Es fácil darse cuenta de que las impresoras cada vez más dejan de ser un dispositivo indispensable en los hogares. Eso se explica, en parte, por el hecho de que también con más frecuencia utilizamos nuestro móvil o tablet como si fuera un ordenador portátil.

Sin embargo, y pese a que las redes sociales han terminado por sustituir los álbumes de fotos, nos gusta tener copias en papel de nuestras instantáneas favoritas, enmarcarlas y decorar las estanterías de nuestra casa con ellas.

En este contexto se hace casi indispensable poder imprimir las fotos directamente desde tu smartphone, pero la gran oferta de impresoras de fotos instantáneas puede ser algo abrumadora. No dudes en consultar nuestro ranking de impresoras para móvil.

Si, por lo contrario, todavía estás hecho a la vieja usanza y prefieres imprimir desde un ordenador, quizá te interese conocer cómo pasar fotos de tu iPhone a un ordenador Windows o Mac.

Por otro lado, deberás echarle un vistazo a nuestro artículo sobre las soluciones a posibles problemas de impresión si te acabas de dar cuenta que tu impresora no imprime los colores correctos o se ha atascado el papel.

Comparativa: ¿Cuál es la mejor impresora para móvil de este 2021?

1.

Polaroid Hi-Print - La mejor impresora portátil

Polaroid Hi-Print
  • Pros
    • Fotos de alta calidad
    • Diseño portable y refinado
    • App fácil de usar
  • Contras
    • Coste de impresión alto
    • Impresión lenta
    • Solo 20 impresiones por carga

La Polaroid Hi-Print es una impresora digital sencilla que cuesta menos que la mayoría de sus rivales, y eso que ofrece una calidad de impresión superior. Eso sí, utiliza un papel algo caro, lo que hace que a la larga termines gastando más.

El proceso de impresión es algo más lento que otras opciones de esta lista, pues tarda unos 50 segundos. Eso se debe a que por cada capa de color, se imprime cuatro veces. A eso se le añade una película protectora al final.

Pero la espera merece la pena, ya que, como hemos dicho, la calidad de impresión es extremadamente alta y mucho más detallada y vibrante de lo que obtendrás con una impresora instantánea más rápida.

La app que acompaña a la Polaroid Hi-Print es muy fácil de usar. Tiene muchas opciones para personalizar tus fotos, ya sea con marcos, filtros, texto, pegatinas e incluso varias relaciones de aspecto entre las que escoger. También se sincroniza con tu móvil mediante WhatsApp, Instagram, Facebook, Twitter, entre otras.

Más información: Review Polaroid Hi-Print

2.

Instax Mini Link - La mejor impresora portátil Instax

Instax Mini Link
  • Pros
    • Buena calidad de fotos
    • Facilidad de uso
    • Divertida de usar
  • Contras
    • Falta de integración con redes sociales
    • Faltan algunas prestaciones

La Instax Mini Link llega como sucesora de la Instax Share SP-2 y lo hace con algunas prestaciones nuevas. Quizás no las vayas a necesitar todas, pero algunas de ellas son particularmente interesantes y no las encontrarás en otra impresora móvil.

Una de las grandes pegas de esta impresora de Fujifilm es que no incluye integración con redes sociales, lo que significa que no podrás imprimir fácilmente las fotos que hayas colgado en tu perfil de Facebook, Instagram o Twitter.

En líneas generales, eso sí, se trata de una impresora fácil de usar y ofrece una excelente calidad fotográfica. Además, podrás personalizar los ajustes de este dispositivo y así obtener una experiencia mucho más creativa.

Si crees que no vas a utilizar todas las prestaciones que aquí se incluyen (como la función de control remoto de la cámara de tu smartphone), te recomendamos que inviertas este dinero en una cámara híbrida que también te permita imprimir tus fotos.

3.

HP Sprocket Select - La mejor impresora Zink

HP Sprocket Select
  • Pros
    • Muy ligera
    • App muy fácil de usar
    • Calidad de impresión Zink mejorada
  • Contras
    • A veces hay problemas de impresión

La HP Sprocket Select es la tercera generación de la popular Sprocket 200, que también hemos incluido en esta selección de impresoras portátiles. Ofrece conectividad Bluetooth 5.0, lo que permite vincularla a un móvil simplemente con la app gratuita Sprocket.

Una de las mejoras más destacables de este nuevo modelo es que las impresiones son ahora más grandes. En este sentido, las imágenes son de 2,3” x 3,4”, en vez de 2” v 3”. Esto quiere decir que tienen el tamaño aproximado de una tarjeta de crédito.

Como ocurre con los modelos anteriores de HP Sprocket, las impresiones de la HP Sprocket Select se hacen en Zink, es decir, en papel sin tinta. Esto hace que sea más barato imprimir a largo plazo, aunque los colores no son tan definidos.

Pese a saber que las imágenes Zink ya son de por sí de menos calidad, la Sprocket Select decepciona al no tener los detalles ni los contrastes que nos gustaría. Los colores son poco definidos, pero más que en otras impresoras Zink que hemos probado.

4.

Fujifilm Instax Share SP-3 - La mejor impresora de fotos cuadradas

Instax Share SP-3
  • Pros
    • Fotos cuadradas
    • Fácil de usar
    • Fotos personalizables
  • Contras
    • Podría ser más barata

Seguramente una de las más populares de su rango, la Instax Share SP-3 de Fujifilm es también uno de los mejores dispositivos si lo que quieres es imprimir fotografías al estilo Polaroid desde tu propio smartphone. En este caso, ahora son solo fotos cuadradas.

En seguida te familiarizarás con el proceso de impresión. Deberás descargarte primero su aplicación gratuita desde la tienda Google Play o desde el App Store. A continuación, deberás escoger una imagen de tu galería o redes sociales editarla ¡y darle a imprimir!

Pese a que existen alternativas más baratas, lo que nos atrae especialmente de esta impresora de Fujifilm es la posibilidad que te ofrece de elegir entre varias plantillas, así como añadir tu mensaje personalizado.

Además, es ideal para tus viajes, ya que sus reducidas dimensiones -mide 116 x 130,5 x 44,4 mm y pesa 312 g- y la larga autonomía de su batería -aproximadamente unas 3 horas- te permitirán llevártela a todas partes.

5.

Impresora Kodak Smile - La impresora más portable

Impresora digital instantánea Kodak Smile
  • Pros
    • Sencilla, pero eficaz
    • Muchas opciones de edición
    • Fácil de usar
  • Contras
    • Las fotos no tienen la mejor calidad

Si no quieres complicarte la vida, la Kodak Smile puede ser tu mejor opción. Esta impresora digital instantánea es sencilla pero te permitirá hacer todo lo que quieras. Nos gusta su diseño y el hecho de estar disponible en una gran variedad de colores.

Esta impresora de Kodak utiliza el sistema Zink. No obtendrás unos resultados de altísima calidad, pero pensamos que es suficiente para imprimir fotos y utilizar la enganchina para decorar tu escritorio, frigorífico o agenda.

Los colores son bastante fieles a la realidad, pero deberías esperar que las fotos no resulten muy detalladas. La recomendamos sobre todo para fotografías de paisajes y para retratos de personas. Puedes optar por la cámara Kodak Smile y obtener mejores resultados.

Puedes descargarte la app Smile para iOS y Android y utilizar las funciones de edición. Te ayudarán a ajustar la exposición de tus fotografías, así como añadir marcos y decoraciones. También te permite imprimir fotos de tus cuentas sociales.

6.

Polaroid Mint Pocket Printer - La impresora más sencilla

HP Sprocket 200
  • Pros
    • Pequeña y portable
    • Varias opciones de personalización
  • Contras
    • Hay opciones mejores

No hay mejor compañía que Polaroid para poder revolucionar la industria de las fotos instantáneas. La Polaroid Mint Pocket Printer tiene una configuración similar a la Instax Share de la misma compañía, ya que se conecta a tu móvil por Bluetooth.

El papel compatible con esta impresora es el conocido como ZINK, que no utiliza tinta para imprimir las instantáneas. Polaroid asegura que el resultado son fotos de altísima calidad y con colores vibrantes. Además, este papel tiene una pegatina en la parte de atrás.

Como ocurre con la Instax Share, con la Mint también podrás personalizar tus imágenes tanto como quieras. Así, podrás editar las fotos, recortarlas, ampliarlas, añadir saturación o contraste, poner filtros, marcos y texto y mucho más.

Las dimensiones de la Mint son bastante reducidas, lo que hace que sea muy cómodo llevarla encima. También te gustará que esté disponible en cinco colores distintos: negro, blanco, amarillo, rojo y azul.

7.

Cámara Kodak Smile - La mejor cámara híbrida

Cámara digital de impresión instantánea KODAK Smile
  • Pros
    • Fácil y rápida de usar
    • Diseño para nostálgicos
  • Contras
    • La calidad es cuestionable

Si no te importa pagar un poco más, nuestra recomendación es que apuestes por una impresora instantánea que también te permita hacer fotos. Es el caso, por ejemplo, de la cámara digital Kodak Smile, la versión híbrida de la impresora homónima.

Esta no es quizás la mejor cámara de impresión que hayamos visto jamás, y es que ni consigue unos resultados fotográficos impresionantes, ni tampoco unas impresiones de altísima calidad. Aún así, quizás a ti te sea suficiente.

La cámara Kodak Smile tiene prácticamente todo lo que le podrías pedir a un dispositivo de estas características: una pantalla decente, una ranura para tarjetas microSD, flash, buena autonomía de batería, impresión rápida, funciones de edición y un precio razonable.

Sin embargo, tiene inconvenientes: las funciones de editaje son bastante limitadas, cuesta encontrar las fotos guardadas en la microSD (no las que hayas hecho con la Smile) y además las impresiones son de dudosa calidad.