Es muy probable que tu situación de trabajo haya cambiado y hayas pasado de tener una o dos pantallas de gran formato en tu oficina o puesto de trabajo, a tener que trabajar desde casa con un monitor más básico o única y exclusivamente con la pantalla del portátil.

Es por este motivo por el que vamos a ofrecerte toda una selección de monitores interesantes para cada necesidad con los que podrás ser más productivo esos días en los que teletrabajas desde casa o atiendes a videollamadas desde tu hogar.

La tecnología que utilizan las pantallas no cambia tan rápido como sucede en otros dispositivos como los smartphones, por lo que la nueva compra debes verla como una gran inversión a largo plazo. Es por ello que te recomendamos invertir el presupuesto que puedas sin escatimar en precio. 

Hemos querido incluir algunos modelos de pantallas que aunque lleven un tiempo en el mercado, pueden ser interesantes de cara a poder llevarlas junto a tu portátil en los desplazamientos, ya que ofrecen un formato claramente pensando en la movilidad.

Consulta sus precios y la diversidad de modelos que comercializa la marca en función del tamaño y las pulgadas. Por otro lado, no te pierdas el especial sobre los mejores monitores para portátiles. 

¿Cuál es el mejor monitor de 2022?

1.

Philips 243B1 - El mejor monitor

Philips 243B1
  • Pros
    • Estación docking USB
    • Diseño versátil
    • Buena calidad de imagen
  • Contras
    • Brillo limitado
    • Altavoces débiles

En cuanto a monitores completos, no hay nada mejor que el excelente Philips B1.

Comienza con un diseño elegante con un soporte muy versátil que permite ajustar el monitor en una amplia gama de posiciones fácilmente. La calidad de construcción también es muy buena.

Añade una pantalla IPS de alta calidad de 24 pulgadas y tienes un monitor muy equilibrado para tu oficina en casa. Lo más destacado aquí es la conectividad USB-C y la estación de acoplamiento integrada, lo que significa que puedes conectar o desconectar rápidamente un portátil con un mínimo de molestias.

Las únicas desventajas del Philips 243B1 son el brillo ligeramente limitado y los altavoces débiles, pero esto es algo generalizado en los monitores que suele resolverse con unos auriculares o altavoces externos. 

2.

BenQ BL2780T - Mejor monitor de 27"

BenQ BL2780T
  • Pros
    • Asequible
    • Rendimiento decente
    • Modo retrato
  • Contras
    • Altavoces sencillos
    • Retroiluminación inconsistente

Si estás buscando un monitor asequible pero con calidad suficiente para permitirte abordar tus quehaceres diarios con soltura, el BL2780T de BenQ es una excelente opción. Son monitores sencillos sin grandes especificaciones, pero que resuelven la papeleta.

De este modo, en un punto de precio de entrada de gama, BenQ proporciona una buena pizca de estilo y diseño, resultando ergonómico al permitir su regulación en altura y contemplar giros en sus ángulos de visualización vertical. 

Otro dato a su favor es que la fuente de alimentación está perfectamente integrada para limitar los cables y adaptadores que aparecen colgando o por el suelo. De hecho, dispone de una agujero circular por el que hacer pasar los cables de forma ordenada. 

A efectos de conectividad, el Benq BL2780T te brinda señal de entrada VGA, DisplayPort y HDMI, además de la típica conexión de auriculares que complementan a los altavoces. El menú OSD puede ser manejado con la botonera situada en la parte inferior derecha de la pantalla. 

Por último y no menos importante, la pantalla admite el giro del panel para poder trabajar tanto en modo apaisado, como en modo retrato, algo que los usuarios de aplicaciones ofimáticas agradecerán enormemente. 

Si no necesita una resolución superior a Full HD, el BL2780T ofrece un excelente rendimiento con un panel IPS muy válido que reproduce toda la gama sRGB, a un precio francamente sorprendente.

3.

Lenovo ThinkVision M14 - El mejor monitor portátil

Lenovo ThinkVision M14
  • Pros
    • Delgado y ligero
    • Diseño inteligente
    • Rendimiento sólido
  • Contras
    • Botones raros
    • Difícil traspaso de energía

Quienes busquen un monitor portátil deberían considerar seriamente el ThinkVision M14 de Lenovo, ya que ofrece un diseño compacto y ligero que es sorprendentemente elegante para acompañar al portátil. 

Lenovo se ha asegurado de que esta pantalla de 14 pulgadas haga exactamente lo que se supone que debe hacer y sea una segunda pantalla versátil para cualquier lugar en el que se encuentre, ya sea en casa o en los desplazamientos.

Su pantalla es de tipo IPS Full HD de alta calidad que incluye un práctico modo de luz azul de baja intensidad para proteger la vista del usuario. Los botones son complicados, pero esto es un punto menor, ya que no los necesitarás muy a menudo de todos modos.

Sólo tienes que asegurarte de que la conectividad USB-C es adecuada para ti para poder usar este monitor con casi cualquier dispositivo que se precie, incluido algún tablet o smartphone compatibles. 

4.

AOC U2790PQU - El mejor monitor 4K

AOC U2790PQU
  • Pros
    • Diseño estiloso
    • Nítida y con colores vibrantes
    • Ajustes excelentes
  • Contras
    • Contraste y uniformidad limitada
    • Altavoces débiles
    • Sin USB-C

Si buscas un monitor 4K de 27 pulgadas asequible y con estilo, el AOC U2790PQU es una opción sólida.

Está bien fabricado, tiene un buen aspecto y ofrece una sólida precisión del color que acompaña a su nítida resolución. La mayoría de las tareas se verán bien en él, pero no es perfecto.

Para aquellos que lo necesiten para tareas más exigentes, el contraste y la uniformidad son un poco deficientes, lo que puede hacer que se busque en otra parte. El Q2790PQE es una opción más económica si la resolución QHD es suficiente.

5.

Dell Ultrasharp U2421E - El mejor monitor para trabajar

Dell Ultrasharp U2421E
  • Pros
    • Buena gama de colores y brillo
    • Sin hub USB-C
    • Pie versátil
  • Contras
    • Hay alternativas más baratas
    • No compatible con AdobeRBG

Trabajar desde casa es la norma ahora, incluso si es sólo para unos pocos días a la semana tener un monitor que está hecho para los ordenadores portátiles será una verdadera ayuda para algunos.

El Dell Ultrasharp U2421E es exactamente eso y, aunque podrías gastar menos y encadenar dos no tiene sentido frente a un rival ultra ancho. Si este tamaño es bueno, entonces hay mucho que gustar con su diseño y características de alta calidad.

Un concentrador USB-C integrado significa que puedes conectar tu portátil con un solo cable, evitando la necesidad de una estación de acoplamiento separada. Hay un buen ajuste del soporte junto con un brillo y color sólidos, aunque no es adecuado para el trabajo de diseño AdobeRGB.

6.

Huawei MateView - El mejor monitor inalámbrico

Huawei MateView
  • Pros
    • Panel HDR colorido
    • Hub USB-C
    • Diseño estiloso
  • Contras
    • Caro
    • Ajustes limitados

El Huawei MateView es un monitor inusual y el resultado es que será genial para algunas personas y no para otras.

Sin duda, es uno de los más elegantes y ofrece una gran calidad de construcción. También hay un útil hub USB integrado con USB-C incluido.

El rendimiento de la pantalla es decente, con mucho brillo y una excelente reproducción del color. Sin embargo, la relación de aspecto 3:2 será más adecuada para quienes realicen trabajos como el procesamiento de textos.

El ajuste limitado de la pantalla es extraño y los controles también son un poco torpes, pero probablemente quieras decidirte por el MateView en función de si puedes y quieres hacer uso de la proyección inalámbrica OneHop integrada. Por lo demás, el modelo normal será suficiente.

Guía de compra de los mejores monitores de 2022

La primera decisión que debes tomar es el tamaño que vas a necesitar. Incluso las pantallas de 24 pulgadas son baratas, o pueden serlo, por lo que no tiene sentido optar por un tamaño inferior, salvo que sea necesario debido a las limitaciones de espacio. 

En muchos casos, el bisel que antiguamente era muy grueso se ha eliminado en favor de diseños más limpios y livianos, casi sin marco, con tecnologías más modernas que aportan retroiluminación para ofrecer pantallas más delgadas.

Esto es útil si deseas contar en un futuro con una configuración de monitores múltiples, donde los espacios entre las pantallas serán lo más delgados posible. Algunos modelos también están disponibles en diferentes colores. 

El panel debe soportar una regulación cómoda en altura, y no solo un ajuste o desplazamiento en el plano vertical, como sucede con la inmensa mayoría de modelos.  

Monitores 4K y Ultra HD

Los televisores 4K, aunque han bajado considerablemente de precio, todavía supone un desembolso extra si hablamos de monitores o pantalla para ordenador PC. El 4K es lo mismo que Ultra HD de 3840 x 2160 píxeles, cuatro veces más que Full HD de 1920 x 1080.

Tener tantos píxeles a tu disposición implica que verás más detalles en las fotos (sin acercarte), además de que podrás ver videos 4K en Netflix, Amazon y YouTube. Si tu PC está a la altura, podrás ejecutar tus juegos con esta resolución. 

Incluso si estás buscando una pantalla de bajo presupuesto, el rendimiento de la pantalla en sí será importante. Quizás el factor decisivo más importante aquí sea tu elección de tecnología de paneles, reduciéndose la oferta a paneles TN o los que no lo son.

Revisa el tipo de panel

Fabricar un panel TN cuesta menos y puede producir algunos resultados de rendimiento decentes en términos de relación de contraste, con tiempos de respuesta súper rápidos para los amantes de los juegos ocasionales. 

Sin embargo, son decepcionados por los ángulos de visualización, muy restringidos, lo que significa que el brillo y el color de la imagen pueden cambiar si no se ven de frente. Es probable que cualquier movimiento de tu cabeza lo deje en evidencia.

Todos los paneles que no son TN en este resumen usan paneles de tipo IPS o de disposición PLS, que generalmente ofrecen una experiencia de visualización muy superior y son más adecuados para usarlos en diferentes entornos, como sucede con los OLED o AMOLED.

Los ilustradores, editores de fotos o aquellos que trabajan con la videoedicion, a menudo prefieren una pantalla IPS / PLS, ya que ofrecen una precisión del color mucho más fiel a la realidad. 

El índice de brillo y luminosidad es una parámetro que usan los fabricantes de monitores sin seguir un estándar, por lo que puedes ignorar o no prestar especial atención a este dato siempre que el valor no se encuentre por debajo de los 200 (cd / m2).

Mucho más importante es la relación de contraste, la diferencia entre las imágenes más brillantes y más oscuras que puede mostrar una pantalla. Alrededor de 500:1 es el punto de partida para la visualización de imágenes decentes.

Cumplir con la cobertura completa del estándar de PC llamado sRGB es un buen paso para ofrecer un rango de colores decente. Adobe RGB es una especificación más desafiante que, sin embargo, se acerca a la amplia gama de colores que el ojo humano puede percibir.

Mientras tanto, la precisión del color se trata de reproducir el tono exacto según lo previsto, en lugar de una aproximación. La desviación de la fidelidad del color verdadero está representada por una figura Delta E, donde los números más bajos son mejores. 

El tiempo de respuesta a menudo se cita en las especificaciones del fabricante, otra área donde las marcas suelen inflar el número. Incluso para los jugadores hay poca necesidad de buscar cifras extremadamente bajas, como 1 o 2 milisegundos (ms). 

Conexiones y puertos

La mayoría de monitores ofrecen al menos dos entradas, y esto determinará qué tipo de equipo puedes conectar. Algunos todavía tienen el conector VGA antiguo, que debe evitarse si es posible, y en su lugar buscan entradas digitales, como DVI, HDMI y DisplayPort. 

Los últimos modelos ofrecen USB-C que permite la conexión de un portátil al mismo tiempo que transmite vídeo al monitor, o conectas cualquier otro dispositivo. 

Las entradas múltiples te permiten conectar más de un dispositivo a la vez y alternar entre ellos utilizando los botones de control del monitor; es posible que desees conectar tu portátil y una consola de videojuegos sin tener que desconectar los cables.

El conector más útil en los monitores es DisplayPort o HDMI, ya que combinan información de imagen digital con audio digital, lo que te permite manejar el sonido y la imagen a través de un único cable. 

DisplayPort es ahora más habitual tanto en Mac como en PC con Windows, aunque no encontrarás un conector de este tipo en el equipo de AV doméstico. DisplayPort también es la mejor opción para monitores 4K o aquellos con altas frecuencias de visualización.

El conector DVI proporciona una entrada de video digital de alta calidad, pero no transporta sonido. Algunos monitores ofrecen 'DVI de doble enlace', basado en dos transmisiones DVI en un conector DVI. Es popular entre los jugadores que creen que este cable de interfaz digital tiene menos latencia y mejora los tiempos de reacción.

Si tienes un teléfono o tableta Android, es posible que desees buscar un puerto HDMI con soporte MHL, lo que te permitirá emular la pantalla de tu teléfono móvil en el monitor.