Una conexión VPN (Virtual Private Network) te proporciona la seguridad necesaria para que puedas navegar por Internet de forma anónima. Además, también te permite acceder a páginas y sitios que puedan estar bloqueados en tu país, como el Netflix americano o Telecinco cuando estás fuera de España.

Para ello, puedes instalar una aplicación VPN para tu ordenador, que canalizará toda tu actividad en Internet a través de tus servidores y te ofrecerá un completo anonimato. Un router VPN lleva esto aún más lejos y protege todo lo que esté conectado a su red WiFi.

Sin embargo, si sólo deseas utilizar una VPN para proteger una parte de tu navegación y no estás preocupado por ocultar la totalidad de tu actividad online, es posible que prefieras utilizar una extensión de navegador VPN.

Es una forma sencilla de acceder a sitios web y servicios bloqueados geográficamente sin interrumpir o cambiar la forma en que navega por el resto de la web.

Sólo recuerda que, aunque las extensiones VPN en los navegadores son útiles porque son más rápidas y fáciles de encender y apagar que algunos programas VPN, no son tan seguras como una VPN que protege la actividad de Internet en todo el equipo.

Encontrará información más detallada sobre las VPNs y cómo funcionan en nuestro mejor resumen de VPNs, pero aquí compartimos las extensiones VPNs para navegadores que recomendamos descargar.

NordVPN

NordVPN

Nuestra elección del mejor VPN es NordVPN, que además de sus aplicaciones para Mac, Windows, iOS y Android, también ofrece una extensiones para los navegadores Chrome y Firefox.

Ofrece más de 4.000 servidores en más de 60 países, lo que significa que es rápido, fiable y flexible.

Si ya tienes una cuenta con NordVPN podrás utilizar esta extensión de navegador sin coste adicional.

Si aún no te ha registrado, puede elegir entre cuatro planes: 1 mes por 11.95 €, un año por 69 € (5.75 € al mes), o tres años por 99 € (2.75 € al mes). Puedes consultar todo lo que incluye cada oferta haciendo clic aquí.

Una vez que te hayas registrado, descarga la extensión y comieza a utilizarla para proteger el tráfico web a través de Chrome, Firefox o cualquier otro navegador web. Verás que es una herramienta sencilla y fácil de usar.

ExpressVPN

ExpressVPN

Otro de nuestros servicios VPN favoritos es ExpressVPN, que ofrece una práctica extensión de navegador para Chrome, Firefox o Safari.

Es fácil de usar y cuenta con una red VPN global en 94 países además de con un switch de apagado o apagado de emergencia.

Puedes obtener Express VPN por distintos precios, la mejor oferta es sin duda la suscripción de 15 meses por 6,67 € mensuales. Puedes consultar todos los precios haciendo clic en este enlace.

TunnelBear VPN

TunnelBear VPN

La extensión TunnelBear sólo funciona con Chrome u Opera. Es ligera, sencilla y fácil de usar, al igual que sus aplicaciones para Mac, PC y dispositivos móviles.

Hay un número más limitado de ubicaciones de servidores disponibles (solo tiene en 22 países), pero eso es suficiente para la mayoría de los usuarios.

El nivel más bajo de TunnelBear es gratuito, pero sólo obtendrás 500MB al mes, así que es sólo para usuarios que no exijan mucho.

Si necesitas más, puedes suscribirte a uno de los servicios de pago de TunnelBear. Haciendo clic en este enlace accederás a su página web oficial y podrás consultar toda la información que requieras.

PureVPN

PureVPN

Si eres cliente de PureVPN, podrás utilizar su extensión de navegador para Chrome y Firefox, añadiendo a su gama de aplicaciones para Windows, Mac, iOS, Android, routers, Amazon Fire TV Stick, etc.

Hay más de 2.000 servidores disponibles para conectarse, muchos de los cuales funcionan con Netflix, BBC iPlayer y otros servicios de streaming con restricciones geográficas.

PureVPN es una de las opciones más baratas disponibles, ya que si estás dispuesto a comprometerte a dos años, el precio es de 2.49 € al mes. Puedes consultar toda la lista de precios en la web oficial de PureVPN a través de este enlace.

Windscribe

Windscribe

Windscribe es otra buena opción de VPN como extensión de navegador. Además del servicio de proxy habitual que se espera de una VPN, la extensión del navegador de Windscribe también bloquea anuncios, rastreadores y widgets, elimina cookies, falsifica tu zona horaria y rota tu agente de usuario.

Hay una versión gratuita limitada de Windscribe disponible, así como una versión profesional que cuesta 4.08 dólares al mes si te inscribes por un año. Hay una opción mensual un poco más cara, o una opción de dos años más barata también.

Puedes descargar Windscribe haciendo clic en este enlace. 

Opera

Opera

De todos los navegadores web populares, Opera es el primero en ofrecer un servicio VPN integrado. Si quieres probar el navegador de forma gratuita, con una VPN ilimitada, puedes visitar el sitio web de Opera haciendo clic aquí.

Opera protegerá tu identidad al ocultar tu actividad dentro de los pliegues de una red virtual. El servicio opera una política de no-log, lo que significa que no se mantienen registros de los sitios que visita, las contraseñas que ingresas, o cualquier descarga que realices.

Puedes seleccionar entre tres regiones para empezar, incluyendo Canadá, EE.UU. o Alemania (esta última es su ubicación virtual).

Además de ofrecer a tu navegador la posibilidad de viajar con facilidad, también te permite acceder a contenidos de diferentes servicios de streaming que bloqueen contenido en tu país.