¿Quién no se dejaría cautivar por el manejo de un drone? Parrot ha presentado en España dos nuevos miembros para su particular familia de "minidrones", que harán las delicias de los aficionados de estos pequeños cacharros tecnológicos: el Swing, que tendrá la capacidad de despegar verticalmente; y el Mambo, que nos recordará al Spyder.

¿Qué novedades se incorporan con el Parrot Mambo? Se trata de un drone diseñado para que pueda pilotarse por cualquiera, se sea principiante o un usuario experto, el cual vendrá acompañado de nuevos accesorios para lanzar y agarrar cosas, iluminar o, como siempre, para dar piruetas.

Este pequeño juguete tecnológico, que me recuerda muchísimo a mi Spyder, trae las siguientes características técnicas:

  • Sensor de ultrasonidos y de presión.
  • Acelerómetro y giroscopio de 3 axis.
  • Cámara de 300,00 pixels.
  • Batería de 500 mAh, para hasta 9 minutos de autonomía.
  • Conectividad Bluetooth 4.0
  • Cobertura de alcance de hasta 20 m con Smartphone y de hasta 60 m con el mando dedicado de Parrot.
  • 63 gramos de peso (sin accesorios). 

¿Con qué producto marca la diferencia Parrot? Con el Swing, un minidrone con un diseño que, al menos a mí, me recuerda bastante a las libélulas. Este dispositivo es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 30 Km/h, tiene la capacidad para despegar verticalmente y aguantar operativo hasta 8,5 minutos.

Según revela la marca, este minidrone gozará de una estabilidad superior que, en cierto modo, va a ser lógico teniendo en cuenta la velocidad punta que es capaz de alcanzar. ¿Cuáles son las principales características técnicas?

  • Batería de 550 mAh.
  • Acelerómetro y giroscopio de 3 axis.
  • Altitud máxima de 25 metros.
  • Cámara de 300,000 pixels. 
  • Cobertura de alcance de hasta 20 m con Smartphone y de hasta 60 m con el mando dedicado de Parrot.
  • 73 gramos de peso (sin accesorios). 

El Parrot Mambo tiene un precio de 119 euros, mientras que el Swing podrá comprarse por 139,99 dólares.