El uso de los tablet Android no ha parado de crecer a lo largo de los años, y aunque puede que las ventas se hayan estacado ligeramente, los fabricantes han diversificado su oferta para que podamos realizar no solo tareas personales, sino también aquellas más profesionales o de creación de contenido.

Los iPad Pro de Apple consiguieron afianzar entre el público más profesional el uso del lápiz digital o stylus con el fin de poder ser más productivos, algo que la compañía ha extendido también a los modelos de iPad tradicionales y más populares y de inferior precio.

Consulta aquí dónde comprar un iPad al mejor precio.

En el mundo Android, también hay tablets con las que poder ser productivos, y aquí te traemos los mejores stylus que hemos encontrado en el mercado para que puedas escribir, dibujar o pintar sobre la pantalla emulando las posibilidades con las que cuenta un artista o diseñador.

Consulta aquí nuestra relación de las mejores ofertas de tablet del año.

Hemos comprobado que las opciones de lápices digitales no son tan diversas como la variedad existente que compite con el Apple Pencil, pero existen stylus francamente brillantes con los que podrás jugar con la sensibilidad de la presión ejercida en la pantalla.

Vamos a ver las posibilidades que ofrece cada uno de los lápices digitales que nos proponen marcas como Wacom, Adonit, Just Mobile, y muchos otros. La mayoría de ellos podrás adquirirlos a través de Amazon a precios competitivos.

Aprovecha que el próximo 26 de noviembre se celebrará Black Friday para hacerte con alguno de estos productos a un buen precio.

Suscríbete a Amazon Prime

Los mejores stylus para Android

Bambu Ink Plus

Bambu Ink Plus

El lápiz especial Bambu Ink Plus de Wacom se caracteriza por garantizar compatibilidad con infinidad de dispositivos de todo tipo, ya se trata de portátiles o tablet con Chrome OS o sistema Android, así como con portátiles con sistema operativo Windows. 

Se trata de un lápiz inteligente que permite escribir, anotar y redactar de forma natural, notas en cualquier pantalla táctil. La punta fina soporta hasta 4096 niveles de presión diferentes pensando en aquellas aplicaciones de dibujo donde la sensibilidad cuenta. 

Dispone de manera adicional de un kit opcional de 3 puntas (suave, media y firme) con las que poder modificar ligeramente el grosor y definición de la punta. A diferencia de la 1ª y 2ª generación Bamboo Ink, la versión Plus reconoce la inclinación para mejorar la precisión. 

Adonit Jot Dash 3

Adonit Dash 3

Con un diámetro de 8,5 mm y un precio de alrededor de 50 €, el modelo Adonit Jot Dash se posiciona como una elección económica con acabado circular que simula el tamaño habitual de un bolígrafo o lápiz tradicional.

Su cuerpo es de aluminio cepillado y puedes adquirirlo en tonos de bronce, plata o negro. Dispone del típico imperdible para poder adherirse al bolsillo de la camisa, con el aliciente de que evitará que el lápiz ruede por la mesa libremente.

Sin conectividad inalámbrica Bluetooth, la sensibilidad a la presión es inferior a la tecnología ofrecida por otros stylus para Android. Ahora bien, esa falta de funciones más avanzadas, permite que el Das 3 funcione con cualquier dispositivo o aplicación.

También podrás encenderlo como si se tratase de un bolígrafo clásico, lo que hace que lo sientas más auténtico entre tus manos. Basta con presionar su extremo. La recarga de su batería se lleva a cabo en 45 minutos para garantizar una autonomía de hasta 14 horas.

Wacom Bamboo Fineline 3

Wacom Bamboo Fineline 3

Entre la amplia gama de stylus con los que cuenta la marca Wacom, hemos elegido la Fineline 3 por su gran versatilidad, puesto que reconoce automáticamente si la tablet es Android o un iPad de Apple.

Dispone en su parte superior de un conector microSD para poder cargar su batería con cualquier cable compatible, con el aliciente de que un indicador LED te mostrará el estado de la batería y si el dispositivo está emparejado con la tablet.

Lo puedes encontrar en cuatro colores diferentes (blanco, azul celeste, azul y negro), a la vez que podrás utilizarlo junto a aplicaciones desarrolladas por Bamboo, como es el caso de Paper para capturar ideas o anotaciones como si se tratase de un bloc de notas de papel.

Fineline 3 de Wacom puede ser activado o desactivado con un simple giro del stylus, de manera que también quede protegida la funda del lápiz digital cuando no lo uses o lo lleves en la mochica durante tus desplazamientos.

Zspeed Lápiz

Zspeed lápiz

Esta propuesta de lápiz digital para dispositivos con pantalla táctil está fabricado con  aleación de aluminio de alta calidad. No tiene partes de plástico y proporciona una sensación de escritura natural. 

Permite interactuar de forma rápida y sencilla con la pantalla, ideal para tomar notas, dibujar, retocar bocetos, jugar a juegos o incluso revisar correos electrónicos de forma rápida. Todo ello sin apenas latencia. 

El lápiz óptico Zspeed es adecuado también para iPad con una punta de cobre puro flexible situada en la parte superior de 1,5 mm. La punta con acabados en malla de fibra evita rayones en la pantalla o presencia de huellas al entrar en contacto con la misma. 

Se proporciona con un cable USB de manera que puedes recargar su batería interna cuando lo precises. También dispone de un modo de apagado automático pasados 30 minutos después de inactividad, lo que ayuda a prolongar su duración de batería. 

Moko 3-en-1 Lápiz táctil

Moko 3 en 1

El precio de la solución ofrecida por Moki es bastante económica puesto que no llega a los 10 € por unidad. Es un stylus que nuevamente trabaja sobre cualquier dispositivo con pantalla capacitiva, con un grosor de apenas 5 mm para facilitar su agarre.

Su definición de dispositivo 3 en 1 le viene al producto del hecho de integrar diferentes funcionalidades en uno solo, con luz LED incorporada en uno de sus extremos, goma de 7 mm en el otro y la posibilidad de escribir tinta en una hoja tradicional. 

De esta forma, con un precio que es ligeramente superior al de cualquier bolígrafo actual, la solución de Moko mezcla el mundo digital con el analógico para aquel que reniega de abandonar el uso del papel para ciertas anotaciones diarias.