Quizás el mayor obstáculo para lograr que el smartwatch gane más adeptos es la necesidad de tener que recargar otro dispositivo y los avances en esta línea pueden ayudar a conseguir que se popularicen.

Android Wear recupera las estadísticas de la batería, una opción que desapareció con la anterior actualización de Google, probablemente porque no aportaba medidas fiables de qué servicios estaban consumiendo la batería ni del tiempo que quedaba antes de tener que volver a cargar el smartwatch.

El diseño y los detalles de la gráfica estadística que ahora se presenta están diseñados de manera similar a la forma en que Android muestra las datos de consumo de batería en teléfonos y tablets.

Ya se puede descargar la actualización desde la Play Store de Google.