Cuando se tiene un bajo presupuesto, escoger bien un portátil que vaya a cubrir nuestras tareas básicas es más difícil de lo que podría parecer. Si este es tú caso, no te pierdas la lista de los mejores portátiles baratos de este año que te trae hoy PCWorld España.

Antes de seguir, te recomendamos que leas nuestra guía sobre qué tener en cuenta antes de comprar un portátil barato. Un ordenador portátil a bajo coste puede ser una buena opción si no necesitas unas prestaciones de última tecnología y te conformas con un software sencillo.

Comparativa: ¿Cuál es el mejor portátil barato de 2019?

Los precios que aparecen debajo de cada producto en este artículo se actualizan de forma automática, por ello se incluyen las ofertas y rebajas de Black Friday más recientes.

1. HP 250 G7

HP 250 G7

El diseño del HP 250 G7 destaca por su sencillez. Su calidad de fabricación tampoco es la mejor del mercado, pero poco más puede pedírsele a un portátil que en algunas tiendas puedes encontrar por poco más de 300 €.

Pero si puedes dejar atrás la parte exterior del portátil, te encontrarás con un ordenador con buenas especificaciones. Basta con prestar atención a componentes internos como su procesador Core i5, su RAM de 8 GB y su SSD de 256 GB.

Esto significa que, en términos generales, el rendimiento del HP 250 G7 puede acercarse al de otros portátiles mucho más caros. La autonomía de la batería es también bastante decente, si bien la calidad de la pantalla deja que desear.

2. Acer Aspire 3

Acer Aspire 3

Es difícil quedarse solo con una cosa del Acer Aspire 3. Nos gusta su sencillo diseño, el hecho de que tenga un bisel bastante estrecho, una buena selección de puertos y también un teclado numérico aparte.

Lo que todavía impresiona más son las especificaciones y el rendimiento del Aspire 3 de Asus, sobre todo teniendo en cuenta el precio. Tendrás un procesador rápido, el Core i5, que es el que encuentras en portátiles mucho más caros.

Además, también nos convence que tenga una altísima capacidad de almacenamiento. Tiene 1 TB de espacio, seguramente más de lo que llegarás a necesitar jamás. Por contra, hubiéramos preferido una pantalla con mayor resolución y mejor vida de la batería.

3. Lenovo V330-14ARR

Lenovo V330-14ARR

Cierto: el Lenovo V330 no es perfecto, ni siquiera como portátil barato. Sin embargo, resultará una buena opción para aquellos que den más importancia a la potencia y al rendimiento de un ordenador, que a su estilo y diseño.

Puede que no sea un portátil muy atractivo, pero sorprendentemente tiene buenos componentes, como por ejemplo la tarjeta gráfica dedicada. En nuestras pruebas, sacó un resultado similar a portátiles de más de 1.000 €.

Aunque es muy fácil de transportar y tiene buena conectividad, no todo es bueno. Por ejemplo, la pantalla no es de la calidad que desearíamos y le falta brillo. Además, aún así, la autonomía de la batería es muy, muy corta.

4. Acer Swift 1

Acer Swift 1

Juzgando únicamente su aspecto externo, cuesta creer que el Swift 1 de Acer cueste menos de 350 €. De hecho, este modelo es sin duda el portátil con Windows 10 más elegante y con mejores acabados que podemos encontrar en el mercado a este precio.

En este sentido, pocas cosas se le pueden reprochar a su carcasa de metal -normalmente de plástico en otros dispositivos similares-, su resistente teclado y trackpad o a su pantalla IPS de 13,3 pulgadas y resolución Full HD.

No obstante, no destaca especialmente por su rendimiento. Su sencilla unidad CPU y su mínima capacidad de almacenamiento hacen que el Swift 1 sea adecuado solo para tareas como el procesamiento de textos, navegar por la web o ver vídeos en streaming.

También hemos puesto a prueba la autonomía de la batería y, aunque los resultados no son espectaculares, sí que resulta suficiente para un día completo de trabajo: en nuestro caso, nos dura casi 8 horas.

5. Jumper EZBook 3 Pro

Jumper EZBook 3 Pro

El portátil EZBook 3 Pro de Jumper es también una buena opción si tenemos poco presupuesto, aunque deberemos conformarnos con un tiempo de arranque mayor al de otros modelos parecidos como el LapBook 14.1 de Chuwi.

Con un procesador Apollo Lake N3450 y 6 GB de memoria RAM, este portátil es capaz de realizar tareas informáticas básicas. Incluso soporta bien videojuegos poco exigentes, pero no podemos esperar nada más.

Además, el EZBook 3 Pro incluye una capacidad de almacenamiento de solo 64 GB, que puede resultar insuficiente para algunos. Es cierto que siempre podrás cambiar el disco duro a posteriori u optar por soluciones en la nube o memorias externas.

En cambio, el tamaño del ordenador es el equilibrio ideal entre un dispositivo fácilmente transportable, una pantalla por la que te será fácil navegar y un teclado suficientemente amplio y cómodo de manipular.

6. Chuwi LapBook 14.1

Chuwi LapBook 14.1

El LapBook 14.1 de la asiática Chuwi no es el portátil más rápido que puedas comprar hoy en el mercado, pero sin duda es capaz de realizar tareas básicas y hacerlo de manera más efectiva que la mayoría de ordenadores baratos con Windows 10.

El tiempo de arranque es increíblemente rápido y en este aspecto está muy por encima de portátiles de su mismo rango, como el EZBook 3 Pro de Jumper, e incluso de otros mucho más caros.

En su modelo estándar, el LapBook de 14,1 pulgadas tiene una capacidad de almacenamiento de 64GB, de los cuales podrás usar la mitad. Si bien es cierto que podrás aumentar el espacio fácilmente con una microSD de 128GB.

Aunque el touchpad deja mucho que desear y es mejor adquirir un ratón a parte, es cierto que la ligereza, la autonomía de la batería, el teclado y la pantalla Full HD son algunos de los incentivos para comprar este portátil.

7. GamePad Digital Pocket

GamePad Digital Pocket

La compañía GPD ha conseguido crear un ordenador que, pese a sus pequeñas dimensiones, incluye muchas prestaciones a agradecer, sobre todo por un precio mucho más elevado que los modelos de otras empresas también chinas.

Es difícil encontrar un portátil más portable -valga la redundancia- que el Pocket de GamePad Digital, debido en gran parte a su diminuto tamaño. Eso no impide, sin embargo, que el usuario pueda navegar por él con cierta facilidad.

El potencial de este ordenador es todavía mayor cuando lo conectamos a una segunda pantalla con la ayuda de un cable HDMI y disfrutamos de todo lo que Windows 10 tiene que ofrecer.

Como aspecto negativo, echamos en falta una webcam con la que poder realizar videollamadas, así como un trackpad. Además, el teclado es poco práctico, pero no puede esperarse más de un portátil de 182 x 109 x 19,9 mm.