Comprar una nueva tarjeta gráfica puede ser un proceso algo complicado y tedioso si no tienes claro el potencial que necesitas para hacer correr los juegos en tu ordenador.

Además, existen una amplia variedad de modelos entre los que elegir cuyo precio puede llegar a oscilar entre los 29 € del modelo más barato y los 1.279 € de la actual GeForce RTX 2080 Ti.

Consulta en este artículo la relación de los mejores productos del año según nuestra publicación.

Cómo saber qué tarjeta gráfica es mejor para mí

Para encontrar respuesta a esta cuestión, debes plantearte previamente los siguiente:

  • ¿Cuánto me quiero gastar?
  • ¿Cuál es la resolución y frecuencia de refresco de mi monitor?

Decide razonablemente cuanto tienes pensado gastarte en tu nueva tarjeta gráfica. Si no estás muy familiarizado con ellas, comprobarás que comprar una tarjeta gráfica nueva no es una compra barata.

La última pieza del rompecabezas es averiguar qué monitor estás utilizando, ya que es algo que tendrá un gran impacto a la hora de elegir qué tarjeta gráfica comprar. Cuanto mayor sea la resolución del monitor, mayor potencia gráfica necesitarás para alimentarlo.

El dato de los FPS es otro dato interesante cuando hablamos de los juegos, así como la frecuencia de refresco soportada por el monitor que suele oscilar entre los 120 o los 144 Hz.

Debemos asegurarnos de que la nueva tarjeta va a ser capaz de mover los juegos a tasas de refresco sin que se produzcan saltos ni tirones en las imágenes.

Aprende cómo establecer una tarjeta gráfica predeterminada frente al chip gráfico que en ocasiones se encuentra integrado en la placa base de tu ordenador.

Por ejemplo, si estás utilizando un monitor de tipo 1080p y una frecuencia de actualización máxima de 60 Hz, entonces necesitarás una tarjeta de gama alta para obtener el máximo rendimiento del monitor.

Cualquier aumento de FPS por encima de 60 no será notable. Si estás utilizando un monitor de 1440p, necesitarás una tarjeta gráfica más potente para alcanzar el mismo valor de FPS que un monitor de 1080p. Comprobarás que la visualización será mejor a cambio de tener que mover una mayor cantidad de píxeles.

Finalmente, con un monitor 4K las imágenes se verán espectaculares. No obstante, para ejecutar juegos a 60 FPS con esta calidad necesitarás una configuración de gráfica extremadamente potente, de las más avanzadas del mercado.

Es como todo. No te impongas metas muy altas para un ordenador PC que tenga ya unos años de uso. La mayoría de la gente usará monitores de 1080p o de 1440p y no verá ningún beneficio palpable más allá de la cifra de los 60 FPS.

  

¿Qué tarjeta gráfica debo comprar? ¿Merece la pena una tarjeta RTX?

Actualmente, no existen juegos que hayan sido lanzados al mercado y que soporten la característica de Ray Tracing, una de las novedades que trae la nueva serie de tarjetas RTX 2000.

Al descartar esta característica, la relación de precio y rendimiento de la serie 2000 de tarjetas de Nvidia no es favorable a menos que estés intentando ejecutar un juego a 1440p y a una tasa de frames por segundo muy alta del orden de 60 FPS con frecuencias de refresco de 120 o 140 Hz.  

Así, el mejor consejo de compra en este momento para la mayoría de los lectores pasa por buscar una buena oferta en la gama de 1080 o 1080 Ti. La RTX 2070 puede ser una buena opción cuando lleguen al mercado de forma masiva títulos que lo soporten.

1. Nvidia RTX 2080 Ti

Nvidia RTX 2080 Ti

La RTX 2080 Ti es actualmente la reina de las gráficas para ordenadores PC. Si estás buscando una versión de tarjeta pensando en el futuro, con la que te puedas asegurar que tu PC soportará cualquier nuevo título de juego que está por llegar, ésta debe ser tu compra.

Evidentemente, la contrapartida de la RTX 2080 Ti es el alto precio que hay que estar dispuesto a pagar.

El renderizado de los objetos es mucho más nítido y logrado y las tasas de fotogramas son hasta dos veces mejor que lo que se logra con la generación GTX 1080 también de Nvidia. Sin duda, toda una elección para el apasionado del gaming.

2. Nvidia RTX 2080

Nvidia RTX 2080

La RTX 2080 está llamada a ser una de las tarjetas gráficas más populares a lo largo de los próximos años, ofreciendo una relación de precio y rendimiento inigualable frente a su hermana mayor RTX 2080 Ti.

La tarjeta se adapta bien a las necesidades de la inmensa mayoría de usuarios que desean poder ejecutar con solvencia los juegos más avanzados para PC. Ni que decir tiene que también incorpora la tecnología de Ray Tracing mencionada anteriormente.

Las nuevas RTX garantizan que todo lo que hasta ahora se procesaba a través de software, exigiendo recursos incluso de la CPU, ahora se puede hacer mediante el hardware de la gráfica gracias a los núcleos de la GPU. Así es posible visualizarlos con calidad en pantallas 4K.

3. EVGA GeForce GTX 1080 Ti

EVGA GeForce GTX 1080 Ti

El modelo 1080 Ti ha sido hasta hace bien poco el buque insignia de Nvidia hasta la llegada de las nuevas RTX. Esto no impide que a día de hoy continúe en el trono de lo más alto, aprovechando además la evidente reducción de precio.

Salvo que desees hacer correr tus juegos en una pantalla de gran formato del tipo 4K a 60 fps, la GTX 1080 Ti será una gran aliada para los usuarios que disponen de un buen monitor que acompañe a su torre de PC.

Cuenta además con el aliciente de poder añadir nuevas unidades en paralelo para duplicar el ancho de banda, mediante el sistema SLI de Nvidia.

Esto garantiza que podrás incrementar las prestaciones gráficas de tu sistema con una inversión adicional en una segunda tarjeta GeForce GTX 1080 Ti.

4. Gigabyte Nvidia GTX 1080

Gigabyte Nvidia GTX 1080

La hermana menor de la comentada anteriormente, se diferencia principalmente en que dispone de menos memoria, inferior ancho de banda y alguna que otra mejora que permiten visualizar más píxeles en los monitores empleados.

También es verdad que el consumo de la GTX 1080 en valor TDP apenas supera los 180 vatios, frente a los 250 vatios que genera la GTX 1080 Ti, para la que se hace necesario utilizar una fuente de alimentación de tu PC de mayor potencial.

Con más de 7.000 millones de transistores en su interior, es una gráfica que puede desempeñar un gran rendimiento si se la acompaña de un procesador o CPU potente como pueda ser el caso del Core i5-7700K o superior.

Así pues, una excelente opción para entornos de monitores con calidad 1440p, valor en el que se desenvuelve de manera eficiente, un nivel por debajo de aquellos que necesiten representar contenido en calidad 4K.

5. Gigabyte GeForce RTX 2070

Gigabyte GeForce RTX 2070

Como su numeración indica (GTX 2070), se encuentra un nivel por debajo de las más potentes GTX 2080. Esto no impide que el rendimiento siga siendo de lo mejor, con el aliciente de incorporar todas las nuevas tecnologías presentes en la nueva generación.

Su precio medio se encuentra en torno a los 600 €, la mitad de lo que ahora mismo supone invertir en la GTX 2080 Ti.

A efectos de características, debes saber que todas las nuevas RTX presumen de contar con memoria de tipo GDDR6, que es el doble de rápida que la denominada GDDR5. Además, consume un 35% menos de energía a pesar de necesitar para su funcionamiento alimentación de 1,35 voltios.

De este modo, la RTX 2070 tiene la ventaja de mantener la conexión de vídeo algo más tradicional de tipo DVI, frente a sus hermanas mayores RTX 2080 y 2080 Ti que ya solo incorporan DisplayPort 1.4, HDMI 2.0 y USB-C, compatible con el estándar VirtualLink.