Aunque su prevalencia es clara en el mundo de los juegos, con más del 40 por ciento de las descargas en 2013, la consultora considera que la realidad aumentada se está introduciendo cada vez más en el estilo de vida convencional de empresas e individuos, por lo que la realidad aumentada móvil superará los 1.000 millones de dólares en cinco o seis años.

El informe indica que la entrada de grandes marcas en este universo, después de comprobar que el móvil es el canal primario de la mayoría de los habitantes del planeta, supondrá el impulso definitivo para la realidad aumentada (AR).

Por no hablar de los dispositivos inteligentes para llevar puestos, como Google Glass, que llegará este mismo año, o las aportaciones de Samsung en este terreno.

No obstante, estos buenos augurios deberán enfrentarse a las trabas importantes que los nuevos dispositivos encuentran para su desarrollo, como las legislaciones restrictivas o los asuntos de privacidad.

Otros datos interesantes del informe indican que el número de usuarios aplicaciones de AR alcanzarán los 200 millones en 2018, aunque los desarrolladores deben ser conscientes de las limitaciones de muchos dispositivos a la hora de orientar sus trabajos.