Moto Maker ofrecerá distintas opciones de personalización para el producto final. Un Moto 360 a medida, más completo que la alternativa actual, Moto X. De hecho, será posible cambiar la caja del reloj, su pulsera y una de las once apariencias de esfera disponibles.

No parece que haya un rediseño importante del modelo, ni en tamaño ni en elementos fundamentales, pero sí parece claro que Moto 360 va a abrir la puerta a la personalización máxima del producto final.

Lo cierto es que el reloj ya se afinó bastante el año pasado, tanto en fallos de software como en duración de la batería, hasta convertirse en uno de los mejores productos en el mundo Android.

Uno de los elementos clave del reloj será esta capacidad de personalización, ya iniciada con su Moto X, pero este nuevo paso parece que abrirá la posibilidad de individualizar muchos elementos estéticos, incluso con detalles especiales.