Existen en el mercado una gran variedad de calentadores y calefactores eléctricos portátiles entre los que elegir y hemos seleccionado los mejores para poder mantener una temperatura agradable en una habitación u hogar. 

Conviene tener en cuenta las alternativas existentes de sistemas de calefacción y termostatos considerados inteligentes. A menudo brindan controles avanzados para su puesta en marcha o regulación desde el móvil y hacer que el consumo de energía sea más eficiente. 

Consejos de compra de calentadores eléctricos

Hay algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un calefactor eléctrico para tu hogar. Vamos a abordar uno a uno los factores más interesantes para ahorrar en calefacción y lograr mantener una temperatura agradable en casa.

Calentadores de ventilador o termoventiladores

El nombre suele ser un gran indicador del tipo de calentador que tienes entre manos. Los sistemas de calentadores de ventilación se basan en expulsar aire caliente para repartirlo por la estancia. 

Esto significa que son excelentes opciones para calentar una habitación rápidamente, pero no son tan buenos para mantenerla caliente durante largos períodos de tiempo. También tienden a ser más ruidosos, aunque a cambio son más baratos y ligeros para moverlos de una habitación a otra. 

Muchos calentadores de ventilación modernos usan un elemento de calentamiento de cerámica (en lugar de metal), por lo que a menudo los verás descritos como calentadores o termoventiladores cerámicos. 

Calentadores convectores

También conocidos como calentadores de convección, tienen un elemento de calentamiento interno muy parecido a los  calentadores de ventilador, pero en lugar de usar un ventilador para expulsar el aire caliente, confían en el hecho de que el aire caliente sube, dejando espacio para que el aire frío entre en contacto con el calentador. 

Este sistema les hace ser algo más lentos que los calentadores de ventilador, para calentar toda una habitación, pero tienden a hacer un trabajo más completo y son mejores para mantener el espacio caliente durante más tiempo. 

A nivel de precios, se mantienen dentro de la gama económica pero con la contraprestación de que tienden a ser un poco más grandes y voluminosos que los calentadores de ventilación. 

Radiadores de aceite

Son los calentadores que utilizan el aceite para distribuir el calor. Su funcionamiento se basa en aplicar una corriente eléctrica dentro del aceite para calentarlo, distribuyendolo alrededor del calentador como suele actuar el agua en un radiador de pared. 

Estos tardan aún más en calentarse que los calentadores convectores, pero a la larga, realizan mejor su trabajo para mantener el calor, incluso se mantienen calientes durante un buen tiempo después de haber sido apagados. 

La principal desventaja de esta tecnología es que debido al uso del aceite, tienden a ser más pesados y menos portátiles que otros, por lo que debes tenerlo en cuenta si piensas moverlo de un lado para otro. A su favor, no tendrás que reemplazar o reponer el aceite. 

Calentadores por infrarrojos

Los de gran tamaño, es habitual encontrarlos en invierno en las terrazas de los bares para calentar zonas determinadas o calentar a los fumadores que se salen a la calle a fumar. Los rayos de onda corta o alta frecuencia producen una luz roja cuando están en funcionamiento. 

Desprenden el calor lentamente para mantener las habitaciones o estancias calientes durante mucho tiempo y la vida útil del producto suele ser de las más largas. Al no utilizar ningún combustible, no existen riesgos de explosiones. Los expertos los consideran de los más saludables. 

Los mejores calefactores de 2020

1. Delonghi HDX30C18 (1800 W) calentador cerámico

De'Longhi Capsule Ceramic Fan Heater

Con un económico precio que queda situado por debajo de los 50 €, la cápsula de Delongui no es el sistema más barato que encontrarás en el mercado, pero sí uno de los más portátiles y sencillos para trasladar de una habitación a otra de tu casa. 

A decir verdad, el uso de materiales de metal y cerámica en sus acabados, así como los bordes curvos del producto nos recuerdan bastante al estilo de productos Apple, ofreciendo un aspecto general innovador de lo más moderno. Es tecnología que conjugara con el mobiliario. 

Su peso de tan solo 1,3 kilogramos y tamaño de 192 x 137 x 270 mm lo convierten en una solución compacta y portátil perfecta para situar en cualquier rincón de la casa, algo que no podrás hacer con todos los modelos aquí comentados. 

La ficha técnica del Delonghi HDX30C18 nos indica que ofrece una potencia de 1800 vatios con lo que garantiza mucho calor producido de forma rápida por el tipo de tecnología empleada. Tan solo tendrás que tener en cuenta el ruido que emite, lejos de la tranquilidad de otros sistemas como los basados en infrarrojos.

2. Dyson Pure Hot+Cool

Purificador Dyson Pure Hot + Cool

Su precio puede que haya dejado perplejo a más de uno pero hay que ver el lado bueno del producto, ya que además de calentar estancias, el Dyson Pure Hot + Cool actúa de purificador, ventilador y calefactor, capturando los contaminantes gaseosos y partículas como polen o alérgenos. 

El dispositivo inteligente se vale de su pantalla LCD para informar en tiempo real sobre la detección de partículas y gases contaminantes, actuando de purificador del aire. También dispone de modo nocturno para silenciar el funcionamiento al máximo y oscurecer su  pantalla. 

El modo ambiente sin originar corriente de aire también resulta muy agradable en habitaciones pequeñas o cuando lo tienes muy próximo a tí, con el fin de no sentirte molesto por la generación de aire caliente a tu alrededor. 

Y es que el Pure Hot + Cool de Dyson está repleto de características que pueden brindarte información en tiempo real sobre la calidad del aire en tu casa y aspectos básicos como la temperatura y la velocidad del ventilador. 

Cuenta el producto con un mando a distancia para manejar el dispositivo en remoto así como la posibilidad de usar una aplicación de móvil para las funciones más básicas, incluso en aquellas situaciones en las que te encuentras fuera de la casa. 

3. Dimplex DIMM2GTS (2 KW) calentador cerámico

El Dimplex M2GTS puede ser relativamente caro para el tamaño de producto que presenta y la zona que estarías calentando, pero veámos todos los extras que incorpora este calentador de cerámica de 2 kilovatios, que bien podrían resultarte interesantes. 

Está concebido para ser ubicado bajo una mesa o escritorio y mantener caliente un despacho o habitación de estudiante. Su diseño es elegante con acabados en tonos negro y rojo, además de ofrecer un asa muy práctico en la parte posterior para moverlo a otra parte.

Entre los extras, cabe destacar que el M2GTS de Dimplex viene con tres configuraciones bien diferentes de calor y eso es solo el comienzo. Nos gusta su pequeña pantalla LCD que muestra la temperatura y que además cambia de color a medida que se caldea el ambiente o éste resulta más frío. 

También obtienes la posibilidad de variar por niveles la cantidad de calor desprendida así como de fijar un temporizador o cuenta atrás para programar un apagado automático para evitar que pueda quedarse encendido si resulta que sales con prisas de tu casa.

4. Dimplex EvoRad radiador sin aceite

Dimplex EvoRad 2kW Oil Free Radiator

La característica principal del EvoRad de 2000 vatios es que está completamente libre de aceite, lo que le permite activarse mucho más rápido que un radiador estándar, así como calentar una habitación de 25 m2 en cuestión de minutos tras ser encendido.

Evidentemente, esta velocidad no es  comparable a los sistemas de calefactores de aire que inmediatamente hacen circular el aire caliente, pero pensamos que crea un calor más saludable y que se mantendrá durante más tiempo, lo que es más importante. 

Cuenta para su control de un monitor LCD que te permite establecer la temperatura ambiente ideal (entre 5 y 30 grados Celsius), así como un termostato incorporado que se encenderá y apagará solo siempre que alcance la temperatura fijada para ahorrar energía.

También ofrece otros extras como el temporizador de retroceso y una opción de inicio retardado, aunque estos son un poco complicados de activar y hubiéramos preferido botones manuales en los controles del radiador para facilitar su uso.

La falta de aceite significa que también es bastante liviano y ligero para tratarse de un radiador. Incorpora ruedas para facilitar su transporte aunque nos han parecido algo endebles, por lo que no apliques demasiado fuerza sobre el dispositivo para moverlo.