La versión Android Wear 1.4, ya disponible en Google Play y APKMirror, empezó a desplegarse la primera semana de noviembre, e incluye actualizaciones menores como la eliminación de la pantalla que monitorizaba la batería del reloj o la desactivación de las tarjetas de consejos, que podía ser redundante si el usuario ya sabe lo que está haciendo. Además, la sincronización cloud se ha trasladado al sub-menú de privacidad y datos personales.

Sin embargo, hay grandes mejoras que llegarán pronto al sistema operativo para wearables de Google, según AndroidPolice, que alude a un changelog (un registro de cambios realizados) que enumera una serie de cambios para introducir nuevas funciones, que probablemente vendrán con próximas actualizaciones en el firmware.

En este campo cita la posibilidad de hacer llamadas desde el altavoz, el soporte a WhatsApp, WeChat, Viber, Telegramm, y los mensajes Nextplus a través de comandos de voz o táctiles, así como nuevos gestos para controlar el reloj con la mano. Además, vienen mejoras que permitirán una mayor duración de la batería y soportará más idiomas, entre ellos el mandarín, cantonés, indonesio, polaco, holandés, y tailandés.

Lo que está claro es que poder atender llamadas con el reloj es un gran avance para Android Wear, que ahora ya puede competir de igual a igual con el reloj de Apple. Cualquier mejora en la vida útil de la batería también será bienvenida, ya que el uso de un smartwatch significa ahora tener otro dispositivo para cargar, por lo que

Aunque AndroidPolice advierte que habrá que esperar al anuncio oficial para comprobar que realmente es así, el sistema operativo wearable está en plena evolución y que Google quiere que sea la base de relojes más potentes. Android Wear es un buen sistema ofreciendo información contextual y notificaciones, pero hay mucho potencial en el tipo de funcionalidad que Google puede ofrecer.