Antes de explicarte cuáles son los mejores servicios de almacenamiento en nube, te explicaremos qué es exactamente un servicios de almacenamiento en nube. Sigue leyendo para no perderte detalle. 

Un sistema de almacenamiento en la nube, también conocido por su término en inglés: cloud, no es más que un disco duro, pero en Internet.

Es decir, la nube es un un lugar donde puedes almacenar tus archivos y acceder a ellos fácilmente desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar del mundo.

Puedes usar también la nube como una forma de hacer copias de seguridad. Pero ten cuidado. Si borras los archivos originales, muchos sistemas de nube borrarán también esos archivos en la nube, ya que algunos están configurados para sincronizarse.

Existe un amplio abanico de tipos de almacenamiento en la nube, algunos muy famosos como Google Drive, y otros no tanto (pero también de gran calidad).

A continuación hemos recogido una muestra de las mejores “nubes”, para ayudarte a elegir la más conveniente para ti.

1. Google Drive

Google Drive

Google Drive es el centro de muchos de los servicios que actualmente Google ofrece. Nada más crear una cuenta Google obtienes 15GB de espacio. Si usas Gmail, Google Calendar o incluso YouTube, automáticamente tienes cuenta de Drive.

El espacio se comparte entre todos estos servicios, es decir, dentro de esos 15GB de espacio disponible se incluyen archivos adjuntos a correos electrónicos de tu cuenta Gmail o las copias de seguridad automáticas de fotos de Google+.

Google Drive ofrece dos formas de subir fotos y vídeos. La primera es la opción de “Alta calidad”: es gratuita y el espacio que ocupa no se incluye en tu límite de almacenaje. La otra opción de subir fotos es “Original”.

Google Docs, Sheets, Slides, Presentations, Drawings y los archivos que otros han compartido contigo no se incluyen en tu espacio límite tampoco.

Drive funciona de la misma manera que la mayoría de los servicios de almacenamiento en la nube: se crea una carpeta en Windows que está vinculada a una versión duplicada en la nube.

Google Docs permite que dos personas abran un mismo documento y trabajen en él a la vez.

La aplicación anterior de Google Drive ha sido reemplazada por ‘Copia de seguridad y sincronización’ para Windows y macOS, con versiones móviles de Google Drive para Android e iOS.

Google Drive cuenta con un sistema de sincronización selectiva, por lo que puedes elegir qué carpetas se sincronizan en cada uno de tus dispositivos.

Las aplicaciones tienen una interfaz bastante intuitiva, y los archivos se organizan en “forma de árbol” gracias a lo que la búsqueda de cada archivo es muy sencilla.

Puedes elegir qué archivos específicos estén disponibles sin conexión en las versiones móviles.

Podrás editar estos archivos si fueron creados en Google Docs. Cuando vuelvas a conectarte a Internet, los archivos volverán a sincronizarse. Para otros formatos (como Word) deberás abrirlos en otra aplicación, creando así una copia duplicada.

Los datos se encriptan en AES de 128 bits en lugar de en los de 256 bits empleados por Box, OneDrive o Dropbox.

Google ha declarado que no accederá al contenido de ninguna carpeta de Drive a no ser que se lo exijan las autoridades. Google ofrece también el sistema de seguridad de verificación en dos pasos.

 Veredicto

Si eres amante del mundo Google y haces uso de varias de sus herramientas, Google Drive es tu solución perfecta para almacenar archivos en la nube.

2. Microsoft OneDrive

OneDrive

OneDrive de Microsoft viene integrado con Windows 10, así que seguramente sea la opción de almacenamiento en la nube más obvia para usuarios de Windows.

Sin embargo, la cuenta básica solo ofrece 5GB de almacenamiento gratuito. Aunque esta cantidad sea suficiente para muchos, cabe mencionar que antes ofrecían 15GB (lo que puedes conseguir con Google Drive).

Por supuesto que si quieres aumentar la capacidad existen planes de pago. Puedes obtener 50GB por solo 2 € al mes. Y si te inscribes en Office 365 Personal por 69 € al año, obtendrás 1TB de espacio (además de todas las herramientas de Office 365).

La interfaz de OneDrive utiliza el mismo diseño que las versiones más modernas de Microsoft. Las carpetas y los archivos se pueden crear en la web, incluidos los formatos Office y OneNote, gracias a su estrecha relación con Office Online.

La sincronización selectiva se introdujo con Windows 10, lo que significa que no tienes que tener todos tus archivos OneDrive ocupando espacio en todos tus dispositivos.

OneDrive ha conseguido además que compartir archivos con tus amigos sea una tarea de lo más sencilla. ¿Cómo? Gracias a su vinculación con redes sociales.

Puedes también establecer permisos para cada usuario, permitiéndoles o bien solo la lectura del archivo o bien la capacidad de edición. (Y a diferencia de Dropbox, Microsoft sí que incluye esta característica en su versión gratuita).

También hay una función que te permitirá acceder de forma remota a archivos en otro ordenador a través del sitio web de OneDrive.

Si la privacidad es una de tus preocupaciones, debes de tener en cuenta que Microsoft se reserva el derecho a analizar tus archivos para buscar lo que consideraría “contenido objetable”.

Apple tiene una política similar, lo que los convierte objetivamente en servicios más intrusivos que sus competidores.

Veredicto

Si eres usuario de Windows, tiene sentido que te inscribas en la cuenta gratuita de 5GB. Recuerda que si estás dispuesto a pagar un poco (2 € al mes) puedes conseguir 50GB.

No te olvides tampoco de que pCloud te ofrece, por un poco más de dinero, esa misma cantidad de GB, pero multiplicada por 10.

3. pCloud

pCloud

Si abres una nueva cuenta con pCloud conseguirás una respetable cantidad de 10GB de almacenamiento gratuito (el doble que en OneDrive, y cinco veces más que en la cuenta básica de Dropbox).

Puedes aumentar rápidamente esa cantidad a 20GB a través de incentivos habituales, como recomendar amigos (1GB por persona) completar un tutorial (3GB) o compartir varios enlaces de redes sociales. Aunque debemos decir que los precios de las opciones de pago son muy pero que muy apetecibles.

500GB te costarán alrededor de 3,99 € al mes, mientras que 2TB (el plan Premium Plus) están disponibles por 7,99 € mensuales.

Hay también disponibles dos planes ‘Lifetime’ (de por vida). Puedes obtener 500GB de capacidad por 125 € al mes o 2TB por 250 €. Aunque pueda parecer mucho dinero, acabarás ahorrando a largo plazo.

Existen opciones disponibles para Windows, Mac, Linux, iOS y Android, además también puedes acceder a tu cuenta a través de su página web. iPhone cuenta con una aplicación, y la versión para iPad está en camino.

La aplicación de iPhone tiene una función que elimina fotos de tu teléfono una vez se hayan copiado en la nube.

pCloud no impone restricciones de tamaños de archivos, por lo que puedes subir cualquier archivo que tu espacio de almacenamiento permita.

Los archivos se suben a una gran velocidad, además la sincronización es también rápida y de lo más eficaz.

Todas las transferencias de datos entre los servidores pCloud y tu dispositivo están encriptadas de forma TLS / SSL.

pCloud ofrece formas de importación que permiten transferir archivos de forma automática desde otros servicios en la nube, incluidos Dropbox y Google Drive, lo cual es conveniente si estás en proceso de cambiar de uno a otro, o simplemente quieres una copia de seguridad adicional de archivos importantes.

Como con casi todos los servicios de almacenamiento en la nube, puedes compartir tu contenido con amigos o asociados mediante el envío de enlaces que permiten el acceso a carpetas y documentos.

Estos también cuentan con permisos, por lo que puedes determinar si la persona con la que compartes el archivo puede editarlo o solo verlo.

Una buena forma de compartir archivos es el ‘Enlace de carga’. Esto es un enlace único que podrás enviar a alguien con el que quieras compartir un archivo.

Al usar el enlace, el archivo de tu amigo pasará a formar parte de tu pCloud. De esta forma te ahorrarás tener que rebuscar en emails antiguos o en tu carpeta de ‘Descargas’.

Los clientes con acceso gratuito pueden acceder a cualquier versión anterior de un documento durante 30 días, mientras que los clientes premium pueden acceder a versiones anteriores de documentos de hasta 180 días de antigüedad.

Una de las herramientas más útiles de pCloud es su Carpeta Crypto, en la que puedes guardar los archivos que deseas mantener alejados de “miradas indiscretas”, ya sean de piratas informáticos o de ciertas agencias gubernamentales.

El contenido de esta carpeta se cifra en tu dispositivo de forma local. Ni siquiera los empleados de pCloud pueden leerlo sin tu contraseña. pCloud usa el cifrado AES de 256 bits para los archivos y las carpetas, mientras que la clave de cifrado utiliza RSA de 4096 bits (ambos cifrados son extra seguros).

Los archivos y carpetas no se encriptan automáticamente, sino que tienes que arrastrar los que deseas encriptar a la carpeta Crypto.

Esto significa que puedes tener archivos encriptados y no encriptados al mismo tiempo.

Esta posibilidad es muy útil para compartir documentos no confidenciales con amigos y al mismo tiempo poder tener un nivel de seguridad extra en los archivos que desees.

Veredicto

pCloud es un servicio excelente, es fácil de usar y ofrece una buena cantidad de almacenamiento de forma gratuita. Además, su versión de pago se puede adquirir por un precio bastante razonable.

La opción de carpetas Crypto también es una muy buena característica, especialmente porque te permite elegir los archivos que deseas cifrar y los que no.

4. Amazon Drive

Amazon Drive

Probablemente no sepas que una gran parte del negocio de Amazon se basa en el almacenamiento en la nube. Amazon Drive empezó siendo un servicio básico para hacer copias de seguridad de tus fotos y vídeos.

Sin embargo, hoy en día, si eres miembro de Amazon Prime obtienes almacenamiento ilimitado para fotos y 5GB para vídeos, música y otros archivos.

Además del paquete básico, Amazon también incluye un servicio de almacenamiento de música, Cloud Player, que te permite almacenar 250 canciones online de forma gratuita.

Puedes acceder a estos archivos desde tu dispositivo móvil (Android o iOS), a través de la aplicación Amazon MP3. Tienes además la opción de reproducirlos o descargarlos.

Si necesitas más espacio de almacenamiento, entonces puedes acceder a su versión de pago por £ 55 al año (61,91 € aproximados) y disponer de almacenamiento ilimitado.

Las aplicaciones están disponibles para iOS y Android, además de para Windows y Mac.

También ofrecen la aplicación Prime Photos, dedicada al almacenaje de fotografías de tu teléfono.

En Prime Photos, las caras se reconocen automáticamente, por lo que puedes buscar rápidamente fotos de alguien en particular, o incluso de objetos. (Google Photos funciona de forma parecida).

La aplicación principal de Amazon Drive tiene una interfaz simple y fácil de usar. Los archivos guardados en la carpeta de Amazon Drive se almacenan automáticamente en la nube.

Veredicto

Amazon Drive solía ser una plataforma demasiado simple. Pero ahora que ofrece un servicio de copia de seguridad completo y adecuado para todos tus archivos, (además de ofrecer almacenamiento ilimitado por un precio anual razonable), nos complace recomendarlo.

5. Mega

Mega

Mega es una empresa con sede en Nueva Zelanda que fue fundada en 2013 por el empresario de origen alemán Kim Dotcom, aunque actualmente no está involucrado en ella.

Mega se focaliza en la seguridad. A diferencia de algunos de sus rivales, este servicio proporciona cifrado en todo momento. Tus archivos en la nube se encriptan localmente, en ruta y en el servidor de destino.

Mega no tiene ninguna forma de acceder a tu información, ya que la contraseña está también encriptada. Esto significa que cualquier archivo almacenado en Mega solo podrá ser abierto por ti mismo.

Es compatible para Windows, Mac OS y Linux. Tiene además complementos para navegar de forma segura para Chrome y Firefox. Las aplicaciones están disponibles para iOS, Android, Windows Phone e incluso Blackberry.

El paquete estándar gratuito ofrece una gran cantidad de espacio: 50GB. Y si esto no te parece suficiente, puedes obtener 500 GB (99 € al año), 2TB (199 € al año) o 4TB (299 € al año). Además tendrás un mayor ancho de banda con cada paquete que te permitirá compartir y recibir archivos de tus amigos.

Compartir archivos con otros miembros de Mega es fácil. (Funciona de forma parecida a Google Drive y OneDrive).

Podrás enviar una invitación a un amigo y establecer el nivel de acciones que pueden completar (ver, editar, etc.).

También te permite enviar enlaces a usuarios que no son Mega, aunque esto implica el envío privado de una clave encriptada para que puedan acceder a los archivos.

El servicio incluye funciones de comunicación seguras: videochat, llamadas de voz, correo electrónico y mensajería instantánea.

Estas funciones están también cifradas de extremo a extremo, lo que las hace más privadas que las funciones de otras empresas como Skype o Google Hangouts.

Veredicto

Gracias a su beneficiosa cuenta gratuita, servicio rápido, recurso de plataforma cruzada y naturaleza altamente segura, Mega es una muy buena opción para todo aquel que busque un servicio de almacenamiento en la nube.

6. Dropbox

Dropbox

Dropbox es uno de los pocos servicios que ofrece compatibilidad para usuarios de Linux y Blackberry. Puede también utilizarse en Windows, macOS, Android y cualquier iOS estándar. Tiene además un aplicación oficial para teléfonos.

La cuenta básica gratuita ofrece únicamente 2GB de espacio. Si solo quieres almacenar documentos, este espacio es más que suficiente, pero si deseas guardar archivos de más peso (fotos, música o vídeo), seguramente esa cantidad no sea suficiente.

Puedes aumentar la capacidad a 1TB si te suscribes por 9,99 € al mes. Cabe también mencionar que Dropbox ofrece 500MB extra por cada amigo que se une al servicio gracias a una recomendación tuya. (Esta oferta tiene un límite de 16GB).

Dropbox crea una carpeta local en el dispositivo que elijas que se sincroniza con una versión online. Gracias a esto seguirás teniendo disponible todos los archivos aun estando offline. Esto no se aplica a teléfonos móvil, aunque sí que puedes hacer que determinados archivos estén disponibles offline.

Las carpetas y archivos pueden compartirse con otros, aunque la versión básica no te permite configurar los permisos, por lo que esos archivos compartidos podrán ser editados (e incluso borrados) por otros usuarios.

A pesar de estos pequeños inconvenientes, la versión gratuita no es un desastre del todo, ya que Dropbox hace copias de seguridad de 30 días de los archivos originales, así que si los editas o si quieres recuperar un documento eliminado, podrás recuperar versiones anteriores.

Si pagas 9,99 € por la versión Dropbox Plus, podrás configurar permisos para que los archivos que compartas puedan ser solo leídos (no borrados o editados), además de crear contraseñas y fechas de expiración para links que hayas compartido.

Cuenta además con herramientas de seguridad entre las que se incluye un proceso de autentificación de dos pasos (merece la pena activarlo).

Además todos los archivos almacenados en Dropbox están encriptados mediante un cifrado AES 256-bit.

Veredicto

Dropbox supone una base sólida de almacenaje de archivos en la nube. Puede que carezca de algunas características que sus rivales sí que poseen. No obstante, pensamos que Dropbox es fácil de usar y compatible con muchas aplicaciones.

7. Apple iCloud

iCloud de Apple

iCloud Drive cambió en 2014 para permitirte almacenar cualquier documento o archivo, incluso si no había sido creado en la app de Apple, y acceder a él desde tu ordenador (a través de iCloud para Windows o en icloud.com, además de obviamente a través de iOS y cualquier dispositivo Mac).

Seguro que no te sorprende que no cuente con ninguna aplicación para Windows Phone, Android o Blackberry. Así que no recomendamos Apple iCloud si no eres usuario de un iPhone o iPad.

Con este servicio obtendrás carpetas de ‘Etiquetas’, ‘Números’ y ‘Páginas en iCloud Drive’, y también podrás agregar las tuyas propias. Muchas de las aplicaciones de terceros ahora están habilitadas para iCloud Drive, y desde iOS 9 también hay una aplicación de iCloud Drive.

Los 5GB de almacenamiento gratuito son bastante escasos, ya que solo es una fracción de lo que necesitas para usar toda la gama de servicios de iCloud, incluida la copia de seguridad de tu dispositivo iOS online. Tendrás que pagar 0,99 € al mes por 50 GB, 2,99 € al mes por 200 GB o 9,99 € al mes por 2TB.

Una adición reciente a iCloud Drive es la capacidad de compartir archivos entre aplicaciones, esto te permite, por ejemplo, diseñar un gráfico y luego incluirlo en una presentación.

iCloud Drive te permite también que comiences a trabajar en tu iPad y luego continues donde lo habías dejado en tu ordenador.

Mientras que iCloud es bastante seguro, gran parte de la información está encriptada en lo que Apple llama 'un mínimo de AES de 128 bits', con el estándar más de 256 bits reservado para ‘contraseñas de llavero’.

Apple también se reserva el derecho de explorar el contenido de sus archivos si tiene motivos para creer que contienen material ilegal o nocivo.

Veredicto

iCloud Drive está empezando a obtener algunas de las excelentes funciones de colaboración que ofrecen los rivales, incluida la oferta de Dropbox. Sin embargo, todavía carece de sincronización selectiva, que es un factor decisivo para muchos.

Si eres usuario de Apple y estás dispuesto a pagar al menos 0,99 € al mes por el privilegio, vale la pena aprovechar iCloud Drive, pero para aquellos que usan otros sistemas operativos, les sugerimos que busquen otro servicio.

8. Box

Si bien Box ofrece opciones de almacenamiento personal, está dirigido principalmente a las empresas. Sin embargo, el paquete gratuito todavía te da 10GB de espacio libre, aunque hay un límite de 250MB para los tamaños de archivo. Esto está bien para la mayoría de los documentos, hojas de cálculo e incluso fotos de alta resolución, pero no para el vídeo.

La cuenta gratuita tampoco soporta el versionado (es decir, ser capaz de restaurar versiones anteriores de un archivo) y, por lo que sabemos, tampoco soporta la actualización al plan Personal Pro que cuesta 10 dólares al mes por 100 GB de almacenamiento y un límite de tamaño de archivo de 5 GB.

Para negocios y empresas hay una gama de opciones más amplia, comenzando con el plan inicial de 5 dólares al mes, que también ofrece 100GB, un tamaño de archivo de 2GB ligeramente más bajo, trabaja con equipos de 3-10 personas, soporta encriptación de documentos, permisos granulares y almacena versiones anteriores de cualquier archivo.

Funcionalmente, Box es muy bueno. Las interfaces de las aplicaciones de escritorio y móviles (disponibles en Windows, macOS, iOS, Android y Blackberry) son sencillas y están bien diseñadas, con muchas opciones para crear, subir y clasificar archivos.

En resumidas cuentas: Para documentos y fotos es un buen servicio, pero la mejor experiencia será aquellos usuarios que estén en empresas.

9. Tresorit

Tresorit

Como has podido comprobar, existen muchos servicios que ofrecen un almacenamiento seguro en la nube, Tresorit es sin duda uno de los mejores.

Lo que nos ha molestado de Tresorit es que al registrarte obtienes 3GB de espacio de almacenamiento, pero aún así te exigen probar una versión de prueba de su paquete Premium (cuesta 10 € al mes).

Esto no significa que tengas que pagar, ya que una vez terminado tu periodo de prueba puedes volver a la versión gratuita.

La cuenta Premium ofrece 100 GB de almacenamiento, soporte de versiones para instancias previas de un documento y controles granulares sobre los permisos de usuario en los archivos y carpetas que compartes.

Hay una cuenta ‘Solo’ que cuesta 25 € al mes y te da 1TB de almacenamiento.

Una de las razones por las que Tresorit es tan seguro es que se basa en su método de encriptación de archivos. Tus datos se cifran de forma local y posteriormente son enviados a los servidores de Tresorit, donde siguen permaneciendo encriptados.

Ni siquiera el personal de Tresorit puede acceder a sus archivos, gracias a su política Zero-Knowledge.

Para conseguir todavía más seguridad, puedes habilitar la ‘verificación en dos pasos’, por lo que incluso si alguien roba tu portátil o tus datos de identificación, seguirán sin poder acceder a tus archivos.

Sus servidores se rigen por leyes de privacidad suizas, por lo que tus archivos se mantendrán fuera de las manos de cualquier agencia nacional invasiva que se sienta con derecho a acceder a tu información personal.

Los usuarios de las versiones de pago, (16 € al mes por 1TB de almacenamiento), tienen herramientas que les permiten destruir documentos de forma remota, prohibir la capacidad de imprimir, copiar o enviar por correo electrónico documentos y establecer restricciones sobre la capacidad de un destinatario de editar un archivo.

Tresorit ha actualizado su interfaz para la versión 3.0 para integrarse mejor en Windows y Mac OS. También se puede acceder desde navegadores o desde aplicaciones móviles (Windows Phone, iOS, Android y Blackberry) que se ven bien, son fáciles de usar y funcionan de forma segura.

Podrás arrastrar carpetas desde otras unidades a la aplicación Tresorit (serán automáticamente encriptadas) y almacenará sus archivos en la nube.

También, si lo prefieres, podrás guardar archivos directamente en la carpeta My Tresors y estarán disponible a través de cualquier aplicación Tresorit.

Veredicto

Tresorit debería de cambiar la forma tan engorrosa de acceder a la cuenta gratuita. Pese a esto, si estás buscando un método muy seguro para almacenar y compartir datos confidenciales con colegas y amigos, entonces es un muy buen servicio.

10. MediaFire

Mediafire

Mediafire es un servicio sólido y fácil de usar que ofrece a los nuevos usuarios 10 GB de almacenamiento gratuito para empezar. Esto se puede ampliar hasta la friolera de 50 GB mediante la realización de tareas de bonificación, como las referencias de amigos y el compartir en redes sociales.

Esto último también puede resultar útil, ya que Mediafire permite compartir archivos directamente a través de sitios como Facebook o Twitter.

El servicio promueve el hecho de que sus usuarios no estarán sujetos a restricciones de ancho de banda o de descarga, lo que es posible gracias a la publicidad soportada por Mediafire.

Si prefieres que no sea así, o simplemente quieres aumentar tus capacidades de almacenamiento, entonces está el paquete Pro que incluye 1 TB de espacio, la posibilidad de subir archivos directamente desde un sitio web mediante el pegado del enlace, descargas masivas y enlaces de una sola vez para evitar que la gente comparta archivos que tú hayas puesto a su disposición.

Pro te costará 3,75 dólares al mes. Hay un paquete para negocios con hasta 100 TB por 40 dólares.

En resumidas cuentas: Una buena opción de almacenamiento en la nube para la mayoría de las personas, con mucho espacio libre en la oferta.