Si estás pensando en comprarte un nuevo portátil, quizás te hayas dado cuenta de que existen tres tipos: los que funcionan con Windows 10, los MacBooks de Apple y un tercer tipo llamado Chromebooks, que utilizan el sistema operativo de Google.

Los Chromebooks acostumbran a ser más baratos y, en los últimos años, su popularidad ha crecido para su uso doméstico, en la oficina y en la clase. Así, ¿qué es un Chromebook? ¿Por qué deberías elegirlo en vez de un PC Windows?

Pros de los Chromebooks

  • Normalmente más baratos
  • No necesitas antivirus o un software de seguridad
  • La mayoría son compatibles con apps Android (incluido Microsoft Office)

Contras de los Chromebooks

  • No ideales para la edición de vídeo o audio
  • Almacenamiento limitado
  • No son compatibles con apps de Windows

¿Qué es un Chromebook?

Un Chromebook es muy parecido a un portátil Windows. Ambos tienen teclados, trackpads, pantallas, puertos para conectar periféricos, algunos tienen pantallas táctiles, todos ofrecen acceso a Internet con sus navegadores y pueden ejecutar una gran variedad de apps.

Lo que los diferencia es que utilizan sistemas operativos diferentes. Mientras que los ordenadores y portátiles Windows utilizan Windows 10, los Chromebooks funcionan con ChromeOS, el sistema operativo de Google.

¿Es eso realmente importante? Para la mayoría de la gente, no. De hecho, quizás no vayas a notar la diferencia. Con ChromeOS, te parecerá que el navegador Chrome es tu sistema operativo al completo.

Si lo piensas, la mayoría de nosotros tenemos siempre abierto el navegador en nuestros portátiles, ya sea para uso personal o profesional. Lo utilizamos para acceder a Internet y hacer compras online, consultar las redes sociales, reproducir vídeos, etcétera.

Hay, como en todo, pros y contras de utilizar los Chromebooks o los portátiles Windows. A continuación, analizamos cuáles son.

¿Funciona Microsoft Office en los Chromebooks?

Una de las primeras dudas que surgen es saber si los Chromebooks pueden ejecutar la suite ofimática de Microsoft Office, con programas como Word o Excel. La respuesta es que sí, aunque no la versión completa que obtienes con los ordenadores Windows.

Tienes dos opciones si quieres usar estas apps en Chromebook: o bien obtenerlas mediante la Google Chrome Store o apostar por las aplicaciones para Android. En cualquier caso, podrás crear, leer y editar documentos, hojas de cálculo y presentaciones.

Eso significa que puedes colaborar con tus compañeros de trabajo usando Word o Excel, y también resulta muy útil para los más pequeños que tengan que hacer sus deberes. Eso sí, por ahora la versión Android de OneDrive no es compatible con los Chromebooks.

En caso de necesitar un procesador de textos, un editor de hojas de cálculo o una herramienta de presentación de diapositivas, puedes optar por las apps propias de Google (Docs, Sheets, Slides), que están pensadas precisamente para los Chromebooks y son gratis.

¿Puede ejecutarse Windows en un Chromebook?

No. El sistema operativo de los Chromebooks es ChromeOS y no existe la manera de instalar Windows en su lugar. Sí que puedes utilizar Linux y, de echo, en ciertos círculos es una opción muy popular, pero no es recomendable para la mayoría de usuarios.

¿Por qué es tan limitado el almacenamiento de los Chromebooks?

Algo de lo que enseguida te darás cuenta al comparar los Chromebooks con los portátiles Windows es que los primeros tienen un disco duro o SSD muccho más pequeños que los segundos. Eso se debe a dos motivos.

Por un lado, ChromeOS es un sistema muy ligero, por lo que no necesitas los 20 GB o más que sí requiere Windows 10. Por otro, la mayoría de apps están pensadas para ser utilizadas en la nube, por lo que tus datos se almacenan en Google Drive o servicios similares.

Si eres de los que prefiere almacenar sus fotos, música y otros documentos en su ordenador, entonces quizás no te serán suficientes los 32 GB o 64 GB de espacio de almacenamiento que suelen ofrecer los Chromebooks.

Como alternativa, puedes usar una memoria externa, lo que tiene la ventaja añadida de poder llevarte tu colección de música de un lugar a otro y acceder a ella desde cualquier otro ordenador. Eso sí, deberás comprarla aparte.

En líneas generales, los Chromebooks son más baratos que los portátiles Windows, y eso se debe a que no ofrecen el mismo nivel de hardware ni sus componentes consiguen ofrecer la misma potencia. Obviamente hay excepciones, como el Pixelbook de Google.

Por los 1000 € que cuesta, nos costaría recomendarte que compraras un Chromebook antes de un portátil Windows como el Dell XPS 13 o el Microsoft Surface Laptop 3, ya que estos dos ofrecen muchísima más versatilidad.

¿Funcionan los Chromebooks con los móviles Android?

Sí, y debido a que Google es responsable de los sistemas operativos de ambos dispositivos, podrás compartir documentos fácilmente, enviar y recibir mensajes de texto desde un Chromebook, desbloquear uno u otro al estar cerca, etcétera.

¿Funcionan los Chromebooks con los iPhones?

No de la misma manera que un Android. Puedes conectar tu iPhone al Chromebook utilizando un cable USB, lo que te permitirá transferir fotos y vídeos, pero no podrás beneficiarte de todas las ventajas mencionadas anteriormente.

Por supuesto, apps como Google Photos y Google Drive hacen mucho más fácil tener todas tus fotos y documentos sincronizados. También puedes iniciar sesión en tu cuenta de iCloud para acceder a tu correo, contactos, fotos, calendario, notas y más.

¿Puedes usar un Chromebook offline?

Cuando se introdujeron por primera vez los Chromebooks, la idea es que siempre tenías que usarlos conectado a Internet. Con el tiempo, esto ha cambiado, así que ya puedes usar muchas apps incluso sin estar conectado al wifi.

El Google Docs es un claro ejemplo, ya que puedes crear y editar documentos en tu disco duro y luego sincronizar los cambios cuando te vuelvas a conectar a Internet. La Play Store tiene una sección de apps que puedes usar offline y muchas apps Android también funcionan sin estar conectado a la red.

Obviamente, las apps que están instaladas en un portátil Windows funcionan independientemente de si estás o no conectado al wifi, pero para la mayoría de cosas, necesitarás estar online.

En el pasado, los portátiles de Windows hubieran sido nuestra apuesta clara en este aspecto, y de hecho lo es en otros departamentos, pero los Chromebooks se han puesto al día sobre todo si los conectas a un móvil Android o iPhone.

¿Puedes usar las apps Windows en un Chromebook?

No se pueden instalar apps Windows directamente en los Chromebooks, pero muchas de ellas tienen versiones o equivalentes online. Por ejemplo, antes hablábamos de Microsoft Office, con limitaciones en ChromeOS. La suite Google Office es una gran alternativa.

Photoshop es otro ejemplo que tiene una versión web, aunque si quieres editar fotos a nivel profesional deberás apostar por un ordenador Windows. Lo mismo ocurre con cualquier editor de video o audio o para los gamers.

Obviamente, necesitarás también un PC potente que pueda soportar este tipo de software, así que si estabas pensando en comprar uno de los modelos de nuestra selección de portátiles baratos, deberás tener esto en cuenta.

Si necesitas usar un software específico, te recomendamos que compruebes si hay una versión web o si está disponible para Android o ChromeOS, ya que si no no podrás usarlo con tu Chromebook. Esta sería una razón para descartar el ordenador de Google.

¿Puedes jugar a juegos Windows en Chromebook?

No. Los Chromebooks son pensados, básicamente, para tareas sencillas como navegar por la web, escribir documentos, hacer videollamadas con amigos y cosas así. Los juegos, sobre todo los de disparos en primera persona con gráficos de alta resolución, no están pensados para esta plataforma.

Dicho eso, sí que puedes jugar a los juegos Android en tu Chromebook, y como muchos tienen pantalla táctil y pueden plegarse como una tablet, te satisfacerá la experiencia. Es ideal para jugadores casuales, aunque si quieres acceso a Steam, necesitarás un PC.

¿Pueden tener virus los Chromebooks?

Una de las ventajas de los Chromebooks respecto a los ordenadores Windows es que están mucho menos expuestos al malware y los virus. No necesitarás un antivirus en un Chromebook, mientras que en un portátil Windows es imprescindible (aunque por suerte hay antivirus muy buenos en el mercado).

Esto no significa que los usuarios de los Chromebooks estén totalmente a salvo, ya que pueden también hacer clic en un enlace infectado que reciban en un correo, visitar páginas web sospechosas o caer en la trampa de un hacker que se hace pasar por amigo.

Para decirlo de otra manera, si utilizas Internet, pasas a ser directamente vulnerable. Es por esto que recomendamos que dediques cierto tiempo a investigar cómo estar seguro navegando por la red y cómo puede ayudarte la tecnología.

¿Puedes hacer videollamadas en Chromebook?

En la actualidad, las videollamadas se han convertido en un requisito imprescindible a la hora de comprar un ordenador. La mayoría de los programas están disponibles en Chromebook, como Zoom, Google Hangouts o Skype, aunque no FaceTime lógicamente.

Ahora bien, debes saber que no siempre tendrás acceso a todas sus prestaciones. Por ejemplo, no podrás grabar tus llamadas en Zoom desde un Chromebook. Si esto no es un problema, tu experiencia con Chromebook o portátil Windows debería ser la misma.

¿Debes comprar un portátil Windows o un Chromebook?

Como ocurre con cualquier dispositivo tecnológico que quieras comprar, la clave está en saber para qué vas a usar ese producto que estás pensando adquirir. Así, dependerá del uso que le vayas a dar a tu portátil Windows o tu Chromebook.

Si quieres programas al completo, compatibilidad con casi todos los programas y la posibilidad de usarlos offline, deberás apostar por un portátil Windows. Lo mismo ocurre con el gaming, aunque en este caso quizás deberías apostar por un ordenador de sobremesa.

Los Chromebooks son sencillos, fáciles de usar y te permitirán hacer muchas cosas. Si vas a pasar la mayor parte del tiempo en Internet y no necesitas un software específico, entonces serán una muy buena opción para ti.

Para usar redes sociales, hacer compras online, ver vídeos en Netflix, YouTube y servicios similares, comprobar tu correo, escribir documentos de texto y otras tareas sencillas, son fáciles de recomendar. También puedes hacer todo esto en tu portátil Windows, así que aquí será cuestión de cuánto quieres gastarte.