El diseño no está reñido con la robustez, como demuestran estos smartphones resistentes pensados para usuarios que habitualmente trabajan en exteriores o en condiciones adversas a la hora de utilizar el móvil típico. 

A pesar de que los móviles de última generación son fabricados con niveles de protección e impermeabilización más avanzados, además de usar tecnologías como Gorilla Glass 5 en sus pantallas, sus mayores dimensiones los hacen mucho más vulnerables. 

De esta forma, los entusiastas de los deportes extremos, trabajadores en exteriores o simplemente usuarios algo torpes con los móviles, pueden encontrar en este tipo de dispositivos la solución a sus problemas. 

Y es que comprar un teléfono móvil de este tipo ya no implica tener que prescindir a funciones avanzadas, con todas las ventajas de disponer de procesadores rápidos, sensores de cámaras avanzados y extras como la carga inalámbrica. 

Si lo que buscas es el mejor smartphone Android que puedes comprar este año, echa un vistazo al artículo de los mejores móviles Android de este año.

Qué buscar en un teléfono resistente

Si está buscando un teléfono resistente, puede que no estés seguro de qué especificaciones buscar. Para empezar, lo más obvio es la impermeabilización y la certificación de resistencia al agua, algo que suelen cumplir los modelos más premium

Todos los teléfonos que hemos comparado aquí tienen una clasificación IP68, lo que significa que pueden sobrevivir en inmersiones de agua de hasta un metro de profundidad durante 30 minutos. 

Las siglas IP vienen a definir el grado de protección según el estándar internacional, con lo que es utilizado para definir la efectividad de los dispositivos a la hora de entrar en contacto con el agua y el polvo. 

El primer número se refiere a cómo se sella el dispositivo contra partículas sólidas como el polvo; lo más alto que puedes encontrar es '6', lo que significa protección total. Por su parte, el segundo dígito es para la protección frente a líquidos (generalmente el agua) y lo mejor que verás será '8'.

Un teléfono a prueba de agua usará una tapa de goma para proteger sus puertos, que de otra manera, permitiría el acceso de agua a sus partes internas, o impermeabiliza el puerto en sí. Esto último es mucho más conveniente pues resulta menos complicado a la hora de cargar el teléfono. 

El siguiente aspecto es el diseño del teléfono. Es probable que encuentres un borde elevado en la superficie superior del teléfono para protegerlo cuando se deja caer boca abajo, pero las piedras afiladas y las esquinas puntiagudas aún pueden causar daño. 

Por lo tanto, querrás algo resistente para proteger el vidrio de la pantalla, idealmente Gorilla Glass 5, pero dependiendo de tu presupuesto, puedes encontrar niveles inferiores como Gorilla Glass 3 con el fin de ahorrar algo en este apartado.

Ten en cuenta que los biseles en un teléfono resistente serán más grandes que en un teléfono estándar, porque la mayoría de los daños se producen en los bordes. Los biseles más grandes significan que aún podrás usar la pantalla incluso con una grieta en el borde.

El teléfono en sí mismo también será más grande y pesado que la mayoría de los teléfonos, con una batería más potente en el interior que no te dejará tirado en caso de emergencia. También una carcasa exterior de goma resistente lo protegerá ante caídas y golpes. 

Si echas un vistazo a los teléfono robustos de este tipo, verás como los mejores teléfonos resistentes vienen con botones dedicados SOS y PTT, lo que te permite obtener ayuda en caso de emergencia o chatear con compañeros de equipo de tus salidas al campo. 

Los mejores móviles robustos de 2020

AGM X3

AGM X3

El hecho de que necesites un teléfono robusto y resistente no significa que tengas que sacrificar rendimiento, diseño atractivo y acceso a las mejores cámaras. La firma AGM entiende esto y, como tal, su X3 es el más avanzado que ha fabricado hasta la fecha.

También es el más caro, aunque no tanto como otros buque insignia que utilizan un hardware similar. De hecho, hay dos opciones disponibles; uno con 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, y otro con 8 GB de RAM y 256 GB. 

A pesar de costar significativamente más que los otros teléfonos resistentes de esta guía, el AGM se encuentra en el primer puesto por méritos propios en cuanto a robustez. Para empezar, hay un procesador Snapdragon 845 en su interior, que es el procesador insignia del pasado año

También cuenta con el mejor audio de los analizados, con altavoces estéreo duales JBL sintonizados y a prueba de agua que hacen sonar la música a un nivel de audio de 98 dB.

El apartado de fotografía también es bastante decente gracias a la inclusión de una cámara Sony de doble lente (12 MP + 24 MP) en la parte trasera y otra lente de 20 MP en la parte delantera para selfies. 

Y la pantalla es grande, clara e increíblemente brillante, con un tamaño de 5,99 pulgadas, resolución Full-HD+ de 2160 x 1080 dpi y una relación de aspecto de 18:9. Es un diseño previo a la tendencia de muesca, por lo que los biseles superior e inferior siguen siendo gruesos.

Tampoco hay un sensor de huellas digitales integrado en la pantalla, por lo que todavía encontrarás el típico sensor ubicado en su parte trasera. A medida que evolucionan los teléfonos robustos, el diseño mejora como vemos en este modelo en concreto. 

Es increíble que pese solo 200 g y que solo tenga un grosor de 10,5 mm. Es una cantidad superior a la de los buques insignia, pero se mantiene dentro de la media de teléfonos del mercado. 

Cuenta con un marco de metal resistente, protegido en las esquinas con parachoques de goma que están ahí para cubrir la pantalla que dispone además de protección de tipo Gorilla Glass 5.

Desde AGM afirman que cumple con los estándares MIL-STD-810G e IP68, pero el X3 carece de la certificación IP69K de los modelos Doogee y Ulefone. IP69K es el estándar más alto en la escala de certificación actual y se refiere a la entrada de agua a alta presión.

Por su parte, IP68 significa que está protegido contra la inmersión hasta los estándares especificados por el fabricante, y en este caso es de hasta 1,5 m de profundidad. 

La batería de 4,100 mAh es bastante generosa. Se carga rápidamente con soporte para Quick Charge 3.0, lo que le permite obtener del 0 al 100 % en 130 minutos. Y es que el AGM X3 también admite la carga inalámbrica de su batería. 

Doogee S90

Doogee S90

El S90 de Doogee es uno de los teléfonos resistentes más interesantes en el mercado hoy en día, si lo que buscas es el equilibrio perfecto entre calidad y precio sin rascarte mucho tu bolsillo. 

La compañía ha actualizado este modelo recientemente con el lanzamiento al mercado del Doogee S95 Pro a un precio superior de 499,99 €, que cuenta con una cámara de triple lente de 48Mp, batería de 5.150mAh de capacidad y un procesador Helio P90.

El S90 tiene la ventaja de ofrecer un diseño modular que te va a permitir acoplar accesorios adicionales de lo más interesante, como la batería adicional, una cámara de visión nocturna, un walkie-talkie o un gamepad para tus ratos de ocio.

La compañía afirma que más adelante llegará incluso un módulo Mod 5G, lo que le convertirá en el primer teléfono resistente con soporte de tecnología 5G. Si quieres estos Mods, deberás tener cuidado con la versión del Doogee S90 que compras. 

Puedes agregar el Mod de carcasa y batería AiBaoQi por tan solo 47,62 € lo que te garantizará más horas de uso adicional. Aún así, la duración de la batería es lo más destacado de este teléfono, con 5.050 mAh como estándar y 5.000 mAh adicionales con el Mod. 

Podrás cargar el teléfono a través de USB-C o de forma inalámbrica, ambos a 10 W, pero con el aliciente de que para cargar el Mod necesitarás la conexión física. Los otros Mods son menos emocionantes, más allá de la funcionalidad de Walkie-Talkie. 

La cámara de visión nocturna tampoco es lo que cabría esperar, un sensor Sony IMX291 de 2Mp que amplifica la luz, lo que hace que sea más fácil tomar fotos con poca luminosidad (aunque con ruido). Si crees que los usarás, podría hacer que valga la pena elegirlo.

Los Mod se adhieren magnéticamente a la parte trasera del Doogee, se sujetan fácilmente y se mantienen bien apretadas y fijadas. Esto no impide que lo hagan más voluminoso de lo que ya es, con 14,1 mm de grosor y 300 gramos de peso.

También tiene una pantalla IPS Full-HD + 6,18 pulgadas y ratio de 18,7: 9 con biseles muy delgados y una muesca en la parte superior para albergar la cámara selfie de 8 MP. Le falta una LED de notificación y algún tipo de protección de huellas dactilares, pero el Doogee S90 todavía se ve bastante bien.

El Doogee S90 cumple con las especificaciones IP68, IP69K y MIL-STD-810G para mayor durabilidad. También está equipado con resistencia Gorilla Glass 4 y tiene un borde de plástico que recorre los bordes de la pantalla.

Doogee afirma que este teléfono resistirá la inmersión en agua hasta 1,5 m durante hasta dos semanas. También es a prueba de golpes, a prueba de polvo y protegido de temperaturas extremas, humedad, moho y corrosión. 

Las aletas de goma protegen la ranura SIM y el puerto de carga USB-C. No hay conector para auriculares, pero se suministra un adaptador USB-C. El software es Android 8.1 Oreo, con la capa de personalización de Doogee. 

Lo más notable de esta capa de software es que incluye una brújula, medidor de sonido, foto colgante, medidor de altura, lupa, transportador y barómetro, entre otros. 

Un botón lateral permite encender la linterna LED, lanzar la cámara, o activar el modo SOS.

Armor Ulefone 6

Ulefone Armor 6

Aunque el último modelo de Armor en llegar al mercado es el Ulefone 7, aquí analizamos su predecesor, ahora que ofrece una muy buena relación de calidad y precio de 359,99 €. El Ulefone 7 de nueva generación viene a costar unos 100 € más que el actual. 

Y es que el Ulefone 6 combina algunas especificaciones bastante decentes, como son su impermeabilización IP68, Gorilla Glass 5 y una carcasa externa de metal y goma que es tan resistente como atractiva para mantener las partes internas a salvo.

Es uno de los primeros teléfonos resistentes que dio el salto al uso de pantallas más grandes y de formato alto, con una relación de aspecto de 19:9 que se ve francamente bien en un panel de 6,2 pulgadas que no es difícil de manejar. 

Eso sí, pesa en total 268 gramos. No lo consideramos sobrepeso pero casi, fruto a su vez de portar en su interior una batería de alta capacidad de 5000 mAh, de las más generosas. Apreciarás además tornillos en sus bordes para fortalecer los acabados. 

La pantalla es de buena calidad, resolución Full-HD y bastante brillante. Aunque la naturaleza duradera del Ulefone significa que no puede llegar a ofrecer biseles reducidos en su pantalla, aprovecha la muesca para alojar tanto la cámara de 8 MP como el altavoz. 

Alrededor de la parte posterior del teléfono encontramos una cámara de doble lente, con lentes de 21 y 13 MP muy bien alineadas y posicionadas, a diferencia de lo que vemos en algunos teléfonos robustos. 

El soporte integrado para una carga inalámbrica rápida de hasta 10 W también está contemplado, aunque el Armor 6 también puede manejar cargas de batería de hasta 18 W a través del cable USB-C.

Tanto la bandeja SIM como el puerto USB-C están ocultos detrás de las aletas de goma para evitar que el agua pueda entrar, y en una versión futura nos gustaría ver el puerto de carga protegido para que no tengamos que lidiar con estas aletas complicadas. 

Desaparece el conector de audio mini jack, para lo que la marca Ulefone proporciona el correspondiente adaptador en la caja para que puedas conectar tus auriculares desde el primer instante. 

Para garantizar un funcionamiento sin problemas, hay un chip Helio P60 de ocho núcleos con velocidad de reloj de 2 GHz, integrado con una GPU MP3 Mali G72 y emparejado con 6 GB de RAM. También hay 128 GB de almacenamiento de serie.

El Armor 6 cubre las bases de conectividad habituales con wifi 802.11ac, Bluetooth 4.2, GPS y GLONASS, además de NFC que podrás utilizar con Android Pay. Una nueva funcionalidad es su detector de rayos UV para evitar exponerte al sol. 

Aparte de esto, el software es bastante estándar con la versión de Android 8.1 en lugar de una posterior, y el uso de aplicaciones completas de Google, como pueda ser el traductor y alguna que otra herramienta útil. 

CAT S41

CAT S41

Los teléfonos CAT son quizás unos de los más conocidos en España dentro del ámbito de la resistencia y durabilidad. Hemos elegido este modelo intermedio CAT S41, pero la marca dispone de una amplia gama con garantía de 24 meses y soporte postventa también.

Dicho esto, no puede igualar la relación de calidad y precio del Doogee, que ofrece un mejor hardware a un precio ligeramente más bajo, con características adicionales de alta gama como son la inclusión de huella dactilar y la carga inalámbrica. 

Lo que sí encontrarás en el CAT S41 es un atractivo teléfono resistente. Está recubierto por una carcasa de goma resistente en su parte trasera y laterales, rugerizada y con textura para facilitar el agarre incluso cuando tengas las manos mojadas, sin incrementar su grosor, pues se mantiene en los 12,85 mm y peso de 218 gramos.

Las tapas de goma evitan que el agua penetre en los puertos importantes, y dispones de Gorilla Glass 5 y protección IP68 para proteger el cristal de la pantalla, con posibilidad de manejarlo incluso con dedos mojados y guantes, además de certificación MIL-SPEC 810G.

Siempre es posible desactivar la sensibilidad de la pantalla bajo el agua utilizando una tecla programable que se diferencia de las demás por su color dorado, presente en el lateral derecho del dispositivo.

Esta tecla también se puede usar para iniciar rápidamente una aplicación determinada con una presión corta o larga, o para invocar el modo PTT, entre otros. 

El hardware central del CAT S41 incluye una pantalla IPS Full-HD de 5 pulgadas, un chip MediaTek Helio P20 de ocho núcleos, 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento (con soporte microSD de hasta 2TB). Tiene cámara selfie de 8 MP y otra de 13 MP en la trasera con flash LED y PDAF. 

En cuanto a la conectividad, contempla wifi de doble banda, soporte para todas las bandas de 4G LTE, Bluetooth 4.1, NFC, GLONASS y GPS. También se mantiene el conector para auriculares de 3,5 mm y un altavoz montado en la parte inferior. 

Solo es posible cargar el CAT S41 a través de conexión cableada por micro USB, con el aliciente de que admite Pump Express 2.0 para una carga más rápida. Ejecuta una versión de Android 7.0 Nougat, con aplicaciones Toolbox para amantes de la pesca, y otras áreas de agricultura y construcción.