Es habitual sentirse algo abrumado ante la gran oferta de smartwatches que hay actualmente en el mercado, incluso si solo estás dispuesto a comprar un dispositivo que haya sido fabricado por Fitbit o Apple.

De hecho, si has llegado hasta este artículo quizás sea porque estás dudando precisamente en si apostar por un Fitbit o un Apple Watch. En PCWorld queremos ayudarte y es por eso que hemos analizado las prestaciones que ofrecen algunos de sus modelos.

Es cierto que existe una clara distinción entre las smartbands de Fitbit y los Apple Watch: las primeras no tienen tantas aplicaciones como los segundos. Sin embargo, sus funciones como monitores de fitness sí que pueden ser comparadas.

A parte de las pulseras de actividad, también hemos considerado los relojes inteligentes de Fitbit. En concreto, hemos puesto frente a frente el Apple Watch -incluido el más nuevo Series 3- con la Fitbit Alta HR, la Fitbit Charge 2, el Fitbit Versa y el Fitbit Ionic.

Para nuestro análisis, hemos tenido en cuenta los siguientes aspectos:

  • Monitorización de la actividad
  • Monitorización del ritmo cardíaco
  • Cálculo de las calorías
  • Monitorización del sueño
  • Aplicaciones
  • Diseño
  • Pantalla
  • GPS
  • Autonomía de la batería
  • Resistencia al agua
  • Recompensas
  • Precio
  • Compatibilidad

Análisis comparativo: Fitbit y Apple Watch frente a frente

1. Monitorización de la actividad

Para querer mantenerse en forma no es necesario ser un fanático del gimnasio o un corredor de maratones. Estar activo durante el día tiene beneficios para la salud de todos y los monitores de actividad de los Fitbit y los Apple Watch te ayudan a estarlo.

Los monitores de actividad de unos y otros son capaces de medir los pasos dados, la distancia recorrida, las calorías quemadas y los minutos en los que has estado activo en lo que lleva de día. También te muestra tu progreso y te permite definir objetivos personales.

Además de todo esto, los modelos Fitbit más avanzados también tienen un altímetro barométrico que contabiliza la distancia recorrida en superficies con pendiente y pueden sincronizar la información relativa a tu peso recogida por la báscula Aria 2.

Se puede llegar a la conclusión, pues, que los monitores Fitbit son ideales tanto para la actividad física diaria como para actividades deportivas más exigentes. Es más, el smartwatch Ionic puede identificar cuando estás montando en bici, corriendo, etcétera.

De hecho, son muchos los corredores profesionales que en los últimos años han descartado por completo utilizar un Apple Watch, aunque esto ha cambiado ligeramente con la aparición del Series3 con GPS integrado.

El último modelo de Apple Watch se acerca significativamente al reloj Fitbit Ionic, que también incluye un reproductor de música, te muestra las notificaciones de tu smartphone y es capaz de realizar pagos contactless.

Destacamos también que ambos fabricantes incluyen en sus modelos una aplicación que te envía avisos para que te muevas, te levantes y estires las piernas cuando detecta que has estado sentado por un periodo de tiempo demasiado largo.

Por todo ello, podemos concluir que Fitbit pone la monitorización de la actividad por encima de cualquier otra función, mientras que para los Apple Watch esta es solo una de las muchas prestaciones que ofrece.

2. Monitorización del ritmo cardíaco

Tanto los Apple Watch como aquellos modelos de Fitbit que tienen una función de monitorización del ritmo cardíaco utilizan una técnica llamada fotopletismografía para medir tu frecuencia cardíaca.

En concreto, unas luces LED situadas en la parte trasera del dispositivo son capaces de detectar tu volumen sanguíneo y los cambios en el tamaño de tus capilares cuando están bajo presión y cuando tu corazón late.

Los Fitbit monitorizan tu ritmo cardíaco en todo momento, 24 horas al día. Son capaces de almacenar información relativa al ritmo de tu corazón cada 1 segundo cuando estás realizando ejercicio físico, mientras que lo hace cada 5 en reposo.

En cambio, los Apple Watch lo monitorizan cada diez minutos, aunque puede hacerlo de manera continuada si tienes abierta la aplicación ‘Entreno’. Esto puede ser muy útil cuando estés realizando sesiones de entrenamiento.

Recientemente, ambos fabricantes han mejorado estos monitores de sus dispositivos más avanzados. El sistema watchOS 4 también mide tu frecuencia cardíaco cuando estás en reposo y los relojes Fitbit Ionic y Versa tienen unas luces LED más precisas.

3. Cálculo de las calorías

Una de los métodos más fáciles de perder peso es calcular las calorías que consumes y asegurarte que estas son menos a las calorías que quemas con ejercicio. En este sentido, tanto los dispositivos de Apple como los de Fitbit pueden contar calorías.

Para hacerlo, el Apple Watch utiliza información relativa a tu movimiento y a tu frecuencia cardíaca. El número de calorías será más preciso cuando haga más tiempo que llevas el smartwatch puesto, ya que este aprenderá tus hábitos.

A diferencia de los dispositivos Fitbit, el Apple Watch separa las calorías en reposo y las calorías cuando estás activo. Son estas últimas las que se toman en cuenta para calcular las calorías quemadas, algo que algunos han tachado de inexacto.

De hecho, a menudo los Apple Watch no son capaces de detectar de forma exacta la distancia recorrida ni el tipo de ejercicio realizado. En cambio, los smartwatches Versa e Ionic sí que saben en qué momento estás corriendo o jugando a fútbol.

Para contar calorías, los modelos Fitbit utilizan tu altura, tu peso, tu edad y tu género, así como tu ritmo cardíaco si el dispositivo en cuestión cuenta también con un monitor de la frecuencia cardíaca.

En concreto, en los Fitbit, el cálculo de las calorías no se detiene de noche cuando duermes. Estas también se tienen en cuenta a diferencia de lo que ocurre con los Apple Watch, que necesitarás cargar cuando estés descansando.

Las pulseras Fitbit son tan precisas que incluso te permiten registrar manualmente actividades físicas concretas, así como todo aquello que comes durante el día. Tu dispositivo utilizará todos estos datos para hacer una estimación de las calorías quemadas.

4. Monitorización del sueño

No es de extrañar que un monitor de fitness también incluya -o deba incluir- una función para monitorizar el sueño, ya que descansar por la noche es un aspecto igual de importante para la salud que comer bien y hacer ejercicio.

Esta prestación está disponible tanto en los monitores de Fitbit como de Apple, pero en el caso de los Apple Watch no resulta demasiado útil ya que, por el hecho de tener una corta autonomía de la batería, deberás cargarlo durante la noche.

Sea como sea, para poder utilizar esta función necesitarás descargar la aplicación para móvil correspondiente en ambos casos. Para ponerlas a prueba, hemos dormido con un Fitbit y un Apple Watch durante una noche y los resultados son bastante similares.

Ahora bien, es cierto que la pulsera Fitbit es mucho más exacta a la hora de detectar automáticamente cuando estamos dormidos, mientras que el Apple Watch a veces confunde una ligera actividad con sueño continuado.

Además, los Fitbit Alta HR, Versa, Charge 2 y Ionic son capaces de definir las diferentes fases del sueño que experimentas durante la noche: el sueño ligero, el sueño profundo y la fase REM. Hay que dejar claro, sin embargo, que no lo hacen a una precisión científica.

5. Aplicaciones

Es cierto que las aplicaciones ‘Entreno’ y ‘Actividad’ del Apple Watch son geniales y tienen un diseño fantástico, sin embargo, en este aspecto nos decantamos para la aplicación compatible con los Fitbit, ya que ofrece más información y estadísticas.

Además de tener una interfaz muy intuitiva y bien organizada, la app Fitbit Coach incluye sesiones de entrenamiento en vídeo que te ayudarán a mejorar tu resistencia, tu velocidad y tu forma física. Eso sí, deberás desembolsar 43,99 € anuales.

Ahora bien, si lo que estás buscando es un reloj o una pulsera fitness que pueda utilizar otras aplicaciones que no estén directamente relacionadas con la actividad física, deberás apostar por un Apple Watch o un dispositivo Android.

Reflexiona bien qué tipo de app utilizarías a parte de la de fitness. La experiencia nos dicta que en los Apple Watch la más utilizada es la de notificaciones, que por otro lado también está disponible en los dispositivos Fitbit.

6. Diseño

Existe una infinidad de combinaciones posibles para crear tu Apple Watch, ya que puedes escoger el tipo, el tamaño de la esfera y el color y el material de su correa. Puedes elegir, por ejemplo, entre la edición deportiva, la de piel o la de acero inoxidable.

En cuanto a las correas disponibles para los dispositivos Fitbit, estas son mucho más minimalistas, aunque sí que pueden adquirirse en varios colores. Las opciones varían entre un modelo u otro.

Todo ello apoya la teoría de que las pulseras Fitbit pueden llevarse como complemento y mientras llevas un reloj en la otra muñeca. En cambio, seguramente no es tan habitual llevar un Apple Watch en un brazo y un reloj analógico en otro.

Para simplificarlo, si quieres un monitor de fitness que se parezca a un reloj, deberás apostar por un Apple Watch o incluso también por un Fitbit Versa o un Fitbit Ionic. En nuestra opinión, el Versa es el más cómodo de todos.

En este sentido, las pulseras Fitbit Alta, Alta HR y Charge 2 son también muy cómodas y son tan ligeras que en ocasiones incluso ni notarás que las llevas puestas. Tendrás que comprobar también si la hebilla es segura, algo que quizás no ocurre con la Alta y la Flex 2.

Por otro lado, puede que te decantes por un dispositivo u otro según sus dimensiones. En concreto, la pantalla del Fitbit Versa mide 34 mm de ancho y la del Ionic mide 36 mm. Ambas son más pequeñas que las del Apple Watch, disponible en 38 mm y 42 mm.

7. Pantalla

Del Apple Watch, destaca enormemente la belleza de los colores de su pantalla táctil, sobre todo si se compara con los monitores en blanco y negro de las pulseras Fitbit y con las pantallas con colores pobres de los relojes Versa y Ionic.

Quizás también porque los dispositivos Fitbit tienen una pantalla más pequeña, puede que prefieras la esfera digital del Apple Watch, por la que podrás navegar mejor utilizando uno de tus dedos. El gesto de deslizar sí que funciona bien en los Fitbit Ionic y Blaze.

No nos cuesta admitir que la tecnología Force Touch del Apple Watch es muy superior a la utilizada por Fitbit, ya que puede detectar tanto toques suaves como fuertes, utilizados para diferentes funciones. Nos encanta además su pantalla anti-arañazos.  

Con el Apple Watch, también tienes la posibilidad de personalizar tu reloj con una gran variedad de esferas, desde cronómetros digitales y analógicos a tus fotos favoritas. También puedes escoger entre varias esferas o diseñar la tuya propia con el Fitbit Ionic.

8. GPS

Ni todos los Apple Watch ni todos los relojes Fitbit tienen GPS integrado. Otros sí que permiten conectar el dispositivo a un smartphone y utilizar la aplicación de mapas de tu móvil. Otros modelos, sin embargo, no pueden utilizar ningún tipo de GPS.

En concreto, el Apple Watch Series 1 no viene con GPS integrado, sino que deberás vincularlo a tu iPhone -que por otro lado deberás llevar encima- y utilizar su GPS. Esto resulta un gran problema especialmente para los corredores.

Lo mismo ocurre con la pulsera Charge 2 y el reloj Blaze, que necesitan estar conectados a un smartphone para poder utilizar su función de GPS. Eso sí, estos dispositivos pueden usarse con cualquier móvil, mientras que el Series 1 solo con iPhone.

Este inconveniente se soluciona en modelos más avanzados. En concreto, los Apple Watch Series 2 y 3 y el reloj Fitbit Ionic sí que tienen un GPS integrado. El Apple Watch Nike+ también tiene uno, pensado para aquellos a quienes les apasiona correr.

En cualquiera de los casos, ten en cuenta que esta función consume mucha batería, algo que no parece demasiado compatible con los Apple Watch, cuya batería ya de por sí es mucho inferior a la de los dispositivos Fitbit.

Para sacar el máximo provecho del GPS integrado de tu Apple Watch, utiliza su función para descubrir recorridos cercanos, recibir alertas que te avisan de miradores cercanos y monitorizar toda tu actividad física.

Asimismo, si tienes un dispositivo Fitbit, puedes utilizar aplicaciones móviles compatibles como MobileRun o Strava, que te permiten mantener un historial de tus actividades, tus recorridos y tus resultados físicos.

9. Otras prestaciones

Existen algunas prestaciones exclusivamente disponibles en el Apple Watch o en los productos de Fitbit. Es el caso del micrófono o los altavoces incluidos en el primero, que te permite hablarle al dispositivo para dictar una orden y escuchar lo que te dice Siri.

Además, tiene un total de 8 GB de almacenamiento interno que podrás utilizar para guardar todas las fotos que quieras, así como 2 GB disponibles para tus canciones favoritas. También incluye un calendario y una app del tiempo, entre muchas otras.

En cuanto a los Fitbit, es cierto que están limitados casi totalmente a las apps de fitness. Aun así, las pulseras Alta y Charge 2 y los relojes Blaze y Ionic también tienen la capacidad de mostrarte el ID de quien llama y de enviar alertas de mensajes de texto.

Además, el Ionic y el Blaze también tienen botones de control para la música que tengas guardada en ellos. De hecho, el primero de ellos tiene una capacidad de almacenamiento de 2,5 GB, que equivale a unas 300 canciones.

10. Autonomía de la batería

El Apple Watch tiene una infinidad de usos posibles: puedes hacer llamadas, ver fotos, enviar y recibir mensajes, controlar tu música, comprobar el tiempo o la hora, monitorizar tu actividad física y realizar pagos. Todo eso hace que su batería se agote muy rápido.

Apple asegura que puedes utilizar su dispositivo durante hasta 18 horas, lo que significa que irremediablemente deberás cargarlo al menos una vez al día. Es verdad que si solo lo utilizas para saber la hora, su batería podrá durarte unos tres días.

Con el lanzamiento del Series 3, Apple ha mejorado considerablemente la batería de su reloj. Se nota especialmente si haces un uso moderado durante el día, ya que podrás aprovechar la función de monitorización del sueño dos noches consecutivas.

Por otro lado, no hay que quitarle méritos a Apple, que ha diseñado un reloj capaz de ahorrar energía de forma automática. La pantalla se apaga cada 15 o 20 segundos si no lo estás utilizando o bajas el brazo.

Como explicamos en nuestro artículo sobre los 20 métodos más eficaces para ahorrar batería en tu Apple Watch, recomendamos activar el modo ‘Ahorrar energía’, aunque haciéndolo desactivarás a su vez algunas funciones.

En cuanto a los Fitbit, podrás utilizarlo durante más días entre carga y carga: una media de cinco días. Ten en cuenta que cargar un dispositivo Fitbit de 0 a 100 puede llegar a tardar unas dos horas, más o menos lo mismo que un Apple Watch.

Uno de los factores que influenciará más en el consumo de la batería de tu reloj, ya sea Fitbit o Apple, es el uso que hagas del GPS. En el caso de Ionic, la batería puede agotarse en 10 horas, mientras que en el caso del Apple Watch, cinco.

11. Resistencia al agua

Todos los monitores de actividad de Apple y Fitbit son en menor o mayor medida resistentes al agua. Por lo general, todas las pulseras Fitbit son resistentes al sudor, la lluvia y las salpicaduras de agua, pero solo la Flex 2 y el Ionic pueden sumergirse.

Por otro lado, el Apple Watch Series 1 tampoco debe sumergirse, ya que solo es resistente a salpicaduras. En cambio, el Series 2 y el 3 sí que resisten profundidades de hasta 50 m, aunque Apple no recomienda usarlos para hacer actividades como submarinismo.

12. Recompensas

Los dispositivos de Apple y Fitbit tienen un sistema parecido de recompensas que pueden servirte para mantenerte motivado. Cuando hayas alcanzado un objetivo o superado un récord personal, recibirás una insignia muy especial.

En el caso del Apple Watch, estas se guardarán en la app ‘Actividad’ de tu iPhone. Por otro lado, si tienes un Fitbit, te podrás divertir consiguiendo recompensas como la llamada Sáhara, que recibirás cuando hayas recorrido la distancia equivalente a este desierto.

De forma similar, tanto los relojes de Apple como de Fitbit te permiten compartir tus logros con tu círculo cercano para así no perder la motivación. Con Fitbit además podrás retar a uno de tus amigos y descubrir quién está más en forma.

13. Precio

Otro elemento que querrás tener en mente antes de elegir un Fitbit o un Apple Watch es el precio. Apple es conocido por vender productos a un alto precio, pero también por situarse siempre entre los más vendidos. Ahora bien, Fitbit tampoco tiene unos precios baratísimos.

A continuación, puedes encontrar una tabla comparativa de los precios de todos los monitores de actividad de ambas marcas, ordenados según la marca y de menor a mayor coste inicial.

Monitor de fitness Fitbit Precio   Monitor de fitness Apple Precio
Fitbit Flex 2 79,95 €   Apple Watch Series 1 (38 mm) 269,00 €
Fitbit Alta 119,95 €   Apple Watch Series 1 (42 mm) 299,00 €
Fitbit Alta HR 149,95 €   Apple Watch Nike+ (38 mm) 369,00 €
Fitbit Charge 2 159,95 €   Apple Watch Series 3 (38 mm) 369,00 €
Fitbit Versa 199,95 €   Apple Watch Nike+ (42 mm) 399,00 €
Fitbit Ionic 299,95 €   Apple Watch Series 3 (42 mm) 399,00 €

Como se puede apreciar, el modelo más caro de Fitbit cuesta prácticamente lo mismo que el modelo más barato de Apple Watch. Es más, no te costará encontrar estos dispositivos a un precio todavía más barato en plataformas como Amazon.

Es cierto que con un Apple Watch te llevas muchas más prestaciones a casa que con cualquier Fitbit, pero vale la pena pagar menos por un Fitbit si lo único que quieres es un dispositivo que monitorice tu actividad física.

14. Compatibilidad

La batalla de la compatibilidad la gana indiscutiblemente Fitbit, ya que sus productos pueden utilizarse con smartphones Android, iOS e incluso Windows Phone. No es necesario tener un móvil concreto para poder vincularlo y también puede conectarse a un ordenador.

En cambio, sobra decir que los Apple Watch de la compañía de la manzana solo pueden utilizarse con un iPhone. Hay quien lo preferirá si precisamente tiene este modelo como su smartphone principal.

En cuanto a las aplicaciones compatibles, es cierto que las pulseras de Fitbit no integran apps en sí mismos, pero sí que es posible vincularlas con aplicaciones como MapMyRun, MyFitnessPal, RunkeeperEndomondo o Strava.

Los Apple Watch, por otro lado, pueden usarse junto a apps como Nike+Run Club, Runtastic Pro, Pocket Yoga, Map My Run, Endomondo y Cyclemeter GPS. Se espera que en el futuro el reloj de Apple sea compatible con muchas aplicaciones más.

¿Qué smartwatch deberías comprar: Fitbit o Apple Watch?

Antes de tener en cuenta nada más, debes responder a esta pregunta: “¿Qué smartphone tienes?”. Si has respondido Android, no lo dudes más: apuesta por un Fitbit. Si, en cambio, tienes un iPhone, te interesará seguir leyendo.

Si por lo único que te interesa comprar un monitor de fitness es precisamente eso, que monitorice tu actividad física, recomendamos apostar por un Fitbit. El Apple Watch ofrece mucho más que eso y puede que no lo vayas a aprovechar al máximo.

Ahora, quienes quieran presumir de un reloj bonito y elegante se beneficiarán de la infinidad de opciones que Apple ofrece en cuanto a colores y correas. Además, con Apple conseguirás un reloj mucho más versátil que con Fitbit.

Nos gusta que Apple haya integrado por fin un GPS en su dispositivo, pero su batería será castigada enormemente si lo utilizas, pese a que haya sido mejorada con el Series 3 y sobre todo en comparación con los productos de Fitbit.

Todo ello, además, lo tendrás si estás dispuesto a pagar el alto coste de los Apple Watch. Los Fitbit no solo son mucho más baratos sino que además tienen una mejor autonomía de la batería y no verás la necesidad de cargarlos cada noche.

Hay que destacar también la posibilidad que ello ofrece de poder monitorizar tu sueño mucho más a menudo y de forma mucho más práctica que si lo hicieras con un Apple Watch. Controlar tu descanso te ayudará también a tener una vida más saludable.

En conclusión, pues, nos decantamos por los Fitbit como monitores de actividad física, pero reconocemos los méritos de las apps de fitness del Apple Watch, que ayudarán a sus propietarios a mover el cuerpo y hacer algo de ejercicio.