criptomonedas (también criptoactivos) no son dinero del banco central. Así pues, la principal diferencia es que los precios de las criptomonedas son volátiles porque no tienen valor intrínseco y están respaldadas por empresas o inversores privados. 

Con el lanzamiento del euro digital, el BCE estaría blindando al euro ante el auge que están teniendo las criptomonedas, permitiendo que los ciudadanos podamos utilizar esta forma de pago digital de forma segura

Puedes consultar más información en el podcast del BCE sobre ¿es el momento para un euro digital?.