Gran parte de lo que ralentiza y entorpece tu experiencia de navegación por la web son los anuncios y los rastreadores. Así que hay muchas razones para utilizar un navegador que bloquee los anuncios automáticamente o para instalar una extensión del navegador que haga el mismo trabajo.

Las páginas web suelen tener un aspecto mucho más limpio cuando se les quita la publicidad, lo que facilita la lectura sin esas ventanas emergentes tan molestas.

Las páginas también se cargan mucho más rápido y, como ventaja en los dispositivos móviles, tu plan de datos puede llegar más lejos, ya que los anuncios no se descargan.

Por otro lado, la publicidad existe para apoyar todo el contenido gratuito que todo el mundo espera encontrar en sus sitios web favoritos -incluido éste- y bloquearla niega a los creadores de ese contenido los ingresos que les permiten producirlo en primer lugar.

Algunos bloqueadores de anuncios, como AdBlock y AdBlock Plus, permiten por defecto los anuncios no intrusivos, lo que aporta una especie de equilibrio que puede hacer que te sientas más cómodo al bloquear el resto.

Otros se limitan a bloquear todo, incluidos los rastreadores que monitorizan tu comportamiento en el sitio y te siguen cuando visitas otros sitios.

Y ahora sí, te contamos cuáles son las mejores opciones de bloqueadores de anuncios o adblockers. 

Puede que también quieras saber cuáles son las mejores VPN de este año. 

Ghostery


Ghostery existe desde hace años y es una de nuestras extensiones de privacidad favoritas. Está disponible para Chrome, Firefox, Opera, Edge e Internet Explorer, así como para Android e iOS (y el navegador Cliqz, que es propiedad de la empresa matriz de Ghostery).

También es gratuito y bloquea todo tipo de anuncios y rastreadores. Funciona con un modelo que toma los datos que los rastreadores recogen sobre ti, los hace anónimos y los vende a terceros.

Puedes optar por no hacerlo cuando ejecutes la extensión por primera vez para que no se comparta ninguno de tus datos.

El icono se encuentra en la parte superior derecha de tu navegador, como todas las extensiones, y puedes hacer clic en él para ver la interfaz principal, que es una de las mejores.

Ofrece botones para pausar el bloqueo y también para confiar en el sitio actual para que los anuncios y rastreadores no se bloqueen en él en el futuro.

AdBlock


Fácilmente confundible con AdBlock Plus, AdBlock es de un desarrollador diferente y no es estrictamente gratuito. Cuando instalas la extensión en Firefox, Chrome o Safari, aparece un mensaje pidiendo donaciones, siendo el mínimo 5 €.

No tienes que pagar por ello, ya que simplemente puedes cerrar la pestaña, pero es una buena idea apoyar a los desarrolladores si te gusta AdBlock, ya que también es uno de los mejores bloqueadores de anuncios.

Bloquea todos los anuncios en la web, incluso en Facebook, YouTube y otros sitios sociales. Incluso hay una opción para eliminar los mensajes de advertencia que aparecen en algunos sitios que están utilizando un bloqueador de anuncios.

Puedes crear una lista de excepciones para poder seguir utilizando sitios que de otro modo serían inutilizables con todo bloqueado, como algunos bancos online.

Y para que puedas apoyar tus canales favoritos de YouTube, hay una lista blanca específicamente para añadirlos.

También puedes permitir lo que AdBlock llama anuncios aceptables, similares a los anuncios "no intrusivos" de AdBlock Plus.

AdBlock funciona mejor en Firefox que en Chrome.

Firefox Focus


Puedes instalar cualquiera de las muchas extensiones de bloqueo de anuncios en la versión de escritorio de Firefox (que también tiene su propio bloqueo incorporado), pero Mozilla ha creado un navegador móvil dedicado para Android e iOS llamado Focus.

Éste se centra en la privacidad, lo que significa que, por defecto, funciona como el modo de navegación privada de otros navegadores.

Pero a diferencia de muchos de esos modos "de incógnito" que no son realmente privados, Focus no guarda tu historial, ni las cookies, ni permite que los sitios te rastreen.

Además, por si te lo estabas preguntando, bloquea los anuncios. Esto hace que el contenido sea más fácil de leer en una pantalla más pequeña y ahorra en tu plan de datos ya que los anuncios no se descargan.

Se trata de una experiencia reducida, sin pestañas ni otros elementos innecesarios, por lo que debería ser atractiva para aquellos a los que les gusta simplificar las cosas.

Cuando los sitios no se cargan correctamente porque las cookies y otros rastreadores están bloqueados, es posible permitirlos e iniciar sesión o utilizar el sitio.

El navegador permite bloquear de forma selectiva diferentes elementos, como los rastreadores sociales, las analíticas y otros contenidos.

Opera


Opera es un navegador web que tiene un bloqueador de anuncios integrado, por lo que no necesitas instalar ninguna extensión: simplemente funciona.

Al bloquear los anuncios también se bloquean muchas cookies de seguimiento, lo que significa que tu privacidad también está protegida.

Aunque Opera no es el navegador más conocido, en el último año ha ganado bastantes características, incluyendo un servicio de VPN integrado muy útil y es -en nuestra opinión- tan bueno como Chrome y Firefox en términos de rendimiento.

También está disponible en Android, por lo que puedes instalar el navegador Opera Mini, que también bloquea automáticamente los anuncios.

AdBlock Plus


AdBlock Plus es uno de los bloqueadores de anuncios más conocidos y posiblemente más controvertidos. Es sencillo de instalar en Chrome, Firefox y Opera, y es gratuito para el usuario.

Permite mostrar lo que denomina "publicidad no intrusiva", que es donde radica la polémica. AdBlock Plus reparte los ingresos con las empresas que muestran los anuncios, por lo que podría decirse que su modelo de negocio no está muy alejado de los sitios web cuyos anuncios se quieren bloquear.

Sin embargo, bloquea los molestos anuncios que cubren el contenido que estás intentando ver, así como las ventanas emergentes y los pop-unders.

También es sencillo activar y desactivar el bloqueo para el sitio por el que estás navegando. Esto es muy útil cuando el contenido se retiene hasta que se desactiva el bloqueador de anuncios, o simplemente se quiere apoyar a los sitios favoritos. Y en las opciones hay una lista blanca donde puedes gestionar los sitios que has desbloqueado.

De vez en cuando, AdBlock Plus no bloquea algunos anuncios que calificaríamos de intrusivos, pero esto ocurre muy raramente, al menos en todos los sitios web que utilizamos regularmente.

AdBlock también está disponible para smartphones. Se llama AdBlock Browser y se puede descargar para Android e iOS.

Tiene muchas de las mismas características que la extensión de escritorio, incluyendo el bloqueo del seguimiento en los sitios, el "malvertising" y permitiendo los mismos anuncios no intrusivos.

Curiosamente, el desarrollador ha lanzado otra extensión que podría gustarte: Trusted News te advierte de las noticias potencialmente falsas mientras navegas por la web.

AdBlocker Ultimate


AdBlocker Ultimate, un proyecto de código abierto y sin ánimo de lucro, no recibe dinero de los sitios para entrar en una lista blanca de anuncios "aceptables".

En su lugar, bloquea los anuncios, desactiva el seguimiento y bloquea los dominios conocidos por propagar malware. Sin embargo, también te permite volver a activar los anuncios de los sitios que te gustan y en los que confías, y a los que quieres apoyar.

La extensión está disponible en Chrome, Firefox, IE, Safari, Opera y Yandex. Su interfaz es muy parecida a la de otros bloqueadores de anuncios, mostrando cuántos anuncios se han bloqueado en la página que estás viendo y un enlace para que puedas desactivar el bloqueo para el dominio en el que te encuentras.