Si buscas un televisor nuevo, has venido al lugar correcto. A continuación, enumeramos los mejores televisores que puedes comprar incluyendo modelos 4K y HDR, disponibles para comprar en nuestro país.

Cubrimos tanto la modalidad de los mejores modelos, como aquellos que presentan la mejor relación de calidad y precio, con el fin de cubrir las necesidades y presupuestos de la inmensa mayoría.

Hemos probado y clasificado los mejores Smart TV UHD 4K, aunque, como es evidente, existen en el mercado otros tamaños disponibles en todos los rangos, así que ten en cuenta que el tema de más o menos pulgadas no debe ser un problema.

Todos los evaluados aquí tienen resoluciones de 4K. Estos modelos Ultra HD son los que puedes comprar en la actualidad. El mínimo recomendable es Full HD con valores de 1920 x 1080 píxeles en el caso de que no puedas permitirte un modelo 4K o buscas menos de 40 pulgadas.

Echa un vistazo a las mejores series disponibles en Netfilx España.

Cada vez manejamos más contenido 4K y las principales plataformas de contenidos se preparan para emitir muchos acontecimientos deportivos en este nuevo formato de gran calidad. Las conexiones de banda ancha ya pueden soportar este tráfico.

Con una conexión de 50 Mb/s debería ser suficiente para poder soportar transmisiones de vídeo en 4K de plataformas como Amazon, Netflix, YouTube, HBO o Sky. También es posible utilizar un reproductor Blu-ray 4K con sus correspondientes soportes.

Guía de compra de un TV 4K

Los televisores 4K tienen una resolución de 3840 x 2160 píxeles, que es exactamente cuatro veces más que la denominada Full HD. Además de este dato, conviene optar por un modelo que tenga varias entradas y no una única que maneje contenido 4K.

Tenga en cuenta que la señal de entrada puede proceder de diferentes fuentes como reproductores Blu-ray de alta definición, consolas de videojuegos, decodificadores o streamers multimedia como el Apple TV 4K o el Amazon Fire TV 4K.

En este artículo hemos recopilado las mejores series disponibles en HBO España.

La especificación clave a tener en cuenta es la entrada de tipo HDMI 2.0 con soporte para HDCP 2.2. Esta última es una versión de la protección anticopia utilizada por todas las fuentes externas 4K, por lo que cuantas más entradas soporte el TV, mucho mejor.

Si compras un modelo de los de gama de entrada o más económicos, es probable que solo tengas una entrada compatible con HDCP 2.2, lo que significa que solo puede conectar un único dispositivo 4K al televisor, lo que no parece el ideal.

Los precios de los televisores UHD de 4K han bajado drásticamente, por lo que la mayoría podrás encontrarlos en el mercado al mismo precio que los modelos HD de hace dos años.

No te pierdas estos consejos de cómo elegir el mejor monitor para profesionales creativos.

Aunque la resolución extra que ofrece 4K se aprecia en una pantalla grande con tamaño superior a las 50 pulgadas, eso no ha impedido que aparezcan paneles más pequeños por la demanda de los usuarios.  

Por citar un ejemplo, un televisor 4K de 40 pulgadas puede ofrecer un gran rendimiento, pero no esperes apreciar las mejoras en la imagen si resulta que te encuentras sentado a una distancia típica de 3 metros, distancia que manejan la mayoría de los salones.

¿4K? ¿Qué tal 8K?

Justo cuando los hogares están comenzando a adoptar la tecnología 4K, los fabricantes ya venden a bombo y platillo las mejoras que ofrece el 8K. Esto no significa que no sea el mejor momento para adquirir un modelo 4K.

Las transmisiones de contenido en 8K parecen todavía muy lejos y no hay casi ningún contenido disponible. Además, al igual que le sucede al 4K, a los modelos 8K se les aplican las mismas reglas sobre el tamaño de pantalla.

Necesitarás una pantalla muy, pero que muy grande, para poder apreciar los detalles adicionales que ofrece la tecnología en la visualización de imágenes. Es por ello por lo que el televisor 8K más pequeño de Samsung tiene un tamaño de 65 pulgadas.

A diferencia del salto generacional de anteriores calidades en televisión (de blanco y negro a color, de SD a HD), tanto los 4K como los 8K comenzaron sin estándares acordados. Esta es otra razón por la que 4K es una compra más sensata ahora: los sets modernos tienen el soporte H.265 necesario para decodificar las transmisiones, pero algunos de los primeros modelos no lo tenían.

En el año 2017 llegó una nueva generación de televisores UHD HDR (High Dynamic Range) que ofrecen blancos de pico más alto y mejor profundidad del color que los modelos anteriores. Sin embargo, para apreciar estas capacidades necesita alimentar su televisor HDR 4K con contenido HDR.

Aquí hay que decir que actualmente podrás encontrar reproductores Blu-ray UHD como Planet Earth II y algo de contenido en Amazon y Netflix, pero el resto se limitan a juegos de consolas en lugar de ofrecer programas de televisión, documentales o películas.

En pocas palabras, no es un problema si el modelo elegido no lo soporta, pues verás incluso modelos de presupuesto que dicen ser compatibles con HDR, pero en realidad no hay ninguna diferencia perceptible.

Comandos de voz

El asistente de Google, Bixby, Alexa o Siri son asistentes que se originaron en los teléfonos inteligentes, pero que poco a poco están siendo adoptados también por los televisores. Con un asistente activado por voz, podrás ajustar el volumen y cambiar el canal del televisor, pero también controlar todo lo que esté dentro de su alcance.

Echa un vistazo a las posibilidades que te ofrece un asistente de voz como Alexa en el dispositivo Amazon Echo 2.

Forma parte de los hogares inteligentes, donde es posible controlar las luces inteligentes y la calefacción, entre otros. Ciertamente es una buena característica a tener en cuenta a la hora de comprar un nuevo televisor que solo encontrarás en los de precio más elevado.

Los mejores TV UHD 4K de 2019

1. Samsung UE65NU8000

Samsung UE65NU8000

Comprar en MediaMarkt

Los QLED de Samsung se han convertido en los nuevos modelos buque insignia de la compañía, con la ventaja de que si bien el tamaño del panel no es de los más grandes, el precio de adquisición resulta bastante interesante.

Es el caso de la Smart TV NU8005 con un tamaño de 65 pulgadas. Soporta HDR 10+ con lo que según Samsung es posible alcanzar un rango de luminosidad mayor para ver más nítidas las escenas oscuras o de menor brillo.

Este televisor, también cuenta con un modo de visualización de juego que adapta sus ajustes de un plumazo a esta situación en el caso de que tengas una consola conectada a una de sus entradas.

El panel trasero de la Serie 8 de Samsung dispone de una guía de cables para mantenerlos ordenados si cuelgas el televisor en la pared. También dispone de entrada de red LAN cableada, así como 2 puertos USB y 4 HDMI gestionado todo ello por procesador Quad Core.

2. Hisense U7A ULED

Hisense U7A

Con una diagonal de pantalla de 50 pulgadas, el Hisense U7A soporta resoluciones 4K con un panel de visualización de tecnología LED. Con soporte de HDR, su relación de aspecto es de 16:9 con un grosor minimalista y biseles especialmente finos.

Sus cuatro entradas de tipo HDMI hacen que resulte suficiente para conectarle un gran número de dispositivos, para los que es posible conseguir una visualización de imagen nítida en 4K con buenos colores. Destacable también la interfaz sencilla de utilizar.


Es evidente que no puede competir con los televisores que duplican su precio de compra, pero es una gran opción para todos aquellos con presupuestos ajustados. La marca cuenta además con un modelo similar de 55 pulgadas (Hisense 55N5700), pero de precio superior.

3. Philips 55PUS6703

Philips 55PUS6703

Se trata de un modelo de pantalla 4K de 55 pulgadas que puede no presentar un panel fino de grosor o el diseño más avanzado del mercado, pero cuenta con otra serie de características y ventajas en las que nos hemos fijado.

El Philips 55PUS6703 ofrece algo diferenciador frente al resto de marcas del mercado: Ambilight. Esta característica, junto a la inclusión de un panel con una nítida calidad de imágen en 4K, convierten a este modelo en una opción de gran valor.

No parece una de las mejores opciones en cuanto al rendimiento en HDR o si lo que deseas es que todas las entradas HDMI sean compatibles con 4K, algo que no ofrece. Pero si buscas algo económico a un precio razonable, sin duda es una buena elección.

4. LG 49UK6470PLC

LG 49UK6470PLC

Dentro de la completa gama de televisores con los que cuenta la compañía LG, el aquí indicado con panel LED UHD IPS puedes encontrarlo en tamaños de pantalla muy variada que van desde las 43 hasta las 65 pulgadas. El aquí mencionado se corresponde con las 49 pulgadas.

Entre sus característica clave destacar que puede manejar múltiples formatos como HDR10 Pro y HLG Pro con el fin de garantizar un rango de contraste que se adapta al contenido. Incluye también conectividad wifi 802.11ac y Bluetooth.

Apostar por este modelo económico de LG es apostar por tecnologías innovadoras como es el caso del reconocimiento y control por voz con Google Assistant que trabaja bajo las coordenadas de WebOS 4.0 de la compañía.

A efectos de conexiones, cuenta con dos puertos USB y tres HDMI, además de la salida óptica que nos permitirá manejar un amplificador o altavoces de audio de gran calidad. El precio que presenta en tiendas online resulta francamente tentador.

5. Samsung QE55Q7FN

Samsung QE55Q7FN

En comparación frente a cualquier otro televisor OLED de 55 pulgadas del mercado, el QE55Q7FN de Samsung parece tener una excelente relación de calidad y precio.

A efectos prácticos, su alto brillo hace que el contenido de tipo HDR se muestre con una calidad sorprendente hasta el punto que no te será necesario correr las cortinas de tu salón cuando entre mucha luz solar.

Otros beneficios que aporta este modelo es que incluye la caja de conexiones por separado, ideal si entre tus planes se encuentra la posibilidad de montar tu nuevo televisor en la pared con un adaptador VESA compatible. El cable de alimentación también es muy delgado.

Frente al modelo de la generación anterior de años atrás, hay que decir que el de 2018 ha perdido ciertas funciones por el camino, como pueda ser el asistente de voz, la configuración con el teléfono, o la única toma de corriente. A cambio, su precio se ha visto reducido a la mitad.