Microsoft ya tiene a la venta la nueva consola Xbox Series S, la mas pequeña de la nueva generación que presenta un precio de venta recomendado de 299 €. Aunque inferior en prestaciones a su hermana mayor Xbox Series X, la diferencia de precio entre ambas es considerable. 

De esta forma, los jugadores con un presupuesto algo más ajustado, no tendrán que quedarse con un modelo de consola antiguo, ya que podrán optar por la compra de esta nueva Xbox Series S a un precio de 200 € menos de lo que cuesta la buque insignia Xbox Series X de Microsoft. 

¿Cómo es la Xbox Series S?

En pocas palabras, se trata de la versión más barata, más pequeña y menos potente de la Xbox Series X, ambas ya disponibles y a la venta de cara a la campaña de Navidad que se acerca. 

De alguna forma, la Serie S reemplaza a la Xbox One S, mientras que la Serie X sustituye a la Xbox One X como el gran coloso de la generación de consolas Xbox dentro de la familia de Microsoft.

Se confirma pues todo lo que veníamos desvelando de que la nueva Xbox Series S omite por completo la integración de unidades de disco, por lo que es totalmente digital y con almacenamiento en la nube para la transmisión y descarga de juegos. 

No reproduce juegos en calidad 4K, y no tiene unidad de disco, pero a cambio obtienes un precio más reducido y un factor de forma más compacto y ligero, lo que facilita su instalación en cualquier sala de estar o habitación. 

¿Cuánto cuesta la consola Xbox Serie S?

Es un dato que Microsoft ha confirmado y que para el mercado europeo el precio oficial de la Xbox Serie S queda fijado en los 299 €. Es una gran noticia, que también aquellos que no pueden permitirse los 499 € que cuesta el modelo superior Xbox Series X, también puedan acceder a nueva tecnología con inferiores prestaciones. 

De esta forma, la nueva consola compacta presenta un precio alineado con la actual Xbox One S, la comercializada por Microsoft de generaciones previas que poco a poco irá desapareciendo de las estanterías de las grandes superficies. Por el momento la puedes encontrar a un precio de 229,99 € en Worten.

¿Cuáles son las especificaciones de la Xbox Serie S?

Entre las especificaciones de la Serie S se encuentran que tiene una potencia de unos 4 Teraflops RDNA2, en lugar de los 12 Teraflops que alcanza el modelo superior de la Serie X.

Físicamente, se ha reutilizado el chasis de la Xbox One X, con una apertura en uno de los laterales para facilitar la refrigeración de los componentes internos, y eliminando la unidad óptica de su interior, algo que permite ganar espacio. Realmente es mucho más compacta que la Xbox Series X. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que se comercializa con un almacenamiento de 512 GB, en comparación con 1 TB que ofrece el modelo superior Xbox Serie X. Tras la instalación del sistema operativo, quedan libres alrededor de unos 360 GB de espacio utilizable.

Estas nuevas consolas utilizan un formato de almacenamiento expandible patentado, así como la primera tarjeta de 1 TB de Seagate, la cual está valorada en cerca de 229 €. Esto significa que ampliar el almacenamiento no es precisamente barato. 

Todavía es posible usar una unidad externa normal a través del puerto USB, pero solo puedes jugar a juegos antiguos (Xbox One o anterior) desde esta unidad debido a las velocidades que son más bajas. Para títulos nuevos, necesitarás intercambiar juegos de un lado a otro entre unidades. 

La nueva consola es toda en color blanco, excepto el gran disco negro de la parte superior que facilita la refrigeración de los componentes internos. Es un 60% más compacta que la Serie X. 

¿Cuáles son las especificaciones de la Xbox Serie S?

Aquí están las principales especificaciones que trae la Serie S a este modelo: 

  • CPU Zen 2 de 3.6 / 3.4GHz de 8 núcleos similar a la Serie X
  • GPU AMD RDNA 2
  • SSD NVME de 512 GB con arquitectura Xbox Velocity
  • 10 GB de RAM
  • 1440p hasta 120 FPS
  • Soporte de trazado de rayos
  • Reproducción de medios 4K
  • Escalado de juegos 4K

Se ejecuta sobre una CPU y SSD similares a la de la Serie X, aunque con solo la mitad de capacidad de almacenamiento. Esto no impide que vayas a poder jugar a los principales juegos y disfrutar de tiempos de carga rápidos con Quick Resume. 

¿Qué diferencias tiene con la Xbox Series X?

La gran diferencia radica además en la GPU, donde Microsoft ha decidido priorizar la velocidad de fotogramas por segundo sobre la resolución admitida por la pantalla. Esto significa que la Xbox Series S admite velocidades de cuadro de hasta 120 fps igual que su hermana mayor.

Donde presenta inferiores especificaciones es en la resolución, ya que soporta 1440p frente a la calidad 4K que contempla el modelo superior. 

¿Qué juegos admite la Xbox Serie S?

Aunque está por confirmar, cabe esperar que la Serie S ejecute todos los mismos juegos que la Serie X, con la diferencia lógica en la visualización y aceleración de los gráficos, por lo que se perderían ciertos efectos visuales. 

Algunos de los juegos más famosos que ya están disponibles son Halo Infinite, Cyberpunk 2077, Hellblade 2, Observer: System Redux, FIFA 21 y Assassin’s Creed Valhalla. Esta generación también va a soportar títulos como los aquí indicados: 

  • Bright Memory Infinite
  • Dirt 5
  • Scorn
  • Chorus
  • Madden 21
  • Vampyre the Masquerade: Bloodlines 2
  • Call of the Sea
  • The Ascent
  • The Medium
  • Scarlet Nexus
  • Second Extinction
  • Yakuza: Like a Dragon
  • Assassin's Creed Valhalla

Si bien la Serie S tiene la misma compatibilidad con versiones anteriores de juegos que la Serie X, hay que mencionar que no será capaz de reproducir gráficamente las versiones específicas para Xbox One X de los juegos de Xbox One. 

Esto es debido a que tiene un poco menos de cantidad de memoria RAM que la Xbox One X, a pesar de ser una consola más moderna.