El campo de las comunicaciones promete ser uno de los de mayor desarrollo en el siglo que se aproxima. La alta demanda de sistemas de gran capacidad propiciará un crecimiento enorme en los sistemas de comunicación y por tanto en los periféricos para utilizarlos.

Internet y la televisión digital se ofrecen como dos servicios remotos que van a empujar el desarrollo de los sistemas de comunicación. El primero, con una historia de varios años, está experimentando un enorme desarrollo como soporte de información, pero todavía no se cuenta con líneas de comunicaciones lo suficientemente rápidas para los usuarios finales. Empiezan a aparecer ciertas soluciones, como los adaptadores RDSI, que empiezan a ofrecer comunicaciones soportables. También los módems de 56k empiezan a ser opciones útiles tras la unificación de las dos normas que existían para esta velocidad en una sola.

Las empresas de telecomunicaciones, conscientes del volumen de negocio que se va a mover en estos campos, investigan nuevos sistemas de transmisión de datos, entre los que figuran los sistemas ADSL y HDSL, que permitirán llegar a velocidades de varios Mbps en líneas analógicas convencionales de pares de hilo de cobre; tecnologías para utilizar el tendido de distribución de energía eléctrica para la distribución de datos digitales; o el ambicioso proyecto de conectar todo el planeta mediante un sistema de más de un centenar de satélites en órbitas bajas que proporcionarían un elevado ancho de banda.

Pero mientras estos avances tecnológicos llegan o mueren en su desarrollo, nos tenemos que conformar con la utilización de los enlaces terrestres que ofrecen las compañías de telecomunicación. Ante la carestía de los enlaces permanentes mediante líneas punto a punto, que sólo se justifican en situaciones en las que la empresa necesita una conexión permanente con otra oficina o con Internet, conformaremos con la utilización de líneas de telefonía básica (o RTB) o de telefonía digital (RDSI). En este aspecto, el avance más útil que existe actualmente es la posibilidad de utilizar protocolos MPPP (Multilink Point to Point Protocol) o multienlaces, que permiten agregar varias líneas telefónicas en una conexión, multiplicando, por tanto, la velocidad de transferencia. Por ejemplo, si la conexión se realiza mediante dos módems de 33.600 bps conectados cada uno por una línea telefónica, se puede realizar un ancho de banda de 67.200 bps. Claro que a cambio hay que pagar dos llamadas telefónicas y, por tanto, el total de la factura de conexiones de datos se duplica. Más sencillo resulta cuando se utilizan adaptadores RDSI que directamente soportan la utilización de los dos canales B de 64 Kpbs que posee un acceso básico RDSI.

Actualmente, la versión última de Acceso telefónico a redes de Windows 95 soporta el multienlace, con lo que se pueden agregar varias conexiones físicas en una única conexión lógica. Además, se empiezan a comercializar adaptadores que incorporan dos módems en una misma carcasa y que incluyen el soporte para utilizar dos líneas con conexiones de 56 Kbps, lo que supone un total de 112 Kpbs, todo ello con una única conexión al ordenador y de forma mucho más transparente para el usuario.

Además, es innegable que las redes locales están perfectamente implantadas en las oficinas modernas, y que el estado actual de los sistemas operativos y el bajo precio de las tarjetas adaptadoras de red permiten implementar redes locales hasta en instalaciones domésticas. Esto proporciona una facilidad sin igual en el intercambio de información entre ordenadores, en el aprovechamiento de dispositivos y en las conexiones. Para acceder a una red local, se pueden conseguir adaptadores de red ciertamente asequibles, aunque si se acude a una de las marcas de más calidad en este campo, estará seguro de que la tarjeta seguirá dándole servicio con el paso del tiempo, a pesar del cambio de sistemas operativos.

Adaptadores de red 100BaseTX.

Existen tres adaptadores de red que en nuestro laboratorio han triunfado sobre el resto de opciones del mercado. Los tres modelos implementan chips de control Ethernet distintos, aunque los resultados y productos resultan muy similares. Las tres ofrecen velocidades de conexión próximas a los 5 MB por segundo, velocidad más que suficiente, y permiten la conexión con sistemas de 10 Mbps de forma completamente automática.

3Com Fast Intel Ether Olicom Ethernet

EtherLink XL Express PCI/II 10/100

PRO/100

----------------------------------------------------------------------------------------

Velocidad máxima

medida (MB/s) 4,84 4,70 4,75

Precio 22.040 PTA 15.700 PTA 17.600 PTA

Distribuidor 3Com Intel Diode

Teléfono (91) 509 69 00 (91) 308 25 52 (91) 555 36 86

Internet 3com.com intel.com olicom.com

81 3Com Fast EtherLink XL

El adaptador de 3Com está basado en un chip propio de 3Com (40-0336-004). Se trata de una tarjeta cuya característica más destacada es la posibilidad de configurarla para que funcione en uno de tres modos: normal, utilización mínima de la CPU, o prestaciones de red máximas. Esto se consigue mediante el programa 3C90xCFG.EXE, que además se utiliza para comprobar el funcionamiento y la configuración del dispositivo PCI.

La tarjeta dispone de las luces de actividad, conexión a 10 Mbps o a 100 Mbps. La de enlace se sustituye por estas dos últimas, pues siempre que haya conexión se encenderá una de las dos.

82 Intel EtherExpress PRO/100

Esta tarjeta de red de Intel, basada en un chip del propio fabricante, es una de las mejores opciones que existen para conectar el ordenador a una red, pues en las pruebas de laboratorio se mostró como una tarjeta con muy pocos problemas de instalación y funcionamiento.

Posee dos luces, una de enlace y la segunda de actividad. Además tiene una tercera luz que indica si la conexión es de 100 Mbps.

Aparte de los controladores para los diferentes sistemas operativos, el disquete que acompaña a las tarjetas cuenta con un programa para configurar y comprobar la tarjeta desde DOS. Es un programa sencillo pero que puede ser de gran ayuda en ciertas situaciones de fallos en la conexión.

83 Olicom Ethernet PCI/II 10/100

Las tarjetas de Olicom están basadas en circuitos de Texas Instruments, y concretamente el modelo de 100 Mbps con el chip TNETE110 que le proporciona unas excelentes prestaciones de velocidad.

Con el controlador de esta tarjeta, se pueden definir los valores de seis parámetros (tamaño de los buffer, velocidad, duplex, bus PCI y dirección de red), que se muestran durante la instalación de la tarjeta. Ésta resulta sencilla y viene explicada detalladamente en el manual para todos los sistemas operativos. Tiene tres luces, una de enlace, otra de actividad y la tercera para indicar la conexión a 100 Mbps. En el manual se explican en detalle todos los procesos de instalación de controladores. Además cuenta con una concisa descripción técnica de la tarjeta, y lista de los mensajes de error que se pueden obtener. Sólo le falta estar en castellano para obtener la calificación de excelente.

84 Zyxel Omni.net interna

Si el futuro inmediato en comunicaciones remotas pasa por el uso de adaptadores RDSI, la opción para utilizarla en ordenadores personales debería pasar por este adaptador de Zyxel, que recibió la distinción de producto recomendado en nuestro laboratorio. Se trata de un adaptador RDSI interno, con lo que se ahorra el uso de un puerto serie del ordenador (bastante escasos en algunas situaciones).

Pero no sólo permite utilizar los dos canales B de un acceso básico de forma simultánea, sino que la circuitería de la tarjeta cuenta un conversor analógico/digital que permiten utilizar una conexión analógica sobre