Guía de compra para elegir la mejor dash cam de 2018

Las dash cam, o cámaras de vídeo, son capaces de grabar todo lo que sucede mientras conduces. Existe un amplio abanico de modelos diferentes, con distintas especificaciones, precios y características.

¿Cuánto debería gastar por una cámara para el coche o dash cam?

El rango de precio de las dash cam va de los 20 € hasta los 200 €, así que hay precios para todos los gustos. No obstante, cuanto más barato sea el modelo, es normal que disponga de lentes de peor calidad y una resolución de grabación más baja que los modelos más caros.

A veces, pagar algo más es una buena inversión, sobre todo si gracias a la grabación de esa cámara eres capaz de ver el número de matrícula del vehículo que ha abollado tu coche.

Puedes conseguir una dash cam con GPS integrado, de una calidad decente, por 70-100 € aproximadamente. Sin embargo, si deseas herramientas extra o incluso cámara trasera además de delantera, entonces, tendrás que pagar más.

¿Es legal utilizar una cámara en tu coche o dash cam en España?

Esta es una de las preguntas más recurrentes en cuanto a las dash cam o cámaras para el coche. ¿Son legales?

En España no son ni legales, ni ilegales, es decir, se encuentran ubicadas en vacío legal. Es decir, estás en tu derecho de llevar una cámara en tu coche, se convertirá en legal o ilegal dependiendo del uso que hagas de ella.

No es legal que un particular instale ningún tipo de dispositivo de grabación en la vía pública, por lo tanto, si estás continuamente grabando con tu dash cam, podrás guardar los vídeos para uso privado o personal, pero no podrás utilizar las imágenes como prueba en un juicio, por ejemplo.

Existe una ley orgánica que enuncia lo siguiente: “la grabación de imágenes en lugares públicos es competencia exclusiva de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”. Sí que se reconoce el derecho a grabar en la vía pública, pero no de forma continuada, ya que entonces pasaría a ser considerado vigilancia.

La Dirección General de Tráfico, que no ha prohibido el uso de dash cams, sí que recuerda la Ley Orgánica que hace referencia a la protección de datos. Esto significa que tienes que tener cuidado de no violar el derecho a la intimidad de ningún individuo, ya que de lo contrario podrías verte pagando una multa de bastantes miles de euros.

En Rusia sucede todo lo contrario: es obligatorio llevar una dash cam en tu automóvil. De este modo se evitan los cada vez más frecuentes fraudes a aseguradoras y se agiliza la resolución de muchos juicios al poder utilizarse las grabaciones como pruebas válidas.

¿Qué herramientas debe de tener una dash cam o cámara de vídeo para coche?

La mayoría de los modelos vienen con una batería pequeña que te permite terminar de guardar el archivo cuando está apunto de apagarse. También funcionará durante unos minutos para que puedas tomar fotos como evidencia en caso de accidente.

Además, te recomendamos que te fijes en lo siguiente:

1. GPS

El que la dash cam o cámara de vídeo tenga GPS integrado significa que se guardará un registro de tu recorrido, además de tu velocidad.

Los datos del GPS se sincronizan con el vídeo cuando lo reproduces en el software de la cámara, es decir, mientras ves el vídeo podrás ver a la vez un mapa con la ubicación.

2. G-sensor

El G-sensor es capaz de detectar un impacto y, normalmente, guarda el vídeo grabado para evitar que se borre con el impacto. Normalmente las dash cam suelen disponer de esta herramienta, algo que las cámaras de acción como la GoPro no tienen.

3. Modo aparcamiento o vigilancia en parking

Esta herramienta te permitirá grabar impactos (o cualquier tipo de movimiento) que tengan lugar cuando tu coche esté aparcado.

Sin embargo, puede que la cámara no grabe exactamente lo que pasa, motivo por el cual recomendamos disponer de dos dash cam para poder grabar desde distintos ángulos y no perderte nada de lo que pueda pasar.

4. Cable

Muchas marcas de dash cam no recomiendan dejar la cámara encendida cuando el coche está aparcado, ya que esto puede gastar la batería del vehículo por completo.

Además, hay automóviles que cortan la alimentación cuando apagas la ignición. Esto significa que seguramente tengas que solicitar un cableado profesional para poder tener tu cámara permanentemente conectada.

De esto modo, tu dash cam o cámara para el coche tendrá siempre batería, aunque se apague la ignición. Y no solo eso, además, si dejas la cámara enchufada por accidente, esta no agotará la batería de tu automóvil.

5. ¿Es necesario que una dash cam tenga wifi integrado?

Normalmente, si la cámara para coche tiene wifi integrado, significa que podrás también instalar una aplicación en tu smartphone o tablet, gracias a la cual podrás descargar las grabaciones.

No obstante, enviar vídeos de este modo puede ser dolorosamente lento, además de que la aplicación en la que descargas los vídeos no tiene muchas facilidades para compartirlos con otras apps.

Es más sencillo sacar la tarjeta microSD (o incluso la dash cam del coche) y transferir los ficheros a tu ordenador. De este modo, podrás ver los vídeos con mucho más detalle de lo que podrás hacerlo en las pequeñas, y de baja resolución, pantallas de las dash cam.

6. ¿Necesita mi dash cam una tarjeta SD?

Muchas cámaras para coches o dash cam no disponen de almacenamiento, por lo que sí, necesitarás comprar una tarjeta SD.

Ten en cuenta que varios modelos solo aceptan tarjetas SD de hasta 32 GB porque no son compatibles con SDXC, así que comprueba el límite de espacio de tu dash cam antes de comprar una tarjeta SD.

Una tarjeta de 32GB es normalmente suficiente para grabar de entre cuatro a cinco horas de grabación.

7. Accesorios

Depende del modelo de dash cam que compres, los accesorios disponibles variarán. Algo común es que suelen incluir un cable bastante largo, diseñado para poder ser instalado alrededor de la ventana delantera y del enchufe 12V.

Es una pena que no hayan pensando en utilizar un cable USB para poder utilizar un adaptador 12V con múltiples salidas USB.

Las mejores dash cams de 2018

Nextbase 312GW

Nextbase 312GW

El modelo de dash cam Nextbase 312 GW es un modelo excelente que cumple con todos los requisitos que se pueden esperar de una cámara para coches.

Ofrece una buena calidad de grabación durante el día, es fácil de utilizar y tiene una montura magnética muy práctica, ya que te permite quitar y poner la cámara rápidamente sin necesidad de desconectar cables.

Tiene GPS integrado, y es muy fácil de instalar: la cámara viene ya configurada, así que solo tendrás que instalarla en la ventana delantera y conectarla.

La calidad de grabación es de 30 fps en HD, una calidad que, aunque no es perfecta, es bastante aceptable para este tipo de cámaras.

La Nextbase 312GW es sin duda la mejor opción si no dispones de un presupuesto muy elevado.

Yi Dash Cam Ultra

Yi Dash Cam Ultra

Este modelo de dash cam es bastante voluminoso, y no cuenta con GPS o una montura para instalar rápidamente, sin embargo, seguimos pensando que la Yi Dash Cam Ultra es una buena opción de compra.

Viene con una tarjeta de 16 GB microSD y graba a una calidad de 2688x1520 píxeles, con resolución de 2.7K. Si grabas en resoluciones más bajas podrás hacerlo a 60 fps.

De hecho, durante el día, la calidad de vídeo es bastante buena, con bastante luminosidad e imágenes detalladas que te permiten ver matrículas de coches cercanos al tuyo. El campo de visión es amplio.  

Por la noche, la calidad es bastante peor, sin embargo, todavía no hemos probado ninguna dash cam que sea capaz de grabar por la noche con todo detalle y luminosidad suficiente.

La aplicación para iOS y Android es genial. Se conecta de forma muy sencilla a la dash cam y te permite ver vídeos de baja resolución, así como seleccionar y descargar solo la parte exacta del vídeo que deseas. Esta app tiene un funcionamiento muy óptimo.

La cámara viene además con un cable largo microUSB junto a un adaptador USB para poder cargar por ejemplo, tu teléfono, mientras la cámara está conectada al enchufe 12V.

Nextbase 412GW

Nextbase 412GW

No te confundas con el primer modelo descrito, el Nextbase 312GW, ya que este modelo, el 412GW, es algo más caro y tiene una calidad de vídeo de 2560x1440 píxeles, es decir, Quad HD. Además, también puede grabar en Full HD (1920x1082) a 60 fps.

Tiene GPS y wifi integrados, tal y como el primer modelo, y la misma montura magnética. Sin embargo, este modelo viene con dos monturas diferentes: una adhesiva, y otra de succión.

La calidad de vídeo es excelente durante el día, más nítida que la del modelo 312GW, sin embargo, hay poca diferencia entre los dos modelos cuando graban por la noche.

Nextbase 512GW

Nextbase 512GW

La cámara Nextbase 512GW es una muy buena opción de compra, aunque es también más cara que los otros dos modelos de esta empresa incluidos en esta lista: la 312GW y la 412GW.

Esta cámara cuenta con más herramientas: un polarizador para reducir los reflejos, un sistema automático para grabar cuando el vehículo está estacionado y un conector para poder conectar también una cámara trasera.

Si puedes permitírtela, la dash cam Nextbase 512GW no te decepcionará.

Mio MiVue 618

Mio MiVue 618

Nos gusta el diseño del modelo de dash cam Mio MiVue 618: es manejable, práctico y estético. Además cuenta con varias herramientas de mucha utilidad como la de alertarte cuando vas a pasar cerca de cámaras de velocidad.

El único fallo que le sacamos es que la montura, a pesar de ser pequeña y estética, puede llegar a impedir la conexión de algunos cables USB.

La calidad de imagen no es muy buena, sin embargo, es aceptable para este tipo de cámaras o no ser que pretendas utilizar el dispositivo para grabar películas caseras. Si no, a pesar de la mala calidad, puedes ver detalles importantes en caso de accidente.

DDPai X2 Pro

DDPai X2 Pro

El modelo de dash cam X2 Pro no tiene pantalla y dispone de un solo botón, esto significa, entre otras cosas, que la instalación es bastante sencilla. Viene con una cámara trasera, gracias a lo cual podrás grabar desde distintos ángulos.

Esta cámara para coche cuenta además con un interruptor inalámbrico que te permite disparar fotos cada vez que veas algo que merezca la pena capturar en una imágen.

Podemos afirmar que su aplicación para smartphone o tablet es una de las mejores que hemos probado hasta ahora. Es muy fácil descargar vídeos en ella y compartirlos con otras apps.

Su única pega: es cara. Si tu presupuesto es ajustado y tu coche cuenta con dos entradas de enchufe 12V, puede que entonces te interese comprar dos dash cam en vez de este modelo que incluye cámara frontal y trasera

Asus Reco Classic

Asus Reco Classic

Reco Classic de Asus es un muy buen modelo de dash cam capaz de grabar vídeos de calidad muy óptima tanto de día como de noche. Aunque no es de los modelos más baratos, pensamos que es una buena opción de compra.

Incluye GPS, pero no wifi, algo que no vemos como un inconveniente, ya que tal y como explicábamos líneas más arriba, nos parece más práctico sacar la tarjeta microSD o incluso la cámara y conectarla al ordenador para descargar en él las fotos.

JooVuu X

JooVuu X

JooVuu X hace un buen trabajo no solo como dash cam, si no también como cámara de acción o cámara deportiva, debido a su óptima batería.

La calidad-precio de este modelo de cámara para coche es bastante óptima, sobre todo teniendo en cuenta que tiene tanto GPS como wifi integrados.

Le podemos sacar como fallo que no tiene ni siquiera una pequeña pantalla LCD, aunque tampoco lo vemos como un “fallo” decisivo. Nos ha impresionado la calidad de imagen y su temporizador automático es un bonus a tener en cuenta.

Este temporizador, cambiará de 60 fps durante el día a 30 fps por la noche, para intentar lograr siempre la mejor calidad de imagen.

Su tamaño reducido y su ligereza la convierten también en un dispositivo óptimo para ser utilizado como cámara deportiva, aunque recomendamos que, si le vas a dar este uso, utilices una funda protectora.

Nextbase 112

Nextbase 112

Nextbase 112 es el modelo que reemplaza a la dash cam 102. Esta cámara de menos de 50 € cuenta también con la carcasa magnética gracias a la cual podrás ponerla y quitarla con mayor rapidez y facilidad.

Esta es sin embargo, la única dash cam de la lista que graba a 1280x720 píxeles, por lo que las imágenes grabadas serán de peor calidad. No obstante, sus lentes de 120 grados facilitan la lectura de matrículas ya que al ser físicamente más grandes, permitirán que puedas ver los número también más grandes.

Será bastante difícil que consigas poder ver algún número de matrícula por la noche, ya que la calidad de grabación sin la luz del día disminuye notablemente.

La cámara no tiene ni wifi ni GPS, aún así, la Nextbase 112 es bonita, compacta y fácil de utilizar. Si puedes permitirtelo, te recomendamos gastarte un poco más y comprar una cámara de al menos 1080p, pero si no tienes presupuesto para ello, entonces, la Nextbase 112 es tu cámara.

SJCAM SJ5000X Elite

SJCAM SJ5000X Elite

Puede que esta opción no sea del agrado de todos, pero sigue siendo una muy buena opción para aquellos que no necesiten GPS y prefieran una cámara deportiva que les pueda servir también para grabar viajes en coche.

La relación calidad-precio de la SJCAM SJ500X Elite es muy buena. Lo único que nos echa un poco para atrás es que no graba en 4K.

Vantrue X1

Vantrue X1

La marca Vantrue tiene disponibles un gran abanico de dash cams en Amazon, el modelo X1 es su último modelo, que además de grabar vídeo a 1080p 30 fps graba audio.

En la parte trasera verás una pantalla LCD de 2,7 pulgadas, y los botones los encontrarás situados en el lateral izquierdo del dispositivo y en la parte superior. Estos últimos no llevan marca alguna, por lo que nos ha resultado algo confuso utilizar su menú.

Hemos podido comprobar además que cuando la batería se acaba, se desconfigura la fecha y hora, es decir, tienes que volver a configurar fecha y hora continuamente, ya que como no tiene GPS integrado no configura estos datos de forma automática.

La calidad de la imagen no es tan nítida como se esperaría de una cámara de 1080p. Sus lentes de 170 grados harán que las matrículas de los coches laterales sean difíciles de visualizar. Al igual que con la mayoría de las dash cam, tienes que tener mucha suerte (o estar muy cerca) para poder leer el número de matrícula de otro vehículo).

Si presionas el botón inferior izquierdo activarás el modo de grabación en estacionamiento. Vantrue recomienda utilizar una batería USB para cargar el dispositivo.

Uno de los pros más grandes de esta cámara es que es compatible con tarjetas microSD de hasta 64 GB, esto significa que es capaz de almacenar prácticamente el doble de lo que la mayoría de dash cam o cámaras para coches admiten.