Samsung ha anunciado una nueva serie de unidades de estado sólido (SSD) 860 EVO y 860 PRO, que pasan a ser los modelos con interfaz SATA más avanzados de la compañía. Estas unidades están dirigidas a los consumidores que necesitan velocidad y fiabilidad en un amplio espectro de aplicaciones, desde tareas de ofimática a importantes cargas de trabajo y operaciones gráficas. 

"Las nuevas unidades SSD 860 EVO y 860 PRO combinan la tecnología V-NAND de 64 capas con matrices de 512 GB y 256 GB, memoria DRAM móvil LPDDR4 de 4 GB y un nuevo controlador MJX para potenciar la experiencia del usuario, de consumidores y profesionales", dice Un-Soo Kim, vicepresidente senior de marketing de la unidad de negocio de memorias de Samsung Electronics. “Samsung continuará liderando la innovación en el entorno de las unidades SSD para consumo y estimulará el crecimiento de la industria del almacenamiento en los próximos años.” 

Estas unidades están basadas en los modelos 850 PRO y 850 EVO —que fueron las primeras unidades SSD de consumo con tecnología V-NAND— las unidades SATA 860 EVO y 860 PRO ofrecen el mejor rendimiento con mayor velocidad, fiabilidad, compatibilidad y capacidad.

Las SSD 860 EVO y 860 PRO de Samsung soportan velocidades de lectura de hasta 560 MB/s y de escritura de hasta 530 MB/s y ofrecen una fiabilidad inigualable con cinco años de garantía limitada, o de hasta 4.800 Terabytes escritos (TBW) para el modelo 860 PRO y de hasta 2.400 TBW para el modelo 860 EVO. 

La unidad 860 PRO está disponible con capacidades de 256 GB, 512 GB, 1 TB, 2 TB y 4 TB, siendo la unidad de 4 TB capaz de almacenar hasta 114 horas y 30 minutos de vídeo en resolución UHD 4K. La unidad 860 PRO está disponible en formato de 2,5 pulgadas, ampliamente compatible y adecuado para ordenadores PC, portátiles, estaciones de trabajo y NAS.

La unidad 860 EVO viene con capacidades de 256 GB, 512 GB, 1 TB, 2 TB y 4 TB en formato de 2,5 pulgadas para ordenadores PC y portátiles, y también en los formatos mSATA y M.2 ultra delgados. La unidad 860 EVO ofrece un rendimiento sostenido que es hasta seis veces mayor que el de su predecesor gracias a la tecnología Intelligent TurboWrite mejorada, con velocidades de lectura y de escritura de hasta 550 MB/s y 520 MB/s, respectivamente.

Ambas saldrán a la venta este mes de enero con un precio de 159,90 euros y de 119,90 euros, respectivamente.