El nuevo reloj de Sony, el modelo SmartWatch 3, aprovecha la última versión del software Android Wear y se sitúa en el nivel IP68, lo que significa que está protegido contra el polvo y es sumergible hasta 3 metros de profundidad.

El rastreador GPS permite además a los corredores registrar las distancias recorridas y las rutas seguidas, sin necesidad de portar un teléfono inteligente. Este sistema ofrece también mayor exactitud en cuanto a la ubicación, lo que resulta muy útil para aplicaciones tipo Golfshot.

Aparte de estas dos características, el SmartWatch 3 se parece mucho a otros relojes Android. Con las mismas especificaciones técnicas básicas, como sus 4 GB de almacenamiento (para aplicaciones y reproducción de música online) y 512 MB de RAM, puede mostrar notificaciones de un teléfono vinculado a él y ofrece comandos básicos de voz, como mensajes de texto y datos meteorológicos.

Otro detalle destacable es que su esfera puede desligarse de su pulsera de plástico, para que los usuarios puedan elegir diferentes materiales y colores para la correa. Pero, por ahora, Google sólo está ofreciendo el SmartWatch 3 en negro. El sitio web de Sony muestra varias correas adicionales en rosa y blanco, pero aún no ha comenzado a comercializarlas.

Lo bueno de Android Wear es que permite ser utilizado en muy diferentes dispositivos de fabricantes distintos, cada uno con su propio estilo y características, de forma que se adapte a cualquier usuario.

Aunque el aspecto del reloj no impresiona, sí puede resultar atractivo para personas que primen sobre todo disponer de música y localización GPS en su muñeca.