Invertir en una cámara para tu coche o dash cam puede ser una buena idea. Estas cámaras graban constantemente mientras conduces (algunos modelos también mientras estás aparcado), para que tengas pruebas de cualquier cosa que pueda pasar. 

Resulta práctico para enviar un fragmento de vídeo a tu aseguradora y ayudar así a resolver algún caso evitando cualquier reclamación contra tu póliza. En muchos casos, tener una dash cam o cámara en tu coche puede salirte mucho más barato. 

Si te preocupa lo difícil que puede resultar la instalación de una dash cam, no te preocupes, son muy fáciles de configurar y su instalación no te costará más de 30 minutos. 

La gran pregunta es qué cámara para coches debes comprar y si necesitas instrumentos extra. A continuación encontrarás nuestras mejores recomendaciones de cámaras para tu coche, todas ellas de distintos presupuestos. 

Si puedes permitirtelo, merece la pena un sistema de dos cámaras para poder capturar más ángulos grabando desde la ventana trasera y la delantera. 

Guía de compra: Qué tener en cuenta antes de comprar una cámara para tu coche

Normalmente, todos los modelos de dash cam graban vídeo en forma de clips cortos, y una vez está llena la tarjeta de memoria comienzan a sobrescribir los clips. 

Es recomendable por ello mismo comprar una cámara con sensor G que se active cuando se detecte un impacto, ya que esto protegerá el clip actual para que no se borre.

Algunas cámaras para coches vienen con una segunda cámara para poder grabar la vista desde la ventana trasera o la cabina. La mayoría de usuarios/as acaba afirmando que merece la pena invertir un poco más y hacerse con una cámara extra. 

Si tienes una toma de accesorios 12V en el maletero así como en la parte delantera del coche puede costar el mismo precio - o más barato - comprar dos cámaras separadas para el salpicadero, pero entonces tienes dos tarjetas de memoria con vídeos separados.

No te dejes influenciar por un lente gran angular: cuanto más alto es el número, más pequeño es todo en el centro de la imagen. Preferimos una lente con un campo de visión de 140°, o menos.

La calidad de la imagen varía y una mayor resolución no significa automáticamente una mejor calidad. Lee nuestras reseñas para saber cómo le va a cada modelo.

Los fabricantes a menudo hablan de "modos nocturnos" pero esto puede ser tan engañoso como la resolución. De nuevo, consulta las reseñas para saber si una cámara para el tablero de instrumentos es buena para grabar de noche.

Las funciones adicionales como el GPS pueden valer la pena, ya que registrará tu ubicación exacta y tu velocidad, para que puedas probar dónde estabas y que no ibas a exceso de velocidad.

El wifi, por otro lado, no suele ser tan útil ya que es más rápido para copiar los clips de vídeo retirando la tarjeta SD e insertándola en un portátil o en un lector de tarjetas de PC.

Hemos encontrado que las características de seguridad como la advertencia de salida de carril o las alertas de movimiento hacia adelante no son muy útiles ya que no funcionan de manera suficientemente fiable, pero las que le advierten de la ubicación de las cámaras de seguridad pueden ser muy útiles.

Muchos modelos tienen un modo de aparcamiento, pero normalmente hay que conectar la cámara del salpicadero a la caja de fusibles de su coche para que haya una fuente de alimentación constante, para poder usarlas.

Por último, deja espacio en tu presupuesto para una tarjeta microSD ya que la mayoría de las cámaras del salpicadero no vienen con una. Aquí están las mejores tarjetas microSD para comprar.

Nextbase 312GW

Nextbase 312GW

El modelo de dash cam Nextbase 312 GW es un modelo excelente que cumple con todos los requisitos que se pueden esperar de una cámara para coches.

Ofrece una buena calidad de grabación durante el día, es fácil de utilizar y tiene una montura magnética muy práctica, ya que te permite quitar y poner la cámara rápidamente sin necesidad de desconectar cables.

Tiene GPS integrado, y es muy fácil de instalar: la cámara viene ya configurada, así que solo tendrás que instalarla en la ventana delantera y conectarla.

La calidad de grabación es de 30 fps en HD, una calidad que, aunque no es perfecta, es bastante aceptable para este tipo de cámaras.

La Nextbase 312GW es sin duda la mejor opción si no dispones de un presupuesto muy elevado.

Viofo A129 Duo

Viofo A129 Duo

Este set de cámaras para el  salpicadero frontal y el trasero prescinde de  adornos y se concentra en lo importante: grabar vídeo de buena calidad. 

Esto significa que es más barata que la mayoría de las llamadas cámaras de doble canal del tablero de instrumentos, pero ten cuidado porque algunos paquetes no incluyen la montura para GPS y el filtro polarizador. 

Vale la pena tener ambos para poder probar dónde se graba el vídeo y eliminar la mayoría de los reflejos del parabrisas en el vídeo.

La cámara delantera está bien diseñada si buscas algo que se esconda detrás del espejo retrovisor, pero la cámara trasera, aunque es pequeña, tiene un cable muy grueso que puede ser difícil de esconder.

Viofo A119 v3

Viofo A119 v3 con GPS

Viofo parece entender lo que mucha gente quiere ver en una cámara para coche: buena calidad de grabación, además de opciones de grabación cuando tu coche está aparcado. 

No hay características adicionales como salida del carril, cámara de velocidad: incluso el GPS es opcional, así que puedes pagar menos si no lo quieres. Esto mantiene el precio bajo y al mismo tiempo ofrece una gran calidad.

Nextbase 422GW

Nextbase 422GW

El modelo de menor precio en la nueva gama de la Serie 2 de Nextbase para tener Alexa y Respuesta de Emergencia, el 422GW también soporta la gama de cámaras traseras, graba a 1440p y cuesta lo mismo que el anterior 412GW. 

Si no necesitas todas las nuevas características, entonces puedes ahorrar dinero optando por la 322GW, pero ahora mismo, la antigua 312GW es todavía más barata.

Nextbase 522GW

Nextbase 522GW

La cámara 522GW no añade mucho a la ya competente 422GW: principalmente un polarizador incorporado. Sin embargo, mejora la calidad de la imagen al reducir el brillo.

La otra diferencia principal es una pantalla táctil ligeramente más grande, pero en última instancia el 422GW está bien para la mayoría de la gente.

Nextbase 412GW

Nextbase 412GW

No te confundas con el primer modelo descrito, el Nextbase 312GW, ya que este modelo, el 412GW, es algo más caro y tiene una calidad de vídeo de 2560x1440 píxeles, es decir, Quad HD. Además, también puede grabar en Full HD (1920x1082) a 60 fps.

Tiene GPS y wifi integrados, tal y como el primer modelo, y la misma montura magnética. Sin embargo, este modelo viene con dos monturas diferentes: una adhesiva, y otra de succión.

La calidad de vídeo es excelente durante el día, más nítida que la del modelo 312GW, sin embargo, hay poca diferencia entre los dos modelos cuando graban por la noche.

Garmin Dash Cam 55 Plus

La cámara del tablero de Garmin está bien diseñada y es fácil de usar. También es fácil de instalar, pero usará el enchufe de 12V de tu auto para que no puedas conectar tu teléfono o el navegador satelital.

A diferencia de algunos de sus rivales, el 55 Plus tiene un sistema de advertencia de cámaras de seguridad que puede alertarte sobre los puntos negros de los accidentes y, con suerte, evitar que te pongan una multa por exceso de velocidad.

La calidad del vídeo es buena, pero en la resolución máxima no tienes la opción de grabar a 60 fotogramas por segundo o en HDR: esos se limitan a resoluciones más bajas.

Viene con GPS y wifi incorporados, aunque la aplicación no es tan útil como algunas: no permite cambiar ningún ajuste en la cámara del salpicadero. Aún así, no es un mal dispositivo, sobre todo teniendo en cuenta el precio.

Thinkware F200

La cámara F200 es una nueva versión reducida del modelo F800, aunque el precio inicial resulta algo engañoso. Si quieres la cámara trasera también, el paquete costará algo más caro, y si quieres añadir GPS también tendrás que sumar.  

Si optas por el módulo GPS, puedes descargar e instalar un nuevo firmware que incluye una base de datos de cámaras de velocidad, y obtendrás una advertencia sonora cuando te acerques a una. Esto no está documentado, así que no es obvio cómo obtener las advertencias.

La mala noticia es que la calidad de la imagen es mediocre. Aunque el F200 graba a 1080p, la tasa de bits es bastante baja y faltan detalles. Esto hace que sea difícil distinguir las placas de matrícula incluso a la luz del día. Y la cámara trasera de 720p es notablemente peor, por lo que solo sirve para mostrar en general lo que sucedió en un incidente.

Si puedes permitirte más, obtendrás una mejor calidad del F800 Pro (aunque es algo más cara).

Nextbase 112

Nextbase 112

Nextbase 112 es el modelo que reemplaza a la dash cam 102. Esta cámara de menos de 50 € cuenta también con la carcasa magnética gracias a la cual podrás ponerla y quitarla con mayor rapidez y facilidad.

Esta es sin embargo, la única dash cam de la lista que graba a 1280x720 píxeles, por lo que las imágenes grabadas serán de peor calidad. No obstante, sus lentes de 120 grados facilitan la lectura de matrículas ya que al ser físicamente más grandes, permitirán que puedas ver los número también más grandes.

Será bastante difícil que consigas poder ver algún número de matrícula por la noche, ya que la calidad de grabación sin la luz del día disminuye notablemente.

La cámara no tiene ni wifi ni GPS, aún así, la Nextbase 112 es bonita, compacta y fácil de utilizar. Si puedes permitirtelo, te recomendamos gastarte un poco más y comprar una cámara de al menos 1080p, pero si no tienes presupuesto para ello, entonces, la Nextbase 112 es tu cámara.