Microsoft planea licenciar su tecnología de smartwatch Band a otros proveedores. Band no trabaja con un sistema operativo per se, sino sobre el firmware para wearables de Microsoft, optimizado para dispositivos de baja potencia, según ha confirmado uno de sus directivos a la edición estadounidense de PCWorld vía email.

Ahora mismo, los sensores son uno de los ganchos comerciales de Band, que la firma lanzó la semana pasada. La pulsera de fitness/smartwatch incluye diez, entre los que figuran un GPS, acelerómetro, giroscopio, micrófono más sensores para medir la temperatura de la piel, niveles de luz ultravioleta, ritmo cardiaco de forma constante, y también un sensor galvánico de la piel.

El wearable de Microsoft no sólo ofrece asistencia durante jornada laboral, con recordatorios de calendario, actualizaciones de Twitter o el asistente digital Cortana, sino que también mide las rutinas de sueño y de ejercicio.

La inteligencia que Cortana y el denominado Intelligence Engine integrado en Band podrían no entrar en el licenciamiento pero, según el representante de Microsoft, otros proveedores de smartwatch podrían licenciar la tecnología. Por tanto, los sensores y los algoritmos que los monitorizan entrarían en la iniciativa. Por otro lado, se desconoce si Microsoft creará una marca formal para la iniciativa que aparezca en todos los dispositivos, del tipo "Powered by Band".

En las primeras horas de venta en Estados Unidos la compañía informó en su site que se había agotado, aunque no se sabe cuántas unidades puso a la venta, pero su intención es ampliar su comercialización a más países, según se ha puesto de manifiesto en un tuit.