Fitbit es sin duda uno de los fabricantes de monitores de fitness más importantes del mercado. Sus modelos de pulseras de actividad y de relojes inteligentes se encuentran entre nuestros dispositivos de este tipo.

A la hora de comprar un smartwatch o una smartband, habrá que tener en cuenta si ofrece prestaciones como la monitorización del ritmo cardíaco, GPS, contador de pasos, distancias y calorías, seguimiento de actividad física, entre otros.

En este ranking de los mejores Fitbit, clasificamos varios modelos de la marca teniendo en cuenta sus prestaciones y cuál es su usuario ideal. Por otro lado, puedes consultar nuestra guía de compra para entender mejor las diferencias entre todos los Fitbit.

1. Mejor Fitbit: Fitbit Charge 3

Fitbit Charge 3

Fitbit ha rediseñado con éxito su modelo más popular: la Fitbit Charge. La Fitbit Charge 3 enamorará, gracias a su gran oferta de prestaciones, tanto a quienes estén pensando en comprar una pulsera de actividad por primera vez y a quienes ya tengan una.

A un precio muy competitiva, esta smartwatch ofrece de todo y te permite contar pasos, distancias, calorías quemadas, minutos activos y pisos subidos, así como medir tu frecuencia cardíaca y analizar tus fases de sueño.

Si sales a correr con la Fitbit Charge 3, también podrás seguir recorridos en un mapa, pero deberás conectar la smartband al GPS de tu teléfono móvil inteligente. A la pulsera también llegarán notificaciones de llamadas, SMS y WhatsApp y podrás consultar el calendario.

La versión mejorada de la Charge 2 llega dos años después de que lo hiciera la generación anterior y ello nos hace pensar que realmente se trata de una actualización del modelo importante, especialmente en el campo de la batería (dura 7 días) y la resistencia al agua.

2. Mejor smartwatch: Fitbit Versa

Fitbit Versa

Lo único que diferencia el Fitbit Ionic del Fitbit Versa es que este último no lleva GPS incorporado. Si crees que puedes pasar sin él (nosotras pensamos que sí), te llevarás a casa prestaciones de último nivel en un reloj más pequeño y ligero.

A quienes les preocupe que no incluya navegador, deben saber que sí que tendrán la posibilidad de conectar el Versa al GPS de su smartphone. Además, podrás beneficiarte de su compatibilidad con un gran número de apps.

Así, podrás usar el Fitbit Versa para consultar el tiempo, pagar tus compras o escuchar música. De hecho, te será muy fácil controlar el volumen del audio o cambiar de canción. El smartwatch también de mostrará tus notificaciones, mensajes y llamadas.

Evidentemente, el Vera es también un monitor de actividad. Podrás hacer un seguimiento de tus entrenamientos desde la aplicación Fitbit Coach, que deberás instalar en tu móvil compatible. Puedes personalizarlo con una correa del color y el material que prefieras.

3. Para principiantes: Fitbit Flex 2

Fitbit Flex 2

La Fitbit Flex 2 es la smartband más fina y delgada de la marca, y además es la más barata. Todo esto hace que sea la ideal para aquellos que justo acaban de iniciarse en el fascinante mundo de los accesorios tecnológicos para hacer deporte.

Esa aparente sencillez no significa que la Flex 2 no sea una buena pulsera. Pese a su diseño minimalista, puede incluso hacer un seguimiento de tu actividad cuando haces natación. Eso sí: no encontrarás otras prestaciones que quizás eches de menos.

Por ejemplo, no tiene reloj, no incluye altímetro para medir los pisos subidos, no podrá monitorear tu frecuencia cardíaca ni tampoco es el ideal para quienes practican muchos deportes distintos. Como hemos dicho, es para principiantes.

Recomendamos apostar por la Fitbit Flex 2 si solo estás buscando un monitor de métricas más sencillas como pasos, distancias y calorías. Por otro lado, nos gusta que puedas personalizarla con correas de distintos colores o llevarlo como collar.

4. Para deportistas: Fitbit Ionic

Fitbit Ionic

Deportistas profesionales y amateurs en busca de una smartband o de un smartwatch con el que monitorizar su actividad física deberían apostar por el Fitbit Ionic, el reloj y monitor de actividad de la marca mejor equipado.

En efecto, lo tiene todo, incluso un GPS integrado del que se beneficiarán tanto los que salen a correr a menudo como aquellos que no quieren llevar encima su teléfono cuando hacen ejercicio. Podrán seguir el recorrido directamente desde su muñeca.

Además de las estadísticas de fitness habituales, el Fitbit Ionic también tiene una función de seguimiento multideporte. Es compatible además con la app Fitbit Coach para Android e iOS con la que seguir entrenamientos desde la pantalla.

En cuanto a las funciones de smartwatch, podrás recibir llamadas y mensajes de texto que podrás atender directamente desde la pantalla del reloj, así como realizar pagos. También podrás almacenar hasta 300 canciones y controlarlas con los botones correspondientes.

5. Para amantes de la moda: Fitbit Alta HR

Fitbit Alta HR

La Fitbit Alta HR es la smartband que más complementos y accesorios tiene, lo que la hace ideal para quienes vean en esta pulsera de actividad más que un monitor de fitness. El propio diseño del dispositivo es muy elegante y estiloso.

Pero los amantes de la moda no deberían comprar esta pulsera solo por su estética. Al mismo tiempo se llevarán a casa un monitor muy capaz, que podrá medir pasos, distancias, minutos activos y calorías quemadas.

Además, con la Fitbit Alta HR podrás analizar las etapa de tu sueño y tus niveles de actividad cardiovascular. A diferencia de la Fitbit Alta, esta pulsera incluye la función de monitorización del ritmo cardíaco y eso hace que los 30 € de diferencia valgan la pena.

Como contra, echamos de menos el altímetro para contar los pisos subidos o la altura subida, pero quizás no lo vean tan necesario aquellos que no suelen practicar la escalada. Eso sí, no necesitarás llevar un reloj a parte porque la pulsera también indica la hora.

6. Para niños y niñas: Fitbit Ace

Fitbit Ace

Hasta hace poco, los menores de 13 años no podían tener una cuenta personal en Fitbit. Este límite se ha rebajado ahora hasta los 8 años, aunque la condición es que el niño o niña tenga una Fitbit Ace, la pulsera pensada para los más pequeños.

Con esta smartband de Fitbit, tu hijo o hija podrá calcular los pasos que da, las distancias recorridas o el tiempo que está en activo, además de poder monitorear el sueño con unas funciones muy básicas.

El objetivo de la Fitbit Ace es animar a que los pequeños hagan ejercicio y no la pérdida de peso. Así, puede esconderse el contador de calorías para que no se obsesionen con el peso. Los padres y madres podrán seguir la actividad con la función Kid View.

Otra de las razones que hacen de esta la pulsera ideal para los menores de edad es la correa, de unas dimensiones que se adaptan bien a las muñecas pequeñas. Podrás también cambiar la correa y escoger el color preferido de tu hijo o hija.

7. Mejor precio con pantalla: Fitbit Alta

Fitbit Alta

La Fitbit Alta es algo difícil de defender si la comparas con la Fitbit Alta HR, que es igualmente estilosa. Lo único que nos haría decantarnos por la primera son los 30 € menos, sobre todo si puedes pasar sin algunas funciones de la HR.

En este sentido, antes de apostar por la Fitbit Alta, deberías saber que no incluye un monitor del ritmo cardíaco como la Fitbit Alta HR y que sus funciones de seguimiento de la actividad cardiovascular y la calidad del sueño son algo inferiores a la HR.

La Fitbit Alta es un monitor de actividad decente, con muchos accesorios con los que complementarlo -igual que la HR-, que te permitirá consultar la identificación de la persona que te llama, mensajes de texto y alertas de tu calendario.

Personalmente, a nosotras nos gusta más el tipo de cierre de la correa de la Fitbit Alta HR, que tiene una hebilla al estilo de la que encontramos en los relojes de muñeca. En cambio, los botones a presión de la Fitbit Alta quizás no sean lo más cómodos.