Comprar un dron barato puede ser una gran idea para todos aquellos que desean introducirse en esta afición y poder comprobar las posibilidades que ofrecen de diversión y grabación de vídeo.

En comparación con los drones más caros, los baratos que aquí comentamos no suelen tener modo de vuelo automático, y su estabilización es algo más básica. Esto significa que son más difíciles de hacer volar, pero hay excepciones, como el modelo que verás de Ryze Tello.

Debes saber que son muy divertidos y adictivos, a pesar de que el tiempo de vuelo se limita considerablemente a unos pocos minutos por la duración de sus baterías. Si tu presupuesto te da para más, debes considerar la compra de alguna batería adicional.

Por su parte, puedes consultar también este artículo en el que ofrecemos una completa guía de los mejores drones con soluciones más avanzadas, pero también de mayor presupuesto.

Los accesorios y sistemas de protección contra choques también son opciones a valorar, así como hélices adicionales, al menos hasta que cojas soltura en tus vuelos. Algunos modelos incluyen hélices de repuesto con el fin de poder reemplazarlas fácilmente.

Por último, debes saber que existe una nueva ley sobre el uso de drones en España, de tal manera que los drones con peso inferior a 2 kg tienen una categoría, mientras que los que se encuentran entre los 2 y los 25 kg se acogen a otra superior.

Por otro lado, debes tener presente que existen reglas a la hora de utilizar los drones en España, recogidas en el BOE. Debes saber que está prohibido superar los 120 m y volar en zonas urbanas, cercanas a aeropuertos, o hacerlo de noche.

Los que superen este peso ya requieren de un certificado de aeronavegabilidad EASA de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Los mejores drones baratos

1. Cheerson CX-10

Cheerson CX-10

El CX-10 lleva ya mucho tiempo comercializándose lo que le ha otorgado un gran éxito entre el público que decide adquirir un modelo de gama de entrada. De tamaño reducido, resulta divertido para los más pequeños con un mando tipo joystick sencillo de utilizar.

En esencia, el cuadricóptero cuenta con 2 hélices que giran en un sentido y otras 2 que lo hacen en el otro. El paquete incluye un par de hélices de repuesto fácilmente intercambiables. No dispone de cámara de grabación.

En lo que respecta a la autonomía del CX-10, su batería dura entre 5 y 8 minutos y la carga de las mismas lleva unos tiempos de entre 15 y 20 minutos. Por su parte, el mando requiere de un par de pilas. Cuenta con tres velocidades diferentes para su manejo.

2. Ryze Tello

Ryze Tello

El modelo Ryze Tello pertenece a la gama de consumo de la prestigiosa marca DJI, dado que la compañía también tiene modelos para usuarios profesionales, como es el caso de Inspire 2.

El Ryze es más inteligente que la mayoría de los drones de su gama. Entre sus funciones destaca la posibilidad de desplazarse automáticamente incluso en aquellos instantes en los que puedas perder la conexión con tu mando controlador o teléfono móvil, asegurándote que no lo perderás.

Dispone de una cámara sencilla de calidad 720p con lo que las imágenes te servirán a modo de diversión, pero no para grabar una secuencia de un proyecto. La propia aplicación de manejo de DJI dispone de trucos divertidos para sacar el máximo partido al dron Ryze Tello.

3. Revell Proto Quad XS

Revell Proto Quad XS

Se trata de uno de los drones cuadricóptero más pequeños que encontrarás en el mercado con unas dimensiones de apenas 28 mm, lo que hace posible que puedas almacenarlo en el propio mando controlador.

En su contra, debemos decir que el tamaño dificulta en mayor medida la estabilidad del Proto Quad XS, resultando más difícil de lo habitual, a la vez que divertido a la hora de hacer giros. Cuentas con un giroscopio de seis ejes, y tres niveles de velocidad para comenzar desde la más baja y evitar choques para cogerle el tranquillo.

4. Parrot Mambo FPV

Parrot Mambo

Su precio supera el umbral de los 100 €, pero en ocasiones deberás valorar todo aquello que te ofrece el dron si lo que quieres es tener una buena experiencia de vuelo y de grabación de vídeo.

De hecho, el dron Mambo FPV de Parrot consta del cuadricóptero con una autonomía de 10 minutos de vuelo y 100 metros de alcance, controlable mediante el mando Flypad de la marca, así como de las gafas Cockpitglasses 2 para seguir la visión desde la perspectiva del dron.

La cámara puede grabar vídeo y almacenarlo en una tarjeta microSD, aunque no esperes imágenes aéreas o panorámicas de las zonas por las que hayas volado. Es un dron pensado para las carreras y la diversión.

5. Hubsan X4 H107C

Hubsan X4 H107C

Por el precio presentado, se trata de una opción considerada económica y de iniciación para aquellos usuarios que deciden adentrarse en el mundo de los dron. Su tamaño mediano hace que sea más estable su manejo frente a la modalidad de pequeños y compactos.

Incluye una cámara de baja calidad, cuyas imágenes no podrás ver y seguir en tiempo real, sino que tendrás que revisarlas a posteriori. En Amazon, donde puedes adquirirlo, encontrarás buenas críticas además de que sus accesorios son también baratos, como es el caso de las baterías de repuesto.

El tiempo de vuelo que ofrece el Hubsan X4 es de 7 minutos aproximadamente, haciendo girar a los cuatro motores. Podrás cargar su batería ayudado por el puerto USB estándar que presenta, con lo que no te resultará difícil llevar una batería externa para hacerlo más fácil.

6. Syma X5C-1/X5C

Syma X5C

El Syma X5C es más grande que los considerados nano quads, midiendo en su totalidad 310 x 310 mm. Este tamaño resulta más sencillo de hacerlo volar al aire libre, donde es menos susceptible de ser arrastrado por corrientes de aire.

Dispone en su parte inferior de una cámara de 2 megapíxeles que captura vídeos de baja calidad y con escasa estabilización, pero como introducción a los dron, las posibilidades no están nada mal, almacenándolos en una tarjeta microSD.

También te resultará divertido hacerlo volar en la noche gracias a que dispone de indicadores luminosos que te permitirán hacer un seguimiento visual del X5C durante sus piruetas y giros en el aire.