Si de algo están orgullosos los españoles de su país es el clima. Son millones los turistas que visitan España cada verano en busca de ese sol maravilloso que les falta en su país. No obstante, tanto calor puede llevar a ser un poco demasiado.

Además de usar repelentes electrónicos para combatir las picaduras de mosquitos, en verano también querrás usar otros dispositivos para mantenerte fresco. En este artículo encontrarás todo lo que necesitas: ventiladores, esprays y otros productos refrescantes.

Los mejores productos tecnológicos para combatir el calor este verano

1. Ventilador/humidificador portátil HandFan

Ventilador/humidificador portátil HandFan

En cualquier casa, es imprescindible de disponer de un ventilador que te ayude a mantener las habitaciones frescas cuando hace mucho calor. Pero resulta igualmente necesario tener un ventilador portátil que te puedas llevar en la calle o en el transporte público.

Un buen ejemplo es este ventilador de HandFan que también podrás usar como humidificador. Que sea pequeño y pueda ser transportado fácilmente no significa que no sea potente, pues podrás elegir entre tres velocidades distintas.

Podrás utilizarlo durante 8 horas, suficiente para una jornada de trabajo. Si temes quedarte sin batería, deberás llevar encima un cable USB con el que cargarlo. Su diseño es muy práctico tanto si quieres usarlo mientras andas como cuando estés sentado.

2. Aire acondicionado móvil Hisome

Aire acondicionado móvil Hisome

Si no te entusiasman los ventiladores de toda la vida, te gustará saber que hay empresas que fabrican dispositivos igualmente refrescantes más parecidos a los aires acondicionados que hay en las casas y los coches.

Es aquí donde entra en juego este aire acondicionado móvil de Hisome, un dispositivo pequeño muy fácil de transportar que te permitirá estar fresco todo el día. Quizás no sea el mejor aparato para usar mientras andas, pero será un buen acompañante en la oficina.

El funcionamiento es muy sencillo. Bastará con que te acuerdes de llenar el depósito de agua y de que hayas cargado su batería previamente. Podrás hacerlo mediante un cable USB, aunque no deberás hacerlo muy a menudo ya que es de bajo consumo.

3. Spray de refrigeración Magicool

Spray de refrigeración Magicool

El spray de refrigeración Magicool está pensado para ser usado en climas cálidos como España. Es un clásico en los productos refrescantes que toda familia debería tener en su casa antes de la llegada de los meses más calurosos del año.

Poco puede añadirse sobre este spray, que puede aplicarse tanto en tu cuerpo como en el sofá, la silla, la cama o la toalla en la que estés sentado. Notarás cómo te refrescas de forma instantánea y no podrás despegarte de él.

No necesitarás ponerlo en la nevera para que te mantenga fresco. Lo mejor es que puede ser usado por cualquier, incluso bebés y mujeres embarazadas. Además, es bueno para pieles sensibles y podrás aplicártelo también después del maquillaje.

4. Toalla refrescante Mission EnduraCool

Toalla refrescante Mission EnduraCool

Otra forma muy eficaz de combatir el calor en verano es con una toalla refrescante con la que puedas limpiarte el sudor al mismo tiempo. Recomendamos, por ejemplo, esta toalla de microfibra Mission EnduraCool.

Dicha toalla utiliza una tecnología especial para mantener el cuerpo 30º por debajo de la temperatura corporal media. Deberás utilizar el spray que viene en la toalla y se activará el proceso refrescante que se consigue mediante evaporación del frío.

Es ideal, pues, para aquellos que quieran salir a hacer deporte en plena ola de calor. De hecho, se considera que los deportistas notarán una mejora en su rendimiento con el uso de esta toalla. Por otro lado, está disponible en azul, lila, menta, verde, negro y camuflaje.

5. Cojín refrescante rellenable InnovaGoods

Cojín refrescante rellenable InnovaGoods

Ya sea por la noche, la hora de la siesta o cuando estés tumbado tomando el sol, te gustará contar con este cojín refrescante de InnovaGoods. Se trata de una forma fácil y económica de mantenerte fresco durante horas.

Deberás rellenarlo con agua fría y guardarlo en la nevera hasta que esté bien frío. Luego, bastará con que lo te estires a descansar y te lo coloques en lugar del cojín que sueles usar. Recomendamos protegerlo con una toalla si está demasiado frío.

Como consejo, te sugerimos que rellenes el cojín con agua muy fría, ya que eso es lo que te permitirá estar fresquito más tiempo. Verás que esta almohada es tan cómoda y suave que no querrás utilizar ninguna otra.